Matrimonio Oculto – Capítulo 89: La diversión está comenzando

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Coincidentemente, la mayoría de las escenas de Ning Xi de ese día tenían a Jia Qingqing como adversaria.

Mientras revisaba el guión bajo la sombra de un árbol, una voz sarcástica alcanzó sus orejas.

—Oh, ¿no es nuestra gran estrella? Ning Xi, realmente te has convertido en famosa. ¡Todos conocen tu nombre ahora! Hehe, saben todas las cosas escandalosas que hiciste. ¡Eres tan desvergonzada, que en verdad te atreviste a regresar después de crear una situación como esta! —Jia Qingqing se regodeó de la desgracia de Ning XI.

Siempre y cuando fuera forzada fuera de la producción, ella podría tomar su lugar y actuar con el hermano Muye.

Ning Xi se mordió el labio y su cuerpo tembló, mientras permanecía en silencio con una expresión lamentable. Jia Qingqing estaba aún más feliz al ver su apariencia, así que se acercó a Muye.

—Hermano Muye, deberías permanecer lejos de personas como ella. De otra forma, arruinará tu reputación. ¡Ya has perdido un montón de fans gracias a ella! —Le dijo con frialdad.

En cuanto se acercó, el fuerte olor a perfume la siguió. Las venas en la frente de Jiang Muye resaltaron de inmediato. Quería enfurecerse en ese instante, pero después de recordar la advertencia de Ning XI, tomó una respiración profunda y se forzó a soportarlo.

Viendo que Jiang Muye la ignoró, Jia Qingqing asumió que al estar involucrado en la situación lo había puesto de mal humor, así que intentó consolarlo.

—Hermano Muye, no te preocupes. El personal de producción va a ceder ante la presión y reemplazar a Ning Xi tarde o temprano.

—Eres muy ruidosa. —Jiang Muye había agotado su autocontrol por completo, intentando contener todas las maldiciones que quería escupirle.

—Lo lamento, hermano Muye. Ya no te molestaré más. —Jia Qingqing se retiró, luciendo triste.

No estaba feliz con que Jiang Muye siguiera tratándola con frialdad, pero después de pensarlo un poco, lo superó rápidamente. En cualquier caso, cuando se convirtiera en la co-protagonista tendría muchas oportunidades de interactuar con él. No podía evitar sentirse emocionada al pensar en todas las escenas íntimas.

En otra nota, ¿por qué el director le pidió filmar las escenas con Ning Xi? ¡Era sólo una pérdida de tiempo! Por otro lado, en verdad le gustaban las escenas que estaría filmando hoy. En una de ellas incluso conseguía abofetear a Ning Xi.

Hmhp, ¡cuando el tiempo llegara, me aseguraré de humillarla por completo!

—Director, creo que esta escena resultará mejor si en verdad la golpeo. ¿Qué piensa? —Jia Qingqing, que actuó condescendiente sobre la filmación antes, ahora tomó la iniciativa para discutir una escena con el director.

¿Cómo podría Guo Qisheng no darse cuenta de lo que estaba pensando?

—El punto principal es usar los ángulos de la cámara. ¡Como mucho, será suficiente con tocar su cara! —Dijo con seriedad.

—¡Entendido! —Jia Qingqing accedió verbalmente, pero no tenía planes de obedecer. Decidió abofetearla de verdad, e incluso hacerlo varias veces para hacerla sufrir más.

No era como si esta fuera la primera vez que tomaba venganza a través de su trabajo, y en cada ocasión había tenido éxito.

Una vez que todos terminaron de prepararse, la filmación comenzó.

En esta escena, Meng Changge acababa de entrar al palacio bajo el nombre de Nan Wumeng. Todavía era una pequeña sirvienta, pero debido a que el emperador la había mirado dos veces, la Concubina Xian se sintió celosa de ella y la llamó al Palacio Qin para darle dificultades.

—Zorra desvergonzada, ¿en verdad te atreves a seducir al emperador frente a mi nariz? —La Concubina Xian dejó de hablar y le dio una bofetada.

En el momento en que Jia Qingqing se movió, Ning Xi entrecerró los ojos y se inclinó hacia un lado, evadiendo con inteligencia la cámara y la mano de Jia Qingqing al mismo tiempo. Sin embargo, en la superficie lucía como si hubiera recibido un fuerte golpe, y toda su persona fue arrojada al suelo. Después de eso, giró su cabeza a un lado y escupió algo de sangre.

—Ning Xi… —Guo Qisheng dio un salto por la sorpresa. Todos los demás miembros del personal que observaban también quedaron atónitos y se reunieron a su alrededor uno tras otro.

—Jia Qingqing, ¿es tu primer día filmando? ¿Ni siquiera puedes controlar tu propia fuerza? —Guo Qisheng usualmente era muy tranquilo, pero esta vez en verdad se enfureció.

No podía interferir en los asuntos que tomaban lugar fuera de la filmación, pero no había forma de que soportara actos despreciables como este durante su filmación.

—Yo… —Jia Qingqing también se asustó. Había usado algo de fuerza a propósito antes, pero definitivamente no era suficiente como para arrojar a Ning Xi al suelo, ni al punto en que escupiera sangre.

No solo eso, sino que notó de inmediato que Ning Xi la había esquivado.

Para ponerlo con simpleza, no la tocó.

—¡Sólo la abofeteé ligeramente, casi ni usé fuerza! ¡Está actuando! —Gritó en protesta.

| Índice |

2 thoughts on “Matrimonio Oculto – Capítulo 89: La diversión está comenzando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *