¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 38: Amigos de la infancia 1

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Punto de vista de Freed

—Adiós —me dijo Lidi

Ni siquiera sabes lo feliz que estoy, ante esas palabras, hasta el punto de temblar.

♦ ♦ ♦

Dejando a Lidi en la habitación, me dirijo a mi oficina.

Mi cuerpo se siente sorprendentemente ligero.

Ni siquiera resentía el no haber dormido.

Mi poder mágico está tranquilo, se siente como una ilusión, la energía dentro de mi cuerpo se encuentra llena hasta el borde.

Entregar la “Flor del Rey” estabiliza el poder mágico.

Conozco este hecho, como parte del conocimiento que aprendí, sin embargo, nunca hubiese pensado que en realidad me sentiría tan diferente.

Sin embargo, no es solo eso.

Al parecer, el resultado de dormir con ella durante casi 24 horas, también suprime el libido habitual que se descontrola en lo profundo de mi cuerpo. De modo que estoy en perfecta forma.

—Buenos días, Freed. Pareces estar de buen humor.

Cuando abrí la puerta de mi oficina, Glenn ya me estaba esperando con los documentos en la mano.

Por lo general, estaría harto por la numerosa cantidad de papeleo sobre la mesa, pero el día de hoy, no me siento así.

—Buenos días, Glenn. Aa, sí, me siento espléndidamente. —Casi quiero tararear una canción en la medida de mi felicidad.

—Los rumores se esparcieron, ¿sabes? Su Alteza, finalmente, llevó a una dama a su habitación, eso es lo que dicen.

Ante las palabras de Glenn, me eché a reír.

No es solo el llevar, incluso ahora, ella sigue acostada en mi cama. Si se supiera esa información, me pregunto qué pensarían.

— ¿De verdad? Qué decepcionante. ¿No se difundió la identidad de mi compañera? Aunque, seguramente, debe haberse escapado de los Guardias Imperiales cercanos.

—Supongo que fue debido a que Su Alteza llevó a una dama, que despertó el interés de todos. Más que saber la identidad de dicha dama, lo primero se convirtió en el tema principal del chisme.

—Hmmm, sería mejor si no se convirtiese en una charla extraña.

Si ocurrieran ese tipo de rumores, no quiero que lleguen a los oídos de Lidi. Sin embargo, sí sólo la verdad fuera difundida, entonces está bien.

Mientras conversaba con Glenn, me senté y examiné los documentos.

Aunque me había resignado a ello, había una cantidad considerable de papeles.

—Sabes, Glenn…esto, es mucho.

Como era de esperar, el volumen era desalentador. Como si estuviera harto de todo, Glenn habló con un tono acusador.

—Me pregunto quién descuidó sus deberes de la tarde. No importa cuánto tiempo pasó, no llegaste y, de hecho, te estuve buscando, ¿sabes?

—Aaa, estuve con Lidi todo el tiempo…

Glenn suspiró y respondió con un —Estoy informado.

—En ese momento, también escuché sobre los rumores. Su Alteza, el príncipe y una dama se encerraron en la habitación.

—Hmm. ¿Quién crees que soy?

Tenía un poco de curiosidad, por lo que pregunté.

—Conozco los sentimientos de Freed, por eso, ni siquiera consideré a la dama como otra persona que no fuera la princesa Lidiana…al final, ¿estuviste con ella hasta la mañana?

—Sí, me separé de ella, en mi habitación, hace un momento. La empujé a sus límites, así que, en este momento, es probable que esté dormida.

Yo tuve sexo, espléndidamente, con ella durante mucho tiempo. Aunque ese era mi plan, tal vez, es un poco lamentable.

En un rato, debería ver como se encuentra, pensé alegremente. Solo teniendo la idea de que ella se encuentra en mi habitación, me hace sentir cosquillas.

Mientras lucía una cara que expresaba su incapacidad para comentar nada, Glenn abrió la boca.

—Es decir…

— ¡¡FREED!!

Glenn frunció el ceño. Probablemente, estaba a punto de presentar un sincero consejo. Antes de que pudiera hacerlo, sin embargo, la puerta se abrió de golpe.

Un hombre, solitario, con una expresión de enojo, entró saltando en la habitación.

— ¡¡TU!! ¡Te atreviste a desflorar a mi linda hermanita!

Mis ojos se abrieron de par en par, ante el hombre que irrumpió con un grito, sin siquiera tocar la puerta.

Ni siquiera apareció en la ceremonia de compromiso de ayer y no había sido visto durante casi un año, ahora ese hombre está aquí.

—Alex…así que has regresado.

Con un rostro enrojecido que me fulminaba con la mirada, el nombre de este hombre es, Alexei Von Vivouare

Junto con varios acontecimientos, ha pasado un año desde la última vez que nos reunimos. Olvidé, por completo, su existencia pero, de hecho, es el hijo mayor del Primer Ministro y el hermano de Lidi. Dentro de medio año, se convertirá en mi cuñado, sin embargo, también es uno de mis amigos de la infancia.

Aunque, en el momento en que se abrió la puerta, Glenn se movió de inmediato para protegerme, aflojó su fuerza, una vez que comprendió que era Alex.

Alex también es uno de los amigos de la infancia de Glenn.

Alex estaba rechinando los dientes, mientras me miraba con ojos, como si intentara matarme a tiros.

Parece que está realmente furioso.

—Freed, explícate en detalle. Dependiendo de la secuencia de tus respuestas, sabré si te perdonare.

Dejando la puerta abierta, enérgicamente, Alex caminó hacia mí.

Cuando Glenn observó la situación, se movió para cerrar la puerta en silencio.

Excepto por las gafas, Alex, que se acercaba a mí con un rostro enfurecido, se parecía bastante al Primer Ministro. Ambos son hombres apuestos. Sin embargo, la reputación de inteligencia que posee el Primer Ministro es completamente diferente a la de Alex. Se parecía más a un fuego furioso.

Tiene los mismos ojos púrpura que desprenden una sensación de translucidez como la de Lidi y un cabello plateado que es como la nieve. Sin embargo, a diferencia del cabello de su padre, el suyo es de un lacio diferente, que ata cuidadosamente en la parte posterior de su cabeza.

Aunque está vestido con una elegante ropa bordada que corresponde al hijo mayor de la Casa de un duque, no parece complacido con ella, por lo que lleva la ropa a su gusto. Lo cual, ciertamente, le conviene.

Tan pronto como Alex llegó a mi lado, golpeó ambas manos sobre el escritorio dando un fuerte golpe.

La fuerza tiró los documentos al suelo. Logré notar como los documentos de pagos y los de deudas pendientes se mezclaban.

—Freed.

Cuando escuché su voz baja, alejé la mirada de los documentos. Sus ojos estaban teñidos de ira.

—Lo primero es lo primero. ¿Dónde está Lidi?

A juzgar por su aspecto, parece que ya había pasado por su residencia.

No tiene sentido esconder la verdad. Pensé, mientras respondía honestamente.

—Ella está en mi habitación.

Ante mis palabras, sus cejas se crisparon.

—Oi, oi, ¡¿en qué estás pensando?! Haciendo lo que deseas y secuestrando a la hermana de otra persona. Proclamándola como la Princesa Consorte, cuando, en realidad, ella sigue siendo solo tu prometida. No solo la encierres a la fuerza en el castillo por tu propia conveniencia.

— ¿Es así, pensé que las parejas que viven juntas, antes de comprometerse, son muy comunes?

Cuando refuté la queja de Alex de esa manera, sus ojos se mantuvieron quietos todo el tiempo.

Esa expresión era exactamente igual a la de su padre.

—No hay forma de que ella deseara que eso sucediera. Segundo punto…Freed… ¿En qué estás pensando?

— ¿Acerca de?

Apoyé la barbilla en mis manos, mientras respondía con calma. Cuando me vio, Alex pareció perder la calma una vez más.

— ¡¡No me jodas!! ¡Tú, que a pesar de que odiabas la idea de tener que estar comprometido con mi hermana desde hace mucho y, a pesar de eso… ¿qué es esta “Flor del Rey” de repente, o el llevarla a tu habitación inmediatamente después de la ceremonia de compromiso? ¿Qué estás planeando?

—Incluso si me preguntas eso…Alex, no tienes nada que decir al respecto, ¿sabes? En primer lugar, este compromiso lo planteó tu propio padre.

— ¡¡Ya lo sé!! ¡Por eso estuve en completa oposición todo el tiempo y, sin embargo, ese viejo de mierda!

Alex gruñó y maldijo al primer ministro con palabras como “ese viejo es un idiota”.

Estaba completamente aturdido por su estado.

—Sé que has tenido una lengua desagradable desde que éramos jóvenes pero, ¿mejoró aún más durante el último año?

— ¡Cállate! Está bien, siempre y cuando, no lo haga en público. Realmente, no te importa, y cualquiera podría salir de esta manera si pasara tiempo con gente del bajo mundo como en mi caso.

Eso es verdad.

Alex suele ser así cuando está frente a mí, pero se convierte en una persona completamente diferente cuando está en público, una disposición refinada envidiable.

Como era de esperar del sucesor del hogar de un Duque.

Asentí con la cabeza, en acuerdo, al recordar ese hecho.

Desde el principio, Alex ha sido mi ayudante más cercano. Como sucesor de la Casa Vivouare, ha estado a mi lado desde que éramos jóvenes.

Del mismo modo, su proceso de pensamiento es extremadamente superior, ya que será el futuro Primer Ministro.

Ambos, hemos estado realizando y gestionando tareas oficiales del castillo desde hace mucho tiempo. Sin embargo, más tarde, se decidió que él pasaría por alto el entrenamiento de inteligencia de la casa Ducal durante un breve período para tener éxito en los territorios del hogar del Duque Vivouare.

Supongo que si no pudiese dominar el lado oscuro de su territorio, no estaría calificado para ser el sucesor de los terrenos del Duque. Él, por lo tanto, regresó al feudo de la Casa Vivouare hace, aproximadamente, un año.

Una y otra vez, como parte de su condición, Glenn me acompañaría en lugar de Alex, esto,  por un tiempo limitado. Sin embargo, hay ciertas cosas que no salieron bien.

Originalmente, Glenn es el líder de los caballeros.

No está en una posición en la que pueda realizar las tareas de un ayudante cercano, y sobre todo, está fuera de su campo.

— ¿De verdad estas siendo serio acerca de esto?

Los ojos de amatista me miraron intensamente. Sentí su fuerte intención, así que respondí seriamente de nuevo.

—Por supuesto. Estoy enamorado de Lidi.

Miré sus ojos sin vacilación. Al ver esto, Alex, finalmente, apartó las manos del escritorio.

Le eché un vistazo a Glenn que se estaba rascando la cabeza.

—Honestamente tenía expectativas para Will. Y, sin embargo, ese tonto incompetente, no importa cuánto tiempo pasó, él nunca realizó una acción. Mientras se tomaba su tiempo, fue tomada, completamente, por esta persona.

—Mi hermano estaba actuando, frenéticamente, a su manera.

Alex escupió, mientras apartaba su mirada de mi a Glenn quien sólo decía excusas.

No puedo permitir que esa conversación siga. El mismo nombre que escuché de Lidi, esta mañana, volvió a aparecer. Presioné una pregunta para entender lo que significa.

Naturalmente, Will también es uno de mis amigos de la infancia.

Sin embargo, nunca hubiera pensado que habría una conexión entre Lidi y Will.

Sin siquiera notar mi estado, su conversación se calentó.

—Hah. Alguien que piensa que cualquier cosa puede ser transmitida a la densa Lidi, sin decir una palabra, está equivocado. Al permanecer a su lado, durante tanto tiempo, debería haberse dado cuenta de ello, incluso si le es desagradable.

—Es decir…

—Espera un minuto…

Ya no podía soportarlo, así que detuve su intercambio. Sentí que mis entrañas se volvían frías.

Cuando comencé a hablar, mientras me sentía así, la voz que dejé salir fue más baja y fría de lo que pensaba.

— ¿Will…es…que…?

—Freed…

Glenn desvió la vista torpemente, pero Alex respondió con indiferencia.

—Sí, ha tenido un amor no correspondido por Lidi durante muchos años. Hoy en día, es el tipo de amor puro y raro, ¿sabes? Su parentesco está a la par también. Yo, por cierto, estaba alentando a Will, más que a una persona tan problemática como tú.


Kiara
Y le soltó la sopa así nomás, oh por Dios, pero este hermano de Lidi es un ikemen genial en toda regla, creo que es el único que ha mostrado una reacción natural a lo que hizo Freed, por que en pocas palabras la secuestró y acepto el cargo de agotarla físicamente a su conveniencia. Esto está que arde, nos vemos en el próximo.

| Índice |

2 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 38: Amigos de la infancia 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *