Escapó otra vez – Capítulo 97: ¡¿Traer a un niño cuando eres una amante?!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Xia Yuqing se acostó en una cama suave y durmió maravillosamente. Ella estaba de buen humor. En los últimos días, había seguido a Jiang Zhaorou y había viajado continuamente, incluso durante las noches, básicamente, las pasaba en un carruaje duro. Solo hablar de eso le hizo derramar una lágrima.

Estirando su cintura perezosa, cuando Xia Yuqing escuchó un ruido afuera, frunció el ceño y salió.

Tan pronto como se abrió la puerta, se escuchó un fuerte gorgoteo. Entonces… una figura parecida a un torbellino se precipitó hacia ella y directamente a sus brazos acompañada de un chillido agudo y unas cuantas… plumas brillantes.

—Cógelo, agárralo.

Xia Yuqing no se había recuperado del impacto cuando escuchó un grito desde afuera. Aterrorizada, tiró la cosa en sus brazos.

—Clock… clock…

El gran gallo asustado agitó sus poderosas alas y voló hacia los varios hombres fuertes que lo perseguían. Agarró la cara de su oponente con su garra y, de forma directa hizo una marca sangrienta.

—Ah, ah, la cara de este hombre. Estaba pensando en confiar en ella para conseguir una esposa.

Cuando el hombre gritó, sacó a Xia Yuqing del shock. Mirando al joven feo, pensó: Vamos, esa desfiguración de tu apariencia puede considerarse tu cirugía plástica.

La confusión continuó. Xia Yuqing desvió su atención del joven hacia el gran gallo que había volado a sus brazos antes.

Gallo volador… ¡Este es realmente un gallo volador! Xia Yuqing miró al gran gallo animado en el círculo, rodeado por la multitud, llena de admiración.

—Ustedes dos vayan allí. Ustedes dos vayan allá. Ustedes dos vayan al lado opuesto y el resto debe rodearlo desde el otro lado.

Xia Yuqing se sorprendió de que la acción fuera tan intensa. ¿No es solo un gallo, cómo puede causar un movimiento tan grande? ¿No teme que le salpique la sangre si mata al gallo con la espada? ¡Es una mala suerte hacer esto temprano en la mañana!

—Vamos.

Un grupo de personas se instaló en su posición y, con el mando de Wu Jun, se apresuraron hacia el gallo.

Desde la distancia, Xia Yuqing solo podía ver un humo ondulante, luego escuchó una sucesión de gritos.

—¿Quién me empujó hacia abajo?

—¿Quién me pisó el pie?

—Quién me sostiene el cuello, no puedo respirar. ¡Déjame ir, déjame ir!

—¿Dónde está el gallo? ¿A dónde fue el gallo?

—…

Después de que el gallo volara y saltara por un rato, todos se pusieron de pie con dificultad para buscar al gallo que faltaba. Finalmente, vieron su figura en un área determinada.

Bajo el sol deslumbrante, las plumas del gran gallo brillaban como las de un pavo real, era cegador. Una garra afilada estaba pisando la cabeza desordenada de alguien como un nido de pollo, y su largo cuello se erigió hacia arriba con algo de orgullo y arrogancia mientras miraba alrededor de la multitud. Soltó una provocativa risa fría:

—Clock… clock…

Todos miraron la escena y se convirtieron en piedras

—…

—Uf, ¿este bastardo se volvió loco temprano en la mañana y no dejó que nadie durmiera?

Sin esperar a que todos regresaran del impactante evento del gallo pisándole la cabeza al jefe, la habitación al lado de Xia Yuqing se abrió de golpe. Entonces, dos pesados ​​zuecos de madera volaron, uno tras otro, y los saludaron con precisión…

—Ahhhhhhhhhhhhhhhhh

Wu Jun fue golpeado por los zuecos que volaban directamente hacia su nariz. Dos corrientes de sangre comenzaron a rodar por sus fosas nasales. El gallo en su cabeza sintió, agudamente, que se acercaba el peligro, voló hacia arriba. Justo cuando estaba a punto de escapar, fue golpeado en la cabeza por otro zueco de madera. Gritó y cayó al suelo con espuma blanca saliendo de su pico…

—Bang…

La puerta de la habitación se cerró de nuevo con ira y todo el patio se quedó en silencio por un momento, excepto por el leve gemido de Wu Jun.

El segundo maestro, que se despertaba se estaba poniendo cada vez peor. En el futuro, definitivamente, nunca podrán acercarse a este patio temprano en la mañana, de lo contrario, ¡eso es solo buscar la muerte! Esta era la voz de los ladrones que miraban al gran gallo que tenía los ojos en blanco y echaba espuma.

¡Resulta que el segundo maestro vive al lado! Esta mirada, esta actitud, esta letalidad, ¿no es él demasiado feroz? ¡No es de extrañar, el primer maestro siempre lo colocó primero! Xia Yuqing miró a Wu Jun que se tapaba la nariz, luchando por detener el flujo de sangre y encendió algunas velas para él.

—¿Qué está pasando? ¿Por qué es tan ruidoso temprano en la mañana? —Yun Xi se frotó el cuello dolorido y salió lentamente de la habitación de Xia Yuqing.

Para no sospechar, anoche compartieron la misma habitación. Pero la cama de la habitación no era grande y le preocupaba que pudiera presionar al bebé, Yun Xi se ofreció a dormir en el sofá por la noche. Como resultado, se despertó con dolor de espalda. Además de todo el ruido exterior, la ponía de mal humor temprano en la mañana.

—Bueno… cocina rápidamente esta criatura en la cocina.

Cuando todos escucharon la voz de Yun Xi, todos se despertaron y Wu Jun se tapó la nariz y les ordenó.

—¡Sí!

El hombre más joven cerca de él gritó con un chillido aterrorizado. Antes de que el sonido terminara de salir, Wu Jun le dio una palmada en la parte posterior de la cabeza.

—¡Shhhhh! ¡No quieres vivir!

Wu Jun miró cuidadosamente la puerta de la habitación que no parecía tener ningún movimiento y suspiró aliviado.

El joven que recibió una bofetada de Wu Jun fue recibido con ojos de condena de todos e inmediatamente se tapó la boca.

Yun Xi miró la escena frente a ella confundida. Volvió la cabeza hacia Xia Yuqing, ¡¿qué pasó esta mañana temprano?!

Xia Yuqing pareció entender la pregunta en sus ojos. Entonces, miró hacia el cielo en un ángulo de cuarenta y cinco grados, inexplicablemente triste:

—Este es un caso sangriento causado por un gallo.

—…

Después de que Wu Jun lidió con el gallo y limpió la escena del homicidio, recordó a Xia Yuqing. Se secó la hemorragia nasal y se rascó la cabeza con vergüenza:

—Perdón por molestarlos.

—Está bien, pero hermano Wu… hiciste un gran alboroto tan temprano en la mañana, ¿qué querías hacer? Ese gallo… ¿te ofendió?

Wu Jun aún no ha hablado cuando Xiao Dong dio un paso adelante para intervenir:

Lady Xia no tiene idea, pero este gallo fue enviado al jefe por varias familias en la aldea al pie de la montaña para agradecerle por su cuidado. El jefe no quiso aceptarlo, pero fue difícil rechazarlos. Después de recibirlo, lo crió durante unos días con la esperanza de engordarlo para mostrar respeto a la anciana y al segundo amo. Ayer, desde que el segundo maestro estaba enfadado con tos… El primer hermano quiso sacrificar este gallo por adelantado y preparar una sopa para el segundo hermano como compensación. Quien sabe…

Quién diría que este gallo era tan poderoso. Los hizo correr en círculos y también hizo que el segundo jefe se enojara con el primer maestro nuevamente. Realmente está tratando de robar un pollo solo para terminar perdiendo el arroz usado para atraerlo.

Hmm… Xia Yuqing tocó su barbilla, sus labios evocaron una sonrisa significativa. Después de molestar al Uke, inmediatamente pensó en formas de complacerlo y se declaró culpable. ¡Qué adorable! Efectivamente, un Seme que adora al Uke es la criatura más adorable del mundo.

Sin embargo, hablar de esto, ¿no está relacionado con ella? En este caso… ¿no debería ella hacerle un favor y ayudar al primer maestro a restaurar el corazón del segundo maestro?

—¿Necesito agregar comentarios secundarios?

Wu Jun estaba profundamente consciente de sus propios asuntos… haciéndolo perder la cara, abofeteó la cabeza de Xiao Dong nuevamente. Afortunadamente, Xiao Dong estaba preparado. Haciendo una mueca, luego, como una locha, se escabulló.

—Este niño…

Wu Jun miró su cuerpo resbaladizo y apretó los dientes en secreto.

—Ejem, ¿la reparación fue preparar un guiso de pollo para el segundo maestro?

Xia Yuqing sintió que Xiao Dong era muy lindo. En lugar de ser feliz solo, ¿por qué no ser feliz con todos? Así haría públicos los chismes para que todos los supieran; jajajaja. Sintiendo que había encontrado un aliado, Xia Yuqing tosió sin dudarlo y cambió el tema para salvar a su aliado.

Efectivamente, Wu Jun se rascó la cabeza y estaba un poco avergonzado.

—Sí, escuché a la gente decir que la sopa de pollo con ginseng es un tónico muy bueno. No hay nada bueno en la montaña. El segundo hermano ha estado aquí durante tanto tiempo y no ha comido nada bueno, así que pensé que, como tengo un gallo, debería…

Hmm… pensando en tu esposa, ¿puedes ser más leal y virtuoso?

—El hermano Wu es tan amable con el segundo maestro.

Xia Yuqing suspiró sinceramente.

Wu Jun se sintió aún más avergonzado cuando escuchó las palabras:

Lady Xia exagera.

—Pero…

Xia Yuqing se tocó la barbilla, giró la cabeza y miró hacia la puerta cerrada de al lado. Una sonrisa cruzó sus ojos y luego se dio la vuelta.

—Pero, por lo que veo, la sopa de pollo con ginseng del hermano Wu no podrá apagar la ira del segundo maestro.

La sonrisa en el rostro de Wu Jun se congeló. Al parecer, pensando en ese punto, instantáneamente, apareció una nube de oscuridad en su cabeza:

—Entonces, estaba ocupado por nada.

La ira de Su Qingyan al despertar era bien conocida. Por su buen aspecto y su temperamento fuera de lo común, aunque su temperamento dificulta el servicio y se enoja con la gente, todavía había muchas chicas a las que les encantaría cuidarlo y querían meterse en su cama.

Una vez hubo una chica que se coló en su habitación cuando estaba dormido y quería entregarse a él. Como resultado, se le privó del sueño. Con una nube negra sobre su cabeza, convirtió a la niña en un cerdo. Incluso su propia madre no la reconoció cuando la llevaron a casa. Mirando hacia atrás en ese momento, y viendo cómo estaba ahora, Wu Jun sintió que alguien ya estaba mostrando misericordia esta vez. Pero esta misericordia no significó que todo hubiera terminado.

¡Ahora podría considerarse que había caído de un pozo a otro!

Al mirar la expresión de Wu Jun, Xia Yuqing levantó una ceja:

—Bueno… no es como si no hubiera manera.

Cuando salieron las palabras, los ojos de Wu Jun se iluminaron de repente:

—¿Qué método?

—Como dice el refrán, con la actitud correcta el deseo de uno se hará realidad. Debemos hacer todo con sinceridad. Desde que el hermano Wu pensó en cocinar pollo para ayudar a complementar el cuerpo del Segundo Maestro, ¿alguna vez pensó en cocinarlo usted mismo para mostrar sinceridad?

—¿Cocinar… cocinar yo mismo?

Wu Jun miró a Xia Yuqing con sorpresa.

—Cocinar… ¿no lo hacen las mujeres?

Xia Yuqing miró a Wu Jun con una mirada irrazonable:

—El hermano Wu está equivocado. ¿Por qué habría una separación de la cocina para hombres y mujeres? De hecho, como dijo el hermano Wu, no es fácil para los hombres cocinar. Sin embargo, es porque no es fácil que hay alguna dificultad que haría que el Segundo Maestro sintiera tu sinceridad, ¿verdad?

Wu Jun asintió, pareciendo que entendía. Xia Yuqing frunció los labios y sonrió:

—Entonces, ¿el hermano Wu no debería ir a prepararse? Se está haciendo tarde.

Wu Jun asintió estúpidamente y se alejó.

Después de engañar a Wu Jun, Xia Yuqing estaba de buen humor. Efectivamente, ver a la gente tener algo entre ellos por la mañana, realmente construye el carácter.

—Hm, ¿por qué sigues aquí?

Xia Yuqing se sorprendió al ver a Yun Xi detrás de ella, quien la miraba con una mirada compleja.

—Esta es la guarida de un ladrón de la montaña. ¿Dónde puedo ir excepto aquí? —Yun Xi juntó los labios y miró al grupo que se alejó como un fantasma. Pensando pensativamente, —La comida hecha por un hombre… ¿se puede comer?

Xia Yuqing la miró con simpatía y extendió la mano como una anciana, luego tocó su cabeza:

—Tan pronto como escuché esto, puedo decir que te criaron en tu habitación y no entiendes nada. Xiao Xi, escucha. En este mundo, solo los hombres que pueden trabajar en la cocina son buenos, alguien que sabe valorar a las personas. En el futuro, debes casarte con un hombre que cocine para ti. ¿Lo entiendes?

Yun Xi estuvo confundida por un momento, luego pareció como si entendiera algo. Sus ojos se endurecieron,

—¡Ya veo! ¡Debo encontrar un hombre que sepa cocinar en el futuro!

Xia Yuqing palmeó el hombro de Yunxi con satisfacción. Aah, a los niños realmente se les puede enseñar.

Al recordar las palabras de Xia Yuqing, sus ojos se posaron en el estómago de Xia Yuqing. Ella preguntó con curiosidad:

—Qing Jiejie, ¿el padre del bebé es cocinero?

La sonrisa en el rostro de Xia Yuqing se volvió rígida. Se tocó el vientre, luego suspiró

—Él no lo es… Por eso Jiejie terminó de una manera tan miserable. Por lo tanto, debes pulir tus ojos y buscar un buen hombre que te atesore, no sigas los pasos de esta Jiejie.

El corazón de Yun Xi se estremeció. Sus ojos se llenaron de lágrimas. Sus manos fueron a cubrir la mano de Xia Yuqing:

—Qing Jiejie… eres una buena persona.

¿Cómo puede sonar esto tan familiar?

♦ ♦ ♦

Ahchoo…

Al mismo tiempo, alguien disfrazado, temprano en la mañana, con un traje casual blanco como media luna, estornudó y atrajo al pequeño chico de libros rosa que acababa de salir.

—¿Qué pasó?

—Nada, algún Ya Tou probablemente esté hablando cosas malas de Zhen.

Los labios de Feng Tingye estaban ligeramente enganchados hacia arriba. Aún siendo capaz de hablar mal de él, parece que esta chica todavía estaba muy enérgica. Me pregunto si su expresión será feliz o sorprendida cuando vea a Zhen.

Sin embargo, pase lo que pase, esta vez debe llevarla de regreso para darle una buena paliza. ¿Debía darle una lección para ver si se atrevía a salir libremente del palacio en el futuro?

Mirando la sonrisa en los labios de Feng Tingye, Shao Zitong retrocedió inconscientemente, aumentando la distancia entre él y Feng Tingye. ¿En qué estaba pensando este hombre? Pero… ¡olvídalo, siempre que el desafortunado no sea él mismo!

Shao Zitong no quería pensar en eso.

♦ ♦ ♦

Xia Yuqing, que estaba frente a Yun Xi con ojos afectuosos, de repente sintió un escalofrío recorrer su cuerpo y se puso rígida. Su instinto de animalito le dijo que… ¡había peligro!

—Qing Jiejie, ¿pasa algo?

—Um, no es nada. Tal vez, porque me acabo de despertar… tengo un poco de frío.

—Oh.

Yun Xi no dudó de ella. Después de un rato, pareció recordar algo y preguntó con voz apagada.

—Espera, ¿no se supone que la sopa de pollo con ginseng es un suplemento para las mujeres?

Xia Yuqing se quedó mirando fijamente durante un rato, luego giró la cabeza para mirar a Wu Jun, quien se había ido hacía mucho tiempo. Luego, se volvió para mirar la puerta que aún estaba cerrada y tragó saliva.

Hermano Wu, esta vez realmente no es el caso que no quiera ayudarlo. ¡Tener un coeficiente intelectual bajo duele! La sopa de pollo con ginseng, siendo considerada una mujer, con el temperamento caliente de tu orgulloso Uke, es mejor que reces… ¡para tener suerte!

Al ver que no estaba relacionado con ella, Xia Yuqing adoptó la actitud de estar emocionada de ver el programa. Alegremente, llevó a Yun Xi a la habitación, pero lo que no esperaba era que, aunque no buscaría problemas, los problemas la encontrarían.

Xia Yuqing estaba embarazada. Además de los ladrones en la fortaleza, también había muchos miembros de la familia de los ladrones. Estas personas también eran personas de buen corazón. Sabiendo que el primer maestro había traído a una niña con un niño cuando estaban en medio de un robo, todos estaban muy preocupados e incluso le trajeron una variedad de comida deliciosa temprano en la mañana.

Al permanecer junto a Zhang Sunshi y Xu Lao durante tanto tiempo, la capacidad de Xia Yuqing para vender ternura ha recorrido miles de kilómetros. Tratar con esas mujeres francas de mediana edad no fue nada. Un momento después, había hecho reír a estas mujeres. Además, con Yun Xi vigilando, las mujeres no pudieron evitar dar un paso adelante para pellizcar su carita, capturando a la vez los corazones de todos.

Yun Xi tenía la cara negra. Después de experimentar una mañana de manos extendiéndose y pellizcándola, pensó que finalmente podría descansar, pero sucedió algo inesperado.

—Esta señora, usted es…

Yun Xi miró a la majestuosa abuela de cabello gris que estaba frente a ella.

Debido a la edad de la anciana, sus ojos no eran muy buenos. Ella entrecerró los ojos y miró a Yun Xi por un momento, antes de decir:

—No hay bulto en el frente, no hay bulto en la espalda, ¿cómo puedes tener un bebé? Esto no es bueno…

Señora, aunque soy una niña, ahora mismo estoy vestida de hombre. ¿Cómo puedes decirle a un hombre que te dé un bebé? De hecho… aunque el trasero de esta dama no sobresale, pero mi frente sobresale bien. ¡¡Es solo que está envuelto en una banda para el pecho ahora mismo!!

—Señora, mal, no es este. ¡Es la que está a su lado!

El Ya Tou que la esperaba tiró apresuradamente de la mano de la anciana. La llevó a Xia Yuqing, que estaba comiendo un bollo:

—Es esta persona, ésta.

Xia Yuqing escuchó el sonido y sostuvo su bollo a medio comer. Luchando por tragar la comida en su boca, se señaló a sí misma:

—¿Me estás buscando?

La mirada de la anciana se movió de un lado a otro varias veces sobre el cuerpo de Xia Yuqing. Finalmente, se fijó en el estómago de Xia Yuqing con una expresión de alegría:

—Sí, es este. ¡Ah, mi buena nuera!

Xia Yuqing miró a la anciana con una mirada atónita, mientras la anciana corría hacia ella. Sosteniendo su vientre hacia un lado, dijo con rigidez:

—Umm… esta vieja señora… tú… tienes a la persona equivocada. No soy tu nuera.

Si el Ultra Seme escuchara a alguien llamar a su esposa, nuera, se sentiría como si no tuviera suerte una vez más. La última vez, el incidente de Su Linlang le dio una buena lección. Ahora no se atrevía a hacer conexiones casualmente. ¿Quién sabe qué pasará cuando vuelva a encontrarse con Ultra Seme? ¿Y si esa pequeña bestia agrega esto a su cuenta? Ella ya estaba muy endeudada.

—¿Todavía no lo admites? ¿Ya tienes al hijo de mi hijo, pero aún quieres negarlo?

La anciana vio la refutación de Xia Yuqing y se molestó un poco.

Los labios de Xia Yuqing se crisparon y buscó a Yun Xi a un lado en busca de ayuda.

Las cejas de Yun Xi se juntaron y dio un paso adelante:

—Esta anciana, me temo que tiene a la persona equivocada. El niño en el estómago de Qing Jiejie es mío. No recuerdo cuando tuve otra madre.

La anciana frunció el ceño ligeramente, debido a las palabras ligeramente sarcásticas de Yun Xi. Justo cuando Xia Yuqing quería estirarse para tirar de la manga de Yun Xi para no decir nada demasiado precipitado, escuchó a la anciana burlarse.

—¿Tu niño? Eres un mocoso al que ni siquiera le puede crecer un mechón de cabello, ¿cómo puedes dejar embarazada a esta chica? Engañaste a esos tipos aficionados afuera, pero no puedes engañarme a mí. En realidad, eres…

Con una risa, bajo la mirada horrorizada de las dos, escupió con calma unas pocas palabras,

—El chico de los recados de esta chica

Entonces, ¿tu mente no pensó en nada complicado? Las comisuras de su boca se crisparon cuando Xia Yuqing la miró indefensa.

¿A quién estás tratando de provocar? ¡Esta es una rebaja de tres niveles, desde amigos de la infancia que se fugaron hasta un pequeño niño de los recados que acompañó a la dama en un viaje!

—Lamento decepcionar a la anciana, pero este niño es realmente mío.

Después de un momento, Yun Xi cruzó los brazos frente a su pecho con una mirada orgullosa.

—Xi Er…

Xia Yuqing rápidamente tomó la mano de Yun Xi y negó con la cabeza para recordarle que no fuera impulsiva.

—Vieja señora, me temo que hay un malentendido. No conozco a su hijo en absoluto. ¿Cómo puede mi hijo ser de tu hijo? Debe haber un malentendido. ¿Puedo saber quién es tu hijo…?

Xia Yuqing todavía tenía una sonrisa en su rostro, pero su corazón estaba explotando. ¿Es posible que haya sido bendecida con un rostro popular? ¡¿Por qué a todos les gusta llamarla nuera?!!

—El chico de los recados de tu familia es tan irrazonable, ¿cómo se atreve a gritarle al maestro de esta manera? Si no le das un paso al frente y lo disciplinas, definitivamente se subirá a tu cabeza en el futuro.

—Tú…

La cara de Yun Xi cambió y se dio la vuelta con ganas de discutir con la anciana, pero Xia Yuqing tiró de él.

—¡Cálmate!

Xia Yuqing dijo en voz baja.

—Mientras estemos bajo su techo, no puedes no postrarte. Esta anciana lleva aquí tanto tiempo y nadie ha entrado, eso demuestra que no tiene un pequeño respaldo. Aguanta por ahora.

Yun Xi se congeló por un momento, luego recordó su situación actual. Mirando a la anciana no muy lejos, resopló fríamente y se alejó.

La anciana también se enojó un poco al ver esto y exclamó:

—Mi hijo… mi hijo es, por supuesto, el dueño de esta fortaleza.

¿Propietario? ¿Acreedor? ¿Por qué suena como un gran usurero? Espera, ¿no es el dueño…?

—¿Te refieres al hermano mayor Wu, eres la madre del hermano mayor Wu?

Entonces, ¿la anciana que estaban mencionando era esta anciana? La boca de Xia Yuqing, de repente, se convirtió en una forma de O. ¡Esto es realmente un gran malentendido!

—Sí, todos ustedes llamaron hermano Wu a mi hijo. ¿Cómo puedes decir que no eres mi nuera? Oye, oye, sabía que la gente estaba equivocada cuando decían que no podía encontrar esposa. Así que tenía una amante e incluso tuvo un bebé. Esto es bueno, muy bueno

Los ojos de la anciana nunca habían abandonado el estómago de Xia Yuqing desde que entró por la puerta.

Xia Yuqing se inclinó rígidamente hacia un lado y sonrió de mala gana:

—Señora, ha entendido mal. El hermano Wu y yo somos realmente inocentes. El hermano Wu amablemente me permitió descansar en el pueblo durante unos días. Después de unos días, me iré de aquí con Xiao Xi.

¿No es normal llamar a alguien Gran Hermano? ¿Dónde escuchó la anciana que tenía una relación cercana con el maestro?

—No te pongas nerviosa, no te pongas nerviosa … No diré nada, me detendré.

La anciana interpretó erróneamente el ansioso discurso de Xia Yuqing, como enojarse después de ser atendida por sus mayores. Se llevó la mano a la cara y sonrió como un girasol:

—Tener pánico no es bueno para el niño en el estómago.

—… No estoy nerviosa.

Xia Yuqing dijo un poco aliviada, cuando escuchó a la anciana decir que dejaría de hablar. Pensando que la anciana finalmente la soltó, no pensó que…

—Está bien, ya que no estás nerviosa, esta anciana sabe que eres tímida. Todo esto es culpa del niño Wu Jun por no informarnos de que tengo una nuera, o de lo contrario nos casaríamos contigo de una manera grandiosa. Incluso te dejó embarazada antes del matrimonio. Puedes estar segura de que esta anciana no es como esos eruditos podridos de afuera y no te despreciará por eso. Quédate aquí y da a luz al niño. Esta anciana se asegurará de decirle a Wu Jun que se case contigo de una manera grandiosa.

—¿Qué? ¿Casarse?

Xia Yuqing estaba completamente aturdida.

—No, no es… Señora, me ha entendido mal. El maestro y yo no somos…

—Así que está decidido. Volveré a Wu Jun y lo mencionaré. No te preocupes.

¡No, estoy preocupada! ¿Quién puede decirme por qué resultó así? ¿Por qué a estas ancianas les gusta hablar así ellas mismas? ¡¡¿Por qué son tan dominantes?!! ¡¡Ella claramente ni siquiera tiene un pelo de relación con el maestro!! ¿Qué pasa con sus deseos? ¿Y sus derechos? ¿¡No podrías dejarla terminar de hablar!?

Lo más importante es que el director y el segundo maestro son una pareja hecha en el cielo. ¿Por qué iba a ser arrojada en medio de las cosas?

Ella no quiere tener un hijo y convertirse en la amante de alguien. ¿Dónde está el Ultra Seme? Si no aparece pronto, ¡nuestro bebé se convertirá en un ba*stardo!

| Índice |

One thought on “Escapó otra vez – Capítulo 97: ¡¿Traer a un niño cuando eres una amante?!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *