Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 11: Enseñando a preparar

Traducido por Devany

Editado por Nemoné


Cuando llegamos, la cocina estaba despejada.

—♪ Bueno, bueno, empecemos ♪

Estaba a punto de comenzar, cuando Berta me detuvo mientras salía y decía: —Traeré a un asistente de cocina.

¿No estás siendo un poco mezquina…? ¡Cuida lo que dices señorita!

Espera, ¿ahora estoy imitando a Wirbel? Aunque tuve suerte de que no se me haya escapado de la boca, ¡tengo que tener cuidado ya que si me descuido podrías soltar cosas así en cualquier momento!

—Madam, siento haberte hecho esperar.

¿Eh…? ¿Jefe de cocina?

Por alguna extraña razón, el jefe de cocina está parado frente a mí. Junto a él se presentaron Kurt y Damien, con quienes ya estaba familiarizada, detrás de Berta.

Se supone que iba a llamar a un asistente de cocina, ¿cierto?

Cuando miré a Berta, ella me dirigió una expresión de disculpa.

—Madam, escuché que necesitabas un ayudante de cocina. Mi habilidad puede ser pobre, ¡pero trabajaré diligentemente!

No, eres el jefe de cocina, ¿sabes? ¿Usted siendo el asistente? Eso es extraño ¿no?

—El almidón de papa que Damien compartió conmigo el otro día estuvo fantástico. Usar harina de trigo para espesar… siempre deja un sabor arenoso y se convierte en barro blanco. Sin embargo… que la fécula de patata fuera capaz de aumentar el grosor sin afectar el sabor y el color. ¡Me conmovió más allá del asombro! Sí~ Además, ¡oí que el postre llamado Mille crepe también era magnífico! ¡Tengo mucha envidia! Al ser una persona interesada en la cocina por naturaleza, no puedo dejar pasar la oportunidad de presenciar cómo un nuevo plato pasará a la historia. Por favor, por lo que más quiera, ¡déjeme ser su ayudante!

El jefe de cocina habló con entusiasmo. Me recuerda a alguien… pensé mientras recordaba a Becker, quien cada vez que escuchaba de un nuevo producto sonreía de forma espeluznante.

—Si es así, entonces, confiaré en ti. Hoy vamos a utilizar el batidor.

Sería problemático rechazar al jefe de cocina, así que le dejaré hacer lo que quiera.

El jefe de cocina mire el batidor con gran interés, y pregunta con sincera ingenuidad.

—Ya veo… ¿Cómo debería usar esto?

—Antes de explicar, ¿saben qué es lo más importante a la hora de hacer dulces?

Cuando pregunto a los dos asistentes que están aquí para aprender, Kurt responde tímidamente.

— ¡Y-Yo c-creo que es usar mucha azúcar!

Ah, ciertamente. Incluso mi existencia anterior (Amelie) pensaba de esa manera. De hecho, la mayoría de la gente en este mundo piensa así, es de esperar que diga eso. Después de todo, en este mundo el azúcar es un artículo de lujo, pues el precio de este es relativamente alto.

—Ya veo, entonces, ¿Kurt, crees que si le agregamos un montón de azúcar a los dulces se volverán más deliciosos?

—N-No, el pastel que Madam hizo antes no era demasiado dulce, sino que se usó una cantidad moderada de azúcar que hizo resaltar el sabor de los otros ingredientes.

Aunque bajo presión, Kurt explicó lo que pensaba con seriedad.

El jefe de cocina que oyó eso de repente levantó la voz.

—Ya veo, supongo que todo este tiempo creímos que la dulzura de los dulces lo era todo, así que le añadíamos azúcar sin pensar mucho en ello. Sin embargo, eso suprimió el sabor de los otros ingredientes… Pensar que, aun con todas mis décadas de experiencia, no me di cuenta de eso… Soy un fracaso como chef.

El jefe de cocina baja la cabeza y se desploma de rodillas.

Eh, no, no tienes que exagerar tanto, me voy a preocupar… 

Aun así, contrario a mis pensamientos, el jefe de cocina se sostuvo la cabeza mientras comienza a lamentar su estupidez. Después de un buen rato, comenzó a gritar — ¡No merezco este puesto! ¡Renunciaré como jefe de cocina! —Empezando a poner a todos en pánico.

¿¡Eeh!? ¡Eso no es bueno, tómalo con calma!

—Jefe de cocina, ¿por qué te lamentas de esa manera? Creo que esto es algo excelente

— ¿Madam?

Cuando le llamo en medio de sus lamentaciones, el jefe de cocina me dirige un expresión perpleja.

— ¿Es malo aprender cosas nuevas? ¿No te convertirás en un chef aún más espléndido después de esto?

—Madam… sí… ¡es correcto! ¡No tengo tiempo para estar deprimido! ¡Más bien, siento una gran alegría y emoción de poder aprender más! ¡Muchísimas gracias!

El jefe de cocina se levanta instantáneamente con los ojos brillando como un niño. Todos me miran con una sonrisa de alivio después de que logré calmarlo. Tengo la sensación de que los sentimientos de la gente a mi alrededor cambiaron considerablemente en poco tiempo.

Bueno, un ambiente donde todos me miran con expresiones aterradas no es sano para un niño. Al final, lo más importante es que Wirbel se rodee de un entorno tranquilo. Así que estoy contenta de este progreso.

—Ahora bien, volviendo a lo que estábamos, lo más importante en la fabricación de dulces son los preparados. Es importante no importa el plato que se prepare, pero hay una gran diferencia de sabor en los dulces si no se hacen con la preparación adecuada.

—… Ya veo —Todos asienten con expresiones serias.

—Aunque digo preparados, en verdad no hay mucha ciencia, son solo cosas fundamentales. Preparar y medir los ingredientes, elegir la harina adecuada, calentar el horno y volver a poner los ingredientes a temperatura ambiente.

— ¿Dice que se deben volver a poner a su temperatura ambiente?

—Sí, cada ingrediente tiene una temperatura diferente. La diferencia puede causar que uno de los ingredientes se queme mientras se cocina.

Todos sueltan suspiros de admiración. Incluso las personas que no tienen nada que ver con la cocina escuchan atentamente. Más bien, ¡los ojos brillantes de Becker dan miedo!

Después de explicar la importancia de las preparaciones, le pido a alguien que prepare los ingredientes. El jefe de cocina salió inmediatamente a buscarlos.

— ¡Chef jefe! ¡Nosotros lo prepararemos!

— ¿Qué estás diciendo? Soy su asistente de cocina, ¿sabes? ¡Este es mi trabajo!

—No, en serio, por favor, déjanos hacerlo.

Kurt y otros casi se ponen a llorar y suplican al jefe de cocina dejarles hacer su trabajo. Al final lograron que se rindiera, aunque de mala gana.

—Calentar la harina y la sal en este tamiz… y agitar, luego dividir la yema y la clara de huevo. [1]

Tomé el colador… por supuesto, esto es algo que le pedí a Becker que hiciera. Creo que puedo batir el huevo incluso sin dividir la yema y la clara, pero creo que hay menos posibilidades de fracaso si los bato por separado. Si conozco los ingredientes y las cantidades, puedo hacer algunos dulces básicos.

—Bien, aquí es donde usamos el batidor. Ahora mismo, tengo la intención de hornear la masa del pastel, pero necesito aire para que eleve su consistencia. Este batidor es capaz de atrapar el aire fácilmente en el huevo.

El jefe de cocina añade azúcar al huevo y lo bate con movimientos rápidos de muñeca.

— ¡Esto es increíble! Nunca pensé que el huevo pudiera volverse de esta forma…

La yema y la clara de huevo se han vuelto espumosos.

—Oh, de alguna manera ya se ve delicioso…

—Hermoso…

¡Damien, no puedes comerlo! Y Berta, ¿estás llorando? ¿Hermoso? Es huevo, ¿sabes? Bueno, esto podría ser capaz de mostrar la utilidad del batidor.

Yosh, todo lo que queda es mezclar rápidamente la harina, verter un poco de aceite en un plato de hierro y hornear.

—… Realmente se ha inflado… —murmura Kurt después de ver la masa completa.

Por otro lado, el jefe de cocina está tan impresionado que no tiene palabras.

—Huele bien~ —Una de las criadas dice con voz alegre.

Si los dejo así, de seguro miraran por horas la masa, así que seguí dándoles más instrucciones.

—Bueno, entonces, ahora que la masa se ha enfriado, usemos la crema fresca.

Como he indicado, la masa ha sido pintada con crema y enrollada. Al ver el rollo suizo terminado, todo el mundo vuelve a emitir una voz de admiración.

—Qué hermosa y noble apariencia… ¿Es este supremo resplandor los sentimientos de Dios…?

Jefe de cocina, no te entiendo. ¿El rodillo suizo es tan radiante? Es solo un pan básico… 

El encuentro de admiración por el panecillo suizo no parecía que fuera terminar pronto.

Empezaré a servir apenas Wirbel llegue a casa.


[1] Cedazo (es un utensilio que se emplea para separar materiales de diferente grosor) muy tupido.

Devany
Nunca un rollo suizo había sido admirado tanto xD Aquí otra imagen para que sigan admirando los sentimientos de Dios jajajaja.

El siguiente capítulo ya se encuentra disponible en la edición 35 de Kovel Times

| Índice |

3 comentarios en “Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 11: Enseñando a preparar

    • Kara says:

      Yo lo conozco como brazo gitano, solo que el que normalmente se ve no lleva el polvo blanco en cima sino azúcar a secas, y suele ir relleno de crema de chocolate en vez de esa crema, que también los hay con ella, pero suele verse más de los de chocolate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.