Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 45: Mi Sueño

Traducido por Lugiia

Editado por Sakuya


Pensar que me perseguirías… realmente eres imponente, hermanita. Pero estoy agradecido de que me hayas salvado.

Hace unos días cuando entré en el territorio, después de hacer que mi hermano mayor dijera esas palabras con una sonrisa irónica, por fin, llega el aviso de que padre ha llegado. Al mismo tiempo, mi padre me llama.

Aunque me he decidido… las cosas que dan miedo siguen siendo aterradoras. Aún si me siento relativamente asustada, me dirijo al estudio de mi padre.

— ¡¡Idiota!!

Como es de esperar, lo primero que sale de su boca es un rugido estruendoso.

— ¡¿Cuántas personas crees que preocupaste? ¡Ya es suficiente egoísmo de tu parte!

—No tengo excusas para mi comportamiento egoísta que les ha causado mucha preocupación. Lo siento muchísimo, padre…

Cuando me disculpo obedientemente y bajo mi cabeza, mi padre me abraza.

— ¡Es realmente maravilloso que estés a salvo…! ¡E hiciste bien en proteger a Parks…! —La voz de mi padre tiembla mientras dice eso.

En el momento en que escucho eso… algo cálido brota de mi pecho también, y las lágrimas comienzan a desbordarse involuntariamente de mis ojos.

— ¡Realmente lo lamento…!

Después de esa escena… mi hermano mayor también termina sus asuntos a salvo, y todos regresamos juntos a la Capital.

—Melly… Cálmate un poco.

Dentro del carruaje, mientras regresamos a la Capital, mi hermano mayor me llama ya que estoy impacientemente nerviosa.

—Pero, hermano mayor. Ha pasado un tiempo desde la última vez que usé un vestido, así que no consigo calmarme… y, ¿no podemos hacer algo con el hecho de que no lleve una espada…?

Habiendo decidido regresar a la Capital como Mellice, mi apariencia es, literalmente, la de una hija noble, usando un vestido mientras el carruaje me sacude.

No importa lo que haga, mi corazón se siente inquieto por la ropa y el entorno desconocido. Mi hermano mayor sonríe irónicamente ante mi situación.

—Padre también está con nosotros… así que no tienes que preocuparte tanto, todo debería estar bien. Sólo relájate y disfruta del paisaje. No tuviste mucho tiempo para hacerlo cuando viniste aquí, ¿verdad?

—Tienes razón…

Aunque doy una respuesta afirmativa, no puedo acostumbrarme inmediatamente a esta situación… Al final, debido a eso, termino regresando sintiéndome más cansada en comparación con cuando estaba llegando al territorio.

Después de desayunar al amanecer, me coloco inmediatamente la ropa de Mel. Cuando me cambio finalmente a mi ropa usual, me siento en paz.

De aquí en adelante, como hice anteriormente en el territorio, viviré una doble vida como Mel y Mellice.

Cuando entrene seré Mel, y en otros momentos seré Mellice.

Pensé que mi padre desaprobaría que continuara mi entrenamiento, pero inesperadamente, dio su consentimiento.

Sintiéndome aliviada en ese momento, me dirijo al campo de entrenamiento.

—Mel…

Una voz me llama para que me detenga, y cuando me giro, ahí está Granny.

—Estaba preocupada, ¿sabes…? De verdad lo estaba. Si algo te sucediera, ¿qué debería hacer? No sería capaz de enfrentarme a la Señorita o al Señor.

—Lamento haberte preocupado… Sin embargo, como puedes ver, estoy bien.

—Santo cielo… aunque sería mejor si estuvieras un poco más relajada. Acabas de regresar hoy, ¿verdad?

—Sí. Sin embargo, ya que fui a la Casa del Marqués Anderson, pude descansar bastante. Para que mi cuerpo no se deteriore, quiero participar todo lo que pueda en el entrenamiento de hoy.

—Con que es así… probablemente no hay necesidad de preocuparse ya que eres tú, pero, por favor, ten cuidado. Vendré a comprobar el estado de la Señorita más tarde.

Granny es una de los pocos sirvientes que sabe que Mel es Mellice, y una cómplice en el asunto. Si ella no estuviera aquí, probablemente no habría podido vivir esta doble vida.

Incluso ahora, en esta habitación sin nadie más, finge que se quedará en la casa con Mellice.

—Gracias. Entonces, por favor, dale mis saludos a la Señorita. —Diciendo eso, salgo a entrenar.

Ha pasado un tiempo desde la última vez que pude mover mi cuerpo.

En el territorio Anderson, como castigo por hacer las cosas a mi gusto, además de que se me prohibió participar en el entrenamiento, sólo se me permitió quedarme dentro del carruaje siendo sacudida en el viaje de regreso.

Habiendo sido capaz de sudar, mis sentimientos de frustración se aclaran.

—Mel… ha pasado un tiempo.

— ¡Kuroitsu! Gracias por el otro día. —Le agradezco a Kuroitsu, pero no reacciona en absoluto.

Encontrando eso extraño, inclino mi cabeza, pero Kuroitsu repentinamente estalla en risas.

—No, sólo pienso que eres la misma de siempre.

— ¿Qué quieres decir?

—Tranquila, no pasa nada.

Aunque dice eso mientras reprime su risa, todavía no soy capaz de entender su significado y por lo tanto sólo puedo seguir inclinando la cabeza.

— ¡Ahh, Mel!

—Ha pasado mucho tiempo. ¿Cómo te fue después de eso? ¿Fuiste elogiada por el General como se esperaba?

Mientras hablo con Kuroitsu, otros miembros del ejército se acercan.

—Ha pasado un tiempo, chicos. Gracias por el otro día. Sobre eso, fui reprendida por actuar por mi cuenta, y me regañaron bastante… Me encerraron por un tiempo en casa después de eso. Al terminar, volví sola a la capital a caballo y justo acabo de regresar.

—Ahh, entonces regresaste por separado del General y su familia.

—Sí. Aunque, como guardia no puedo estar muy lejos de la Señorita… así que regresé rápidamente.

—Así que fue así… ahora que lo mencionas, ¿has visto a la Señorita?

—Ohh, lo hice, lo hice. Aunque sólo la vi un poco.

—Es verdad… Como estaba lejos no pude verla tan bien, pero como es de esperar, se parece mucho a Mel.

—Ciertamente…

Su conversación hace que mi corazón dé un brinco.

En lugar de ser similares, son la misma persona… Aunque no puedo decir eso, aún si mi boca estuviera siendo destrozada.

—Después de todo, si el doble no se parece a la persona, entonces no puede cumplir con su deber.

A mis palabras, asienten, luciendo convencidos.

—Bueno, eso verdad. Pero, es bastante interesante que, aunque sus apariencias son similares, sus personalidades son completamente diferentes.

—Ciertamente. Por un lado, está la hija noble de la Casa del Marqués con constitución débil, y por otro está la niña preciada del General, ¡una heroína que puede vencer inclusive a los adultos! Son completamente opuestas…

A pesar de que se trata de mí, ciertamente suena bastante convincente. Bueno, la constitución débil y todo eso, es sólo un escenario establecido.

—Ja, jajaja… —Armonizando con mi entorno, me rio.

Probablemente no se puede evitar que sea una risa bastante seca.

—Ah, por cierto, Mel… ¿Estás libre después del entrenamiento? ¿Podrías unirte a nosotros en un combate?

—Sí, con mucho gusto.

Como es de esperar, soy más adecuada para esto. No se puede evitar, ya que he estado viviendo así durante mucho tiempo. Y en el futuro, estaría bien seguir pasando mis días así… es lo que pienso.

Después de eso, participo en el entrenamiento, y como prometí, acompaño a varias personas interesadas en el combate.

Justo como pensé, sudar se siente bien.

La fatiga que se acumuló en mi corazón hasta ahora parece haberse esfumado.

—Mel… como se espera, eres increíble.

— ¿Qué sucede con esas repentinas palabras?

Al oír las palabras de Kuroitsu, que también se limpia el sudor, inclino la cabeza.

—No, sólo he estado pensando en ello desde que escoltamos a Parks-sama. Eres una persona completamente diferente cuando sostienes una espada. Aunque normalmente eres como una jovencita que puedes encontrar en cualquier lugar.

— ¿Es así…? No soy tan consciente de ello, así que realmente no lo sé.

Aunque ciertamente soy consciente de que mi lenguaje se vuelve más grosero cuando estoy en una batalla. Sin embargo, eso es sólo en situaciones de vida o muerte, así que no creo que normalmente hable así durante el entrenamiento.

—Bueno, supongo… Ahora que lo pienso, ¿cuál es tu nuevo objetivo?

Al no entender el significado de su pregunta, inclino mi cabeza una vez más.

—Lo que estabas diciendo antes, ¿sabes? Perdiste tu objetivo de venganza, pero ahora tienes un nuevo objetivo. Para ese objetivo, dijiste que estabas puliendo tu espada.

Ante la respuesta de Kuroitsu murmuro: —Ahh… Es igual que todos.

— ¿Eh?

—Al igual que todos, quiero convertirme en una persona que pueda proteger a alguien. Quiero continuar el camino que el General está recorriendo. Y entonces, si alguien pudiera seguirme… si el círculo de proteger a alguien más se sigue extendiendo, eventualmente incluso un lugar tan grande como un país se convertirá en un lugar donde no haya más personas que tengan que experimentar la pena de perder a alguien como yo lo hice, es lo que pienso. Por ese propósito, pienso entrar en el Ejército.

—Tú… —Al oír mis palabras, Kuroitsu parece querer decir algo, pero se detiene. —Ya veo…

Tengo curiosidad por lo que quiere decir, pero antes de que pueda preguntar, Kuroitsu hace una complicada sonrisa mientras murmura de forma comprensiva. Por lo tanto, no soy capaz de preguntarle.

| Índice |

One thought on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 45: Mi Sueño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *