Todos creen que él me gusta – Capítulo 58

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Después de esto, el interés de Shang Jin decayó e incluso se subió a la montaña rusa sin expresión.

—¿Qué te pasa?

Shang Jin negó con la cabeza y no pudo decir si estaba frustrado o feliz. Si dijeras que perdió en carácter frente a otra persona, está bien, pero perder en apariencia, ¿cómo podría reconciliarse? Pero a su vez, esto también significó que Ye Zhou se sintió atraído por su personaje.

Ye Zhou sacó la lonchera de su bolso.

—Recogí las fresas de las dos macetas y las lavé esta mañana. ¿Quieres comer?

Shang Jin miró la lonchera y de repente liberó su tensión. 

—Tu estética es realmente única.

Una princesa rubia estaba pegada a la tapa transparente y pegatinas de fresa enmarcándola. Este estilo no encajaba con un hombre adulto.

—¡Eres muy molesto! —Ye Zhou empujó la caja en sus manos y explicó—: Pensé que Youyou vendría, así que compré especialmente estas pegatinas.

Hablando de Youyou, Shang Jin estaba un poco preocupado. Se acercó a un banco y se sentó.

—La recogeremos temprano en la tarde. 

Por lo general, su boquita no podía dejar de hablar, pero hoy estaba muy callada en el auto. A veces, este tipo de niño tranquilo era más preocupante que uno ruidoso.

—Claro, de todos modos, jugar aquí y allá, es todo similar. —Ye Zhou se reclinó en la silla y la luz del sol atravesó sus ojos cerrados. Solo quería sentarse en la noria que no montó la última vez.

Shang Jin tenía poco interés en estos lugares. Lo había propuesto porque Ye Zhou y Tang Dongdong habían venido durante la gran inauguración. Si no viniera con Ye Zhou una vez, siempre tendría una sensación indescriptible de no poder comparar.

Después de comer la mitad de la caja de fresas, Ye Zhou estaba siendo arrullado para dormir después de tomar el sol. Bostezó y empujó a Shang Jin. 

—Vayamos a la casa embrujada y refresquemos.

No había muchas personas en la casa embrujada al mediodía, con sólo siete personas en esta ronda, incluidos Ye Zhou y Shang Jin. La mayoría eran niños con solo dos niñas.

Una de las hermanas menores se escondió detrás de su novio. El novio tomó la mano de la niña y le dijo: —No tengas miedo. Estoy aquí.

Ye Zhou miró a Shang Jin y lamentó un poco que Shang Jin no tuviera miedo.

Shang Jin malinterpretó su mirada “ansiosa” y dijo: —Todos son falsos. ¿No me digas que les tienes miedo?

Ye Zhou inmediatamente se alineó en negro. Miró a Shang Jin y dijo: —Creo que realmente deberías estar solo toda la vida. 

Esto también se debía a que Ye Zhou no tenía miedo de estas cosas. Si fuera una niña y su novio hubiera dicho tal cosa en un tono sarcástico exagerado antes de que ella entrara a la casa embrujada, definitivamente lo dejaría atrás durante las vacaciones de verano.

Shang Jin se encogió de hombros y dijo: —Entonces, lo siento mucho. Los productos se han vendido y no se pueden devolver.

—¿No puedes decir una o dos palabras reconfortantes como lo hice antes?

—No eres tan débil. ¿Con qué te consolaría? —Al entrar en la casa encantada, estaban rodeados de oscuridad. Shang Jin tiró de la mano de Ye Zhou y dijo—: Vamos.

Ye Zhou dejó pasivamente que Shang Jin lo empujara hacia adelante. No sabía por qué, pero al escuchar el comentario de Shang Jin, en realidad se sintió más feliz que si hubiera escuchado palabras reconfortantes.

¿Podría ser esto lo que se llama “la belleza está en el ojo del espectador”?

—¿Qué puedes ver en esta oscuridad? —Esta fue la primera vez que Shang Jin entró en una casa encantada. Había pensado que vería muchos esqueletos o cadáveres de monstruos, pero no esperaba que después de entrar, solo hubiera oscuridad y más oscuridad—. Esta música es muy mala.

—¿Lo estás tomando como ver una película? Todavía quieres un sonido envolvente Dolby. —Ye Zhou movió sus manos y lo reemplazó con un broche de diez dedos. Shang Jin se rascó la palma de la mano con el pulgar, y Ye Zhou sintió como si una pluma le rascara el corazón directamente, todo el cuerpo le picaba, pero no sabía dónde le picaba—. No te muevas.

Shang Jin se rió entre dientes y tiró de él hacia adelante, llegando finalmente a un lugar con un poco de luz.

La música lúgubre fue reemplazada por truenos. Ye Zhou estaba familiarizado con la escena aquí y le pidió: —Baja la cabeza, ten cuidado de no golpearla.

—¿Qué? —Shang Jin preguntó, sólo para escuchar un grito proveniente del frente.

El equipo originalmente ordenado cayó en el caos. La joven pareja en el frente corrió desesperadamente hacia adelante. El equipo en la parte de atrás comenzó a luchar y los gritos se extendieron. En menos de un minuto, solo Ye Zhou y Shang Jin se quedaron juntos.

Con un destello de luz, Shang Jin miró el apoyo de la extremidad temblando sobre su cabeza. Extendió la mano y lo bloqueó por un momento, luego lo sostuvo.

—¿Qué hace esto?

Ye Zhou lo golpeó con su mano libre.

—Déjalo ir. Quién sabe cuál es la calidad de este accesorio. ¿Y si lo rompes?

—Es bastante malo si se rompe con un toque ligero.

Después de la sala de operaciones “ensangrentada” había un pasillo oscuro. Esta vez no hubo música en el pasillo, y solo pudieron escuchar el suave sonido de los pasos de las dos personas.

De repente, el sonido de los pasos aumentó en uno, y Ye Zhou pareció sentir un tirón en su ropa. Ahora estaba cogido de la mano de Shang Jin, y Shang Jin sostenía su teléfono móvil en la otra mano. La mano extra definitivamente no era de Shang Jin.

Se detuvo y arrastró a Shang Jin hasta detenerlo. Girando la cabeza, dijo desconcertado: —¿Qué pasa?

—Justo ahora, alguien me tiró de la ropa. —Ye Zhou miró hacia atrás y no pudo ver nada en absoluto en el pasillo de tono negro.

Shang Jin hizo brillar la luz de su teléfono, pero no encontró rastro de nadie. Ciertamente no dudaba de que Ye Zhou tenía una ilusión, pero empujó a Ye Zhou frente a él y dijo: —Ve al frente.

Las dos personas apenas comenzaron a caminar cuando los pasos adicionales aparecieron nuevamente, como si quisieran específicamente que lo descubrieran sin ninguna intención de esconderse.

Shang Jin barrió la espalda con su visión periférica y de repente atrajo a Ye Zhou a sus brazos, besando los labios de Ye Zhou antes de que tuviera la oportunidad de responder.

Ye Zhou estaba estupefacto, finalmente reaccionó y comenzó a luchar. 

—¿Qué estás haciendo?

Shang Jin lo soltó convenientemente y con mucha calma dijo: —Vamos. —Como si el hombre que acababa de “tenderle una emboscada” no fuera él.

—¿Podemos evitar hacer esto en público la próxima vez? En caso de que alguien lo vea. —Ye Zhou exhortó. 

Después de tal interrupción, Ye Zhou también se olvidó de los pasos detrás, pero, curiosamente, los pasos realmente desaparecieron después de ese beso.

Ya que los dos habían salido de la casa encantada, una voz traumatizada repentinamente vino de la oscuridad. 

—Me asusté hasta la muerte. Los homosexuales son dignos de ser homosexuales, no van de la manera habitual y siguen coqueteando en una casa encantada.

Otra voz se burló: —Te disfrazaste de fantasma pero no asustaste a nadie y otros te asustaron. ¿No eres una vergüenza?

♦ ♦ ♦

Las dos personas simplemente comieron y comenzaron a hacer fila bajo la noria.

La escuela de Shang Youyou termina a las cuatro y las dos personas planeaban llegar a la escuela a las 3:30.

Junto a la noria estaba el carrusel donde se congregaban muchos niños y una persona vestida con un disfraz vendía globos al lado.

Shang Jin dijo: —Voy a comprar un globo y se lo daré.

—Adelante. —Shang Jin solo dio dos pasos cuando Ye Zhou le recordó—: Compra uno lindo.

Cinco minutos después, Shang Jin sostuvo un globo de gatito rosa y le dijo a Ye Zhou: —Átalo a mi mano.

—Olvídalo. Es mejor atarlo a mi mano. Tienes que conducir en un rato, así que es mejor si lo tomo ahora.

En fila durante media hora, finalmente fue su turno.

Tal vez fue porque habían tomado el sol todo el día y estaban un poco exhaustos. Cuando llegaron a la noria, estaban absortos únicamente en el aire acondicionado que soplaba, y no había ni un poco de ambiente romántico y dulce en absoluto.

—Ni siquiera es julio todavía. ¿Por qué hace tanto calor? —Ye Zhou sacó una servilleta de su mochila y le entregó una a Shang Jin. También se secó el sudor de la cara. Limpiándose las manos con una toallita húmeda, sacó el resto de las fresas—. Cuidemos estas fresas. Si las dejamos por más tiempo, se habrán echado a perder. Estas fueron cultivadas a mano por nosotros y no se pueden desperdiciar.

En el punto más alto, Ye Zhou recordó de repente que las personas en el dormitorio no habían resuelto su malentendido. Sacó su teléfono móvil y encendió el modo selfie. Tomó una foto de Shang Jin sosteniendo una fresa y la mitad de su cara. Luego, lo envió directamente a su círculo de amigos con la ubicación en el parque de diversiones.

[Ye Zhou: Recorriendo el parque de atracciones [foto]]

Ye Zhou, que rara vez enviaba publicaciones de amigos, una vez que las envió, los me gusta y los comentarios llegaron como olas, uno tras otro.

[Zhou Wendao: ¡¡Mierda!!]

[Chen Shao: !!!]

[Xu Yangjun: ¿Se han reconciliado?]

[Wen Renxu: ¡Haberlo dicho antes!]

[Zhan Xing: Mierda, mierda, ¡¡hemos movido la mitad de tus cosas!! ¡Vuelvan a cambiarlo rápidamente!]

Ye Zhou abrió su boca. Estas personas no habrían vuelto a cambiar los dormitorios mientras él no estaba, ¿verdad?

Ye Zhou respondió a Zhan Xing: [¡¡Vuelve a cambiarlo por mí!!]

[Liu Yutian: ¡Cambiándolo ahora mismo!]

[Compañero A: ¿Entonces se puede usar el número Shang Ye?]

[Compañero B: ¡Gracias a Dios!]

[Compañero C: ¡Genial! Mañana iré a rezar. ¡Los exámenes de esta vez son la muerte!]

Después de una gran cantidad de comentarios, vio el último.

[Su Yin: ¿Dios masculino? ¿Rueda de la fortuna? Ye Zhou, ¡espérame!]

El corazón de Ye Zhou latió con fuerza. De hecho, se había olvidado de Su Yin. Parecía que tendría que explicarle la próxima vez que no sentía nada por Tang Dongdong, pero que no había podido mantener su posición y fue atraído con éxito por Shang Jin.

Shang Jin terminó de comer las fresas y volvió a guardar la caja en su mochila. Miró hacia arriba y vio a Ye Zhou mirando su teléfono. Tosió y Ye Zhou no respondió. Shang Jin simplemente se sentó junto a Ye Zhou. 

—¿Qué estás mirando?

Ye Zhou sonrió. 

—No creían que ya estábamos bien ayer. Hoy hice una publicación de amigo.

Shang Jin abrió su círculo de amigos y le dio un ‘Me gusta’ a la publicación de Ye Zhou.

Shang Jin, que nunca elogió a los demás, solo hizo un gesto de aprobación. Después de ver a los dos amigos colaborando, mejoró la credibilidad de la foto de Ye Zhou.

En este punto, ¡la semana de exámenes negros de A Uni, que duró casi medio mes, finalmente había anunciado su fin!

Al mismo tiempo, los compañeros de cuarto en 403, 404 y 405 también dejaron sus corazones colgantes.

Ye Zhou miró a Shang Jin y se preguntó si, después de que regresaran hoy, debería informar a los compañeros de dormitorio la verdad sobre su relación con Shang Jin. Después de todo, eran amigos y tuvieron que permanecer juntos durante dos años. Ye Zhou no pensó en engañarlos, y tampoco estaba dispuesto a hacerlo.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.