Una generación de militares – Capítulo 29: La fuerza de élite (1)

Traducido por Yonile

Editado por Sharon


Sin explicar por qué estuvieron expuestos al sol durante toda la tarde, sin palabras para apaciguar su tormento, sin una pizca de disculpa por ello, Gu Yun levantó ligeramente la mano señalando las cosas extrañas que se encontraban al lado del campo de entrenamiento, y dijo:

—Ahora, dividanse en grupos de cincuenta. Delante de ustedes hay un pozo profundo, una red espinosa, un puente de un solo tronco y un muro alto de obstáculos. Deben saltar al pozo, salir y pasar por debajo de la red espinosa, arrastrarte hacia adelante, cruzando el puente de un solo tronco. Los que caigan tendrán que volver a empezar. En cuanto a la pared, no necesito decir mucho, simplemente trepen. Detrás hay diez arcos y diez flechas. Su objetivo no es el ojo de buey, sino una pluma que cuelga frente a él. Aquellos que puedan dispararle a la pluma podrán quedarse.

Todos escucharon claramente esa voz clara, refrescante y resonante. Habían estado mirando todas esas cosas porque no habían hecho nada extraordinario toda la tarde. Los soldados estaban inexpresivos, sin embargo, en la plataforma había unos ancianos curiosos.

El campo de entrenamiento militar era de doscientos a trescientos pies [1] de largo. En la parte más delantera se había excavado un pozo de más de diez pies de profundidad, y después de la fosa, una red creada con cardos a un pie del suelo. Debajo había un atolladero donde uno tenía que arrastrarse y gatear; al salir definitivamente tendrían una apariencia desagradable. Después de la red, habían diez troncos con la circunferencia de la boca de un cuenco horizontalmente al suelo. Al final de los troncos había una pared de veinte pies de altura o incluso más.

Esta chica hizo muchas cosas extrañas. ¿De qué servía este circuito? De repente, los tres encontraron el entrenamiento divertido y muy interesante. Ahora, lo estaban viendo ávidamente.

Los soldados militares Su no estaban exentos de artes marciales poderosas, así que no había necesidad de mencionar las habilidades de la élite. Todos los soldados parecían muy tranquilos.

—Sé que son la élite de la élite —sonrió Gu Yun—, y no tengo duda de que pueden pasar estos obstáculos, pero tienen que recordar que sólo hay diez flechas.

El público entendió lo que quería decir. Sólo las diez personas más rápidas de cada grupo de cincuenta eran elegibles para disparar, por lo tanto el resto sería eliminado.

—Empecemos —le dijo a Han Shu, que estaba a su lado, después de comprobar que entendían lo que pretendía por sus expresiones.

—¡Tropa! —dijo este en voz alta.

Los soldados, de manera inmediata y organizada, se organizaron cada cincuenta personas en una línea horizontal. Los tres mil hombres se alinearon muy rápido y cuidadosamente en sesenta filas. Gu Yun estaba asombrada por dentro, el simulacro de despliegue de la tropa del General Su era increíble. En un campo de batalla de gran escala contra el enemigo, con una formación tan precisa y rápida, el enemigo tendría dificultades para encontrar un punto débil al cual atacar.

Gu Yun no había dejado de admirarlos cuando el primer grupo ya estaba en la línea de partida.

—Comienzen. —Con el mando de Han Shu, la primera fila de soldados, partieron como una flecha. Todos entendían que si no podían llegar a los primeros diez, significaba que habían fracasado.

Cincuenta personas, casi al mismo tiempo, saltaron al pozo profundo. Sin embargo, al salir había una diferencia obvia. Era un pozo de tres metros de largo, tres metros de ancho y tres metros de profundidad, siendo inundado por cincuenta personas al mismo tiempo, por lo que los hombres quedaron pegados a los demás sin encontrar espacio para subir. Saltar fue la parte sencilla, salir no tanto. Además, el pozo se estaba desmoronando por los forcejeos, haciendo la boca más ancha.

Arrastrarse en el barro bajo las espinas no era difícil para ellos. El único problema es que acabaron cubiertos de barro, por lo eso dificultaría trepar la pared más tarde. Después de correr a través del puente de un solo tronco, la pared estimada de seis metros de altura detuvo a muchos hombres, pero los que poseían qinggong [2] no se detuvieron.

Cuando las diez flechas ya habían sido reclamadas, el Subdirector General de Su Ren, Yu Shi Jun, quien estaba junto a la pared gritó:

—¡Los hombres que quedaron atrás, retirense!

Todos aquellos que no fueron capaces de subir rápidamente a la pared naturalmente fueron derrotados, pero eso no significaba que los hombres que tuvieron la suerte de conseguir las flechas podían pasar fácilmente.

El objetivo estaba a doscientos pies de distancia y las plumas blancas estaban siendo sopladas por el viento de la noche balanceándose de un lado a otro. La noche sólo era iluminada por las antorchas de fuego y en medio del fuego oscilante, algunos ni siquiera podían ver las plumas flotantes claramente, mucho menos dispararle.

Gu Yun no les dio tiempo para apuntar. Debían disparar tan pronto como la flecha era recogida, y como estuvieron corriendo para llegar primeros, estos hombres estaban sin aliento. Con el balanceo de las plumas, se hizo claro que era una prueba de visión.

El resultado de la primera ronda: al final, nadie pasó.

Yu Shi Jun miró la pluma que revoloteaba frente al objetivo de tiro con arco y en su corazón, criticó en secreto la astucia de Gu Yun. Bajo una prueba de este tipo, ¿cuántas personas podrían completar la tarea? En la primera ronda, todos fueron aniquilados. Hace unos momentos, los soldados todavía estaban llenos de confianza, pero finalmente empezaban a sentirse ansiosos.

—Comiencen.

La segunda fila de hombres salió corriendo. Como el primer hombre en salir de la fosa le lucía familiar, Gu Yun entrecerró los ojos un poco, y vio a… ¡Lou Yan! En la selva tropical, él dejó una profunda impresión en ella. Con su cuerpo bien equilibrado y la fuerza de sus músculos explosiva, superar la pared alta no era un problema. Es sólo que no sabía si sería capaz de disparar la pluma flotante.

Luo Yan pasó a través de los obstáculos con movimientos ágiles y rápidos, la ejecución fue limpia, y como Gu Yun esperaba, fue el primero en conseguir la flecha. Luo Yan sólo le dio una mirada a la pluma distante y tiró de la cuerda de arco sin un toque de vacilación. Liberó la flecha y la pluma blanca pura fue clavada en el blanco del tiro con arco

¡Buen tiro con arco! ¡Buena vista! Gu Yun estaba secretamente encantada, este tipo era demasiado talentoso.

Este grupo tuvo un mejor desempeño: cuatro hombres fueron capaces de disparar las plumas.

Los siguientes grupos tampoco fueron malos, Leng Xiao y Ge Jing Yun también fueron seleccionados por separado. Entre los reclutas que Gu Yun entrenó antes, fueron solo ellos dos los que fueron seleccionados. Al ver que la carrera ya estaba a la mitad, pero la mayoría de los hombres seleccionados eran básicamente del Campamento del Tigre Agazapado, Liu Xing suspiró en un gemido bajo.

—¡Oh, no! El Campamento del Tigre es demasiado feroz y nosotros, entre el grupo de nuevos reclutas, tuvimos pocas oportunidades de practicar tiro con arco.

El mismo grupo de jóvenes reclutas suspiró en secreto con él.

—¡Sí, y no todos son como Leng Xiao o Ge Jing Yun!.

 —No —dijo Liu Xing ahogando un gemido—. Originalmente fuimos entrenados con el jefe, pero después de la selección solo quedamos tan pocos. ¡Qué vergüenza! ¡No podemos permitir que el Batallón del Tigre Agazapado nos desprecie!

Habían trabajado muy duro para entrar en la selección de estos tres mil soldados, ¡realmente no estaban dispuestos a perder así!

—¡Es cierto! —En su fila, había tres o cuatro reclutas que habían pasado tiempo a manos de Gu Yun. Tampoco estaban resignados, pero no les quedaba ninguna estrategia para probar—. ¿Qué hacemos ahora, en realidad no somos tan fuertes como ellos?

Los ojos de Liu Xing brillaron con un toque de astucia, y se rió en voz baja dos veces. Aprovechando que el frente todavía estaba en competencia, inclinó la cabeza hacia las pocas personas que lo rodeaban y susurró algunas palabras en sus oídos. Después de que los reclutas rodeándolo le escucharan, se miraron el uno al otro por un tiempo.

—¡Está bien! ¡Vamos a hacerlo!

Liu Xing hizo una pausa por un momento y luego asintió con la cabeza con fuerza. Pronto fue el turno de su grupo.

—Empiecen. —Han Shu dio la orden y cincuenta personas como un enjambre de abejas se precipitaron al pozo profundo.

Sin embargo, como un milagro, una figura joven que cayó dentro salió casi de inmediato. Es como si su cuerpo volara, tan ligero como una golondrina.

Después de él, otro hombre también salió sin esfuerzo del pozo, y todos estaban estupefactos. Al mirar dentro, se dieron cuenta que dos personas estaban usando su cuerpo de resorte, lo que permitió que los demás pudieran pisarlos y salir con facilidad.

Los soldados que anteriormente ya habían perdido en el pozo se enojaron.

—¿Cómo pudieron hacer esto?

Estaban disgustados, pero Gu Yun, que estaba en la plataforma, levantó ligeramente la ceja y sonrió. Su Ling todo el tiempo solo observaba con sus ojos fríos. Como ninguno dijo que se detuvieran, la competencia continuó.

Aunque Liu Xing y los otros dos jóvenes reclutas tuvieron un buen comienzo, la habilidad del Batallón del Tigre Agazapado era, después de todo, aún más alta que la suya. Para el momento en que llegaron al muro, cuatro o cinco ya habían sido descalificados. Liu Xing y los dos jóvenes reclutas lo intentaron, pero solo pudieron saltar hasta la mitad.

Al ver que sus compañeros seguían saliendo, los dos reclutas se miraron y apretaron los dientes. Uno reafirmó su ma bu [3], el otro le pisó el hombro, y ambos se giraron hacia Liu Xing.

—Liu Xing, ¡pasa!

—Mmm.

Apretando el puño, Liu Xing tomó prestados los dos hombros y finalmente llegó a la pared alta. Saltó a la cima, y corrió alegremente hasta tomar la última flecha

—Retírense —dijo en ese momento Yu Shi Jun a las personas que quedaron atrás.

Muchos hombres miraron a Liu Xing sintiéndose agraviados. Un soldado corpulento que lo seguía de cerca y que también había saltado la pared, pero no consiguió la flecha, no pudo soportarlo y gruñó:

—Hicieron trampa. ¡Eso no es justo!

—¡Correcto! ¡Es injusto! —se unieron otros hombres que quedaron bajo la plataforma.

La escena instantáneamente se inundó en el caos. Yu Shi Jun miró con torpeza a Gu Yun. En su mente, estaba de acuerdo que el método de Liu Xing fue engañoso.

—Tiro con arco —dijo ella, sin prestar atención a los clamores con una voz resonante. Las pocas personas que sostenían las flechas no se atrevieron a dudar y continuaron disparando.

Todas las flechas largas fueron disparadas al objetivo, pero solo tres clavaron las plumas. Una de ellas la disparó Liu Xing.

Era una conclusión inevitable. Todos pensaron que Gu Yun ignoraría a uno de los hombres quejándose, pero estaban equivocados.

—¿Dónde es injusto? —preguntó con calma, mirándolo de repente. El hombre, que creía no estar equivocado, la miró con firmeza.

—Todos se apresuraron a ayudar a una persona, por supuesto que pasará los obstáculos. No confió en su propia capacidad ni demostró tener mejor habilidad que los otros. ¡Eso es lo injusto!

Los hombres que se quedaron igualmente rezagados asintieron con la cabeza para expresar su descontento.

Gu Yun no estaba enojado y dijo con indiferencia:

—Antes lo dije con claridad —dijo con indiferencia Gu Yun, sin enojarse—. Mientras superen estos obstáculos, los diez más rápidos estarán calificados para tirar la flecha. ¿He dicho alguna vez que no pueden hacerlo en equipo? ¿Por qué no le pidió a su grupo trabajar juntos? En lugar de desperdiciar la oportunidad, sus compañeros de equipo se ofrecieron voluntariamente a ser su trampolín.

El hombre corpulento miró a Liu Xing, quien clavó la pluma de un solo disparo y luego miró a los jóvenes reclutas de pie junto a la pared que no saltaron pero que estaban llenos de sonrisas en sus rostros. Guardó silencio y no respondió a la pregunta de Gu Yun, su expresión también se calmó lentamente.

No habló, pero Gu Yun no tenía la intención de renunciar a esta oportunidad para hacerles entender el significado del trabajo en equipo. Señaló la pluma ondeante que todavía estaba incrustada en la punta de la flecha y explicó:

—Entiende esto. El último obstáculo es una competencia de agudeza visual, donde se juzga la precisión y velocidad. Solo quedarán elegidos diez de los cincuenta del equipo con mayor probabilidad. Después de haber identificado a los que tenían una mayor probabilidad de ganar, ¡ayudaron a que esto sucediera! ¡Quiero hombres que tengan cerebro además de coraje, que pueda comprender el verdadero reto y piense cómo superarlo en lugar de alguien grosero!

Su voz clara y brillante resonó en el amplio terreno de entrenamiento. Cada palabra fue transmitida a los hombres, pero no porque Gu Yun hubiera gritado, sino porque ninguno fue capaz de replicarle.

La gente que clamaba por injusticia inclinó la cabeza en silencio y se quedó en silencio. Su Ling no pudo evitar sonreír. Estos tipos fornidos estuvieron con él durante muchos años y habían dejado a muchos oponentes temblando de miedo, pero hoy frente a ella, se quedaron sin palabras.

Gu Yun ni siquiera los volvió a mirar y a Han Shu le dijo que continuara.

—Comiencen —gritó Han Shu, recuperando la compostura.

Otra fila se precipitó hacia el pozo. La prueba se realizó de forma ordenada, y los sesenta grupos pasaron en dos horas.

Mirando a las restantes personas, lastimosamente reducidas, Han Shu dio un largo suspiro y se acercó a Gu Yun.

—Terminado, solo trescientos veinte hombres pasaron.

Gu Yun asintió levemente como si no sintiera que las personas restantes eran muy pocas.

—Se seguirán descartando a más —sonrió—. Reúne a los que han quedado. Tengo algo que decirles.

—Si. —Han Shu aceptó la orden y se fue. Toda esta noche, Su Ling ni siquiera había dicho una palabra. Todo lo hizo esa pequeña niña al timón mandando y dirigiendo a todos. La sorprendente y majestuosa Vanguardia y el Diputado General también fueron impulsados por ella. Aunque Su Yan vio su actuación esta noche y había desarrollado una impresión favorable de ella, su corazón todavía no estaba realmente satisfecho.

—¿Cuándo cambió la propiedad de la Mansión del General?

Comparado con su irritabilidad, Su Qing la elogió generosamente:

—Esta chica es interesante. No puedo decirlo con certeza, incluso podría ser la que estamos buscando.

—No lo creo. Su habilidad es solo con sus labios, y ¿de qué sirve? —Si su cuerpo era tan débil, ¿de qué servía ser sabio?

—De hecho, pensé que esta pequeña niña no es mala, es más que una fuerza bruta. En comparación con uno que solo tiene la fuerza y ​​la constitución, ella tiene cerebro, es mucho más difícil lograr un gran talento —habló Su Quan. Su expresión decía que estaba mirando a una persona igual a la que describía. Su Yan fulminó con la mirada y rugió ferozmente:

—Lao San [4], ¿estás diciendo que quién tiene fuerza bruta no tiene cerebro?

Su Quan simplemente se rió sin responder. Su Yan estaba ahogado por el resentimiento, pero no podía descargar su rabia, si lo hacía, eso significaría que era una persona de “fuerza bruta sin cerebro”.

Gu Yun tenía la cabeza llena de líneas negras . Estos hombres no eran conscientes de lo ruidosos que eran, y a pesar de su edad, luchaban como niños pequeños. Ella vislumbró a Su Ling solo para encontrarlo con un rostro tranquilo sonriéndole y luciendo muy acostumbrado a eso. En ese momento, decidió que ignoraría a los tres ancianos por completo. De lo contrario, no podría aguantar y terminaría haciendo algo.

Se volvió hacia los trescientos veinte hombres que se habían alineado completamente y les mostró una sonrisa gloriosa y brillante.

—Felicitaciones, acababa de pasar la pequeña prueba. La selección real de esta noche puede comenzar.

¿Qué? ¿Qué? ¡¿Eso fue solo una pequeña prueba?!

Los soldados le dieron una mirada atónita a Gu Yun. En ese momento, aquellos que conocían esa sonrisa en su rostro comenzaron a tener una sensación aterradora. Algunos hombres recordaron esos inolvidables saltos de rana de cinco millas, y otros regresaron a la jungla con esos gusanos grandes y regordetes. Los que no entendieron el anuncio, eran hombres que todavía no sabían lo que era estar entre la vida y la muerte.

Con todas las miradas fijas en ella, Gu Yun se dio cuenta que muchos tenían ojos asustados que podía reconocer. Estaba de un humor particularmente bueno, por lo que las palabras que salieron fueron inusualmente relajadas y animadas.

—No deben entrar en pánico, la prueba de esta noche es extremadamente simple.

Una vez que salieron las palabras “extremadamente simple”, los hombres que una vez trabajaron con ella y sufrieron tormentos empezaron a tener sudores fríos que les caían por la frente. Cuanto más relajada y simple lo decía que era una tarea, solía ser más miserable que la muerte.

—Han Shu. —Gu Yun agitó levemente una señal con la mano hacia él. Han Shu, que estaba de pie cerca, levanto una enorme pieza de lino negro para mostrar lo que había debajo.habia un montón de sacos de arena, como una pequeña colina.

—Todos tomen diez sacos de arena, aten cuatro en las piernas y seis alrededor de la cintura —gritó con tanta fuerza que incluso las personas en las áreas lejanas en el terreno pudieron escucharlo con claridad.

Manteniendo la duda en sus corazones, más de trescientos soldados trotaron hacia la pequeña colina con rapidez para atar los sacos de arena a sus cuerpos sin demora y de manera ordenada. Han Shu vio que, al final, solo quedaron menos de treinta sacos en el suelo. En su corazón, no podía contener las críticas.

No es de extrañar que la prueba anterior fuera tan complicada. Desde el principio no tenía intención de dejar que mucha gente pasara.

—A diez millas del campamento en la cima de la montaña Primavera de Jade —dijo Gu Yun en cuanto se alinearon—, hay un soldado que sostiene lazos rojos. Tienen que correr allí y recuperar una cinta. No hay límite de tiempo, pero las últimas diez personas que regresan se consideran voluntarias para regresar al campamento.

Basado en experiencias anteriores, Gu Yun no establecería una tarea tan simple. Los soldados estaban inmóviles esperando que ella dijera más, pero después de un tiempo sin más instrucciones, solo les quedó esperar a que levantara su mano para dar la señal de comienzo.

¿Solo así? 

Los soldados dudaban. Habían estado practicando durante mucho tiempo, atar sacos de arena para correr veinte millas obviamente no era un entrenamiento severo. Sin embargo, ¿gastó tanto vigor preparando sacos de arena solo para eliminar a diez individuos?

No sabían qué estaban pensando los demás, pero Leng Xiao, Ge Jing Yun y Liu Xing creían que ella no sería tan buena incluso luego de muerta. Sabían que estaban condenados después de sus palabras de antes, por lo que no esperaron otra cosa en cuanto comenzó a darles instrucciones.

Pero incluso si no le creían del todo, el resto de los soldados ya habían aceptado la orden y se dirigían hacia la Montaña Primavera de Jade. Los tres hombres solo pudieron hacer todo lo posible para seguir adelante. Pronto, en el enorme terreno de entrenamiento quedaron solo los soldados que llevaban antorchas de fuego y las pocas personas en la plataforma alta.

El aire fresco de la noche de otoño soplaba con más fuerza, y con el terreno ahora vacío, el viento era más agresivo. Gu Yun, de pie en la plataforma, tenía su ropa balanceándose sin control, y su pequeño cuerpo lucía como si fuera a volar en cualquier momento. Su Ling se acercó y se detuvo frente a ella para bloquear parte del viento nocturno acercándose. Normalmente, no sabía cómo cuidar de una mujer, y mucho menos de cómo mostrarle una buena voluntad.

A pesar de que su acción presentó una escena cálida y tierna, las palabras que pronunció envenenan la atmósfera.

—¿Cuánto tiempo más tienes que atormentarlos?

Afortunadamente, Gu Yun nunca prestó atención a este tipo de gestos amables.

—Todavía no —le respondió con honestidad. Sintiendo el viento de la noche, miró a los tres ancianos a un lado y amablemente dijo—: Si están cansados, por favor regresen y descansen.

Desafortunadamente, los ancianos no lo apreciaron.

—Niña, solo cuídate a ti misma. ¡No estamos cansados! —respondió Su Yan con tono grosero. Esa niña acababa de autoconvocarse su desprecio.

Gu Yun se encogió de hombros, se sentó en una silla y cerró los ojos para descansar, sin volver a decir nada. Su Ling no la miró con una buena expresión, pero no la instó de nuevo.

Algunas personas se sintieron aturdidas por lo que presenciaron. ¡Esa mujer se atrevió a rechazar a Su Ling!

Su Yan se levantó de repente, levantó a Su Ren por el cuello y lo llevó a la parte trasera de la plataforma en una esquina. Su Ren no luchó y silenciosamente se dejó arrastrar, con una sonrisa irónica.

— Tío Yan, ¿qué quieres hacer?

—Ve y trae a Bing Lian —dijo él en lugar de responderle, bajando la voz y soltando su cuello. Los ojos de Su Ren brillaron levemente, pero su tono era inexpresivo.

—¿Para qué?

—¡Te dije que lo hagas! ¡Solo hazlo!

Su Ren dio un paso atrás y sonrió avergonzado.

—¿Cómo podría hacerlo?

Bing Lian tenía una actitud extremadamente molesta, y no dejaba que cualquiera la tocara.

—¡Mocoso apestoso, deja de actuar lastimosamente conmigo, usa la caja de madera colocada correctamente y tráela aquí! —lo regañó con impaciencia Su Yan—. ¡Rápido, vete!

—Está bien, me iré. —Se dio la vuelta y la expresión de impotencia de hace poco desapareció. En las comisuras de los labios de Su Ren emergió una sonrisa astuta que era inusualmente deslumbrante justificando sus acciones—. Hermano mayor, solo estoy tratando de ayudarte.

Su Yan estaba muy satisfecho de sí mismo. Estaba a punto de regresar cuando de repente, detrás de él, una voz baja y risueña habló.

—¿A dónde lo enviaste?

Al escucharlo supo de inmediato quien era, por lo que no ocultó su plan.

—Quiero poner a prueba a esa chica para ver si es la anfitriona seleccionada de Bing Lian —respondió con un tono jovial.

Incluso si Su Quan no sonrió, todavía tenía esa cara de celebración que estaba llena de dudas.

—¿Por qué estás tan impaciente?

—¡También lo viste, Ling la acomodó de todas las formas posibles y le gustó muchísimo! Solo me temo que la elección de Bing Lian como propietaria fue una noticia difundida deliberadamente por Ling. ¡La razón por la que vinimos aquí fue para confirmar quién es la persona predestinada de Ling! ¡Cuanto más lo retrasemos, más problemático será!

La mayoría de los hombres de la familia Su tenían una mentalidad única y una vez que se enganchaban con una mujer, no cambiaban de opinión. Si esta pequeña niña no estaba destinada a estar al lado de Su Ling, todavía estaban a tiempo de hacer planes.

Su Quan volvió la cabeza para mirar a Su Ling en la plataforma donde estuvo complaciendo a Qing Mo toda la noche. Asintió con un suspiro y prácticamente estuvo de acuerdo con el método de Su Yan. Durante miles de años, Bing Lian no había elegido a la persona equivocada. Esta vez tampoco se equivocaría.

Sentados en la misma plataforma, los ojos de dos personas miraron inconscientemente a Gu Yun, quien se dio cuenta que era el objetivo de sus miradas, pero no abrió sus ojos. Sintió débilmente que la razón por la que vinieron los tres mayores de la familia Su fue por ella, pero no era más que un “regalo de una tierra extranjera”, ¿así que por qué se molestaban tanto?

A pesar de sus sospechas, decidió que por el momento observaría en silencio y actuaría cuando fuera necesario.

En poco tiempo, se escuchó un limpio sonido de pasos acercándose. Gu Yun abrió los ojos y vio a más de trescientos hombres corriendo  con gran fuerza. Casi llegaron al mismo tiempo.

Después de una carrera de diez millas de distancia con peso extra, la mayoría de sudaban como la lluvia y tenían la respiración acelerada, pero no parecían cansadas. La calidad general no era mala. Gu Yun estaba secretamente satisfecha y caminó hasta el frente de la plataforma.

Las tropas no estaban muy dispersas en primer lugar, por lo que se alinearon muy rápidamente. Los últimos diez en llegar se quitaron sus sacos y se retiraron de la siguiente etapa.

Gu Yun no perdió el tiempo, y simplemente señaló el pozo fangoso frente a ella.

—¡Tropas! En orden, salten y salgan del otro lado.


[1] Un pie equivale a un tercio de un metro.

[2] Habilidad de artes marciales qinggong: La capacidad de moverse rápido y ligeramente a velocidad sobrehumana o realizar movimientos que desafían la gravedad.

[3] Ma Bu: artes marciales, postura del caballo.

[4] Antigüedad entre hermanos. San significa tercero

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.