¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 100: En el evento (1)

Traducido por Shröedinger

Editado por Ayanami

Al final, es verdad que no hay suficientes escoltas. Por lo tanto, como soy cercana al príncipe Chris, será mi escolta.

Los gemelos se opusieron hasta el final, solo se calmaron una vez que intervino el abuelo.

Y ahora, me dirijo al lugar donde seré escoltada de principio a fin por el alegre príncipe Chris.

Haa, ser escoltada durante la fiesta por un príncipe de este país… Ya puedo sentir las miradas aterradoras de las damas.

Independientemente de mis preocupaciones, llegamos frente al lugar.

Cuando se abrió la puerta y entramos…

El rey es un mentiroso.

¿Dónde está la “pequeña” fiesta?

Hay demasiados participantes.

Y el pasillo es demasiado grande.

En el momento en que entramos, todos nos miraron.

¿Qué es esto? ¿Algún nuevo tipo de acoso?

Como era de esperar, para la abuela y el abuelo es como siempre.

Sin embargo, Sana y Sasuke, para quienes es su primera fiesta, además del joven Allen y Ange, quienes vivieron como plebeyos durante mucho tiempo, son tragados por la atmósfera del lugar como yo.

Sana y Sasuke conversaron tranquilamente

—¿Regresamos?

—De acuerdo

Llegando a tal conclusión.

Pensé que estaba expuesta a sus miradas, porque estaba acompañada por el príncipe Chris, pero al mirar a mi alrededor, parece que, por alguna razón, las miradas brillantes de las mujeres están dirigidas a mí.

¿De qué diablos se trata todo esto?

Mientras inclinaba la cabeza, varias señoritas se me acercaron.

Como el príncipe Chris estaba aquí, parece que nadie se atrevió a hablar.

El príncipe Chris hizo una sonrisa irónica y les habló.

—¿Quieren saludar a Lillina? … Cierto, si monopolizo a Lillina es probable que me convierta en un enemigo de las mujeres. Por favor, adelante. —Cuando el príncipe Chris dijo eso, se separó un poco de mí y las mujeres acudieron en masa hacia mí.

Fue un poco aterrador, ya que todas vinieron con mucho vigor, pero como no parecía haber hostilidad, decidí solo vigilar la situación.

Entonces, una se mantuvo de pie frente a mí.

—Encantada de conocerla, señorita Lillina. Soy Wendy de la casa del Conde Wald.

¿Hm? ¿Señorita Wendy de la casa del Conde Wald?

Seguramente, ella era de la señorita Yuri…

—¿Eres, por casualidad, la maestra de la señorita Yuri?

—¡Sí! Muchas gracias por salvar a mi Yuri. Si Lillina y sus amigos no la hubieran ayudado, me pregunto cómo sería la situación actual…

Al decir esto, la señorita Wendy comenzó a temblar un poco.

—No, simplemente estábamos presentes en la escena. Más bien, fueron los sentimientos de la señorita Yuri por su maestra los que le salvaron, señorita Wendy. Tiene una buena doncella.

—Es tal como dice, señorita Lillina, Yuri es una buena persona. Además, no soy la única a la que salvó. Todas las mujeres aquí estaban en peligro. Qué agradable es estar en este lugar ahora. —Después de decir eso, miró a las mujeres detrás de ella.

Aquellas que esperan detrás de la señorita Wendy están expresando su gratitud con ojos llorosos.

Mirando alrededor, Sana, Sasuke, el joven Allen y Ange también están rodeados.

Es como una gran fiesta de acción de gracias. Aparentemente, la historia en la que simplemente ayudamos se convirtió en un gran acontecimiento.

El rey, que entró en mi vista, sonrió con satisfacción y asintió.

—Todos… Ahora, la fiesta que el rey preparó especialmente ha comenzado. ¿No deberíamos disfrutar celebrando que todos estamos a salvo? Sería un desperdicio si sigues llorando en lugar de disfrutar de la preciosa fiesta. Señorita Wendy, si desea, use esto. —Le entregué un pañuelo a la señorita Wendy, quien comenzó a llorar.

El pañuelo ya cumplió su propósito. La señorita Wendy, al recibirlo, dijo “Señorita Lillina, eres demasiado amable~” y comenzó a llorar aún más.

—Haa, Lillina también es popular entre las damas. Realmente hay muchos rivales. —El príncipe Chris se acercó diciendo tal cosa.

Su rostro parece preocupado y, de alguna manera, me siento orgullosa.

—Además, tus amigos también se han vuelto populares en este país.

Ciertamente.

Un poco más lejos, Sana y Sasuke están siendo invitados a algo.

El joven Allen y Ange también parecen estar siendo aplastados por la multitud.

—Así parece. Honestamente, me siento confundida.

—Estoy seguro de que lo estas. Ayudas a las personas sin tener en cuenta las pérdidas o las ganancias. ¿Es tan sorprendente que la gente esté tan agradecida? Ahora, ¿vamos con el señor Dios de la Espada?

El príncipe Chris me llevó con mi abuelo y mi abuela.

Los dos estaban hablando con el rey.

El rey, quien no se podía decir que era la persona que sonrió en mi dirección hace un rato, estaba pálido.

Posiblemente… ¿El abuelo dijo algo?

| Índice |

Un comentario en “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 100: En el evento (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.