Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 21: Entrenamiento de bodas

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Han pasado 20 días desde que Tiararose llegó a Marineforest.

Sin siquiera pasar el mes desde su llegada, varias cosas sucedieron a su alrededor. Principalmente su encuentro con Aishira y el Rey Hada.

En ocasiones, ella debía asistir a fiestas de té con señoritas Nobles de Marineforest como forma de reunión social.

Y ahora, lo que estaba a punto de comenzar oficialmente era… El Entrenamiento de Bodas.

Pero ya que Tiararose era la anterior prometida del Príncipe Heredero de Lapis Lazuli, Hartnight, ya tenía dominado todo lo que debía aprender.

Por ello, en su lugar sería educada en la cultura de Marineforest. Cosas como las Hadas y la historia del Reino, además de profundizar la confianza con su prometido, Aquasteed.

―Necesito concentrarme, pronto seré la Reina…

Lo que atrapó su mirada eran las hermosas decoraciones de la cama con dosel.

Mientras la luna se elevaba lentamente, Tiararose cerró sus ojos, intentando dormir. Pero, por supuesto, terminó fracasando.

Incluso ella no estaba segura si era por las preocupaciones sobre el comienzo del entrenamiento o sus dudas sobre si realmente llegará a ser la futura Reina.

… Príncipe Aqua. No, Aqua.

Quien siempre estaba en sus pensamientos antes de dormir era Aquasteed.

Desde que llamó al Rey de las Hadas por su nombre, entre ambos se creó una regla tácita. Cuando estuvieran solos, ella debía llamarlo Aqua, sin honoríficos.

Cuando están con alguien cercano a ellos, le llamará Príncipe Aqua.

Y cuando están en público, le dirá “Su Alteza”.

―…Siento que voy a equivocarme en la forma de llamarlo ―se dijo mientras cambiaba la posición. Si no lo hacía, podría ponerse a reír allí mismo.

En realidad, Tiararose entró en pánico cuando Aquasteed se enfrentó a Keith, pero al final, eso cerró la brecha entre ambos.

Estaba realmente agradecida con Keith por eso.

Mientras pensaba estas cosas, sus pensamientos parecían no terminarse.

“El día del Entrenamiento de Bodas llegará si no duermo pronto”, se regañó a sí misma y, sonriendo, decidió cerrar los ojos una vez más.

♦ ♦ ♦

―Eso es todo. Señorita Tiararose, estuvo perfecta ―dijo el profesor.

Ha pasado un mes desde que el Entrenamiento de Bodas comenzó.

―Muchas gracias, profesor ―sonrió Tiararose mientras hacía una reverencia con elegancia.

Durante ese tiempo, se concentraron en las relaciones sociales. Y lo hicieron a una velocidad sin precedentes.

Etiqueta, baile, bordado, educación general. Tiararose hizo todo una vez para ganarse los elogios del profesor.

Ciertamente estaba feliz de que todo lo aprendido como prometida de Hartnight no se hubiera desperdiciado. Pensó que podría haber sido innecesario ya que se suponía que la exiliarían del Reino.

―Después de esto, comenzaremos con el tema de las Hadas por una semana.

―Lo entiendo.

―Aunque esto es de conocimiento común, la explicación será mucho más profunda. Señorita Tiararose, ya que será la Reina de este país… Tendrá que aprenderlo apropiadamente ―dijo el profesor mientras le extendía un libro grueso.

Ella lo abrió y escaneó la información escrita dentro. Descubrió que, en efecto, lo que había dentro era el conocimiento público sobre las Hadas, pero también había cosas no tan conocidas.

Tiararose pensó que sería de mucha ayuda aprender todo esto en la semana, ya que en el Reino vecino no había mucha información sobre las Hadas.

…Algo de esta información podría estar restringida a otros, así que necesito saber qué cosas tengo permitido hablar.

―Señorita Tiararose, si no estoy equivocado, es favorecida por las Hadas del Bosque. ¿Podría preguntarle qué clase de conversaciones tiene con ellas?

―Las Hadas se acercan cada vez que salgo al jardín. No es como si tuviéramos un tema en específico. En su mayoría, conversamos sobre cómo cierta flor es linda, entre otras cosas. Además, aman los dulces.

― ¿Dulces?

Los ojos del profesor se agrandaron, sorprendido por las palabras de Tiararose. Todo este tiempo, él no había escuchado que las Hadas comían.

Probablemente lo mejor sería decir que ningún humano se atrevió a darle comida a las Hadas. Por supuesto, hubo algunos que lo hicieron, pero no fueron aceptados.

Por eso, se concluyó que las Hadas no comían comida humana.

―Las Hadas del Bosque aman los dulces… En realidad, estoy bendecido por las Hadas del Mar, pero me pregunto si aceptarán si les doy dulces.

―Desafortunadamente, no les gusto a las Hadas del Mar, así que, no estoy segura. Creo que lo mejor es que lo intente.

En efecto, es desafortunado que sea odiada por ellas. Aunque en su lugar las Hadas del Bosque le dieron su bendición.

―Lo haré ―replicó el profesor después de escuchar sus palabras. ―Bueno, entonces terminemos por hoy… Oh, Su Alteza.

― ¿Eh?

El profesor estaba por comentarle que tendrían otra lección sobre Hadas mañana cuando vio a Aquasteed entrando.

Aparentemente, venía a buscar a Tiararose.

―Parece ser que la lección de hoy terminó ―sonrió.

―Sí, así es. La Señorita Tiara es realmente excelente, así que las lecciones que programamos para seis meses terminaron en uno. Todo lo que queda es una semana de lecciones sobre las Hadas y terminamos.

―Ya veo. Realmente eres brillante, Tiara.

―Muchas gracias Su Alteza. Seguiré esforzándome.

Después de inclinarse ante el profesor, Tiararose fue escoltada fuera del cuarto por Aquasteed.

Se preguntó a dónde la dirigía, pero aparentemente estaban yendo a su Oficina.

Mientras caminaban por el largo corredor alfombrado, sus ojos se enfocaron en las decoraciones elegantes y hermosas a ambos lados en las paredes. Todos eran productos de Marineforest hechos con corales.

―Tiara, esta es mi Oficina. Vamos a discutir lo que sucederá a partir de ahora.

―Sí.

Dentro, sus asientos ya habían sido preparados.

Tiararose se sentó en el sofá y, después de escoltarla, Aquasteed se sentó frente a ella mientras Tarmo permanecía detrás, actuando como la escolta de Tiararose.

Eliot estaba preparando algunos documentos. Parecía que no iba a tomar parte de la discusión.

―Puedes relajarte, sólo somos yo y mis ayudantes en el cuarto.

―Lo entiendo, Príncipe Aqua.

Dejando de lado a Eliot, Tarmo también era un ayudante de Aquasteed.

Aun así, no era fácil para Tiararose relajarse ya que llegó a este Reino recientemente por el Entrenamiento de Bodas. Pero estaba feliz de que alguien fuera considerada con ella.

―Escuché los reportes sobre tu entrenamiento. Todos los profesores elogiaron lo excelente que eras ―dijo Aquasteed orgulloso.

―No soy digna de esas palabras ―replicó Tiararose, algo avergonzada.

Era natural que supiera cosas sobre educación general, como modales y etiqueta. Lo dominó todo hasta el punto en que uno se debía preguntar por qué estaba aprendiendo lo básico.

Sin embargo, aunque las señoritas saben actuar elegantemente, todavía hay varios puntos que podrían no entender, o no saber su esencia.

Es difícil para una jovencita como Tiararose a menos que hayan pasado por una estricta educación desde la niñez.

Por ese motivo, cualquier dama que se casara en la Familia Real debía pasar por un entrenamiento estricto.

―Estoy pensando en dejar que observes mi trabajo por el tiempo restante de tu entrenamiento.

― ¿El trabajo de Su Majestad?

―Correcto. ¿No es la mejor forma para que entiendas la situación del Reino? Cómo serás la próxima Reina, dudo que te involucres directamente con mi trabajo, pero saber estas cosas no será algo malo.

“Ya veo”, pensó.

Aquasteed es quien maneja todos los asuntos políticos del Reino, como los documentos y las órdenes, pero en cuanto a Tiararose, quien es la Princesa Heredera, habrá varias oportunidades donde tendrá que realizar inspecciones u otras cosas.

En ese caso, lo mejor era que supiera cómo es la situación usual en el trabajo. Como qué hacer en ciertas situaciones, ya que la respuesta cambiaba dependiendo de esta.

Pero…

―Sigo siendo sólo su prometida. No solo saber el estado de los asuntos de Marineforest, incluso tu trabajo…

No deberías darme tanta información porque sólo soy tu prometida.

Es lo que estaba a punto de decir, pero el dedo de Aquasteed se posó en sus labios, evitando que continuara.

—No hay problema con eso —dijo Aquasteed a la confundida Tiararose.

Esta oración probaba que no planeaba dejarla ir.

…Estoy feliz de que el Príncipe Aqua confíe en mí, pero todavía es posible que las cosas vayan según el juego…

“Todavía es posible que Aishira se vuelva la Reina en lugar de mí”, pensó Tiararose, pero decidió detenerse. Se reprendió a sí misma: “Si sigo pensando de esta forma perderé una batalla que puedo ganar. Debo permanecer fuerte.

Desalentarse cada vez que un juego está involucrado es el mal hábito de Tiararose.

—Haré lo mejor que pueda para ayudarte.

—Cuento contigo, Tiara.

—Sí.

Así, Tiararose ahora pasaba sus días estudiando cosas sobre las Hadas y observando el trabajo de Aquasteed.

—Sin embargo, quiero que me prometas algo.

—Sí, ¿qué es?

—Si algo te molesta, consulta conmigo en el momento. No te contengas.

Sonaba como una explicación estricta de las reglas, pero en realidad estaba preocupado por ella.

Cuando Tiararose asintió obedientemente, Aquasteed la imitó, satisfecho.

Pero poco sabía Tiararose que la Heroína, Aishira, visitaba su oficina frecuentemente por el trabajo…

| Índice |

9 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 21: Entrenamiento de bodas

  1. VII says:

    Bueno es entendible que se preocupe por desconocer según ella sobre la segunda parte del juego,pero debería ver el lado de que al no conocer,solo debe hacer lo mejor por si misma para asegurar su felicidad,tomando que ni siquiera la disque heroína sabe que lo es.

  2. Resa Rin (@Resa_Rin) says:

    ¡Vamos, Tia, un poquito de fe! Al menos por el ataque de celos de Aqua, ya deja de preocuparte por Aisha o terminarás echándotela encima.

  3. Vane says:

    Aqua-sama solo tiene ojos para ella, y si ella fuera mas segura de si misma agarraria a ese hombre lo besaria con ganas y le mostraria quien lleva el control en la relacion, siendo un poco mas osada lo dejaria pidiendo por mas. Si ya babea por ella! XD jajajaja!

  4. Mery (@Sumiri01) says:

    El Aqua-sama nunca encontrará una reina que incorpore todos los atributos de una reina igual a Tiara. Si usted piensa bien intimida a los competidores sabiendo eso.Por lo menos todos sus esfuerzos no fueron en vano y la única diferencia es que cambió de país. Y además el Aqua-sama confía totalmente en ella.

    Creo que la presencia de la heroína va a ser saludable. Ahora Tiara va a aprender a tener más confianza en sí mismo y pueden incluso convertirse en amigas.Por que la Heroina tiene otras posibilidades de novios.

    Por otro lado, estoy sintiendo dolor y sufriendo por Tiara. Va a ser doloroso ese año. No es como si la Tiara pudiera decir algo como: “Aqua no quiero que te quedes amiga de la Aishira o tienes grandes posibilidades de que quieras robarte de mí.” Aishira puede incluso ser la heroína, pero es importante para el país también.

    ¿Sera que la villana original aparece?

    obligada por el capítulo

Responder a Resa Rin (@Resa_Rin) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.