Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 3: Fiesta de graduación (1)

Traducido por Sharon

Editado por Narumi


Ante el punto de reunión donde la Fiesta de Graduación sería llevada a cabo, Tiararose se encontraba de pie de forma digna.

Cuando la puerta se abriera, el evento comenzaría. Hartnight le estaría esperando con Akari, y los otros objetivos de captura también se encontrarán cerca apoyando a Hartnight.

Con esta situación a punto de desarrollarse frente a sus ojos, su cuerpo comenzó a temblar.

―Tiararose-sama…

―Estoy bien Philline. Bien, entonces, tiempo de ir.

―… Sí. Nos vemos, entonces. Si me llama, estaré a su lado inmediatamente.

Philline, siendo una sirvienta, entraría al lugar desde otra puerta, así que aquí debían separar sus caminos. Por supuesto, podían unirse en el lugar, pero se suponía que las sirvientas debían permanecer en espera.

Respira profundamente y calma tu mente.

Haciéndole una seña al Caballero que protegía la puerta para que la abriera, Tiararose lentamente caminó con gracia dentro.

Los hijos e hijas de otros nobles que ya se encontraban dentro de la reunión abrieron grande sus ojos cuando la vieron entrar sola. Y luego de confirmar que Hartnight ya se encontraba en la fiesta, todos contuvieron el aliento.

El lugar que se veía desde la puerta abierta era maravilloso. Un montón de flores que fueron usadas extensamente hacían al lugar verse como un sueño. Podía verse que los platos y las bebidas eran de primera categoría de una sola mirada.

Pero ellos rápidamente desaparecieron de la vista de Tiararose.

… Está comenzando.

En el centro del lugar, Hartnight y Akari estaban de pie uno al lado del otro. A su lado estaban los objetivos de captura del juego.

Es extraño que estén juntos cuando no tienen contacto entre ellos más que con Hartnight. ¿Es una diferencia del juego?

Cuando Tiararose tenía tales pensamientos, la voz de Hartnight resonó por el salón.

―Tiararose. Estoy aquí, ahora, para anunciar la anulación de mi compromiso contigo.

En ese momento.

Ruidos se escucharon por el lugar mientras ella permanecía en silencio.

Hartnight, el Primer Príncipe del país, había anunciado la anulación de su compromiso con la Princesa del Marqués Lapis.

Murmullos se elevaron por todos lados en la sala.

―Eso no es posible.

―¿Quién es la que está a un lado de Su Alteza?

―¿Qué significa esto?

―¿Por qué Tiararose-sama?

Sin embargo, para que el futuro Rey del país lo hubiera declarado tan fuertemente, la línea de visión se dirigió hacia Tiararose.

Mientras mantenía sus pasos lentos, Tiararose caminó hacia Hartnight y se inclinó con elegancia.

―… ¿Podría por favor darme a conocer el motivo?

Y lentamente le preguntó sus razones.

Tiararose no hizo nada particularmente malo. Recuerdo con firmeza los contenidos del evento de confrontación e hice una simulación durante la noche.

―¿Por qué? Tiararose, ¿por qué no se lo preguntas a tu propio corazón? ¿No me digas que no lo sabes?

―No lo se.

―… ¡!

Inmediatamente negué las palabras de Hartnight.

Como si no estuviera diciendo nada malo, Tiararose miraba hacia adelante con ojos dignos.

Pero puede que fuera porque lo dije con mucha convicción… Mi Padre y Su Majestad entraron a mi campo de visión.

Parece ser que él ya se encontraba en el salón de la Fiesta sentado en uno de los asientos superiores, observando la expresión de Tiararose.

En el juego, ellos estaban en la fiesta pero no intervinieron para nada.

Por ese motivo, Tiararose no pensó mucho en ello… Tenía un rostro en el cual expresaba que no quisiera que nadie interviniera, mucho menos su padre, el Marqués Clementide.

Haciendo que no había visto nada, Tiararose continuó hablando.

―No hice nada de lo que debería estar avergonzada. Pero, si Hartnight-sama dice que cree en las palabras de otros en lugar de las mías, ¿deberíamos hacer una firme investigación?

―¡Es irrespetuoso responderle a la Familia Real, Tiara!

Al mismo tiempo que Hartnight declaró con firmeza que estaba siendo irrespetuosa, Padre avanzó unos pasos.

… ¡En el juego el Marqués Clementide no interviene!

Tiararose rápidamente miró a su Padre y sacudió su cabeza.

Intenté transmitirle que está bien pero… ¿me pregunto si lo entendió?

Ya fuera que el sentimiento pudo ser transmitido, Padre dio un paso atrás. Por un momento fugaz, me sentí aliviada, y entonces la voz de Hartnight respondió.

―Parece ser que Miss Akari vino de un área rural, y tú dijiste varias cosas sobre ella… Akari, ¿estabas asustada?

―… Sí. Sin embargo, Hartnight-sama estaba allí, así que está bien.

―Es así.

Sin mencionar motivos en específico, Hartnight avanzó con la charla.

Akari, quien se acurrucó cerca de Hartnight, se cubrió las mejillas mientras las lágrimas surgían.

Las personas que no entendían la situación no pudieron hacer otra cosa más que observar estos problemas amorosos con expresiones perplejas.

En primer lugar, Tiararose nunca dijo nada sobre un área rural, aunque lo uses como motivo. Además, debido a que no estaban sólo ellas dos en ese momento, otras personas lo presenciaron. Tiararose estaría intranquila si tal acusación fuera hecha, pero puede reconocerse rápidamente si es verdad o no luego de investigarse.

En el juego, no había evidencias, ¿pero aún así progresará al igual que en el juego ahora que es verdad?

Si es así, Hartnight es bastante idiota.

Tiararose suspiró y preguntó otra vez.

―Su Alteza, Hartnight, en ese caso, no lo entiendo.

―¿Todavía dices eso? Le dijiste a Akari que debería arrodillarse ante mí y no bailar conmigo… Escuché que dijiste eso.

Finalmente, contenidos concretos vinieron, pero eran demasiado infantiles.

―Debido a que “Su Alteza, Hartnight” representa a la Familia Real de nuestro Reino, es una cortesía apropiada arrodillarse ante usted. A pesar de que no hay problema con estas fiestas, no es natural hacerlo cuando se ven por primera vez…

―Ya veo. Sin embargo, ¿no es demasiado decir que no puede bailar conmigo? También bailó con otras chicas, pero sólo le dijiste eso a Akari.

―Es porque Akari-sama bailó más de una vez con Hartnight. No hay dudas, Su Alteza… conoce el significado de eso, ¿verdad?

―…

Es de conocimiento común que cuando saludas por primera vez a la Familia Real debes arrodillarte. Luego de eso, no hay problemas con la etiqueta de una señorita en las fiestas de té o en bailes.

Tiararose lo notó porque Akari no lo hizo.

«Saludar a la Familia Real es la etiqueta más común y apropiada»

Además, significa que es tu prometida si bailas más de una vez con alguien del miembro opuesto. Sólo cuando estás casada tienes permitido bailar más de tres veces la primera vez.

En la aristocracia de este país, hay pocas personas que no saben esto. Aún así, Akari le propuso bailar a Hartnight dos veces.

¿No entiendes lo humillante que fue para Tiararose? Para favorecer a Akari más que a Tiararose, y mostrar esa actitud a las personas a su alrededor.

―¿Hay algún problema con ello?

―¡S-Sin embargo…! Se lo dijiste a Akari de mala manera. Normalmente, siempre usas palabras frías.

En respuesta a Tiararose, Hartnight aún continúa a su propio ritmo.

¿No notas que te estás volviendo cada vez más incoherente?

Tiararose, quien es la orgullosa hija de un Marqués, nunca habla amablemente.

―¿Su Alteza Hartnight piensa que soy esa clase de persona?

―No pienso nada, es la verdad.

―… Nunca me encontré con Akari a solas. Siempre estuve junto a otros… ¿no lo sabías?

… Supongo que es de ese modo, no lo has verificado.

Soporté con fuerza las ganas de suspirar otra vez e intenté poner una mirada confundida como si me pusieran en problemas.

Hartnight le preguntó con urgencia a Akari.

―¿Habían otros?

―E-E~eto… Bueno, las secuaces de Tiara-sama vinieron. Creo que Flurluane-sama y Marietta-sama estaban también.

―…

A quienes Akari se refiere como “secuaces” son otras niñas nobles como Tiararose.

―¿Secuaces…?

¿Quién diría tal palabra?

En el lugar de la Fiesta, que estaba en silencio, las voces de las señoritas comenzaron a elevarse.

Al lado de Akari, Hartnight entró en pánico.

En este país, no, en este juego, El Anillo de Lapis Lazuli, no existía la expresión de “secuaz”. A menos que el jugador usara la palabra para referirse a los chicos malos. En otra palabra, es algo muy rudo para decir.

―¡Akari, ¿qué estás diciendo?! ¡¿Los amigos de Tiara, cierto?!

―¿Eh? ¡E-eh, cierto!

Por otro lado, Akari no parecía tener idea de lo que sucedía y se encogió de hombros.

―Akari-sama, ellas son mis preciadas amigas… Por favor evite llamarlas de ese modo.

―De nuevo, ¿no dije nada malo? ¡Pero usted, Tiara-sama, nuevamente me dirige palabras horribles!

―Horribles…

Akari, quien no entiende el significado de esto, eleva su voz hacia Tiararose.

Tiararose aprecia a sus amigas y sólo le advirtió cuidadosamente a Akari. Es algo que los otros estudiantes e invitados de la fiesta entienden muy bien.

Con eso ruidos, voces dudando de Akari comienzan a elevarse.

—Su Alteza, Hartnight, quiere anular el compromiso porque le hice cosas terribles a Akari. Entonces, ¿es así?

—S-s-sí.

—No pienso que le haya hecho nada particularmente terrible… pero el corazón de Hartnight-sama está con Akari-sama, ¿no?

Tiararose, quien sonrió solitariamente, era una pobre señorita que fue herida por el amor y confianza que Hartnight le tiene a Akari, sin importar cómo se mirara. Para todos los que observaban a la Akari sin sentido común, dirían que Hartnight estaba cometiendo un error por aceptar su historia tan fácilmente.

“Puede que sea un final diferente del juego”, pensó Tiararose.

Está bien que el compromiso se anule aquí, pero no hay motivos para exiliar a Tiararose del país.

… Si termina de esta forma, puede que sea una ruta pacífica.

Pensando esto, Tiararose estaba ligeramente feliz. El matrimonio con la Realeza es una molestia y tendría menos tiempo libre.

Así que usar esta razón para no casarme con Hartnight es lo mejor.

—S-Sin embargo… pero… porque Tiararose no lo explicó, es verdad que Akari fue herida. Anulare mi compromiso con Tiararose y me comprometere con Akari. ¡Es decir, Akari es la futura Reina!

—…

—Esa actitud hacia la futura Reina, no es aceptable. ¡¡Por eso, Tiararose, estás exiliada de este país!!

… ¿Qué está diciendo, este Príncipe? ¿Eres estúpido? Eres estúpido, ¿no?

Esta vez, hice un suspiro extra largo, y mi padre, temblando con un rostro furioso, comenzó a caminar hacia nosotros mientras pensaba en qué hacer.

Esto es malo, Padre va a explotar…

… Intenté levantar mi voz para detenerle, pero la voz de un hombre completamente diferente hizo eco a través del Salón.

—Eso es suficiente, Príncipe Hartnight. Tus palabras son más terribles que las de Miss Tiararose.

… Hey, ¿Miss Tiararose?

| Índice |

11 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 3: Fiesta de graduación (1)

  1. Luz Atuesta says:

    Jajaja esos dos quedando como idiotas ante los argumentos de Tiararose.
    Por otro lado parece que ya apareciò el verdadero galàn de esta historia <3

  2. Mery (@Sumiri01) says:

    Me reí mucho dejando a los dos idiotas sin argumentos buenos contra ella.
    El Principe se acabó con usted mismo junto con su nueva prometida. Él se va a herir mucho, ya ha venido el reinado en el rey tonto.

Responder a Estrella Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.