Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 9: Compromiso con Aquasteed

Traducido por Sharon

Editado por Narumi


En la noche en que Tiararose y Aquasteed salieron en una cita…

En un estado de inseguridad e inquietud, Tiararose esperaba el regreso de su padre, el Marqués Clementide.

Por supuesto, era para hablar sobre su compromiso con Aquasteed. Estaba el anterior problema con la heroína Akari y Hartnight, su anterior prometido.

Así que, sería una mentira decir que no estaba ansiosa. Pero Tiararose pensaba en creer en las palabras de Aquasteed.

—Tiararose-sama, ¿la cita de hoy fue tan divertida?

—¡Philline! Eso es porque fue la primera vez que salí con un hombre.

Poniendo su mano en su boca, Philline se burló de Tiararose, cuyo rostro enrojeció por la vergüenza.

Es imposible decir que Aquasteed hizo cosas como alimentarla con un “Ahh~”

Tiararose deseaba que su padre llegara pronto a casa una vez que ese pensamiento surgió otra vez en su mente.

«El hecho de que lleves ese adorno para el pelo, ¿significa que puedo tener algún tipo de expectativa?»

Cuando estaba despidiéndose, las palabras susurradas por Aquasteed no dejaron su oído. La suave voz baja de Aquasteed la había vuelto consciente hasta el punto en el que no podía olvidarlo.

El accesorio en el cabello de Tiararose, es un producto especial del país de Aquasteed. Fue la sirviente Philline quien lo preparó, era su método para animar a Tiararose.

“Me haría feliz si ustedes dos comienzan a salir juntos pronto”, esos eran los pensamientos de la sirvienta.

—Entonces, ¿cómo fue?

—¿Eh?

—¡Mou, Tiararose-sama! Me estoy preguntando cómo fue el beso…

—¡Q-Q-Q-Qué! ¡¡No he hecho tal cosa!!

Ante lo que Tiararose se estuvo preocupando por un tiempo, Tiararose se sonrojó e inmediatamente lo negó. Sólo por haber sido alimentada por una galleta su corazón estaba lo suficientemente estresado.

“Tal cosa es imposible”, Tiararose sacudió su cabeza.

—Bueno, qué lástima. Pero Su Alteza Aquasteed cuidó bien de usted, Tiararose-sama, me siento realmente aliviada.

—Philline… Es verdad, Aqua-sama es muy amable y me mima un montón.

Parecía que nunca pudiera llegar a odiar a Tiararose, estaba convencida de eso. Los ojos de Aquasteed siempre miraban a Tiararose con una firme confianza. No era del tipo que se preocupara por el estatus, sino que era gentil.

Philline, quien estaba aliviada desde el fondo de su corazón, asintió en completo acuerdo.

—¿Philline?

—De alguna forma, debido a que Tiararose-sama está aún más inquieta de lo usual, pensé que algo había sucedido en la cita… Pero es por el compromiso, ¿no?

—… ¡¡!!

Ante la palabra compromiso, los hombros de Tiararose se sacudieron.

La respuesta podía leerse por su reacción. Philline había sido la sirvienta de Tiararose desde el principio, por lo que pudo averiguarlo con una sola mirada.

Era tímida, pero viendo al pequeño asentimiento de Tiararose, Philline sonrió felizmente. A pesar de que fue herida por Hartnight, poder ver que su Maestra finalmente obtuvo la felicidad, Philline no podía sentir otra cosa más que felicidad.

—En ese caso, no es de extrañarse que esté inquieta mientras espera que el Líder regrese.

—¡Ah, mou! Ya te diste cuenta.

—Sí… Bueno entonces, parece ser que ha regresado.

—¡!

Mirando en silencio a través de la ventana, un carruaje podía verse. La cresta del Marqués y Lapis dibujada a un lado del vehículo, era sin lugar a dudas del Marqués Clementide.

Con su corazón palpitando, Tiararose rápidamente fue a la puerta a recibir a su Padre.

Elegantemente, pero rápido. Se apresuró a través del largo corredor y bajó las escaleras con gracia. Llegando al final de las escaleras, la entrada se abrió y la figura del Marqués Clementide apareció.

Finalmente llegando a casa, Tiararose exclamó un “¡Padre!” con una voz ligeramente elevada.

—Estoy en casa, Tiara. ¿Qué sucede, para estar tan emocionada?

—¡N-No estoy emocionada!

Negándolo rápidamente a pesar de que fuera una mentira, Tiararose estaba de pie con gracia.

Sin embargo, tal mentira no engañó a su padre, el Marqués Clementide. Viendo a su hija quien tenía un color ligeramente rojo en sus mejillas y estaba algo inquieta, no había forma de que no lo supiera.

… Y.

El Marqués Clementide, quien constantemente mima a su hija, pensó.

Y además, hoy fue la cita con Aquasteed.

Instantáneamente entendió lo que su hija quería decir.

Se sentía algo solitario en su corazón, pero también genuinamente feliz.

—Lo sé. ¿Es respecto a Su Alteza Aquasteed?

—¡Padre…!

—El asunto involucra a mi propia hija, lo entiendo… Lo aceptaré, ¿está bien?

—… Sí. Muchísimas gracias, Padre.

Bajó la mirada algo avergonzada, pero con una sonrisa feliz.

Decían que su hija se casaría en otro país, pero para que ella sonriera tan felizmente era lo más importante para él. Con eso en mente, el Marqués Clementide asintió.

♦ ♦ ♦

—Hice algo que no puede deshacerse…

En la noche profunda, Hartnight estaba teniendo una noche sin sueño en su cama. En cuanto a su castigo, le fue dictado con firmeza por su Padre, el Rey Alexander.

Él también quería que Tiararose fuera feliz, por supuesto.

Pero…

—… Tiara.

Escapando de la boca de Hartnight, no era el nombre de Akari sino el de Tiararose.

Intentó dormir por cualquier medio dándose vuelta, pero el rostro de Tiararose aparecía cada vez que cerraba sus ojos. Hartnight sacudió su cabeza para aclarar su mente, pero nada funcionaba.

Se suponía que estuviera enamorado de Akari, pero el rostro de Tiara no dejaba su mente.

—… Tiara.

Una vez más, llamó su nombre.

Entonces cerró sus ojos, y el rostro de Tiararose surgió otra vez. A pesar de que se veían a menudo, Hartnight nunca hizo nada de lo que un prometido debía hacer.

Lo mejor que hizo fue escoltarla a una fiesta nocturna.

Si sólo hubiera mirado más a Tiara…

A pesar de que era muy tarde para que Hartnight lo lamentara, aún así, el sentimiento sólo aumentaba. Sin dejar de preocuparse, pensó en Tiararose y Aquasteed. Incluso después de todo lo sucedido, no dejaban su mente.

En ese momento, un golpe se escuchó en su puerta.

A pesar de que era tiempo de dormir, sólo pudo pensar en quién diablos era.

“Un Caballero espera frente a la habitación. Debido a que acudió a tales hora, debe de ser urgente.”

O eso era lo que Hartnight pensaba, pero sólo era la sirvienta de la corte usual.

—Buenos días. Su Alteza Hartnight, por favor permítame hacer los preparativos para la mañana.

—¿¡Qu-!? ¿¡Mañana!?

Ante las usuales palabras, Hartnight estaba sorprendido y miró fuera por la ventana. El tiempo era increíble y la luz del Sol brillaba con fuerza.

Imposible, había estado pensando hasta el amanecer.

—¿Sucede algo?

—… No, por favor pase.

Diciéndole a la sirvienta que sospechaba que no había ningún problema, Hartnight comenzó las preparaciones para el día.

♦ ♦ ♦

En un momento tranquilo por la mañana, Tiararose, acompañada por la sirvienta Philline, acudió a la capital.

El motivo era encontrarse con Aquasteed, quien estaba en el castillo.

Ligeramente sonrojada, y vestía prendas azules. Debido a que el cabello de Aquasteed es azul, Philline coordinó.

—Me pregunto si está bien acudir tan repentinamente…

—Está bien, el Líder dio su aprobación.

Sería la primera vez que le visitara desde que consintió el compromiso.

A pesar de que fue repentino, en la mañana, el Marqués Clementide dio su consentimiento y ellas se dirigieron al Castillo. Si Aquasteed parecía ocupado, pensaba irse a casa sin verle.

—Si es imposible, un mensajero hubiera venido.Como no lo hizo, significa que no hay problema.

—… Eso supongo. Pero, aún así estoy nerviosa.

Tiararose y Philline atravesaron la Habitación de Recepción reservada para Aquasteed en el Castillo. Actualmente, una sirvienta de la corte estaba en camino para confirmarlo con Aquasteed.

Sin saber si podían o no verse hacía que el pecho de Tiararose palpitara.

Luego de esperar por diez minutos, un joven hombre, ayudante de Aquasteed, llegó.

Inclinándose educadamente, Tiararose le regresó el saludo con elegancia.

—Aquasteed-sama vendrá pronto. Ya que hemos preparado un lugar, ¿podría pedirte que esperaras allí?

—Sí.

Aquasteed sabía que Tiararose iría a la capital y ya había hecho los preparativos a primera hora durante la mañana.

Había elegido un Jardín de Rosas que sabía que le gustaría a Tiararose, y había preparado un delicioso té y dulces.

—Soy el ayudante de Aquasteed-sama, si algo sucede, por favor no dude en contactarme.

—Se lo agradezco. Me disculpo por elegir un día tan irrazonable.

—No, por favor no se disculpe. Aquasteed-sama está muy contento.

Diciendo esto, Elliot, el ayudante de Aquasteed, sonrió.

Aquasteed, quien había venido a este país como un estudiante extranjero, sólo trajo a sus ayudantes. El Rey Alexander le proveyó con sirvientas de la corte y el resto para que no tuviera ningún inconveniente.

Si Tiararose se casaba con Aquasteed de este modo, las oportunidades de hablar con Elliot aumentarian. Aliviada de que fuera una buena persona, Tiararose dejó que le dirigiera.

—Lapis Lazuli es un buen país, ¿no? Los accesorios también son muy hermosos.

Mientras caminaban a través del corredor, Elliot hablaba con Tiararose para poder relajar su tensión. Eso era muy considerado de su parte.

Ante Tiararose, quien le sonrió, Elliot habló sobre Marineforest, la tierra natal de Aquasteed.

—Nuestros habilidosos artesanos hacen su mejor esfuerzo. En el país, en Marineforest, corales naturales, perlas, y parecidos, hay muchas joyas marinas que las mujeres admiran.

Una atmósfera tranquila les envolvió, tanto Tiararose y Elliot sabían que el otro era una buena persona, cuando repentinamente una voz llamando a Tiararose resonó en el corredor.

Llegó desde atrás, tres personas se dieron la vuelta al mismo tiempo. . .  . . .Hartnight se encontraba allí.

—… ¡Su Alteza Hartnight!

—Tiara, ¿por qué estás aquí…?

El rostro de Hartnight tenía una expresión como si estuviera viendo un sueño, pero Philline fue la primera en reaccionar.

Rápidamente se adelantó para proteger a su Maestra. Tiararose estaba confundida por la repentina reacción de Philline, pero es verdad que estaba el problema del intento de anular su compromiso, así que decidió dejarla actuar.

Elliot, el ayudante de Aquasteed, se inclinó ante el Príncipe Hartnight y retrocedió.

—… Iya, ¿viniste a ver al Príncipe Aquasteed?

—S-Sí…

Hartnight dirigió su mirada hacia Elliot, y pareció convencerse. Apretó sus puños con fuerza e hizo una mueca.

De cualquier forma la situación era extraña, y no les tomó mucho tiempo a Tiararose y Philline notarlo.

Viendo a Hartnight quien parecía tener algo que decir, Philline se movió un poco para situarse a un lado de Tiararose. Pero nunca dejó su lado.

Si algo fuera a suceder, inmediatamente se adelantaría. Aunque contradiga las intenciones de Hartnight, aunque fuera un acto irrespetuoso, no retrocedería.

Ya sea porque lo entendiera o porque no, Hartnight no dijo nada.

—Tiara.

—Sí.

—¡Sobre lo que sucedió en la Fiesta de Graduación, estoy profundamente arrepentido…!

—¡¡!!

Ante Hartnight, quien repentinamente inclinó su cabeza vigorosamente, Philline, Tiararose y Elliot abrieron sus ojos.

Nadie esperaba tal desenlace. Los tres fueron tomados con la guardia baja ante la repentina acción, pero la primera en responder fue Tiararose.

—¡Su Alteza Hartnight, por favor levante su cabeza! Porque ya no importa…

—… Tiara.

—Como parte de la Realeza, no debería bajar su cabeza tan fácilmente.

—… Tiara, siempre me adviertes que sea cuidadoso de varias cosas.

Entrecerrando sus ojos por la nostalgia, Hartnight miró directamente a Tiararose. Cuando vio esto, ella se sintió aliviada y sonrió.

… Qué alivio. Su Alteza Hartnight, finalmente es capaz de pensar por sí mismo. Bueno, supongo que últimamente es gracias a Su Majestad…

Mientras Tiararose sonreía con amargura por dentro, estaba feliz de que el personaje a quien quería en su anterior vida finalmente se recuperara.

Es por eso que fue tomada con la guardia baja. La mano de Hartnight comenzó a extenderse para acariciar la cabeza de Tiararose antes de que pudiera notarlo.

Hartnight, como si viera a su amada princesa, intentó tocar gentilmente a Tiararose. A pesar de que Philline lo había notado, no pudo reaccionar porque no anticipó nada más que ataques.

—… Tiara.

—… ¡¡!!

Diferente a lo usual, la voz de Hartnight contenía un poco de dulzura.

Tiararose tembló por su repentino comportamiento, pero como si declarara que no le gustaba, escudo su cabeza con sus manos.

Tanto, odiaba tanto las emociones que le dirigía… Que su cuerpo comenzó a temblar.

Pero no sabía qué hacer, no pudo hacer nada más que elevar su voz y gritar “Por favor, detente.”

Sintiéndose disgustada, cerró sus ojos con fuerza… pero nada tocó su cabeza.

—… ¿?

Pensó que sería acariciada.

Entonces cuando abrió sus ojos asustada, una baja, fría voz entró a los oídos de Tiararose.

—Hey, Príncipe Hartnight… ¿Solo qué estás intentando hacerle a mi preciosa prometida?

Quitando la mano de Hartnight, Aquasteed tiró de la cintura de Tiararose hacia sus brazos para abrazarla en su pecho.

No se la daría a Hartnight, sus ojos afirmaban esto con fuerza.

—… ¡! ¡A-Aqua-sama!

—¿Te encuentras bien? Lamento llegar tarde, Tiara.

Abrazándola con fuerza, Aquasteed besó con gentileza la frente de Tiararose.

Mientras sonreía con un rostro que nunca le había mostrado a nadie hasta ahora, declaró:

—He venido a buscarte.


Sharon
En serio, amo a este hombre demasiado *- *. Por otro lado, aunque estoy aliviada de que Hartnight por fin haya recapacitado, me dan ganas de gritarle “¡Demasiado tarde!”

| Índice |

19 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 9: Compromiso con Aquasteed

  1. GobliaGF says:

    Tambien quiero gritarle q fue demaciado tarde y llorar con el :’c
    Y preguntarle q piensa ahora y cuales son sus sentimientos con respecto a akari >:v

    • Marcy says:

      Si fuera su hermana le diría que es un tonto como pudo dejar ir una cuñada tan linda y darme una cuñada tan manipuladora y fea U^Ur pero no lo soy así que amen… por lo menos mi hermano es inteligente UwU

  2. Nini says:

    Kyaaaaaaa
    Aquaessted – sama
    Chicas admitanlo todas queremos un husbando asi en nuestra vida
    Y me da pena el otro pero se lo merecia por no valorar a tiara!!!!!

  3. Lirio Alicia says:

    Aqua-samaaaaa kyaaaaaaaaaaaaaaa 😘😍🌸
    Q bueno q Aqua-sama le corté el paso a Hartnight y le demuestre su amor a Tiara ☺️☺️☺️
    Gracias por la droga 😆😆😆

  4. Von_733 says:

    Jaja se la quitaron por pendejo. Amo los finales felices.
    La verdad me da pena ajena el tipo ese, no se dio cuenta de lo que tenia hasta que lo perdió y todo solo por hacerle caso a la roba prometido (Pendeja-chan……… Digo akari)

  5. Niina-chan says:

    Desde que Akari esta lejos de él,parece pensar por sí mismo… es probable que la “heroína” lo haya hechizado? Mmm…

  6. Isabel Cruz (Minimis) says:

    pienso que en la secuela el príncipe Hartnight (o como se escriba xd) se da cuenta de su error y tal ves ella es la heroína? aunque si esto sucediera también aparecerían otros objetivos y pues no XD

  7. Ekotia says:

    alguien más esta preocupado que aqua se vuelva un yandere?? nadie?? no??, pos yo tampoco, prefiero mil veces que sea un yandere a que se quede con el otro tipo :3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *