Viviré con humildad y confianza – Capítulo 95

Traducido por Lucy

Editado por Sakuya


Las clases volvieron a empezar, y ya estaban los resultados de los exámenes de fin de curso. Los estudiantes que lo hicieron particularmente bien tenían sus resultados publicados, y en medio de todos los estudiantes becados (Wakaba incluida) estaban ellos dos, así como el compañero Caballo Acechador de nuevo. Realmente eran increíbles~.

Wakaba parecía realmente feliz por ello. Bien por ella.

Gracias a todos ellos, el resto de los chicos de Zui’ran pudimos salvarnos. Gracias, gracias.

♦️ ♦️ ♦️

No mucho después, llegó el momento de elegir al nuevo presidente y vicepresidente del Consejo Estudiantil. Me sentí un poco sola cuando me di cuenta de que por fin había llegado el momento de que Tomoe dejara su puesto.

A pesar de ser oficialmente una elección, no había realmente muchos candidatos y la mayoría eran miembros anteriores del Consejo Estudiantil. Por eso no había mucha emoción.

La elección de este año no fue diferente. Nuestro nuevo presidente de StuCo era más o menos quien todos esperábamos.

El nuevo presidente no tenía el carisma de Tomoe, pero era un líder bastante bueno entre los de segundo año. En cuanto al vicepresidente, era un superior de aspecto diligente con gafas. Normalmente se esperaba que el vicepresidente fuera un cuatro ojos intrigante, pero éste parecía del tipo serio.

Finalmente, nuestro compañero Caballo Acechador hizo lo que Tomoe sugirió el curso pasado, y entró en el StuCo como primer año.

♦️ ♦️ ♦️

—¡Bien, todo el mundo! ¡Ahora estamos eligiendo a los participantes para el Carnaval de Atletismo!

Era el siguiente gran evento después de las elecciones del StuCo. Sentí un poco de compasión por los ocupados que estarían los nuevos miembros del StuCo, pero tenían a los veteranos para ayudarles, así que esperaba que eso fuera suficiente.

Este carnaval de atletismo iba a ser la primera experiencia de este tipo desde que me convertí en estudiante de secundaria. Yo también estaba un poco nerviosa. Tenía que tener cuidado de no hacer el ridículo. Por suerte, nadie de mi clase parecía estar demasiado pendiente de la victoria, así que al menos no me acosarían por un error.

—El siguiente es el relevo de la porra —anuncié.

Satomi fue el primero en ofrecerse a ello, y los demás le siguieron. Todos teníamos que participar en al menos una prueba, así que había mucha demanda para las fáciles. Yo iba a por el lanzamiento de pelotas, como siempre.

—La siguiente es la batalla de caballería.

De repente, todos los hombres tenían un aspecto sombrío. Pero, por suerte, el legendario emperador Kaburagi ya había anunciado su retirada de las batallas de caballería. Probablemente no sería el baño de sangre que fue en la escuela media.

—Bueno, si el Emperador no participa…

Finalmente, algunos de los chicos más atléticos comenzaron a discutir la idea con cierto entusiasmo. Entre los temas discutidos estaban quiénes iban a ser los jinetes, y quiénes serían los enemigos fuertes de otras clases.

—Mizusaki definitivamente va a participar.

—Es fuerte. ¿Recuerdas el año pasado? Se enfrentó al Emperador casi al final.

—¡Satomi! ¡Tú también te unes!

—Hmm. Lo pensaré.

Los chicos parecían realmente emocionados ahora. Esta escuela realmente estaba llena de maníacos de la batalla de caballería.

De todos modos, al final conseguimos elegir nuestro “escuadrón de caballería de élite”, así que pasamos al siguiente evento de nuevo.

—El siguiente es un baile disponible para todos los grados. Este año, los alumnos participantes interpretarán la cuadrilla —leí.

Por alguna razón, varios de ellos me miraron y de repente desviaron la mirada.

¿Eh? ¿Qué?

En cualquier caso, la prueba de baile estaba incluida para los menos deportistas, así que no me sorprendió que enseguida me salieran voluntarios. Pero se suponía que la cuadrilla iba a ser más rápida cerca del final. ¿Estos chicos iban a estar bien?

Uno de los chicos levantó vacilantemente una mano y preguntó.

—Umm… Kisshouin, ¿no vas a participar en el baile?

—No. Pienso competir en el lanzamiento de la pelota.

—Ya veo…

Parecía un poco decepcionado.

Eh, ¿por qué parecía tan decepcionado? ¿Eh?  

Algunos de los otros chicos tenían el mismo aspecto.

¿Cómo es eso? ¿No me digas que querían bailar conmigo…?

Bueno, con mi educación no era totalmente ajena al baile después de todo. No me sorprendería del todo que alguien me sacara a bailar.

Tal vez finalmente era mi momento de ser popular…

♦️ ♦️ ♦️

También me apunté a la carrera de tres piernas. Por eso estaba aquí para entrenar con mi compañero, Ikoma.

—¡Lo daré todo para no defraudarte, señorita Reika!

—Por favor, cuida de mí.

Así comenzamos a correr por el patio, marcando un ritmo. En esta prueba era más importante evitar caerse que ir rápido, así que la clave era mucha práctica y sincronización.

Otras personas también estaban entrenando, en particular las que hacían la carrera de bastones, que era el evento principal, en realidad.

Tsuruhana confiaba en sus habilidades, así que estaba entre los que corrían ahora mismo. Era tan rápida como cabía esperar. Algunos otros tampoco estaban mal, así que estaban compitiendo entre ellos. Vaya, ojalá pudiera correr tan rápido.

Unos gritos estridentes me sacaron de mi ensueño. Miré para encontrar a Kaburagi y Enjou corriendo. ¡Qué rápidos!

En lugar de la batalla de caballería, Kaburagi iba a participar este año en los relevos y los sprints. El tipo era asombrosamente rápido. Sin embargo, justo antes de la meta, Enjou se adelantó.

—¡Shuusuke! ¡Uno más!

—Ehhh~.

—¡Vamos! ¡Otra vez!

Enjou siguió sin descanso. Era un trabajo duro ser amigo de alguien estúpidamente apasionado por los carnavales de atletismo.

Terminé mi descanso, y entonces los dos empezamos a practicar de nuevo.

♦️ ♦️ ♦️

Mis piernas estaban agotadas de tanto practicar.

Estaba caminando por el pasillo, quejándome con mis amigas de ello, cuando de repente Katsuragi “Cerebro de Pájaro” llegó paseando por el otro lado.

—¡Ah! ¡La mujer violenta!

—Por Dios, si no es Cerebro de Pájaro. ¿Qué podría estar haciendo un estudiante superior en la sección de secundaria?

—¡No es de tu incumbencia!

—Oh, ya veo.

—¡Cómo te atreves a hablarle así a la señorita Reika!

Cerebro de pájaro estaba siendo escandaloso como siempre.

—Señorita Reika, ¿qué quieres decir con “cerebro de pájaro”?

—Es su apodo, por supuesto. Se lo puse yo.

—¡Vaya! ¡Le queda perfecto!

—¡Jo, jo, jo! —rieron mis seguidores.

Cerebro de pájaro se puso muy rojo.

—¡Cállate! ¡Sólo eres una…! ¡Solo eres una chica con tornillos de gran tamaño pegados a la cabeza!

—¿Tornillos?

Ah… Me estaba sintiendo débil…

—¡Señorita Reika!

—¡Señorita Reika, contrólese!

Tornillos, Reika, la cabeza de tornillo rococó…

—¡Cómo puedes ser tan grosero! ¡El pelo de la señorita Reika no es tan rizado!

—¡Sí! ¡Maldito seas, cerebro de pájaro!

—Cálmense todos…

Probablemente estaba sorprendida porque nadie había insultado mi pelo en mi cara antes.

—El chico es simple. No hagan caso a sus palabras. Ciertamente yo no lo hago.

—Como se esperaba de la señorita Reika. Tienes un gran corazón.

—¡Jo, jo, jo!

Dejé a ese idiota atrás y continué mi camino. Sin embargo, el idiota continuó gritando detrás de mí.

Juré que un día tendría definitivamente mi venganza…

| Índice |

2 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 95

  1. CecilianoBueno says:

    Oh! La preciosa Reika, seguramente ya tiene más de un pretendiente en puerta y ella ni por enterada

    Gracias por traducir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *