Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 11: Adiós, Zhang Zi Xuan

Traducido por Zacc

Editado por Yugen


—Es solo que no he visto a mi padre en mucho tiempo. —La reacción de Zhang Zi Xuan asustó a Shao Qian, provocando que su corazón se acelerara. Al parecer tendría que aceptar que estaba bajo arresto domiciliario. 

Pero… ¿qué es lo que gana al hacer todo esto? No soy ninguna amenaza para él, ¿cierto?

Al pensar sobre este punto, por algún motivo recordó el posesivo beso que le había dado esa noche mientras estaba ebrio, pero enseguida sacudió la cabeza internamente, riendo para sí mismo.

—No lo menciones de nuevo. —Le advirtió mientras sujetaba su barbilla y lo miraba directamente a los ojos. —Bebé, de ahora en adelante solo necesitas mirarme a mi.

—Estás loco. —Respondió Shao Qian enojado, intentando empujar su mano. No obstante, justo como antes, sin importar lo mucho que tratara no pudo movilizar su poder del alma. Además, desde un inicio la fuerza del Zhang Zi Hui original no era suficiente para deshacer su agarre y encima de eso su cuerpo aún estaba recuperándose, así que no tenía ninguna oportunidad.

Contrariamente sin embargo, sus acciones parecieron estimular al hombre. El originalmente gentil agarre se volvió rudo repentinamente, sus manos sujetaron ambas mejillas de Shao Qian forzandolo a separar los labios, mientras ignoraba por completo el forcejeo del joven…

—Ah… —Un momento después, Zhang Zi Xuan cubrió su boca mientras retrocedía. Le lanzó una mirada enojada antes de limpiarse la sangre del labio con un gesto de impotencia. —Iré a preparar la cena.

El joven lo miró con cautela mientras se iba. Sabía que era el tipo de persona que una vez decidía hacer algo, definitivamente no se daría por vencido. Esta clase de gente realmente hacía que su cabeza doliera.

No pasó mucho tiempo para que la cena estuviera lista. Shao Qian comió distraidamente antes de volver a su habitación, y por supuesto, no olvidó asegurar la puerta detrás de él. Sin embargo, cuando se recostó en la cama, no podía conciliar el sueño. Sintió como si un fuego lo estuviera quemándo por dentro, este tipo de llama abrasadora que parecía arder caóticamente y sin conciencia, lo abrumó.

La puerta del cuarto fue abierta desde el exterior y Zhang Zi Xuan entró lentamente. Al prender la lámpara en la mesa de noche, vió al joven sudando con toda la cara roja y acarició su mejilla, observando como se acurrucaba inconscientemente contra su mano.

—Bebé, ¿es incómodo?

Shao Qian experimentó muchos mundos, pero nunca se había encontrado en una situación parecida. Era como si el sistema nunca le hubiera permitido tocar esta clase de cosas. Sin embargo, incluso si no lo experimentó antes, no significaba que no sabía lo que estaba pasando.

Era ilógico que repentinamente sintiera un aumento de lujuria sin motivo o razón. Esta situación solo podía significar que había sido drogado. Intentó usar su energía del alma para extraer la droga de su cuerpo, pero esta no lo escuchaba, moviéndose por si misma. 

De pronto, sintió como algo frío tocaba su rostro y la energía del alma que se negaba a escucharlo, volvió al interior de su cuerpo en un abrir y cerrar de ojos. La incontrolable lujuria lo envolvió. Entonces, sintió que era abrazado por ese frío objeto y como algo besaba su cuello poco a poco. Shao Qian, que estaba confundido debido a la droga, inconscientemente dejó escapar un gemido. 

En cuanto a la persona que estaba atormentando su cuerpo, parecía haber sido motivada para actuar de forma más atrevida…

Un tiempo después, el lugar que nadie había tocado antes se abrió y alguien entró…

Al final, justo antes de desmayarse, el hombre que respiraba agitadamente sobre él susurró en su oído: —Debí haberte hecho mío antes.

Cuando Shao Qian quedó inconciente, Zhang Zi Xuan detuvo sus movimientos. Al terminar de limpiarlos descuidadamente, cargó al joven de regreso a su habitación y lo colocó en la cama, antes de encender la lámpara nuevamente. Observó fascinado al chico con el ceño fruncido. Cuando obtuvo a esta persona, sintió como si estuviera siendo llenado por algo. Era un sentimiento misterioso que le hacía muy difícil el contenerse de querer más del pequeño Hui.

Al parecer, se suponía que debían ser un solo cuerpo. Si ese era el caso, entonces no sabía porque se habían separado. Por los últimos veinte años, siempre se sintió inquieto y nervioso. Fue solo cuando vio al pequeño Hui, que sintió como si realmente estuviera vivo. Se pondría celoso, se enfadaría, se molestaría y sería feliz. No podía evitar el querer tocarlo mucho más, quería obtener muchas cosas más de él…

Nunca antes se había sentido tan completo, hasta hoy, cuando se combinó con el pequeño Hui. A tal extremo que codiciosamente se negaba a dejar su cuerpo. Era solo de esta manera que se sentía completo y a salvo. Sabía que no estaba bien, sin embargo no quería detenerse. De ahora en adelante, seguiría su propia forma de pensar.

Zhang Zi Xuan no durmió, simplemente observo la cara dormida de Shao Qian tranquilamente. Fue solo cuando sus brazos comenzaron a doler que se movió ligeramente, y cuando los rayos de sol comenzaron a entrar en la habitación apagó la lámpara. Levantandose de la cama, abrió las cortinas completamente, dejando que la luz del amanecer brillara sobre el joven en la cama.

El hombre volvió a acostarse junto a Shao Qian, abrazándolo contra su pecho, su mente era un desastre mientras seguía pensando sobre cómo reaccionaría cuando despertara. ¿Acaso actuaría de forma drástica?

Zhang Zi Xuan no se tomó esto muy en serio. El pequeño Hui no podría escapar de este lugar, y si permanecía a su lado todo el tiempo, algún día ganaría su perdón.

Shao Qian se había despertado en el momento que el sol alumbró su rostro. Cuando intentó moverse un poco, sintió un dolor insoportable por todo el cuerpo, antes de recordar los sucesos de la noche anterior. Nunca penso que sería drogado, y mucho menos se imaginó que una vez su energía del alma tocara a Zhang Zi Xuan, esta se retiraría inmediatamente. 

No abrió los ojos ya que no sabía como enfrentarlo, su mente imaginando como reaccionaría un hombre al descubrir que acababa de ser violado. No sería capáz de hacer una rabieta. En su memoria, nunca había tenido algún tipo de relación sexual con un hombre, no, ni siquiera menciones a un hombre, debería decirse que nunca antes había siquiera pensado en una mujer.

Por lo tanto, después de tener sexo con Zhang Zi Xuan, su corazón no sentía mucho desagrado hacia él. Por el contrario, Shao Qian se preguntaba si su integridad moral se había perdido después de cruzar por tantos mundos.

El hombre sintió como si el patrón de respiración de la persona en sus brazos cambiara ligeramente y sostuvo sus hombros con un poco de fuerza. —Bebé, si estás despierto, ¿porque no abres los ojos?

El joven todavía no había pensado en cómo enfrentar a Zhang Zi Xuan. Además, cuando el hombre habló, realmente lo asustó ya que su cuerpo se estremeció y no pudo evitar ponerse rígido. Más tarde, fue colocado en la cama por esa persona. —Si estas despierto, entonces abre los ojos.

Los párpados de Shao Qian temblaron, sin embargo no abrío los ojos. Tenía que pensar cuidadosamente sobre su relación con Zhang Zi Xuan. Incluso pensó en formatearse a si mismo, antes de escribir todo un nuevo programa y colocarlo en lugar del anterior. ¿Sería capaz de resolver el problema de esta manera?

Cuando el hombre observó sus movimientos evasivos, no se podría decir que su decepción era falsa, pero también estaba aliviado. Tal vez ¿la reacción del joven no fue tan mala como imaginaba?

—Buen chico, te llevaré a cocinar. —Zhang Zi Xuan cargó a Shao Qian. ya que no sabía que pasaba por la mente del joven en este momento, no se atrevía a dejarlo solo en la habitación. Siempre debía poder verlo para sentirse tranquilo.

Si la energía del sistema no estaba llena, entonces no podía irse. Shao Qian sintío como si en el momento en que conoció a Zhang Zi Xuan, casi todo se hubiera salido de control. Esto no era un buen sentimiento, por lo tanto, decidió que cuando regresara al espacio entre mundos, definitivamente le echaría un buen vistazo a este extraño sistema.

♦️♦️♦️

Por una decada, Shao Qian se quedó en este mundo. Y en esos diez años, Zhang Zi Xuan fue muy estricto sobre no dejarlo ver a nadie. Aunque a veces lo llevaría de paseo, era solo dentro del jardín de la villa. La comida que consumían diariamente también era enviada por paquetería hasta la puerta principal.

Así que, por estos diez años, aparte de Zhang Zi Xuan, no vió a ninguna otra persona. También era una suerte que después de cruzar por tantos mundos su mentalidad fuera bastante fuerte. De lo contrario, en este tipo de situación, se habría vuelto loco y sufriría el síndrome de Estocolmo [1].

Cuando Shao Qian estaba apunto de convencer a Zhang Zi Xuan de llevarlo a dar un paseo, escucho el sonido de la energía del sistema acumulandose y solo quería llorar de alegría. Después de esperar por tantos años, finalmente oyó como el sistema le informaba que su energía estaba llena.

A muchos kilómetros de allí, Zhang Qing salto de un tejado con una sonrisa en su pálido rostro. Finalmente… Alivio.

El joven miró el menú del sistema con la notificación de que la energía estaba completa y comenzó a extraer su conciencia de este mundo, antes de mirar al hombre que estaba leyendo junto a él. —Adiós, Zhang Zi Xuan.

Cuando Zhang Zi Xuan escuchó la voz de Shao Qian, rápidamente levantó la vista. Al ver como la persona junto a él había cerrado los ojos, lo tomó entre sus brazos. Sintiendo como el cuerpo que abrazaba estaba un poco frío, se quitó el abrigo y lo envolvió alrededor del joven en un esfuerzo inutil. —Bebé, ¿tienes frío?

Sin embargo, alguien que ya no tenía una voz naturalmente no podía responderle. Zhang Zi Xuan esperó hasta que la persona en sus brazos se había enfriado completamente antes de cubrir su cara, un líquido transparente resbalando a través de sus dedos y cayendo al piso.

Levantando el cuerpo que había perdido toda su calidez, se tambaleó de regreso a la habitación. Colocándolo en la cama, tomo el teléfono que había escondido debajo y que nadie había usado en diez años. Después de escribir su dirección, aventó el teléfono al piso y escribió sus últimas palabras y las de Zhang Zi Hui en un trozo de papel, dejándolo en la mesa de noche.

Sacó dos juegos de trajes que todo el tiempo habían estado ocultos en el armario, puso el traje blanco, con una medida ligeramente más pequeña que el otro, sobre la persona que yacía en la cama, mientras que él vistió el traje negro. A continuación, sacó un frasco de pastillas para dormir que habían estado aseguradas en el armario y las trajo con agua. Soportando su borrosa conciencia, se recostó en la cama y abrazó a la otra persona. Incluso en la muerte, no dejaré que te vayas solo.

Bebé, hemos vivido juntos por tanto tiempo. Si no estoy a tu lado, definitivamente no estarás acostumbrado a ello. Así que no avances tan rápido, y espera por mi en el camino. Te acompañaré mientras caminas a través de las primaveras amarillas [2].

Cuando la familia Zhang irrumpió en la villa, descubrieron a los dos hombres abrazados en una de las habitaciones. En este momento, el clima era frío y las dos personas en la cama lucían pálidas y feas, pero no había ningún olor particular. El grupo que se apresuró no pudo detener sus lágrimas al ver esta escena.

¿A quien deberían culpar ahora? ¿Deberían culpar a Zhang Qing, quien no debió lastimar a Zhang Zi Hui en ese entonces? ¿O deberían culpar a Zhang Zi Xuan que lo había escondido por una década? O tal vez, ¿deberían culpar al sentimiento anormal que tenía por su pequeño hermano?

Después de todo, los muertos deben ser respetados. Justo ahora, esas personas se habian ido, asi que, si querían culpar a alguien, ¿a quien podían culpar?


[1] Por si acaso, el sindrome de Estocolmo es un transtorno psicológico que consiste en desarrollar sentimientos por tus captores.

[2] Primaveras amarillas [黄泉] es otro nombre para el inframundo en la mitología China.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *