Crié a un dragón negro – Capítulo 4: Dragón abandonado

Traducido por Den

Editado por Nemoné


El magnate del elegante traje negro frunció el ceño al oficial por su pereza, chasqueando la lengua en desaprobación.

𑁋La disciplina aquí es negligente. Todavía son las horas de servicio, y te estás quedando dormido.

𑁋 ¡Perdóneme!

En pánico, el jefe de policía ordenó rápidamente el desorden sobre su escritorio. Mientras tanto el hombre examinó el interior de la oficina, sintiéndose débil por estar enfermo.

Sorrent era un pueblo tranquilo. Sin embargo, también era el lugar a que la Familia Real estaba prestando más atención en este momento. Solo había una razón: Eleonora Asil. La bruja de Laurent ha estado allí durante años.

Eleonora Asil era una de las sospechosas más probables en el inaudito suceso que ocurrió en el Mar Amarillo; el incidente se refiere a la desaparición del huevo de dragón, que había estado guardado de forma segura en el castillo durante más de 500 años.

Un miembro del departamento de investigación de seguridad en la Casa Real de Laurent, Kyle Leonard, un jefe de la oficina de la capital Tezeba, y un antiguo jefe de distrito, viajaron hasta Sorrent en busca del ladrón del huevo.

Había una razón para citar a Eleonora Asil como la principal sospechosa. Era la única persona fuerte en Laurent que podía abrirse camino a través de la estricta seguridad y robar el huevo sin siquiera informar a nadie.

𑁋Por alguna razón, ha estado tranquila estos dos últimos años.

Hasta la primavera del año pasado tuvo que correr por las calles oscuras de Laurent para recoger objetos mágicos que se distribuían ilegalmente.

Kyle Leonard era un hombre que, a pesar de su estatus, temblaba al pensar en Eleonora Asil, la infame bruja.

𑁋 ¿Ha sucedido algún evento significante en Sorrent? Me gustaría ver el historial de la señorita Eleonora Asil.

𑁋Oh, la señorita que menciona no ha causado ningún problema en particular. No debe saberlo ya que apenas viene a menudo. Sorrent siempre ha sido tranquilo.

Parecía poco realista, ¿verdad? Leonard escrutó el rostro del jefe de policía. Al parecer no había fines oscuros detrás. Aun así, le pareció poco confiable.

𑁋Está bien…

Leonard dudó. Inquieto, el hombre tomó una decisión: se enfrentaría a la bruja él mismo. Además, ya se había emitido una orden judicial. Cuando tratara con la bruja de Laurent, tenía que estar preparado para lo inesperado.

𑁋Por favor, limpie. No duerma durante las horas de servicio.

𑁋 ¡Sí, sí!

𑁋Bien.

Sin más dilación, Leonard se marchó de los cuarteles policiales deteriorados y siguió su camino: visitar la casa de Eleonora Asil en la ladera de la montaña a las afueras de Sorrent.

Sin embargo, su plan se vio frustrado en el momento en que vio a la bruja caminando en medio de la ciudad, llevando un niño en brazos.

𑁋…

Su cabello albaricoque, de un color rojo brillante cuando el sol lo iluminaba, bailaba junto con el viento, como para seducirlo. Se había cubierto la cara con una extraña máscara, intentando ocultar su identidad. Pero, sus deslumbrantes ondas rojas fueron suficientes para que pudiera reconocer a la bruja de Sorrent.

Los ojos de Leonard brillaron como una bestia salvaje preparándose para devorar a su presa.

Mientras tanto, la desprevenida Eleonora siguió caminando con una pizca de preocupación evidente en su rostro. Llevaba a un bebé de cabello rizado en sus brazos. Inmediatamente, Leonard comenzó a seguirla.

♦ ♦ ♦

Me enviaron de nuevo. 

Silencioso, el niño se sentó, dibujando imágenes al azar en la tierra con un palo.

Actualmente, el niño crecía un poco cada día. Ya que el crecimiento de un dragón es originalmente rápido, no es raro que crezca tanto en medio día. Y todo este crecimiento era gracias a la bruja.

Pero supongo que no le gusto; de lo contrario, no me habría enviado cinco veces.

Durante cinco días, la bruja distrajo al pequeño dragón con una cálida manta y deliciosa leche. Luego, lo puso en una jaula robusta y lo siguió enviando a algún lugar. Desesperada, incluso lo llevó a un lugar oscuro, estrecho y aterrador ayer.

Parecía estar hablando con alguien durante mucho tiempo, y luego regresó y abrazó al niño por última vez.

𑁋La capital, Tezeba, la mansión Balteyer en Aijet, Distrito 1, ¿de acuerdo? Si vas allí, alguien te recibirá.

Capital Tezeba, Balteyer… Palabras que no entiendo. 

El niño sujetó el dobladillo del vestido de la bruja, aferrándose persistentemente. La bruja simplemente le entregó al carnicero el niño y se fue.

El carnicero, con su constitución robusta y su barba abundante, intentó animar al niño. Sin  embargo, el niño se escapó.


Den
Ay, me da una penita nuestro dragón. Se siente rechazado por Eleonora, pobre :’(

| Índice |

4 thoughts on “Crié a un dragón negro – Capítulo 4: Dragón abandonado

  1. mar says:

    No sé cuál de lo dos es más persiste el dragón que la quiere de mami o ella que lo quiere a kilómetros de distancia 5 veces y ninguno de los dos se da por vencido

  2. SOLAR says:

    Se que Eleonora quiere tener una vida pacífica, pero desde el momento en que se encontró el huevo, eso ya no iba a ser posible.
    Muchas gracias por la traducción 🥰

  3. Diz says:

    Mi Vido!!! QwQ yo si me quedo contigo! Ven a mis brazos, bb hermoso!! \QwQ/
    Han leído Fleur? No llevó mucho avanzado pero hasta donde voy está… Exquisito (?) la recomiendo ampliamente uwu (aunque sólo la he leído en inglés estoy segura que debe haber alguna traducción por ahí) (✿❛◡❛)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *