El Perseguido – Capítulo 97: Pistas

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—Son casi las ocho, ¿por qué viniste tan tarde? ¿Dónde está Tao Guan Guan? —preguntó Chi Yan mientras miraba las fotos que Song Jin había traído y el archivo del caso.

—Guan Guan hoy está en su turno de noche. La acompañé y vine aquí. Luego iré a casa a dormir un rato y la recogeré del trabajo mañana por la mañana, iremos a casa y después me iré a trabajar de nuevo —Song Jin dijo—. Este caso nos lo acaban de informar. Mi supervisor me lo asignó para ver si logro encontrar alguna pista. Lo estudié durante mucho tiempo y no averigüé nada. Pensé que era espeluznante, así que quería traerlo para que lo vieras.

—Tsk. No soy un profesional, ¿cómo puedo entender esto? —Chi Yan dejó la foto en su mano y miró a su amigo.

—¿No sabes taoísmo? —Song Jin sonrió, pareciendo decirle que no sea humilde. Señaló la foto y dijo—: Vi este tipo de magia en la televisión antes. Podían averiguar el paradero de una persona con solo mirar una foto de esta y sostener un objeto que la persona usó antes. Estaba pensando… tal vez tú también sepas cómo hacer eso.

Song Jin se tiró del cabello avergonzado y sintió que esta idea era demasiado escandalosa. Su amigo podría tener la capacidad de ahuyentar esas cosas, pero es posible que no pueda usar tales hechizos o que esa magia sea una estafa.

Inesperadamente, Chi Yan asintió y dijo afirmativamente—: Lo que estoy usando no es una técnica taoísta, pero sé que hay hechizos relacionados y hay personas que saben cómo usarlos, pero desafortunadamente, yo no sé cómo hacerlo. 

La técnica no se consideró demasiado difícil, había muchas personas en la familia Chi que sabían cómo hacerlo, pero a él no se le consideraba parte de la “familia Chi”.

—Da Song, ¿este caso es muy urgente? —Chi Yan volvió a leer la descripción del caso y frunció el ceño.

—Sí, es urgente, —asintió Song Jin—. Después de todo, las vidas de cinco personas están involucradas y no sabemos si están vivas o muertas. Si se meten en problemas, tendremos más posibilidades de encontrarlos antes y rescatarlos. Es más, este es el primer caso desafiante que me presentó mi supervisor, así que quiero hacerlo bien.

»Dice que la familia de Zhu Hui tiene una pequeña tienda en Feng Shui. Para no retrasar los negocios, cerraron a las siete de la tarde del quince del primer mes lunar antes de conducir una motocicleta de tres ruedas a la ciudad de Qing Yao para visitar a la familia de Liu Qing Feng. Después del día dieciséis del primer mes, irían al condado a recoger mercancía y luego regresarían a Feng Shui. 

»Los vecinos de Zhu Hui y los familiares de Liu Qing Feng dijeron lo mismo. Si todo salía bien, la familia de tres miembros de Zhu Hui debería haber llegado a la casa de la familia de Liu Qing Feng alrededor de las diez de la noche, pero nunca aparecieron. El hermano de Liu Qing Feng no pudo contactarlos. Esperó un día. El diecisiete, corrió a la ciudad de Feng Shui por la mañana para preguntar y supo por los vecinos que la familia ya había partido hace algún tiempo.

Se detuvo un momento, luego siguió leyendo en voz alta.

—Así que los dos policías del condado de Ping Gu juzgaron que desaparecieron en la carretera de Feng Shui a la ciudad de Qing Yao, pero durante el día, no encontraron ninguna información valiosa mientras buscaban pistas en el camino. Después de investigar por una semana, decidieron volver a buscar pistas, pero esta vez partieron a la misma hora, es decir, a las siete de la tarde, con la esperanza de encontrar algunas pistas que podrían haber pasado por alto durante el día… Como resultado, los dos policías también desaparecieron.

Pensó un poco.

—Puede haber algún problema con la hora de salida.

—Así es. —Song Jin apretó su cabello con irritación—. Yo también lo noté. Guan Guan trabaja en el turno diurno mañana y estará fuera del trabajo pasado mañana. Estoy planeando ir a la unidad de trabajo mañana, hablar con mi supervisor y ponerme en camino a la ciudad de Feng Shui para ver si hay alguna pista. Si no es así, esperaré hasta las siete de la tarde para hacer un viaje por la carretera hacia la ciudad de Qing Yao. —Maldijo por dentro. —Todavía no creo que haya un fantasma.

Chi Yan lo miró con calma. 

—De hecho, hay fantasmas, ah, lo has visto antes.

Song Jin levantó la cabeza y lo miró, su rostro se puso azul.

—¡Chi Zi! —gritó molesto.

Chi Yan se rió.

—Está bien, no te pongas nervioso. Estaré libre estos dos días. Espera a que hable con el abuelo. Te acompañaré mañana —dijo.

Song Jin naturalmente se alegró mucho con la noticia y acordó recogerlo cuando saliera de la unidad.

Hay albóndigas congeladas, salchichas de jamón, comida enlatada y otras comidas rápidas en casa. El abuelo puede simplemente calentarlos y comérselos. Tao Guan Guan también podría enviarle comidas al abuelo en su día de descanso pasado mañana. El abuelo dijo que todavía estaba en buen estado de salud y que no tenía problemas para cuidar de sí mismo. 

Incluso si Chi Yan no estuviera presente durante diez o quince días, tampoco sería ningún problema para él.

Song Jin lo recogió a las diez de la mañana del día siguiente y llegaron a Feng Shui a las doce. Un oficial de policía de apellido Li los recibió y los dirigió a la tienda de Zhu Hui para que echaran un vistazo. Charlaron con los vecinos a su alrededor, aunque la información que obtuvieron no fue diferente de lo que estaba escrito en las notas del caso.

Los tres recorrieron la ciudad durante la tarde y luego viajaron en motocicleta entre las ciudades de Feng Shui y Qing Yao. Sin embargo, no encontraron más pistas.

Cuando regresaron a la ciudad de Feng Shui, ya eran las cinco de la tarde. 

—Primero comamos, luego esperaremos hasta las siete e iremos a echar un vistazo —dijo Chi Yan después de verificar la hora en su teléfono.

El oficial de policía de apellido Li estaba obviamente asustado cuando escuchó esto.

—Debo irme. Supongo que no podré acompañarlos por la noche. ¿Estarán bien? —Les sonrió burlonamente a los dos.

Song Jin entrecerró los ojos y lo miró.

—¿Hay algo malo en ese camino de noche?

—No hay nada de malo, pero cinco personas desaparecieron desde el comienzo del primer mes, y dos son mis colegas. Aunque no somos supersticiosos, mi corazón se siente un poco angustiado. Nadie se atreve a caminar por ahí de noche —comentó el oficial, vacilante, frotándose las manos con nerviosismo.

—¿Entonces no pasó nada como esto en el pasado? ¿Qué pasa con los otros que viajaron desde Feng Shui a Qing Yao? ¿No se han perdido? ¿Sólo ha desaparecido la familia de Zhu Hui y los dos policías que rastrearon su desaparición? —Chi Yan preguntó.

—También caminamos por ese camino por la tarde y ustedes dos ya lo han visto. Está muy poco desarrollado y tranquilo. Esta carretera no es el camino principal de Feng Shui a Qing Yao. En ese momento, la familia de Zhu Hui tomó este pequeño camino de montaña para hacerlo más rápido y, por lo general, muy pocas personas lo toman. Nunca había oído hablar de algo así en el pasado. Según los vecinos de Zhu Hui, la familia también había caminado por este camino antes, los había llevado consigo, y nunca había habido un problema —El oficial de policía Li respondió.

Song Jin asintió y permitió que el oficial regresara. Este les dejó tomar prestadas las dos motocicletas que condujeron por la tarde, diciendo que las devolvieran cuando regresaran.

Los dos esperaron hasta las siete de la tarde en la ciudad de Feng Shui antes de comenzar a andar por el sendero de la montaña. Estaban a mediados de marzo, ahí hacía frío en primavera, el clima no era cálido. Fue incluso peor después de que se puso el sol. Oscureció temprano, incluso antes del equinoccio de primavera. Debían iluminar el camino por delante con los faros de la motocicleta.

No viajaban rápido y usaron linternas para observar las condiciones en ambos lados de la carretera mientras avanzaban. Song Jin miró a la izquierda y Chi Yan miró a la derecha.

Después de conducir durante más de dos horas, las montañas se empañaron gradualmente y el campo de visión se volvió menos claro. 

—Da Song, hace demasiado frío y no puedo ver con claridad. Regresemos, o viajemos a la ciudad de Qing Yao, descansemos de nuevo y regresemos mañana —Chi Yan le dijo, abrochándose la chaqueta.

Song Jin lo ignoró, pero miró directamente a la izquierda.  

—Chi Zi, ¿crees que hay algo ahí? —comentó después de un rato, apuntando con su linterna hacia una cierta dirección.

Chi Yan miró en la dirección señalada por el haz de la linterna. Las montañas estaban oscuras, con solo sombras espeluznantes de árboles y una densa vegetación creciendo desordenadamente. Había una pequeña zanja de barro debajo de un árbol, y una cosa roja era apenas visible brillando con la linterna.

—Me recuerda a la motocicleta de tres ruedas que vimos en la foto de la familia desaparecida.

Song Jin asintió con la cabeza, estacionó en la carretera y caminó hacia el objeto. Chi Yan también lo siguió.

A medida que se acercaban, la niebla se aclaró y pudieron identificar claramente que era la motocicleta de tres ruedas de Zhu Hui. Esta estaba volcada en la cuneta, el entorno estaba limpio y no había objetos esparcidos alrededor.

Song Jin se puso en cuclillas y sacó su celular para tomar una foto de la escena. 

—La motocicleta debió haber encontrado un problema en la carretera en el camino, por eso se volcó y cayó en la zanja, pero no se ve como si hubiese víctimas. La familia de Zhu Hui iba a visitar a sus familiares y comprar artículos, por lo que no tenían mucho equipaje. Parece que se llevaron sus cosas —analizó—. Los tres no pudieron sacar la motocicleta, por lo que debieron haber ido a buscar ayuda, pero caminar de regreso a la ciudad de Feng Shui desde aquí requiere de tres a cuatro horas de caminata y de una a dos horas a la ciudad de Qing Yao. ¿Caminaron hasta la ciudad de Qing Yao? —murmuró Song Jin, guardó el teléfono después de tomar las fotos.

—No. —Chi Yan agitó su linterna e hizo un gesto a su amigo para que mirara a sus pies—. Hay rastros de alguien caminando y quizás un atropello.

Song Jin siguió sus pies y miró a lo lejos. Obviamente había una bifurcación, una pequeña carretera que solo permitía pasar a dos personas. Sería difícil de encontrar si no se observa con cuidado. Durante el día no lo habían visto, ni se dieron cuenta de que todavía había una bifurcación.

Se puso de nuevo en cuclillas y miró los rastros de la hierba. 

—Sí, es el surco de una motocicleta, debe haberse dejado no hace mucho. Los dos policías también deberían haberlo visto e imagino que siguieron este camino para rastrearlo.

Chi Yan se sintió extraño. Había oscuridad y silencio por delante, no había señales de asentamientos humanos, luces o fuego. Era comprensible que los dos policías caminaran por este camino para investigar el paradero de la familia de Zhu Hui. Pero, entonces, ¿por qué la familia de Zhu Hui eligió seguir este camino tan remoto que no tenía fin? ¿Por qué siguieron adelante, en lugar de volver a Feng Shui o ir a Qing Yao, que eran caminos con los que estaban familiarizados?

Sintió un poco de frío y no pudo evitar temblar. Volvió a apretarse la ropa y se le intensificaron las ganas de volver. Sacó su celular y lo miró. Ya eran las nueve y media de la noche. No había señal ni acceso a Internet.

—Da Song, es demasiado tarde hoy. No es fácil hablar en la carretera de montaña. Nos llevará una hora regresar si vamos rápido. ¿Por qué no dejamos una marca aquí y volvemos mañana? 

Song Jin también miró su teléfono y dijo de mala gana—: Echemos un vistazo ahora, en caso de que no podamos encontrar ninguna pista durante el día de mañana. Son las nueve y media. Vayamos por esta carretera quince minutos y si no encontramos nada, volvemos mañana.


Sakuya
Todavía que lo arrastraste a tus asuntos, y no le haces caso ¬_¬ ve tú solo!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.