Escapó otra vez – Capítulo 45: Ni un hombre o mujer, ese es el camino del rey

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Si Lu Rui no hubiera preguntado, esa sería, tal vez, la mejor opción, pero ahora que ella preguntó, Xia Yuqing estaba angustiada y con dolor en su corazón. Abrazando la cintura de Lu Rui, suspiró desesperada, como rogando para que la abrazaran y consolaran.

Temprano en la mañana, habló con Feng Tingye sobre la hermosa vida que tienen las personas y el mundo entero. Desde su cuerpo hasta su corazón, estaba insinuando, oscuramente, una serie de ventajas de ser homosexual.

Por ejemplo…los ukes son quienes se ocupan de los eventos reales. Pueden ser llevados a la habitación para satisfacer sus actividades lívidas y no tendrían que preocuparse por el embarazo, por lo que ya no habría peleas por el trono y evitarían una masacre entre hermanos.

Otro ejemplo, sería que todos los hombres tienen el deseo de conquistar aquello que se resiste a ellos. Conquistar a una mujer no puede considerarse como algo complicado; sin embargo, ser capaz de conquistar a un hombre, por otro lado, ¡realmente demostraría a un hombre de carácter y voluntad!

La forma más efectiva de poder, es someter a un hombre y que se convierta en su uke para siempre. Durante el día, el seme expande tierras; durante la noche, calienta la cama. ¿Qué podría ser más romántico e íntimo?

La cosa más importante es…un mundo sin amor entre hombres…para un fujoshi… ¡Es como un mundo sin cielo!

Lu Rui miró la apariencia de su ama, de querer llorar, pero sin poder sacar lágrimas. Su pensamiento sonó alarmante

¿No podría ser que realmente había adivinado correctamente? ¿Su Majestad, finalmente, no pudo soportar la ingenua naturaleza de Niang Niang, sin culpa, viva y franca? ¿Tal vez, buscará la felicidad en otra mujer y abandonara a Niang Niang?

En su mente, su cerebro ya estaba pensando en cosas que decirle a Niang Niang, que está al borde de las lágrimas. Entrando en un estado de inspiración por las cosas bellas de la vida, Lu Rui sostuvo la cabeza de Xia Yuqing y la consoló.

Niang Niang, no seas descorazonada. Todos los hombres son así. Hoy dirán una cosa y mañana dirán algo completamente diferente. Digamos que ocultan la realidad y una cosa lleva a otra.

— ¿De Verdad?

Xia Yuqing se distrajo un poco y levantó la cabeza para mirar a Lu Rui con ciertas expectativas.

Sin sentir ninguna carga mental o responsabilidad en absoluto, rápidamente, asintió con la cabeza.

—Obviamente, todo es real. ¡Es incluso más real que las perlas!

Xia Yuqing pensó sus palabras, por un corto período de tiempo, pero sus ojos de repente mostraron una voluntad firme.

—Tienes razón. No puedo renunciar a esto fácilmente.

Antes, el objetivo de Xia Yuqing era ayudar al Señor Ultra Seme, atrapando a todos los ukes del mundo, ahora, su objetivo ha cambiado… ¡Hará todo lo posible para que el Señor Ultra Seme se convierta en gay!

Lu Rui no sabía lo que pensaba Xia Yuqing, pero entendía su propia sugerencia. Encantada continuó aconsejándola con paciencia e ignorancia.

Niang Niang, Nubi puede ver que Su Majestad no necesariamente está tratando de decir eso. No puede ser cierto, pero, tal vez, porque Niang Niang estuvo causando demasiados desastres con mucha frecuencia estos días, provocó el enojo de Su Majestad. Esa es, probablemente, la razón por la cual Su Majestad pensó meticulosamente en este plan, para darle una lección a Niang Niang. Esto permitiría que Niang Niang ejerza sus acciones futuras con más moderación.

— ¿Enseñarme una lección? ¿Podría ser que Su Majestad solo dijo esas palabras para enseñarme una lección?

—Para advertirse a sí mismo que no puede disfrutar a todos sus Daren durante el día. Esto resultaría en que exponga su secreto causándoles una perturbación masiva al mundo entero.

—Si, Niang Niang, piensa en las numerosas veces que has enfurecido al emperador. Hablando de todos sus problemas, tal vez, esa sea comida de la tarde, Nubi escuchó que Su Majestad estuvo enfermo por mucho tiempo debido a eso.

—Después, no se disculpó con Su Majestad, sino que todavía tiene condiciones respecto a su postura. Actuando como si fueras un demonio, corriste hacia Su Majestad para discutir, entonces, Su Majestad debe estar enojado.

Xia Yuqing lo pensó y eso tenía mucho sentido. Recientemente, había realizado muchas travesuras que habían provocado el enojo del Señor Ultra Seme. Eso no es bueno, el Señor Ultra Seme está realmente enojado, incluso se está despojando de sus privilegios como seme.

Lu Rui, al ver que Xia Yuqing estaba realmente escuchando sus palabras, continuó hablando con satisfacción:

Niang Niang, Nubi no puede ayudarte con estos asuntos. Todo depende de ti. Últimamente, debido a los asuntos del Príncipe Rui, el estado de ánimo de Su Majestad no es para nada alegre. Si Niang Niang, una vez más, lo enfurece…pero Nubi puede ver que Su Majestad siempre se conmueve con Niang Niang. Así que, mientras Niang Niang aproveche que Su Majestad está afligido por los asuntos del Príncipe Rui y reconozca su error, elogiar a Su Majestad podría…

Los ojos de Xia Yuqing brillaron, luego asintió con la cabeza en señal de aprobación.

El amo y el sirviente continuaron hablando durante mucho tiempo, ambos sin entenderse y creando malentendidos entre ellas.

Cui Er, que regresaba después de terminar de cambiarse de ropa, escuchó a Lu Rui instando a Xia Yuqing a disculparse con Feng Tingye. Su par de ojos brillaban y, con una expresión sonriente en su rostro, preguntó.

Niang Niang, ¿vas a ir al palacio Qian Qing?

Niang Niang debe estar preocupada de que Su Majestad pueda dañar su espíritu, al pensar en los asuntos del Príncipe Rui. Esta mañana, cuando tuviste ese malentendido con Su Majestad, Niang Niang debe haber estado pensando en ir durante la noche para explicar todo. ¿No es así, Niang Niang?

Xia Yuqing asintió con la cabeza. Cuie Er sonrió.

—Entonces, por favor, deja que Nubi acompañe a Niang Niang. Lu Rui, quédate. ¿No tienes que ir a la sala de medicina para recoger algunas inscripciones para la medicina de Niang Niang?

—Si Cui Er no me lo hubiera recordado, lo habría olvidado por completo. Niang Niang, entonces, deja que Cui Er te acompañe. Recuerda lo que dijo Nubi, trata de no enojarte con Su Majestad.

♦ ♦ ♦

A medida que el telón de la noche caía gradualmente, el viento de la noche, de las noches de otoño, deja una sensación refrescante en la cara.

Cuando el eunuco de la corte, a cargo de vigilar el lugar de Qian Qing, vio a Xia Yuqing desde lejos, todo su cuerpo comenzó a temblar. Fue a buscar un lugar para esconderse.

Pero, quién sabía que la vista de Xia Yuqing sería tan extraordinaria e inmediatamente atrapó al eunuco y le preguntó.

Gongong, una pregunta, ¿está Su Majestad adentro?

—Consorte Qing, Su Majestad está dentro…pero…

Antes de que pudiera terminar su oración, una corriente de aire se levantó. La boca de este pequeño eunuco se abrió; al final, no pudo decir las palabras que originalmente, había planeado. En cualquier caso, la Consorte Qing lo había acusado tantas veces, pero aún no la había visto hacer enojar a Su Majestad, o ser castigada en absoluto. Debería estar bien.

—Su Majestad, Chenqie trajo su sopa favorita de nido de pájaro, ven y…

Una vez que Xia Yuqing gritó felizmente y abrió las puertas de la habitación de Feng Tingye, vio que las personas dentro de la habitación se habían puesto rígidas.

Xia Yuqing escupió las dos últimas palabras y luego se tragó la saliva.

Una voz helada, se extendió dentro del palacio Qian Qing, con Feng Tingye presionando rígidamente, con un bonito y delicado eunuco debajo de él. Al escuchar la voz de Xia Yuqing, no pudo evitar mirar el origen de la voz.

Pasó un momento y cuatro pares de ojos, estaban mirándose el uno al otro, en absoluto silencio.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *