Escapó otra vez – Capítulo 88: La tragedia de comer la medicina incorrecta

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Deporte colectivo para enseñar a los niños…

La cabeza de Yan Ran de inmediato tenía varias cruces rojas brillantes sobre su cabeza. ¿Por qué a esta pareja le encantaba apuñalar siempre su corazón? Además, claramente, no podía ofender a ninguno de ellos. Lo único que podía hacer era rechinar los dientes y tragarse la sangre. ¡Joder, me están asesinando!

—Fue un error del Gran Tutor confiar en las palabras de esa Ya Tou, por lo que no tiene nada que ver con Ai Fei. De hecho, con el vasto corazón del Gran Tutor, ¿cómo podría guardar rencor contra Ai Fei? Ai Qing, ¿no estás de acuerdo?

—Por supuesto que estoy de acuerdo. —Yan Ran no estaba completamente dispuesto, pero su rostro sonreía con tanta fuerza que estaba muy rígido. Siendo oprimido de esta manera, con esposa, hijos y una buena vida, obviamente, él simplemente tiraría a sus hermanos. Con él siendo tan parcial, ¡¡¿cómo pueden seguir siendo hermanos?!!

El corazón de Yan Ran estaba llorando suficientes lágrimas para formar un río. Sin embargo, Xia Yuqing se distrajo con lo que dijo Feng Tingye: —¿Ai Qing? —Al ver que Xia Yuqing brillaba con esa luz familiar, Feng Tingye entendió de inmediato lo que estaba pensando y se apresuró a hablar: —Ai Fei, esa es solo una forma de llamar. Sin embargo, si a Ai Fei le importa, Zhen puede llamar a mis ministros simplemente Da Ren.

Sin embargo, Xia Yuqing no tenía esos planes. 

—Tsk tsk, —revelando lo que estaba tratando de ocultar. ¿No sabe que tratar de ocultarlo solo lo hace más visible? —Su Majestad, ¿lo acaba de llamar Ai Qing, Ai… Ai… Ai… Qing? —Xia Yuqing tenía una expresión que decía no me mientas, luego señaló: —Según lo que sabe Chen Qie, este tipo de término cariñoso es lo que la gente en el pasado llamaba a sus esposas… Qing…

Al mirar la expresión de Xia Yuqing de ‘te atrapé con las manos en la masa’, la sonrisa de Feng Tingye se congeló. Si no fuera por el hecho de que estaba siendo consciente del niño en el vientre de Xia Yuqing, habría colgado inmediatamente esta Ya Tou para golpearla. Solo unos días después de que él la descuidara y ya se subió a la azotea. Si esto continúa, ¡¡¡cómo duraría!!!

—Entonces, Ai Fei quiere que Zhen te llame de esta manera, es la negligencia de Zhen. En el futuro, Zhen se asegurará de trabajar duro para permitir que Ai Fei tenga una sensación de seguridad y evitar cualquier imaginación sin sentido. Qing Qing, ¿qué opinas?

Feng Tingye se inclinó cerca del punto sensible de Xia Yuqing en su cuello mientras traía un tono embriagador mientras susurraba, en un instante, alguien sintió que su cabeza emitía calor. 

Wahhhh, Ultra Seme Lord, la seducción va contra las reglas. Si continúa sin cambiar, recibirá una tarjeta amarilla como advertencia. Si sigues siendo así, tendré que echarte del campo. ¡¡¡¡Aaghhh, no te acerques!!!!

Pero no era solo Xia Yuqing quien estaba asustado por Feng Tingye. Incluso Yan Ran, que estaba viendo esta demostración pública de afecto, estaba sufriendo. ¿No ves a este hombre soltero aquí? Oh Dios, pronto me quedaré ciego.

Ai Fei no vino en este momento, solo para discutir este tema de dirección, ¿hmm? —Feng Tingye volvió sus ojos hacia la pequeña caja dentro de las manos de Xia Yuqing. Dentro de sus ojos había un hilo de una… sonrisa calculadora.

Después del recordatorio, Xia Yuqing recordó el propósito de su visita. No esperaba que antes de poder usar su movimiento, fuera seducida, haciendo que su corazón sintiera un remordimiento sin fin. Por suerte, volvió a la realidad y no era demasiado tarde.

—Por supuesto que no. Chen Qie escuchó que Su Majestad no ha podido comer mucho estos días debido a que el corazón está preocupado por los asuntos. Por lo tanto, instruí especialmente a la cocina imperial para que ayudara a guisar un plato de sopa de pichón de arándano y se lo entrego personalmente para que Su Majestad lo probara.

Xia Yuqing habló mientras abría el estuche. Levantando la tapa, se reveló una sopa caliente. De inmediato, todo el palacio Qian Qing se llenó de un fuerte olor fragante.

Ai Fei está tan preocupada por el cuerpo de Zhen realmente hace que Zhen se sienta satisfecho. —Bajo la mirada expectante de Xia Yuqing, Feng Tingye extendió su mano para agarrar el cucharón sobre el cuenco de porcelana. Sonriendo, por el rabillo del ojo prestó mucha atención a la expresión de Xia Yuqing.

Army
Lamento la interrupción, pero de verdad quería poner esto: Xia Yuqing cocina… Feng Tingye: Introduzca meme de “encuentro esto sospechozo, muy sozpechozo”

Xia Yuqing miró con impaciencia el cucharón dentro de la mano de Feng Tingye acercándose a la superficie de la sopa. Luego, cuando estaba un poco lejos, se detuvo. ¡¡¡Solo un poco más!!!

Xia Yuqing observó cómo la mano de Feng Tingye se retraía lentamente y el cucharón de jade blanco se acercaba a la hermosa cara sonriente de Feng Tingye: —Zhen, en realidad, acaba de comer algunos pasteles hace un momento y todavía se siente algo lleno…

—Pero… pero la sopa debe beberse mientras está caliente. Si se enfría, no sabrá bien. —Al ver la mirada de arrepentimiento de Feng Tingye, Xia Yuqing se apresuró e interrumpió su discurso. Su rostro mostrando una hermosa expresión lastimera: —Su Majestad, ¿realmente quiere desperdiciar el trabajo duro de Chen Qie?

Rara vez Xia Yuqing actuaba de manera coqueta con Feng Tingye, lo que lo distraía por un momento. Pero fue solo un momento y estaba lúcido una vez más. Entrecerró los ojos. Está Ya Tou, para el propósito de su objetivo, incluso llegó a usar una estrategia de belleza.

—Dado que son los duros esfuerzos de Ai Fei, Zhen naturalmente tiene que atesorarlo. Es solo que Zhen puede ver que la sopa está hirviendo. ¿Qué tal si Ai Fei lo deja primero, luego, una vez que se enfría un poco, Zhen lo disfrutará lentamente?

Xia Yuqing todavía quería decir algo, su cerebro parpadeó de repente. Esto debería estar bien. Debería aprovechar esta oportunidad para retirarse rápidamente. De lo contrario, si el Ultra Seme Lord tomara la medicina, ella no podría escapar lo suficientemente rápido.

—Tos, tos, lo que Su Majestad dijo es correcto. Esta es la negligencia de Chen Qie. Entonces, dejémoslo primero. Parece que Su Majestad y el Gran Tutor todavía están discutiendo asuntos judiciales. Dado que este es el caso, Chen Qie se retirará primero. —Xia Yuqing sonrió levemente, luego dejó la caja. Dándoles una mirada rápida, se dio la vuelta para irse.

Una vez que cerró las puertas de madera del palacio, inmediatamente, se recostó contra la puerta para escuchar cualquier movimiento o sonido. Sin embargo, la puerta de madera era demasiado resistente, no se podía oír nada, ni siquiera se podía ver una sombra. 

Moviéndose de un lado a otro por un momento, Xia Yuqing decidió rendirse. Poniéndose de pie y arreglando su ropa, le ordenó a Li Yuan, quien tuvo una impresión de asombro al observar lo que había hecho: —Xiao Yuan, tus habilidades en artes marciales son buenas. Espera aquí y vigila. Una vez que haya algún tipo de movimiento, infórmame de inmediato. ¿Lo entiendes?

La boca de Li Yuan se torció. Su corazón no estaba completamente dispuesto, pero recordando su situación actual y sopesando todo, solo pudo asentir con la cabeza.

Después de repetir sus instrucciones a Li Yuan, recordó los ingredientes que agregó a la sopa y su estado de ánimo mejoró mucho. 

En realidad, no fue una coincidencia en absoluto. De hecho, había preguntado para averiguar cuándo iba de visita el Gran Tutor para entregar los artículos a propósito. 

El propósito era… ahahahaha… 

¿Quién te dijo que siempre me intimidarás? ¿Quién te dijo que te apoderarás de mi librito amarillo? Que me obligas a ser así… Hoy te dejaré disfrutar adecuadamente el sabor de ser contraatacado. Ahora veamos si intenta aprovecharse de mis defectos. ╭ (╯ ^ ╰) ╮

Sintiéndose contenta, Xia Yuqing cantó alegremente una canción, mientras se iba, mientras los dos hombres en los que estaba pensando estaban juntos en el palacio vacío mirándose el uno al otro.

Después de mucho tiempo, Yan Ran oliendo el olor fragante restante, no pudo evitar tragar su saliva. Dando un paso adelante, levantó la tapa para revelar la sopa muy caliente.

—Esta sopa huele delicioso. No debería ser hecho por esa Ya Tou, ¿verdad?

Las cejas de Feng Tingye se levantaron: —¿Crees que ella podría hacer un plato que huela, se vea y tenga buen sabor? No, Ai Fei tiene una Ya Tou que tiene talentos culinarios que no serían superados por la cocina imperial. Lo más probable es que esta sopa esté hecha por esa Ya Tou.

Yan Ran asintió con la cabeza. Pensando en la comida altamente tóxica que Xia Yuqing le había entregado a su residencia antes, y mirando la delicadeza frente a él, con respecto a la excusa de Feng Tingye, ya creía más de la mitad. Tragando silenciosamente su saliva, se rió: —Ya que Su Majestad comió muchas cosas antes, ¿qué tal si Chen ocupa su lugar en la bebida de la sopa?

Feng Tingye sonrió y dijo: —¿Es correcto? Esta sopa es algo a lo que Ai Fei había dedicado tanto esfuerzo y entregado personalmente a Zhen. Si el Gran Tutor se obligara a sí mismo y Ai Fei se enterará, Zhen teme que se le parta el corazón.

—No es forzado, no es forzado en absoluto. Poder comer la comida entregada por la propia Consorte Qing es un honor y privilegio de Chen. Al ver el lamentable estado mental y físico de este Chen, debería otorgar un cuenco a Chen como recompensa. —Yan Ran habló apresuradamente de una manera halagadora.

Feng Tingye le dio una mirada profunda. Justo cuando Yan Ran pensó que cierta persona estaba siendo tacaña, Feng Tingye dijo misericordiosamente: —Come, adelante, cómelo. ¿No es solo un tazón? Si estuviera extendido, la gente diría que Zhen te está maltratando.

—Su Majestad, como se esperaba, es magnánimo por toda la eternidad. Entonces, este Chen… seguirá adelante. —Yan Ran estaba hambriento. Durante los últimos días, cada vez que era hora de cenar, esos dos compañeros llegaban según lo programado, por lo que no ha tenido una comida tranquila en mucho tiempo. Además de eso, tratando de evitar a esas dos personas, se había saltado su almuerzo para escapar al palacio. Su estómago retumbaba de hambre.

Antes de que se pudiera cambiar algo, levantó el cuenco y comenzó a beber. Apenas se dio cuenta de que cierto monarca insignificante que lo había molestado durante medio día por algo de comida en el pasado ahora le permite beber la sopa que Xia Yuqing le entregó personalmente, este asunto… ¡definitivamente está mal!  

Feng Tingye miró a Yan Ran inmerso en comer, sus labios se curvaron lentamente hacia arriba.

Es cierto que esta sopa no fue hecha por Xia Yuqing. Sin embargo, los ingredientes en el interior fueron agregados personalmente al cien por cien por ella. Era solo que alguien no preguntó correctamente, ¡no mintió a propósito!

De pie frente al palacio de Qian Qing, Li Yuan había caminado de un lado a otro durante años, pero todavía no podía escuchar ningún sonido de actividad. Con las cejas juntas, no pudo evitar dar unos pasos hacia adelante. Luego, siguiendo lo que Xia Yuqing había hecho antes, presionó la oreja contra la puerta para escuchar cualquier sonido de actividad. Justo cuando estaba a punto de presionarse contra él, la puerta se abrió repentinamente desde adentro.

—Tú…

Li Yuan miró hacia arriba aturdida al ver al hombre salir. Después de estar aturdida por un momento, se recuperó, rápidamente bajó la cabeza y se mordió el labio temblando levemente.

Li Yuan pudo sentir que, en ese momento, él cambió su mirada, la cara del hombre había aterrizado en su cuerpo. Esa línea de visión penetrante que estuvo sobre ella durante unos pocos segundos le hizo sentir una sensación de peligro que nunca antes había sentido. Era un sentimiento similar al que tenía con ese anciano, pero no era tan intenso como ahora.

O, tal vez, este hombre, no era tan simple como solía parecer. O, tal vez, este es su lado real y su otro lado sólo surgiría para cierta persona. Por ejemplo… su maestro actual, Xia Yuqing.

Sin saber cuánto tiempo pasó, Li Yuan finalmente regresó y no había rastro de Feng Tingye. En cuanto a sí misma, sintió que había tenido un sudor frío que le cubría todo el cuerpo y, al ser arrastrada por la fría brisa de la tarde, se estremeció.

Respirando profundamente, no fue hasta después de que Li Yuan se dio cuenta de que Xia Yuqing había preparado la sopa para Feng Tingye. Sin embargo, Feng Tingye estaba perfectamente bien y acababa de salir. Entonces, esa sopa…

La cara de Li Yuan cambió y se dio la vuelta rápidamente, queriendo abrir la puerta del palacio Qian Qing. Sin embargo, antes de que pudiera tocar la puerta, ésta se abrió una vez más desde el interior. La diferencia fue que lo que salió no era un humano, era una mano delgada.

Antes de que pudiera reaccionar, fue arrastrada a la fuerza adentro. Li Yuan soltó un grito de miedo. Cuando estaba a punto de luchar, sus labios fueron bloqueados y no podía soltar más sonidos.

Su cuerpo fue presionado contra algo duro, Li Yuan sabía que era la manija que sobresalía de la puerta. Ambas manos constreñidas y la boca robada, en su pánico, solo miró la apariencia del extraño familiar. De la cabeza a los pies, se quedó paralizada. En un instante, ella comenzó a relajarse lentamente, luego… Todo parecía volverse confuso.

♦ ♦ ♦

Xia Yuqing esperó con impaciencia en el palacio Fang Dian. Todavía no había visto a Li Yuan, no pudo evitar sentirse un poco aburrida.

Al recordar cómo Feng Tingye se llevó su pequeño libro amarillo, comenzó a sentirse furiosa.

—Chico malo, capitalista vicioso, señor tacaño, explotador traicionero. Atrévete a intimidarme y a quitarme mi librito amarillo. Humph, ahora sabes lo increíble que soy. Definitivamente, haré que hoy sea inolvidable, Qian Shu Wan Li Hua Kai[1].

Clavó la almohada frente a ella con indiferencia. Era obvio que lo estaba tratando como un cierto sinvergüenza que siempre la intimidaba. Sonando como un disco rayado repitiendo las mismas cosas, no tenía la menor idea de que una sombra se acercaba, entonces, para ese momento…

Ai Fei, ¿a quién quieres que no puedas olvidar hoy?

Al escuchar ese sonido, los movimientos de Xia Yuqing se congelaron. Abriendo los ojos, giró la cabeza, su rostro parecía como si hubiera visto un fantasma.

—Tuuuuuuuuuuu

—¿Qué hay de Zhen? —Feng Tingye le sonrió a Xia Yuqing y preguntó inocentemente.

—¿Por qué estás aquí? —Xia Yuqing por poco no pudo respirar y gritó de sorpresa.

—¿Por qué Zhen no puede estar aquí? Si Zhen no estuviera aquí, ¿cómo habría escuchado las quejas de Ai Fei desde su corazón? Entonces Zhen era este tipo de figura en el corazón de Ai Fei. ¿Un chico malo? ¿Capitalista vicioso? ¿Tacaño avaro? ¿Un explotador traicionero? Tsk tsk, todos esos parecen ser crímenes terribles.

Xia Yuqing comenzó a llorar en silencio. No había nada más opresivo que ser sorprendido hablando mal de alguien. 

¿Cómo se atrevía Lu Rui a no advertirle y permitir que entrara esta bestia? ¡¡¡Genial, mi vida se acabó!!!

El inocente Lu Rui en este momento corría hacia la cocina imperial llorando en el camino. Niang Niang, no es que Nu Bi no quisiera salvarte. Es que Nu Bi ni siquiera puede salvarse a sí misma. Si tiene que culpar a algo, culpe al enemigo por ser demasiado fuerte. ¡No somos su rival en absoluto! Waaahhh…

El corazón de Xia Yuqing estaba agraviado y albergaba quejas sobre la huida de Lu Rui antes de la batalla. Luego, mirando hacia Feng Tingye, forzó una sonrisa: —Por supuesto que no. Su Majestad es brillante, sabio y hábil en artes marciales, sin mencionar que tiene una mente amplia. ¿Cómo podría Chen Qie pensar en ti de esa manera? Chen Qie solo estaba maldiciendo… ¡Al hermano real mayor de Chen Qie! Sí a él.

Una idea brillante que apareció de repente, Xia Yuqing recordó que cuando estaba maldiciendo antes, no había mencionado ningún nombre y rápidamente cambió la conversación.

Las cejas de Feng Tingye se levantaron: —¿El hermano real mayor de Ai Fei?

—Así es, él. —Xia Yuqing agitó su pañuelo y cubrió la conciencia culpable en su rostro. De manera lúgubre dijo: —Su Majestad, no es que no lo sepa. Cuando Chen Qie estaba en el reino Xia, a menudo era intimidada y humillada por el príncipe real mayor. Después de casarse con el reino Ye, finalmente mejoró. Entonces, la forma en que Su Majestad trata a Chen Qie es básicamente como darle una nueva vida a Chen Qie. ¿Cómo podría Chen Qie culpar a Su Majestad?

—¿Es esto cierto? —Feng Tingye miró a Xia Yuqing con sospecha y preguntó.

—Por supuesto que lo es. ¿Qué más podría ser? —Xia Yuqing infló su pecho mientras hablaba con sinceridad. En su corazón, encendió una vela por su inocente hermano real mayor que acababa de ser atacado. 

Hermano real mayor, actualmente, tendrás que ayudar a tu hermana pequeña a ser un escudo. Tu hermana definitivamente pagará esta deuda. De hecho, salvar una vida es más meritorio que construir una pagoda de siete pisos. Puedes tratar esto como si estuvieras haciendo una buena acción. ¡Ah Li Tuo Fut, Ah Li Tuo Fut![2]

♦ ♦ ♦

En ese momento, totalmente ajeno a lo que estaban pensando ellos, Xia Mingyuan estaba pensando en cómo debería llevar a cierta persona a su país de origen. De repente, sintió un frío maligno repentino y se estremeció.

—¿Qué pasa? ¿Por qué tengo un mal presentimiento? ¿Podría ser que alguien esté tramando contra este príncipe? No sería… ¿Esa Ya Tou?

♦ ♦ ♦

Feng Tingye miró a Xia Yuqing durante mucho tiempo, tanto que Xia Yuqing sintió que su corazón estaba a punto de dejar de latir. Entonces, cierta persona llena de intriga sonrió: —Entonces Ai Fei debería entregar su cuerpo como tributo.

—¿Eh? —Xia Yuqing se congeló. ¿Cómo pasó de averiguar si dijo malas palabras sobre cierta persona a dar su cuerpo como tributo?

Feng Tingye sonrió y se acercó a Xia Yuqing para decirle en voz baja: —¿No lo dijo Ai Fei antes? Zhen básicamente le había dado a Ai Fei una nueva vida. Por lo tanto, para pagar la gratitud, ¿no debería Ai Fei ofrecer su cuerpo como tributo?

Xia Yuqing estaba petrificada. Posteriormente, palideció y retrocedió unos pasos. En poco tiempo se escabulló de regreso a **, su rostro lucía como si estuviera tomando precauciones: —Ahahahah, Su Majestad, eso… Shi En Bu Tu Bao[3]. Si pides una recompensa será perjudicial para tu brillante comportamiento. Entonces, para su reputación, Chen Qie debería… Permanecer aquí. ¡No te acerques!

—¿No acaba de decir Ai Fei que Zhen le ha otorgado un gran favor? Sin embargo, la actitud de Ai Fei no parece la forma en que uno debería actuar con su benefactor. —El rostro de Feng Tingye estaba cubierto por una gran sonrisa mientras avanzaba hacia Xia Yuqing. Presionando más cerca, a los ojos de Xia Yuqing, se parecía notablemente a un lobo.

Con un plop, Feng Tingye evitó el vientre de cierta persona que ya había comenzado a formarse, la presionó contra la cama y sonrió: —Si Zhen no lo recordaba incorrectamente, Ai Fei, esa sopa que hiciste fue para ayudar a reponer el riñón y el Qi. Compadeciéndose de Ai Fei, Zhen no quería que estuviera demasiado exhausta. Sin embargo, quién sabía que Ai Fei se sentía sola. Esta es definitivamente la negligencia de Zhen. Afortunadamente, Zhen se enmendará y se asegurará de satisfacer a Ai Fei para compensar la negligencia de Zhen.

Al escuchar lo que se dijo, Xia Yuqing inmediatamente comenzó a llorar.

¡Este bastardo! La sopa que entregué fue claramente para que puedas transformarte y convertirte en un Uke y ser presionado por el Gran Tutor. O si eso no es bueno, puedes usar tu naturaleza de Ultra Seme Lord para presionar al Gran Tutor. En ninguna circunstancia se supone que debes presionarme. ¡¡¡Mariposa elegante!!! 

Army
no entendí para nada esta expresión, pero, por alguna razón, me imaginé una mariposa monarca

En su momento frenético, Xia Yuqing tocó su pequeña barriga y se quedó débilmente en blanco. De inmediato, se calmó y levantó la cabeza para mirar a Feng Tingye: —Su Majestad, Chen Qie está embarazada. Por favor, compadécete de Chen Qie y del feto y no hagas ** con Chen Qie en este momento.

Xia Yuqing empujó su pecho, mostrando una cara indignada que parecía como si estuviera haciendo todo esto por su hijo. Apenas se dio cuenta de que cierta persona había previsto que usaría al niño como escudo y durante mucho tiempo pensó en una respuesta.

—Si es así… —Bajo la mirada expectante de Xia Yuqing, los labios de Feng Tingye se curvaron: —Si Ai Fei solo está preocupada por esto, entonces es innecesario. Zhen le había preguntado al médico imperial hace un tiempo. Ai Fei ya ha llevado al niño durante más de tres meses, por lo que el niño debe estar estable. Hacer cualquiera de esas cosas no sería perjudicial. Al contrario, es beneficioso para el niño real. Zhen acaba de escuchar que Ai Fei está tan preocupada por nuestro hijo real. Entonces, este tipo de asuntos beneficiosos, Ai Fei definitivamente no los rechazará. ¿Estoy en lo correcto?

Feng Tingye habló con convicción, cada declaración fue clara y lógica. En poco tiempo, Xia Yuqing se quedó sin palabras. Esta vez, por experiencia personal, ahora sabe lo que significa aplastarse su propio pie al intentar maniobrar una roca. Este hombre se había preparado durante mucho tiempo para decir estas palabras, él… ¡Lo hizo a propósito!

Sin su excusa de la medalla de la muerte, Xia Yuqing se quedó sin energía. Con ojos llorosos mirando a Feng Tingye, intentó usar una expresión lamentable para despertar los sentimientos protectores de cierta persona. Demasiado…

—Por la forma en que Ai Fei mira a Zhen, Zhen está preocupado de que no pueda evitar liberar a la bestia, sin conocer las prioridades. Pero… —Feng Tingye sintió que la persona debajo de él temblaba. De inmediato, sonrió con aún más entusiasmo: —Pero, Zhen siente mucha curiosidad por saber qué tipo de paisaje en movimiento es el que mencionó Ai Fei con Qian Shu Wan Li Hua Kai. ¿Qué tal si Ai Fei lo realiza personalmente para Zhen?

—Ah, no… —Xia Yuqing gritó de miedo. Justo cuando estaba a punto de rechazar, cierto alguien, rápido como un rayo, cubrió su boca.

Gradualmente, en su momento de aturdimiento, Xia Yuqing silenciosamente permitió que sus lágrimas fluyeran. Esta vez, cuando intentó robar un pollo, solo terminó perdiendo el arroz que usaba para atraerlo.

¡Mier**! Xiao Yuan, ¿dónde estás? ¡Rápido, ven a salvarme!

Xia Yuqing no sabía que, en este momento, la persona en la que estaba poniendo grandes esperanzas y por la que estaba llamando por su nombre también era incapaz de defenderse.

♦ ♦ ♦

La escena nocturna se profundizó gradualmente. Las densas sombras de los árboles fuera de la ventana bailaban y se balanceaban con la brisa. La luna llena en lo alto del cielo con la luz de la luna se deslizaba sigilosamente por las rendijas de la ventana. 

Temprano a la mañana siguiente, el palacio Qian Qing estalló con un grito agudo, acompañado de la caída de un objeto pesado.

La cara cenicienta de Yan Ran miró el desordenado sofá cama. Su rostro se volvió verde, blanco y luego verde de nuevo. Su cerebro como pasta. Simplemente, recordó vagamente que había entrado en el palacio para quejarse con Feng Tingye, luego llegó Xia Yuqing y le entregó una sopa de pichón de baya de lobo. Después de que Xia Yuqing se fue, bebió la sopa y luego…

¡Espera, esa sopa! Había pensado que era extraño cómo Feng Tingye se había vuelto tan generoso de repente, por lo que resulta que algo andaba mal con esa sopa, así que…

Entonces, es cierto que las palabras se pueden pronunciar de manera irresponsable, pero la comida no se puede comer indiscriminadamente. Yan Ran parecía sentir espantosamente que su hermano lo había apuñalado por la espalda nuevamente.

Poco a poco, recordando los eventos de anoche, Yan Ran maldijo dentro de su mente. Levantando la cabeza con sentimiento de culpabilidad para mirar a la ** mujer acostada, pudo ver que respiraba de manera constante y dejó escapar un suspiro. Era evidente que dormía profundamente.

En una ráfaga, se apresuró a vestirse adecuadamente. Luego, dándole a esa ** persona una mirada compleja, se puso de puntillas en silencio, ¡¡¡saliendo de la habitación y escapando sin dejar rastro!!!

Al escuchar que la puerta se abría y se cerraba, ** la persona dormida original abrió lentamente los ojos. Ojos claros como el cristal, no se parecían a una persona que se había despertado de un sueño profundo.

La verdad era que, debido a que su cuerpo no estaba bien, Li Yuan no estaba dormida temprano en la mañana. Cuando Yan Ran se despertó, lo sintió. Era solo que estaba un poco avergonzada, mientras que, por otro lado, quería ver la reacción de ese hombre. Así que, deliberadamente, fingió estar inconsciente.

Sin embargo, ella no pensó que este hombre inesperadamente no dijo nada y simplemente se fue corriendo. Li Yuan, de repente, sintió que era una broma. Un fuego comenzó a elevarse lentamente dentro de su mente.

Apoyando su cuerpo, miró a cierta persona que escapó presa del pánico. Sus labios se levantaron poco a poco, los ojos llenos de determinación: —Corriendo después de comer hasta hartarse. No es así de fácil.

♦ ♦ ♦

A primera hora de la mañana, Xia Yuqing sintió que le dolía la espalda. Sintiendo como si estuviera en su último aliento, apoyó su vientre y condenó al padre del niño. Luego, mientras Lu Rui la ayudó y la refrescó, preguntó: —¿Xiao Yuan? ¿Por qué no la veo?

Anoche, había ordenado que la Ya Tou se parara frente al palacio Qian Qing para vigilar. Al final, el Ultra Seme Lord había atropellado, pero no había rastro de esa Ya Tou. ¿Podría haberse escapado? O…. ¿Pasó algo?

—¿Xiao Yuan? Ah, esa Ya Tou. ¿No volvió anoche con Niang Niang? Niang Niang, ¿no la trajiste de vuelta? Nu Bi no la vio en toda la noche. —Lu Rui preguntó sorprendido al escuchar la pregunta de Xia Yuqing.

—No regresó anoche. —Xia Yuqing jadeó y comenzó a creer que Li Yuan debió haber tenido un accidente.

Justo cuando estaba a punto de ir a buscar a esa persona, vio a alguien flotar desde la entrada del palacio. ¿No es esa persona de la que estaban hablando, Li Yuan?

—Ah, Xiao Yuan, ¿por qué solo regresas ahora? —Xia Yuqing se apresuró a ayudar a sostener el cuerpo de Li Yuan que estaba al borde del colapso. Al ver su tez pálida, no pudo evitar preocuparse: —Xiao Yuan, ¿qué pasa? ¿Por qué tu cutis es tan desagradable?

Habiendo escuchado lo que dijo, Li Yuan no pudo evitar tocar su rostro y luego forzar una sonrisa: —Cuando Nu Bi estaba vigilando afuera del palacio Qian Qing anoche, Nu Bi no descubrió nada fuera de lo común. Ahora mismo, Nu Bi se acaba de perder. Solo después de dar una vuelta completa por el palacio pude regresar. Probablemente me resfrié un poco por las condiciones de anoche. No es un gran asunto.

Al escuchar esto, Xia Yuqing se culpó a sí misma: —No pensé bien las cosas. ¿Cómo podría permitir que Xiao Yuan esperara toda la noche? Xiao Yuan no debe haber dormido en absoluto. Ve rápido y descansa. Lu Rui ve a buscar a un médico imperial para que eche un vistazo a Xiao Yuan. Ayer por la noche fue tan frío que no queremos que se enferme.

Al ver a la joven, Xia Yuqing fácilmente simpatizó con ella. Apenas se dio cuenta de que su preocupación hizo que Li Yuan se conmoviera emocionalmente.

—Bien. Nu Bi, al ver que la tez de la dama Li Yuan no es tan buena, ayudará a Gu Niang a cocinar a fuego lento una sopa de jengibre para evitar el resfriado. —Después de hablar, Lu Rui se apresuró a apoyar a Li Yuan hacia la cámara lateral.

Al ver la sombra de las dos volverse lentamente distante, Xia Yuqing sintió algo extraño. Pero ella no pudo señalarlo.

Sin esperar a que ella terminara de reflexionar, Cui Er entró corriendo y se inclinó: —Niang Niang, Lady Liu ha solicitado visitarnos.

—¿Xiang Er ha venido? —Xia Yuqing tuvo un destello de sorpresa y rápidamente dijo: —Rápido, déjala entrar.

Justo cuando salieron esas palabras, una sombra ya se estaba avanzando rápidamente hacia Xia Yuqing. Hablando de forma injusta: —Qing Jiejie

Al ver que Liu Yixiang era tan delicada, Xia Yuqing sintió que su cuerpo temblaba por la conmoción. Antes de que pudiera cuestionar qué estaba mal, Liu Yixiang gritó: —No quiero casarme.

Xia Yuqing y Cui Er: —…

—Xiang Er, levántate primero. Si tiene algo que decir, dígalo claramente —Xia Yuqing extendió su mano para ayudar a Liu Yixiang a levantarse. Pero con su cuerpo actualmente incómodo, le pidió ayuda a Cui Er. 

Cui Er sonrió y dio un paso adelante para recordarle: —Lady Liu, Niang Niang está embarazada. ¿Podrías levantarte primero para hablar?

Aturdida, Liu Yixiang se dio la vuelta para mirar el vientre que ya había comenzado a sobresalir. Despertándose de inmediato, rápidamente, tomó la mano de Cui Er y se puso de pie.

—Mira mi memoria, para ir tan lejos como para olvidar esto. Casi le hago daño a mi sobrino. Todo es culpa de ese sinvergüenza. Si no fuera por él… —Solo mencionar a cierta persona hizo que Liu Yixiang sintiera que le picaban los dientes.

Todo su cuerpo se llenó de ira reprimida y asustó a Xia Yuqing para que retrocediera unos pasos. Una vez más, no podía simpatizar con su hermano real mayor.

♦ ♦ ♦

—¡Ah-Choo!

El hermano real mayor estaba pintando en la sala de estudio cuando de repente sintió cosquillas en la nariz. Después de estornudar, su pintura de Bai Niao Chao Feng se arruinó por completo.

—Hermano real mayor, ¿qué pasa? ¿Dormiste demasiado tarde anoche y cogiste un resfriado? —Al escuchar el ruido, Xia Mingxi dejó el té caliente en su mano y preguntó.

Xia Mingyuan se frotó la nariz y pensó profundamente. Pareciendo que entendió algo, su rostro se puso pesado: —Probablemente, es cierto que alguien está hablando de este príncipe. El Feng Shui en el reino Ye, de hecho, entra en conflicto con este príncipe. Este príncipe debe ocuparse rápidamente de los asuntos aquí y regresar al Reino Xia. ¿Cómo es la situación del cuarto hermano real? ¿Hay noticias?

—Actualmente, no hay novedades. Sin embargo, con la aparición del cuarto hermano real, la princesa del Reino Shu probablemente no podrá escapar de su… —El rostro de Xia Mingxi era serio, pero su corazón se quejaba sin parar.

¿Por qué él, este ciudadano común y corriente, un otaku que le daría todas sus cosas amadas a su adorable hermana, experimentaría esta batalla por la escena del trono cuando cruzó a este mundo? Esta persona común nunca ha visto estos aspectos de la sociedad. Este tipo de escenas despiadadas y tiránicas deben dejarse para personajes heroicos y ambiciosos. ¡Este novato está rogando que lo dejen ir!

—Humph, eso sería lo mejor. Él podría conseguir que la princesa se enamore perdidamente. Se sabe que esa princesa es testaruda. Definitivamente, se negará a casarse con nuestro padre real. En ese momento… ese chico podría tener que sufrir. —Cuando Xia Mingyuan terminó de hablar, no escuchó la respuesta de Xia Mingxi. Al darse la vuelta, vio la confusión en el rostro de Xia Mingxi. Xia Mingyuan entrecerró los ojos y caminó hacia Xia Mingxi.

Confundido al extremo, solo sintió una sombra que lo cubría. Desconcertado, levantó la cabeza para ver que Xia Mingyuan se acercaba cada vez más a su rostro. En su mente, no pudo evitar recordar lo que Xia Yuqing le había dicho ese día. “Realmente… le gustas a nuestro hermano real mayor”, “En realidad, eres excepcional en este mundo un… Uke” —Aaaaaaggh —Xia Mingxi podía escuchar claramente a su cerebro gritar.

Acercándose a la cara de Xia Mingxi y usando una mano para apoyarse en la mesa, soltó una palabra: —Tú… 

—Hermano… hermano mayor real… —Xia Mingxi se despertó abruptamente. Cruzando los brazos sobre el pecho, sintió que algo no andaba bien y dejó caer las manos para obstruir su trasero. Al ver a Xia Mingyuan, tembló como una damisela en apuros a punto de ser aprovechada por un tirano.

Los labios de Xia Mingyuan estaban constreñidos y estirados en línea recta. Levantando una ceja: —Segundo hermano real, tú…

—Hermano real mayor, tienes que casarte con la cuñada real. ¿Cómo pudiste… podrías… ser así? Si la cuñada real lo supiera, estaría realmente herida. El hermano real mayor y yo… nosotros… no tendremos un final feliz. —Xia Mingxi apretó los dientes y habló con determinación.

Ayanami
Jajajajajajaja... Dios, en verdad me duele el estómago de tanto reír... jajajajajajaja... esta mujer acabará con la paciencia de los hombres de ese mundo... jajajajajajaja

Sin escuchar la respuesta de Xia Mingyuan durante mucho tiempo, Xia Mingxi abrió lentamente un ojo. Lo que vio fue el rostro ceniciento de Xia Mingyuan y de inmediato se asustó: —Hermano real mayor…

No puede ser que su rechazo le haya hecho perder la cara y ahora su amor se ha convertido en odio. ¿Puede estar preparándose para ejecutarlo en el acto para silenciarlo? ¿Que ‘si no puedo conseguirlo, lo destruiré’?

La cara de Xia Mingxi pasó de rojo a verde, luego de verde a negro y finalmente a un blanco mortal. Tenía una expresión miserable, como si se enfrentara a una catástrofe inminente. El rostro de Xia Mingyuan se oscureció: —¡Tú…! 

Antes de que pudiera terminar, fue reprendido una vez más: —Hermano real mayor, aunque quieras usar la fuerza sobre mí, no cederé. Me pueden matar, pero no humillar, yo…

—¡Cállate! —Después de ser interrumpido varias veces, la ira de Xia Mingyuan se encendió. Gritando en voz alta con su expresión feroz, parecía un demonio que podría atacar a cierta persona en cualquier momento y morderla hasta la muerte.

Xia Mingxi se retiró a su silla, su corazón ya lloraba como un río. 

Se acabó, se acabó. El rechazo fue demasiado y ha dañado el orgullo de cierta persona. ¡¡¡Ese alguien hará una ola de asesinatos!!!

Xia Mingyuan respiró hondo. Después de reprimir su ira, dijo: —¡Deja que este príncipe termine de hablar!

—¿Eh?

—En el futuro, no vayas sin permiso a la casa de esa Ya Tou. Además… ¡no aprendas nada inútil de ella! —Xia Mingyuan rechinó los dientes mientras hablaba.

Inesperadamente, se difundieron algunos rumores de que ciertas personas eran homosexuales. Cuando escuchó esto por primera vez, pensó que era completamente inesperado. Sin embargo, estaba más concentrado en alegrarse de la calamidad y deleitarse con el desastre del lado de Feng Tingye. Simplemente, nunca pensó que él mismo sería uno de esos miembros que Xia Yuqing había mencionado.

No es de extrañar… no es de extrañar que, desde que ese chico regresó del palacio, había estado actuando de manera algo extraña. Cada vez que lo veía, llegaba a dar un rodeo. Xia Mingxi lo trató como si fuera algo amenazante y peligroso. Entonces, resulta que… lo había tomado por un homosexual.

Así que este es el caso… ¡así que era su hermana menor! Realmente, fui arrojado a la cuneta por esa Ya tou. Xia Mingyuan realmente ha descubierto el aspecto aterrador de su hermana. ¿Cómo puede Feng Tingye lidiar con ella?

El corazón de Xia Mingyuan estuvo aullando durante mucho tiempo, luego dejó escapar un suspiro. Presionando el hombro de Xia Mingxi para evitar que escapara, entrecerró los ojos: —Segundo hermano real, ¿le estás ocultando algún asunto a este príncipe?

La cara de Xia Mingxi cambió y luego se rió con rigidez: —Hermano real mayor, ¿de qué estás hablando? ¿Cómo podría esconderte algo? Ahahaha.

—¿De Verdad? Este príncipe ha visto que tú y esa Ya Tou están muy cerca últimamente. Estás incluso más cerca de ella que de este príncipe que comparte la misma madre que tú. ¿Puede este hermano menor real decirle a este príncipe, cuando tú y esa Ya Tou se volvieron tan cercanos? ¡Este príncipe no sabía nada!

Xia Mingxi miró la cara que se acercaba de Xia Mingyuan y le resultó difícil tragar su saliva. Sus ojos comenzaron a llorar.

¡Oh Dios! Xiao Qing Qing, por favor, ven a salvarme. De lo contrario, quedaré destrozado y expuesto. ¡¡¡Sálvame!!!

♦ ♦ ♦

Con la telepatía de Xia Yuqing y Xia Mingxi, naturalmente ella no escuchó su súplica de ayuda. En ese momento, estaba pacificando a esta dama que hacía gestos amenazantes de su profundo resentimiento.

—Xiang Er, aunque mi hermano real mayor tiene mal carácter, su carácter no es malo. No puedes mirarlo con parcialidad. Necesitas tener una actitud magnánima y generosa para tolerarlo. De esta manera, podrás descubrir muchos más de sus puntos fuertes. 

Xia Yuqing se atragantó después de hablar. ¿Por qué tiene un mal presentimiento? ¡Debe ser una percepción errónea!

—¿Tolerarlo? Ni siquiera soy su madre, ¿por qué tengo que tolerarlo? Ese pollo débil, boca barata, voy a atar su Xiao Ren[4]…

La gente de los alrededores y Xia Yuqing parecían atónitos mientras miraban a Liu Yixiang. ¿¡Qué clase de odio podría tener para hacer que empujara a esa persona de diecisiete a dieciocho veces!?

—Tos tos, Xiang Er, este es el final del asunto. Aunque no estás contenta con mi hermano real mayor, en el futuro todavía tienes que convertirte en su concubina imperial. Cuando ustedes vivan su vida, no pueden luchar constantemente todos los días. Solo si ustedes dos se toleran mutuamente, vivirán en paz, ¿verdad?

Una vez que Xia Yuqing terminó de hablar, Liu Yixiang volvió la cabeza y la miró pensativamente.

—¿Qu… qué? ¿Dije algo malo?

Liu Yixiang negó con la cabeza y luego preguntó con curiosidad: —Qing Jiejie, ¿al principio también viniste así?

Xia Yuqing se congeló. De repente, recordó que ella también era una de las personas que fueron enviadas a casarse e incluso se vio obligada más que Liu Yixiang. Enseguida sintió pena: —Sí, al principio, Su Majestad y yo también pisamos este camino lleno de baches. Pero míranos ahora, incluso tenemos un niño pequeño ahora. 

—Oh. —Liu Yixiang dejó escapar un suspiro. Los ojos de Xia Yuqing se iluminaron pensando que los asuntos estaban resueltos. No esperaba que Liu Yixiang murmurara para sí misma:

—¡Pero no creo que Qing Jiejie sea tan tolerante con mi primo real!


Army: Pues aquí dejo mi opinión semanal…:

[1]Qian Shu Wan Li Hua Kai = hermoso entorno romántico; algo mencionado en un poema chino

[2]Ah Li Tuo Fut, Ah Li Tuo Fut = Pedir bendiciones de Buda

[3]Shi En Bu Tu Bao = ayudar a alguien, pero no pedir nada a cambio

[4]Xiao Ren = Maldecir a alguien con esos muñequitos con sus nombres escritos en ellos

| Índice |

3 comentarios en “Escapó otra vez – Capítulo 88: La tragedia de comer la medicina incorrecta

  1. Army says:

    Xia Yuqing acabará con la paciencia de todos con sus locuras 😆😆
    Gracias… Habrá nuevos momos en los siguientes capítulos 😆😆😆😉

  2. sara says:

    Jajajajajjajajajajajajajajajja no tienes idea de como disfrute del sufrimiento de todos y de tu comentario todavia no puedo parar de reir

    • Army says:

      Xia Yuqing acabará con la paciencia de todos con sus locuras 😆😆😆
      Gracias… Habrá momos más divertidos en los siguientes capítulos 😆😆😆😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.