Escapó otra vez – Capítulo 89: ¡Realmente existe la esposa del maestro!

Traducido por Army 

Editado por Ayanami


No esperaba ser contrarrestada, de repente, Xia Yuqing sintió como si acabara de ser golpeada por una flecha.

Tos tos. Xia Yuqing tosió levemente para ocultar su vergüenza.

Liu Yixiang no pareció darse cuenta de nada anormal e hizo un puchero mientras murmuraba:

—Realmente, no sé lo que están pensando Gu Mu y el primo real. Saben claramente lo molestos que nos encontramos los dos. ¿Por qué seguirán jugando a ser casamenteros para nosotros y nos obligarían a estar juntos? ¡Incluso mi padre no me ayudará! 

No es que tu padre no te ayude, solo le reconforta el hecho de que, finalmente, te vas a casar y no está dispuesto a ayudarte. Pero, Xia Yuqing no dirá estas palabras en voz alta. De lo contrario, podría causar algunos eventos que sacudirían el mundo.

—Xiang Er, no tengas prisa. Debe haber una solución.

Al rostro de Xia Yuqing le faltaba confianza cuando dijo eso. Liu Yixiang, de repente, se dio la vuelta y la miró con un par de ojos brillantes, lo que la hizo retroceder unos pasos.

—Acabo de recordar, ese bastardo es el hermano real mayor de Qing Jiejie.

¿No me escuchaste decir hermano real mayor todas esas veces?

Liu Yixiang hizo una pausa por un segundo, luego, agarró a Xia Yuqing por el hombro. Hablando de una manera adorable y lastimera: 

—Qing Jiejie, ya que ustedes son hermanos, sus palabras deben significar algo. ¿Qué tal si vas y dices algunas malas palabras sobre mí frente a él…? Bien, ¿qué tal si me críticas por ser inútil? Será mejor si puedes agregar alguna enfermedad innombrable. Esto le ayudará a disipar todos los pensamientos de casarse conmigo. ¿Deacuerdo?

Liu Yixiang comenzó a actuar de manera adorable. Xia Yuqing se congeló y sintió la piel de gallina en todo su cuerpo. En su corazón, estaba maldiciendo en silencio.

Xiang Er, ¿estás tan desesperada? ¿Te olvidaste de la cena de bienvenida la última vez y de la actitud de mi hermano real mayor hacia mí? Además, al ver su actitud hacia ti, si realmente te menospreciara, mi hermano real mayor podría pensar que obtuvo la información que puede usar en tu contra. ¡Él estaría tan feliz de querer casarse contigo y traerte de regreso como su esposa! De hecho, si realmente fuera a ver a mi hermano real mayor para desacreditarte, si tu padre, que está desesperado por qué te cases, se entera de la verdad, ¡quién sabe qué animosidad habría creado para mí! El punto más importante… si esa bestia supiera que arruiné su plan, ¡definitivamente, me ejecutaría en el acto!

Pensando en ese último punto, Xia Yuqing podía sentir que su espalda baja se sentía más adolorida por los eventos de ayer. Sintió que su tez mostraba derrota: 

—Xiang Er, no es que Qing Jiejie no quiera ayudarte. Es que Qing Jiejie no es tan capaz como pensabas. Xiang Er, ¿podría ser que lo hayas olvidado? Solo soy la pequeña princesa descuidada del reino Xia. Realmente, nunca me crucé con mis hermanos reales mayores. Si no fuera por eso, no habría caído en esto y me enviarían a casarme a otro país. Mis hermanos reales siempre me han despreciado. ¿Por qué iban a escuchar mis palabras? 

Para expresar la autenticidad de sus palabras, Xia Yuqing miró hacia el cielo en un ángulo de 45 grados, cargada de dolor. Acompañándolo estaba su expresión lastimera. 

De inmediato, Liu Yixiang se estremeció. Agarrando la mano de Xia Yuqing: 

—Qing Jiejie, no tengas el corazón roto. Fue un error de Xiang Er, no debería haber mencionado esto. Tu padre real y tus hermanos reales no te agradan y te desprecian es su pérdida. El primo real y la emperatriz viuda te atesoran tanto. En el futuro, también tendrás a tu querido bebé acompañándote. Definitivamente, vivirás cien veces mejor que antes.

Al ver sus manos agarradas firmemente por Liu Yixiang y su expresión esperanzada, suspiró con tristeza. ¡Está Ya Tou pura es realmente fácil de engañar!

—Xiang Er, estoy bien. Su matrimonio es un acontecimiento importante para nuestros dos países. Si realmente no estás dispuesta a casarte, no hay nada de malo en tratar de suplicarle a su primo real o a la emperatriz viuda. Como te aman tanto, definitivamente te ayudarán a pensar bien en esto. Si eso no funciona, puedes intentar que esos tres Da Ren pidan ayuda. Su Majestad debería estar dispuesto a escuchar sus palabras. En cuanto a mí, suspiro. Tal como Xiang Er acababa de decir, soy una princesa enviada por el reino Xia para casarse. Incluso si quisiera ayudar, sería difícil.

Xia Yuqing se negó con tacto a ayudar mientras se disculpaba en su corazón con esos tres Da Ren que acababa de arrastrar. Por su propia supervivencia y esa delicada vida dentro de ella, ¡no puede ser descuidada! ¡Amén!

—¿Ellos? Hmph, por lo general les encanta correr de un lado a otro de mi casa y recoger el botín de guerra de mi padre. Pero ahora que ha sucedido algo, ni siquiera puedes encontrar a uno de ellos. De hecho, cuando estaba entrando al palacio, acababa de atrapar a ese bastardo Yan Ran. Pero cuando me vio, actuó como si fuera un ratón que acaba de ver un gato. Antes de que pudiera decir algo, se fue sin dejar rastro. Ese tipo….

Liu Yixiang se sintió indignada. De repente, Xia Yuqing tiró de ella. Hablando en su oído de una manera asombrada: 

—¿Acabas de decir que viste al hermoso Tutor salir corriendo del palacio? ¿A primera hora de la mañana de hoy?

Liu Yixiang no sabía por qué Xia Yuqing estaba tan sorprendida. 

—Sí. Pensé que también era extraño. ¿Por qué Yan Ran, ese bastardo, estaría en el palacio tan temprano en la mañana? De hecho, estaba corriendo hacia el palacio exterior, ¿podría ser que se había quedado a pasar la noche en el palacio?

—¿Se quedó toda la noche? 

Los ojos de Xia Yuqing brillaron. Debería haberlo anticipado. La persona que bebió la sopa anoche no era el Ultra Seme, debe haber sido el Gran Tutor.

Después de que el Gran Tutor se bebió la sopa, la medicina debió encenderse. Con un abrir y cerrar de ojos, la arrogante y mimada belleza se había convertido en la seductora. Esto debe haber causado que el Ultra Seme se calentara. Confiando en su fuerte autocontrol de no querer herir a su amado, debe haber corrido todo el camino de regreso a su propio palacio. Entonces, por eso no se preocupó de que está embarazada… No es de extrañar… Se preguntaba por qué esa bestia era más bestia anoche. Entonces, es por esto…

Xia Yuqing se sintió dolida. Pero rápidamente su entusiasmo regresó, al ver el hecho de que el Ultra Seme no estaba tan desinteresado en los hombres como había dicho. Sin embargo, lo más importante es que, si el Gran Tutor bebió la sopa y el Ultra Seme estaba con él, entonces, ¿qué pasó con el Gran Tutor…? 

Antes de que ella hubiera deslizado la droga, Li Yuan y ella lo habían verificado. Si no hace eso después de tomar el medicamento, se calentará mucho. Sin embargo, según las palabras de Liu Yixiang, el magnífico Gran Tutor era claramente vigoroso y animado cuando salió del palacio. Entonces, ¿quién podría ser la persona que pasó la noche con él?

De la nada, la imagen de Li Yuan cojeando de regreso flotó en su mente. No podría ser….

—Qing Jiejie, Qing Jiejie, ¿qué estás haciendo? ¿Por qué haces una cara tan extraña? —Las palabras de Liu Yixiang la despertaron de su trance.

Al regresar, se enfrentó a la expresión confusa de Liu Yixiang y rápidamente la cubrió diciendo: 

—No es nada, no es nada. Anoche sufrí un poco de insomnio, así que estaba un poco distraída.

Cierto, solo un poco distraída. ¿Cómo pudieron Li Yuan y el magnífico gran tutor…? ¡Anoche debió haber sido demasiado atormentada por esa bestia que le provocó un cortocircuito en el cerebro!

—Oh, está bien…

Liu Yixuang suspiró y luego tomó la mano de Xia Yuqing. 

—Sin embargo, Qing Jiejie es la mejor y no me evitará como los demás.

En realidad, yo también quería esconderme. Lástima que puedas huir del monje, pero no puedes huir del templo. 

—¡Lo entiendo ahora, me casaré! ¿No quiere ese bastardo que me sienta miserable por este matrimonio? Entonces, no le daré lo que desea. ¿Cree que una vez que me arrastre al país Xia, seré manipulada por él y lo escucharé obedientemente? Humph, piénsalo de nuevo. Voy a mostrarle lo que significa sufrir tus propias consecuencias. No todo el mundo tiene derecho a disfrutar de esta belleza.

—Así es, aha… 

Al escuchar esto, Xia Yuqing dejó escapar un suspiro. No puedo evitar ser feliz, asintió con la cabeza. Pero al escuchar la última parte, no parecía correcto.

Antes de que pudiera reaccionar, Liu Yixiang ya se había aferrado a su mano con una expresión seria en su rostro: 

—Qing Jiejie, me vengaré de ti.

¿Eh? ¿Venganza? ¿Venganza para quién? Ella acababa de regresar de su trance y no parecía entender lo que estaba diciendo Xiang Er.

—Niang …

Para cuando Xia Yuqing respondió, Liu Yixiang ya se había escapado con energía.

—Cui Er, lo que Xiang Er quiso decir fue …

Cui Er ocultó su risa. Realmente, no había nada que hacer por estos dos payasos. Pacientemente, explicó: 

Nu Bi cree que Lady Liu quiere vengarse de Niang Niang por el maltrato que recibió del reino Xia. Además de la acumulación de agravios en los últimos días, Nu Bi está preocupada por el príncipe real mayor.

—¡Ah, entonces es así!

Xia Yuqing de repente entendió y asintió con la cabeza. Dentro de sus ojos, uno podía ver que estaba disfrutando de la calamidad de otra persona.

Niang Niang, ¿no te estás preparando para detener a Lady Liu?

Cui Er estaba un poco confundida con la actitud despreocupada de Xia Yuqing. 

—¿Qué hay para detener? Xiang Er sabe qué hacer. 

Xia Yuqing, sin preocuparse, agitó la mano. Como no le preocupaba, tenía la inclinación de ver el programa. Simplemente, encendió una vela en silencio para su hermano mayor. 

—Pero Nu Bi puede decir que las habilidades marciales de Lady Liu no son débiles. Si realmente comienzan a pelear, el príncipe real mayor, que no sabe nada sobre artes marciales, Nu Bi tiene miedo … 

Xia Yuqing pensó en silencio, luego se volvió hacia Cui Er. Pensando profundamente, asintió con la cabeza y comenzó a girar lentamente alrededor de Cui Er. 

Niang Niang, ¿por qué miras a Nu Bi así?

—Cui Er, estás tan preocupada por la seguridad de mi hermano real mayor. Podría ser…

Xia Yuqing hizo una pausa y luego miró el rostro pálido y mortal de Cui Er y cambió el tema: —¡Estás enamorada en secreto de mi hermano real mayor!

La cara de Cui Er cambió y se volvió cada vez más desagradable. Se apresuró a arrodillarse en el suelo: 

Nu Bi es solo una sirvienta humilde. Nu Bi nunca se atrevería a hacer algo tan irrespetuoso y tendría esos pensamientos por el superior de Nu Bi. Nu Bi está preocupada por la seguridad de su alteza real, esto se debe a que Nu Bi está preocupada por la reputación de Niang Niang. Si algo le sucediera al príncipe real mayor en el reino Ye, los forasteros no solo hablarían mal de Su Majestad, sino que también lo harían de Niang Niang. Dirían que Niang Niang no respeta a su hermano mayor a pesar de que ambos comparten las mismas venas debajo de la piel. La reputación de Niang Niang sufrirá un gran impacto.

—Al escuchar eso, parece tener sentido. 

Xia Yuqing se acarició la barbilla. Luego, mirando a Cui Er por un momento y viendo el sudor frío fluir, se burló aburrida: 

—Realmente, no es nada divertido. Ni siquiera puedo bromear. Levántate, ponte de pie. Ni siquiera tienes un solo hueso de la risa en tu cuerpo. Si le hubiera dicho esto a Lu Rui, esa Ya Tou definitivamente habría seguido el juego y me habría permitido ser su casamentera.

De repente, al escuchar lo que dijo, Cui Er se congeló. Ahora entendía que Xia Yuqing se burlaba de ella. Dejó escapar un suspiro de alivio y forzó una sonrisa: 

—Fue un malentendido de Nu Bi. Arruinando el estado de ánimo de Niang Niang, Nu Bi realmente ha pecado.

Teniendo miedos persistentes, cuando Cui Er se puso de pie, oyó a Xia Yuqing decir repentinamente otra cosa: 

—Pero incluso si tuvieras esa intención, mi hermano real mayor, con su personalidad, externamente fría, apasionada y difícil por dentro, definitivamente no te aceptará. Entonces, Cui Er, por favor, ríndete ahora o quien resultará herida serás tú.

Cui Er casi se atragantó con la bocanada de aire que se había quedado atascada en su garganta. Después de mucho tiempo, apretó los dientes y dijo: 

Niang Niang, estás pensando demasiado. Nu Bi realmente no tiene esos pensamientos inapropiados sobre el príncipe real mayor.

Xia Yuqing dio dos pasos hacia atrás y asintió con la cabeza. A pesar de que su boca estaba de acuerdo con ella, su rostro mostraba una expresión de ‘no te preocupes, entiendo’. ¡Cui Er se sintió aún más frustrada!

—La seguridad del príncipe real mayor no será una preocupación. Con la personalidad de Xiang Er, si quisiera vencerlo, lo habría hecho para que ni siquiera pudiera levantarse de la cama. ¿Por qué si no pensarías que todavía podría saltar ahora mismo? 

Xia Yuqing se frotó el vientre y habló con angustia: 

—Ai Ya, Xiao Yuan está enferma. Xiang Er probablemente esté causando estragos en el Yi Guan[1], no hay nadie que me acompañe en el palacio. Me siento muy aburrida.

La boca de Cui Er se estiró, recordando que cierta persona había causado un evento masivo. Afortunadamente, fue estrangulado por la base y no creó un efecto demasiado grande. Sin embargo, de acuerdo con cierta persona y su personalidad de querer el caos en todas partes, aburrirse no tiene sentido, esa persona podría hacer que todo el palacio se vuelva caótico. Los pollos y perros voladores no sería una vista imposible.

Pensando en todo eso, Cui Er decidió resolver esta calamidad. Ella tosió levemente: 

Niang Niang, desde el evento de Lady Li Yuan, no has visitado al Maestro Xu en mucho tiempo. Dado que el Maestro Xu ha regresado al palacio durante tanto tiempo, debe extrañar mucho a Niang Niang. ¿Qué tal si Niang Niang…? 

—¡Tienes razón! ¿Cómo pude haberlo olvidado? El Maestro había regresado al palacio hace mucho tiempo. Además de ese día frente al palacio de Qian Qing donde nos vimos brevemente, no lo he visto. Estaba tan emocionado de ver mi pequeña barriga. ¿Cómo desapareció sin dejar rastro? ¿Podría ser…? —Xia Yuqing entonces recordó las palabras que Shao Zitong había dicho ese día y se congeló.

Niang Niang, ¿qué sucede?

—Nada, lo sabremos cuando lleguemos. Vayamos con mi Maestro. —Los ojos de Xia Yuqing se iluminaron y se dirigieron de inmediato.

Al ver la actitud emocionada de Xia Yuqing, Cui Er sintió que estaba a punto de suceder un evento trascendental. Aturdida por un momento, se apresuró a seguirla.

♦ ♦ ♦

Xu Lao amaba la paz y la tranquilidad. Lo que más odiaba era cuando la gente venía a molestarlo mientras estaba haciendo sus cosas. Por lo tanto, hizo que Feng Tingye le otorgara el patio suroeste que era el más tranquilo. Además de Xu Lao, generalmente había un joven erudito que mantenía las cosas ordenadas por dentro. También le recordaría al Maestro Xu que cene, de lo contrario, el Maestro Xu sería del tipo que descuida el sueño y la comida debido al trabajo.

Era común que la gente quisiera ver al Maestro Xu, pero siempre tenían que avisar con anticipación. En primer lugar, fue una señal de respeto. En segundo lugar, estaban ansiosos por encender este petardo, ya que Xu Lao era conocido por su temperamento difícil. Sin embargo, estas personas no incluyeron a Xia Yuqing. Es por eso que hubo esta… tragedia.

—Mi querido maa… eeee… ssss troooo, ¡tú discípula ha venido a verte! —Xia Yuqing corrió al patio de Xu Lao. Usando su fuerza, dio un gran empujón a la puerta. 

En un instante, aparecieron dos sombras que hicieron que los brazos de Xia Yuqing se levantaran para congelarse en el aire. Seis ojos mirándose el uno al otro, después de mucho tiempo, Xia Yuqing escupió las palabras: 

—Chicos…

Las dos personas con la ropa desordenada, fueron repentinamente despertadas, se pusieron nerviosas y trataron de levantarse de inmediato. Desafortunadamente, habían subestimado su edad: 

—Ay, mi espalda…

—Ugh… ¡No caigas sobre mí!

Con un plop, la persona que estaba presionando hacia abajo desde arriba se puso rígida y una vez más cayó sobre la persona de abajo. Esto hizo que la gente estupefacta pudiera escuchar a este dúo.

Todos afuera continuaron manteniendo su expresión rígida y se pararon directamente afuera de la puerta. Las dos personas que intentaban volver a subir. Después de mucho tiempo, finalmente alguien se volvió lúcido: 

Niang Niang, primero tenemos que ayudar rápidamente a los dos a levantarse. Nu Bi puede ver que Xu Lao no podrá manejarlo pronto.

Con el recordatorio de alguien, Xia Yuqing también se despertó de su aturdimiento. ¿No es Xu Lao… quien estaba siendo presionado el que se está poniendo rojo y a punto de desmayarse?

Xia Yuqing estaba asustada, señaló rápidamente a algunas personas para ayudarlos a ponerse de pie.

—Mi discípula, el Maestro realmente ha estado preocupado por ti… —Con gran dificultad y la ayuda de todos, finalmente se había levantado. Sentado en la silla a un lado para recuperar el aliento, se quejó mientras miraba a Xia Yuqing. 

Afortunadamente, esa persona se lo había recordado a tiempo, de lo contrario, realmente se habría ido de este mundo. Esta persona legendaria, libre y sin restricciones, habría sido presionada hasta la muerte por algunas mujeres. ¡Si esto se difundiera, su ilustre reputación se habría arruinado!

Sintiéndose agraviado, Xu Lao tomó su taza de té para beber.

Al ver la mirada de enojo de Xu Lao, se sintió un poco agraviada: 

—¿Cómo podría saber que había alguien más en la casa del Maestro? De hecho, es mediodía. Maestro, arrastrar a alguien a hacer ese tipo de asuntos a la mitad del día, arruinaría la cintura de esa persona. No digo que el Maestro sea incapaz, pero no deberías… ¡Debería saber si no tiene cuidado, entonces en el futuro…! 

—Pfff… —Xu Lao escupió el té dentro de su boca. 

—N… No… Hahahah… Esta chica… interesante —La mujer que estaba presionando a Xu Lao antes comenzó a reír de repente. Con un woosh, apareció directamente frente a Xia Yuqing. 

La expresión de Cui Er cambió de inmediato. Su mano derecha se extendió desde su manga sin problemas.

Esa mujer no le hizo nada a Xia Yuqing. Simplemente la evaluó, luego se dio la vuelta y dijo: 

—Está Ya Tou parece estar llena de vida. No has salido a tu edad y has encontrado un amante que te dé una muñeca, ¿verdad?

—Tú… vieja loca, ¿qué estás diciendo? —Los ojos de Xu Lao se agrandaron. —Está Ya Tou es mi nueva discípula, la joven princesa del reino Xia. La consorte de nuestro reino Ye, la futura emperatriz. ¿Cómo podía ser ella mi hija? Además, no hables como si tuviéramos una relación profunda. Discípula, no lo malinterpretes. El Maestro no tiene nada que ver con esta vieja loca.

—¿Ninguna relación en absoluto? ¡Cómo te atreves a decir esas palabras! Incluso he tenido un hijo contigo. ¿Ke Er ya es así de grande y todavía te atreves a decir que no tenemos ninguna relación?

Con un estallido, todas las barbillas del interior de la habitación cayeron al suelo. La boca de Xia Yuqing se había convertido en forma de O. Entonces… ¡Esta es la esposa del maestro!

—¡Así que es la esposa del maestro! Está discipula fue irrespetuosa hace un momento. Espero que la esposa del maestro pueda tomar en su corazón perdonar a esta. 

Una vez que Xia Yuqing cerró la boca, rápidamente, habló de una manera halagadora. Sin embargo, dentro de su corazón, había lobos aullando. Esa persona solo había tardado un segundo en destellar frente a ella. Con solo una mirada, pudo decir que se trataba de una valiente artista marcial e inesperadamente era la esposa de su Maestro. Si no se aferraba al muslo grande de esta persona, ¡sería la más tonta!

Las palabras de Xia Yuqing dejaron la habitación mortalmente quieta. Un momento después, hubo una explosión de risa brillante: 

Ya Tou, no es de extrañar que seas la discípula de este viejo pedo. Realmente, eres… demasiado encantadora.

Xia Yuqing casi se ahoga cuando la esposa del Maestro la palmeó. Afortunadamente, Cui Er pudo ayudar a bloquearla y luego se detuvo. Con una expresión modesta colgando de su rostro, sonrió: 

—No, no. El Maestro es simplemente un gran maestro.

Los ojos de Su Linlang se detuvieron por un minuto en Cui Er, luego, al escuchar las palabras de Xia Yuqing, objetó: 

—Eh, ¿qué cosas buenas podría enseñarte ese viejo pedo? ¿Qué tal si me sigues? Si te casas con mi hijo y te conviertes en mi nuera, te transmitiré todas mis habilidades marciales que he aprendido. Te garantizo que si ingresas a Jiang Hu[2], no importa a dónde vayas, podrás ir con orgullo.

Después de escuchar las palabras en negrita de la persona frente a ella, hizo una expresión de angustia. ¿Por qué su deseo de aferrarse al muslo de esta persona se transformó de repente en seleccionar una nuera? ¡Esto no tiene sentido! 

—Tú… vieja loca, ¿qué estás diciendo? Mi discípula es la futura emperatriz del reino Ye. Su vientre lleva la sangre de la familia real, mi nieto discípulo. Ella no tiene ningún uso para tu emparejamiento indiscriminado. 

Al escuchar las palabras de Su Linlang, Xu Lao se levantó rápidamente y la criticó.

—¿Y qué si ella es la emperatriz? Finalmente encontré a alguien que era agradable a mis ojos y quería darle una esposa a Ke Er. Si no me ayudas, está bien. Pero, ¿cómo te atreves a intentar detener esto? Ni siquiera sé si eres desalmado o qué.

Xia Yuqing se sorprendió por el argumento de cierta persona. En este mundo, en realidad había alguien que era incluso menos convencional que ella.

Hermana mayor, la insensata eres tú. Ya dijimos que estoy casada. ¿Cómo puedes querer que me convierta en la esposa de tu hijo? Además, hoy nos acabamos de conocer por primera vez. Solo nos reunimos una vez y ahora quieres arrastrarme de regreso para convertirme en tu nuera, ¡¿no es eso demasiado descuidado?!

—No me importa. No importa lo que sea, quiero a esta Ya Tou para que sea mi nuera. Ya Tou, habla. ¿Estás dispuesta a venir conmigo?

¿Puedo decir que no? ¡Solo soy una persona pobre que quiere apoyarse en un árbol fuerte para protegerse y no ser perseguida como si me fueran a matar! Ultra Seme Lord, ¡ayúdame! Si no vienes pronto, llevaré a tu hijo y me iré con otra persona.

Como si escuchara el corazón de Xia Yuqing gritando, justo cuando ella no sabía cómo responder, desde el exterior llegó una risa familiar: 

—Mayor quiere llevarse a la Ai Fei de Zhen. ¿Le has pedido permiso a Zhen

Nu Bi (Nu Cai) saluda a su majestad real. 

Sobresaltados, todos se apresuraron a arrodillarse.

—Su Majestad…

Xia Yuqing estaba encantada por su inesperada llegada. Corrió felizmente hacia Feng Tingye. Esta fue la primera vez, desde que pasó a este mundo, que estaba tan feliz de ver a Feng Tingye.

Era evidente que Feng Tingye también se dio cuenta de esto. Tenía una sonrisa genuina en su rostro. Apoyando el asombroso cuerpo de Xia Yuqing, le reprochó suavemente: 

—Ten cuidado, no seas tan descuidada mientras estás embarazada.

A Xia Yuqing no le importó y levantó su par de ojos brillantes hacia Feng Tingye y le preguntó: —¿Por qué está aquí Su Majestad?

Feng Tingye simplemente sonrió y no respondió. Por el contrario, el eunuco que lo seguía desde el principio se acercó para responder: 

—Probablemente Niang Niang no lo sepa, pero durante la corte real su Majestad había extrañado a Niang Niang todo el tiempo. Cuando llegó y notó que Niang Niang no estaba en su palacio, fue a preguntarle a la gente del palacio de Niang Niang. Fue solo entonces que descubrimos que Niang Niang vino a la casa del Maestro Xu. Por lo tanto, Su Majestad vino corriendo a buscar a Niang Niang.

Xia Yuqing reconoció al eunuco como el que seguía constantemente a Feng Tingye. Siempre le señalaba la identidad de todos, y el eunuco del incidente de la última vez. Sonriéndole levemente, se volvió hacia Feng Tingye y dijo: 

—He molestado a Su Majestad.

Feng Tingye miró profundamente a Xia Yuqing y luego sonrió. Por supuesto, se esforzó. Si no lo hiciera, ¡otra persona se habría llevado a su esposa!

Feng Tingye tiró suavemente de Xia Yuqing hacia él y colocó su mano en su cintura, mostrando su propiedad. Posteriormente, le sonrió con indiferencia a Su Linliang: 

—Escuché que esta mayor ha estado pasando mucho tiempo con Xu Lao. Siempre quise reunirme con senior, sin embargo, debido a la corte real, se ha prolongado hasta ahora. Ahora que la veo en persona, su reputación realmente no se puede comparar con una reunión de frente. 

Su Linlang arqueó las cejas: 

—¿Has oído hablar de mí?

Feng Tingye sonrió: 

—Su Linlang, líder de la secta de los cinco envenenados. Nacida en Miao Jiang, experta en veneno. Al establecer la secta de los cinco envenenados por ti misma, eres la mejor usuaria de veneno de Jiang Hu. En Jiang Hu, es muy conocida. ¿Cómo pudo Zhen no conocerte? Zhen ha admirado a senior durante mucho tiempo. Zhen simplemente no ha tenido la suerte de conocer a senior.

¿La líder de la secta de los cinco envenenados, nacida en Miao Jiang y experta en veneno? La barbilla de Xia Yuqing casi se cae de nuevo. ¿La esposa del Maestro es realmente tan impresionante? ¿De hecho es competente con el veneno…? Ya que estuvo tan cerca antes, ¿¡podría haberse infectado accidentalmente con algo!?

—Humph, no creas que no puedo decir que estás hablando alabanzas falsas. Si realmente me admiraras, ¿por qué solo aparecerías ahora? ¿Por qué inventar esas mentiras sobre estar ocupado y no tener tiempo para venir a presentar sus respetos cuando tienes tiempo para ir a buscar a tu Ai Fei?

—Vieja loca, ¿cómo pudiste hablarle así a Su Majestad?

Al escucharla hablar, los ojos de Xu Lao se abrieron. Rápidamente, le gritó para intentar evitar que siguiera ofendiendo a sus superiores. Es una lástima, cierto alguien estaba acostumbrada a ser libre y sin trabas y no le daba ni un solo cuidado.

—¿Y si hablo así? ¿Quién eres tú para mí? ¿Por qué te molestas conmigo? ¿Pensé que habías dicho que no tenemos ninguna relación?

—Tú…

Al ver a los dos que si hubieran sumado sus edades serían cien poniéndose rojos, todos a los lados se pusieron rígidos con los ojos bien abiertos.

Xia Yuqing no pudo evitar tirar de las mangas de Feng Tingye y susurró ligeramente: 

—Su Majestad, la esposa del maestro es franca. Por favor, no la culpes

Al ver este programa, Feng Tingye estaba muy interesado. De repente, al escuchar a Xia Yuqing hablar, no pudo evitar entrecerrar los ojos y responder: 

Ai Fei, si Zhen no recuerda incorrectamente, solo has conocido a senior Su una vez. Dado que Ai Fei está hablando con ella, ¿podría ser que Ai Fei realmente tiene la intención de irse con ella?

El corazón de Xia Yuqing estaba asustado. De repente, perdiendo la confianza, recordó que no hace mucho, debido al incidente de Li Yuan, le había mencionado a cierta persona acerca de llevar al niño en su vientre fuera del palacio. Quién iba a saber que después de unos días esto sucedería… Realmente no podía culpar a Feng Tingye por pensar de esta manera, ¡sin embargo, esta vez, fue acusada erróneamente! ¡Es por eso que hay un dicho que dice que puedes comer lo incorrecto, pero no puedes decir lo incorrecto!

—Su Majestad, esto es un malentendido. Chen Qie simplemente ve que el maestro está preocupado por su esposa, por lo que Chen Qie estaba preocupada de que Zhen pudiera castigar a la esposa del Maestro por sus palabras contundentes. Si esto causara que el maestro se volviera hostil, eso no sería lo mejor.

Feng Tingye puede ver que Xia Yuqing parecía que iba a llorar por sus burlas. Parece que se enfrentaba a un sufrimiento amargo, su estado de ánimo era terrible. ¡Como era de esperar, burlarse de esta pequeña gatita es la mejor receta de la vida!

—Debe ser difícil para Ai Fei ser tan considerada con Zhen. Zhen se siente increíblemente conmovido.

¡Su Majestad, está doblando la esquina y maldiciendo mi bajo EQ, narcisista loco! Ya dije que es por mi maestro, ¿por qué serías tan desvergonzado en cambiar las palabras?

Una vez enojada, Xia Yuqing sintió que su cabeza se calentaba. Tomando prestada a la gente a un lado como refugio, gradualmente, extendió sus garras hacia la espalda baja de Feng Tingye.

Sonriendo siniestramente, se preparó para pellizcar cuando cierta persona se enteró un paso adelante y le agarró la mano.

Xia Yuqing se sorprendió. Mirando hacia arriba, miró directamente a los ojos sonrientes de Feng Tingye. Ella soltó una risa hueca: 

—Ahahahah, Su Majestad, ¿por qué se está agarrando a Chen Qie?

Feng Tingye no habló y simplemente sonrió. Xia Yuqing quería apartar su mano. Pero después de tirar durante mucho tiempo sin sensación de progreso, sonrió rígidamente y trató de usar su otra mano para despegar los dedos de cierta persona.

Xia Yuqing hizo esto durante mucho tiempo, pero los dedos de Feng Tingye no se movieron ni un poco. Mientras que ella, en cambio, tenía la frente llena de sudor.

Dios mío, ¿este chico entrenó en Yi Yang Zhi? ¿Por qué sus dedos son tan fuertes? Centrada completamente en rescatar su mano, ni siquiera se dio cuenta del cambio en la atmósfera que la rodeaba.

Cuando finalmente regresó, se dio cuenta de que todos la miraban sin comprender. Para ser exactos, todos estaban mirando su mano, incluso los dos que habían estado discutiendo antes.

En una ráfaga, quiso ocultar rápidamente el par de manos que estaban apretadas juntas. ¿Quién hubiera pensado que en ese momento Feng Tingye haría un movimiento? Sin estar preparada, Xia Yuqing fue empujada directamente hacia su pecho.

—Tú… —Xia Yuqing estaba a punto de explotar. Con la otra mano, Feng Tingye ya se había acercado para darle una palmadita en la cabeza: —Sé buena y no hagas escándalo. Zhen está aquí.

—… —Bien… ¡sé buena mi trasero! ¿Convertirme en una mascota doméstica? Además, ¡no me frotes la cabeza! Puedes arrancarme la cabeza, dejar que salga mi sangre, pero no arruinar mi cabello. ¿Tu mamá nunca te enseñó eso?

Xia Yuqing sintió que su corazón mostraba colmillos y blandía garras. Ella estaba incomparablemente molesta. Apenas se dio cuenta de que a los ojos de todos parecía que estaba avergonzada y era como un pajarito confiando en alguien. Especialmente, agregando las palabras de Feng Tingye, ¡todos los que estaban al lado estaban cegados una vez más!

—Chicos… —Los ojos de Su Linlang iban y venían entre los dos hasta que finalmente escupió esa palabra.

Feng Tingye estaba completamente satisfecho cuando miró a Xia Yuqing en su abrazo. Girando su cabeza hacia Su Linlang, le dio una gran sonrisa: —Mayor, por favor, no lo malinterpretes. Ai Fei es particularmente especial para Zhen. A los ojos de Zhen, Ai Fei y el bebé real son más importantes que cualquier otro asunto. Naturalmente, Zhen es extremadamente cauteloso. Si es posible, Zhen desearía poder estar al lado de Au Fei en cualquier momento y en cualquier lugar. Si sénior está ofendida, espero que sénior pueda tomar en su corazón el perdonar a Zhen.

Una vez que estas palabras salieron, la habitación quedó en silencio… Entonces, unas extrañas burbujas rosadas parecieron empezar a flotar por todas partes…

¡Ah, nuestra Majestad está enamorado! Pase lo que pase, siempre colocando a nuestra Niang Niang en primer lugar. Si pudiera encontrar un hombre que me tratara así, entonces mi vida estaría completa. ¡Niang Niang tiene mucha suerte! —Esto estaba en la mente de todas las envidiosas doncellas de palacio.

Su Majestad realmente es Su Majestad. Los dulces discursos y las melosas palabras se descartan con tanta indiferencia. ¡Nu Cai es para siempre tu fiel fan! —Esto fue lo que sintieron los eunucos emocionados.

Xia Yuqing, que actualmente estaba siendo envidiada por todos, sin sentirse agradecida en absoluto, miró a Feng Tingye con el rabillo del ojo. ¿Queriendo tenerla a su lado en todo momento? ¿No me estás tratando como a una mascota doméstica o qué? Puedes matarme, pero no puedes humillarme. Si un perro está desesperado, puede saltar paredes. Si un conejo está desesperado, ¡puede morder!

Después de escuchar las palabras de Feng Tingye, Su Linlang enarcó las cejas: —Parece que te gusta está Ya Tou. Bien, no soy alguien con quien no se pueda razonar. Dado que está Ya Tou ya lleva a su hijo, no importa cuánto me guste, me temo que a mi hijo no le gustará de todos modos.

—… —A pesar de que estoy exultante de que hayas cambiado tu decisión, parece más como si estuvieras culpándome por ser la mujer de alguien y ya no una virgen. 

La boca de Xia Yuqing se torció y ella preguntó gentilmente: —Dado que sénior ha decidido esto, entonces…

—Solo estaba bromeando, quién sabía que ustedes reaccionarían tan grandemente. —Su Linlang hizo un gesto con la mano, con una cara diciendo “ustedes son tan problemáticos”. Esto casi hizo que todos escupieran sangre.

—… —Esta broma no fue graciosa en absoluto.

—Sin embargo… —Justo cuando Xia Yuqing finalmente pudo volver a colocar su corazón en su lugar original, de repente, escuchó a Su Linlang cambiar la conversación. Sus ojos se pusieron alerta e inmediatamente volvió a ponerse nerviosa.

—Sin embargo, tuve grandes problemas para venir al palacio imperial del reino Ye. Si regreso sin ningún logro, entonces eso…

—Señora loca, no vaya demasiado lejos. Este lugar es el palacio imperial, no es un lugar por el que puedas pasear y arrasar. —Al ver a Su Linlang llevar las cosas demasiado lejos, Xu Lao golpeó el suelo con sus muletas indignado.

Pero, ¿en qué nivel de persona astuta considera a Feng Tingye? Una vez que escuchó las palabras de Su Linlang, inmediatamente entendió sus intenciones. Sin la menor intención de culpar, sonrió: —Sénior es modesta. Dentro del palacio, además de Ai Fei, hay muchas otras personas. Si a sénior le gusta uno, entonces, puede llevárselo. Zhen no mostrará la más mínima oposición.

—Tú, jovencito, es franco y directo. Genial… —Su Linlang, al escuchar a Feng Tingye estar de acuerdo tan fácilmente, de repente, brilló y desapareció.

Todos simplemente sintieron que una sombra había pasado repentinamente. Sintiendo que la cabeza le daba vueltas por la ráfaga de viento que pasaba, para cuando volvió a sus sentidos, Feng Tingye ya la había cambiado de su posición original un poco y estaba mirando a la distancia.

Cui Er sintió que alguien venía por detrás y sintió que su corazón se detenía. Con su reflejo, extendió la mano para cortar, pero sus muñecas fueron atrapadas de inmediato. De repente, una risa se extendió a su oído: —La reacción de esta Ya Tou es bastante rápida. Pero, si no quiere lastimarse o quiere estar en un estado peor que estar muerta, asegúrese de no moverse. 

Cui Er estaba asustada y escuchó rápidamente sus palabras. La persona detrás de ella era mucho más hábil en artes marciales que ella. Si ella intentara luchar, definitivamente no podrá ganar. ¡También podría revelar su identidad y atraer la atención de la gente!

Al ver que Cui Er no se resistía, los labios de Su Linlang se convirtieron en una sonrisa. Tirando de la mano de Cui Er hacia adelante, dijo: —Ya que esa Ya Tou no puede ser mi nuera, entonces quiero que está Ya Tou lo sea.

—… —¿No le acaba de pedir que deje el palacio para convertirse en su nuera? ¿Cómo podría encontrar otro en el siguiente segundo? Sénior, ¿trata a las nueras como su ropa? Simplemente cámbielo de un lado a otro. ¿Se puede tratar el matrimonio, este gran acontecimiento, de manera tan descuidada?

Feng Tingye, al revés, parecía haber distinguido algo, sus ojos se detuvieron en Cui Er.

Su Linlang al ver la expresión de Feng Tingye no pudo evitar levantar las cejas en pregunta: —¿Qué? ¿Quieres retractarte de tus palabras?

Antes de que Feng Tingye pudiera responder, Xu Lao ya había dado un paso adelante para hablar: —Señora loca, cada hierba o árbol es propiedad de Su Majestad. Las criadas del palacio y los eunucos también. ¿Crees que podrías llevarse a alguien casualmente? ¡Suelta rápidamente la mano de esa señorita! 

—¿Cuándo dije que me iba a llevar a esta persona? Solo dije que quería que está Ya Tou fuera mi nuera. Solo quiero darle algo de estatus. Eh, viejo tonto, ¿estás tratando de iniciar una pelea conmigo a propósito hoy? ¿El dueño no ha hablado y ya estás saltando a gritarme? Su Majestad, ¿me equivoco?

—Un caballero no puede retractarse de sus palabras. Dado que Zhen ya ha prometido, naturalmente Zhen no se comerá sus palabras. Siempre que la doncella del palacio esté dispuesta, Zhen estará feliz de ayudar a realizar este maravilloso evento.

—Esta doncella de palacio… —Su Linlang se volvió para mirar a Cui Er, —¿Estás dispuesta?

—Yo… —Justo cuando Cui Er estaba a punto de responder, Su Linlang la interrumpió: —Esta chica es sensible. Su no hablar muestra aceptación. Está bien, entonces está decidido.

—… —Cui Er que fue más lenta en un paso.

Por lo tanto, cierta persona en esta confusión se consiguió a la fuerza una nuera o (╯ □ ╰) o

Xia Yuqing miró con simpatía y tosió. Incapaz de contener su curiosidad, preguntó con cuidado: —Um… mayor, ¿cuántas nueras ha encontrado para su hijo?

Con su actitud imprudente y su personalidad autoritaria, ¡podía garantizar que no era solo una!

—… Esto, no las he contado. —Su Linlang cruzó los brazos sobre el pecho, con el rostro perdido. 

—… —Todos guardaron silencio, mientras que el rostro de Cui Er se volvió… oscuro.


[1]Yi Guan = Donde se aloja el príncipe real mayor

[2]Jiang Hu = mundo de las artes marciales

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.