Escapó otra vez – Capítulo 90: Un caso de asesinato causado por un Duilian [1]

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Después de un evento caótico, Su Linlang se apresuró a salir del palacio. Tsk tsk, llegó apurada y se fue apresurada, ¡su estilo era exactamente como el de una mujer masculina!

Antes de irse, Su Linlang corrió intencionalmente al salón del palacio Xie Fang y arrastró a Cui Er para regañarla repetidamente. Ella simplemente quería advertirle a Cui Er que siguiera los mandatos morales para las mujeres y que no bromeara con ningún hombre. ¡Ahora podría considerarse una mujer casada! Otra cosa era que Cui Er cuidara y vigilará adecuadamente a Xu Lao. Debe asegurarse de no permitirle frecuentar burdeles o jugar con doncellas bonitas.

Al escuchar esto, los labios de Cui Er no pudieron evitar temblar. Pero al tener habilidades incomparables para ella, solo podía soportar su ira y asentir con la cabeza. La consecuencia de este alboroto hizo que Cui Er cavilara durante los siguientes días. Con esta atmósfera depresiva y enojada, incluso Lu Rui, su buena hermana[2], no se atrevió a acercarse a ella a la ligera.

Xia Yuqing la miró con simpatía. Tenía muchas ganas de abrir la boca para dejar salir sus sentimientos.

Debe saberse que, si algunas cosas se retienen durante demasiado tiempo, podrían causar lesiones internas fácilmente. Suspiro, ¡parece que algo extraño se ha mezclado!

Una vez que Su Linlang se fue, el palacio volvió a ser pacífico. Este día, Xia Yuqing había decidido correr a casa de Xu Lao para ver su expresión de lucha. Incapaz de contener su curiosidad, preguntó: 

—Maestro, ¿cómo provocó a esa bruja? ¿De hecho, incluso dijo… que ustedes tienen un hijo? ¿Cómo es que esta discípula nunca lo ha visto?

Xu Lao se congeló y se dio la vuelta para mirarla profundamente a los ojos.

Xia Yuqing se dio cuenta de que su pregunta era demasiado grosera. A pesar de que Xu Lao solía complacerla, ¿cómo podía simplemente sacar a relucir estos asuntos privados? 

Mientras lamentaba seriamente sus acciones para enfurecer a su maestro, escuchó a Xu Lao soltar un profundo suspiro: 

—Esta es una relación desafortunada…

Su mente estaba conmocionada. De repente, olió un fuerte chisme. Sus ojos se iluminaron y miró a Xu Lao con esperanza.

Sin embargo, Xu Lao no sabía si reír o enojarse. Levantó la mano y le dio un golpe en la cabeza: 

—Si fueras la mitad de diligente que ahora, cuando te enseño los mecanismos, ya habrías terminado todas tus lecciones.

Xu Lao no estaba dispuesto a golpear a Xia Yuqing, por lo que el golpe en su cabeza no le dolió en absoluto. Xia Yuqing entendió que Xu Lao la estaba complaciendo. Subiendo rápidamente a este poste, tiró de la mano de Xu Lao: 

—La discípula solo está preocupada por el maestro… ¿eh, Xu Ge?

Bajo la mirada orgullosa y adorable de cierto anciano, ella cambió hábilmente la forma en que se dirigía a él: 

—Ya no eres tan joven, ai, no deberías ser infeliz.

Al ver que Xu Lao aún estaba infeliz, rápidamente hizo un puchero para actuar de manera linda: 

—Ya eres así de mayor, pero aún no te has preparado para casarte. Hace unos días, esta discípula le preguntó a Su Majestad y se enteró de que todavía no se ha casado hasta el día de hoy. Así que esta discípula estaba ansiosa por ti. Sin embargo, no mucho después, la esposa del maestro apareció de repente. Incluso tienes un hijo. ¿Cómo podría esta discípula no estar interesada?

La tez de Xu Lao comenzó a aclararse un poco. Dejando escapar otro suspiro, dijo: 

—Este asunto es demasiado complicado. Fue hace mucho tiempo, hace unos veinte años. En ese momento, todavía seguía a mi respetado maestro para viajar en busca de materiales para los mecanismos de fabricación. Inesperadamente, cuando entramos en el país Xue, me separé del Maestro y de la caravana. Después de eso, sucedió que conspiraron contra esa loca. Herida, estaba acostada en el río.

¿Entonces, Xu Ge la salvó? Entonces, para pagar su deuda, ¿decidió entregarse a Xu Ge?

La cara de Xu Lao se sonrojó. Tosió avergonzado: 

—… Algo así.

Esta trama romántica melodramática de tercera categoría me cegará los ojos. ¡Por el momento, Xia Yuqing sintió que este mundo la golpeó en la cara! Oh Dios, deja de jugar, ¿vale? Me estás dando un dolor de cabeza~

—Ella no dio su cuerpo en agradecimiento. En cambio, sintió que cuando le estaba curando la herida, me había aprovechado de ella y exigió que me casara con ella.

¿Qué tipo de desarrollo es este? ¡Mi maestro es claramente de quien se aprovecharon! Xia Yuqing lo miró con simpatía. Sin embargo, con la personalidad de Shi Niang[3], definitivamente era capaz de esto.

—¿Y luego qué pasó? ¿No estás casado, entonces no te casaste con ella? Pero… si no estás casado, ¿cómo podrías… Xu Ge, no jugaste y luego te escapaste?

Cuando esas palabras salieron de su boca, el rostro de Xu Lao se oscureció y parecía como si quisiera golpear a alguien. Esto asustó a Xia Yuqing y retrocedió unos pasos. —Volando en rabia, no sería cierto, ¿verdad…?

—Tú… —Xu Lao se enfureció, una vez más quería dar un paso adelante.

Al ver esto, Xia Yuqing pidió piedad: 

—Es mi error, es mi mal… No diré nada más. Xu Ge, cuéntame rápidamente los detalles.

—Hmph… —Xu Lao resopló con frialdad. Luego volvió el rostro hacia un lado de una manera arrogante y mimada, dando la impresión de que no quería hablar más.

El labio de Xia Yuqing se crispó. Maestro, ¿por qué estás tratando de actuar lindo?

—Maestro… Dime, por favor, dímelo.

El corazón de Xia Yuqing lo estaba ridiculizando, pero estaba impulsando su capacidad para actuar como una niña malcriada. En un segundo, pudo atravesar la fortaleza de Xu Lao.

—Bien vale. Te diré. —Siendo sacudido continuamente por ella, Xu Lao no tuvo otra opción. —Ese año, me dediqué a seguir mi maestría en el aprendizaje de los mecanismos. No tenía ninguna intención de formar una familia, así que… 

—¿Entonces, la rechazaste? —Xia Yuqing preguntó cuidadosamente, sintiendo que se acercaba el punto más importante.

Xu Lao asintió: 

—Esa loca no es solo una persona de Miao Jiang, sino que también era la jefa de la hija de la tribu de Miao Jiang. Mi rechazo no solo hizo que me mirara como una persona irresponsable, sino que también había herido bastante su orgullo. En este momento de urgencia… tos, tos, me drogó, me ató, luego… 

La boca de Xia Yuqing se convirtió inmediatamente en una ‘O’. Ella realmente es una mujer varonil. Si ser amable no funcionaba, sería contundente. Drogar a alguien y luego atarlo, ¡Dios mío, esta reina se inclina ante ti!

Hablando en este punto, la cara de Xu Lao se puso roja. Pero, Xia Yuqing chasqueó la lengua y suspiró con admiración: 

Shi Niang es realmente valiente. —Pero hacia Xu Lao, Xia Yuqing puso los ojos en blanco. —Jeje… 

Agarrando la mano de Xu Lao: 

—Xu Ge, ¿no me digas que esa vez causó que tú y Shi Niang tuvieran un bebé?

Xu Lao se congeló y luego su rostro se puso rojo.

En respuesta, Xia Yuqing se agitó de nuevo. Inmediatamente pensó en algo. Con una cara compleja, miró a Xu Lao: 

—Xu Ge, ya que ustedes ya han hecho eso, ¿no me diga que todavía se niega a casarse con Shi Niang? Por lo tanto, en un ataque de furia, todos estos años Shi Niang… 

Al ver que la mirada de Xia Yuqing se volvió hacia una rata sin corazón, su rostro se puso pesado: 

—No… 

—Entonces…

—Ella misma se escapó. En el segundo día…

Explosión… La barbilla de Xia Yuqing cayó al suelo. Ella estaba completamente asombrada. 

—Xu Ge, estás diciendo…

Dios mío, quien se divirtió mucho y se escapó no fue su maestro, ¡sino Shi Niang! Shi Niang, ¡recibe el arco de esta discípula!

El orgullo de piel gruesa de Xu Lao no pudo manejar esto. Las cosas de hace veinte años, las había olvidado mucho tiempo atrás. Si no fuera por este incidente, habría pensado que esos eventos eran solo un sueño. En ese momento, ese amor de corta duración, ¡¿cómo habría sabido que esa loca se había quedado embarazada?!

—¿Qué pasó después? Maestro, ¿no me diga que, durante todo este tiempo no sabía que tenía un hijo?

—También me enteré recientemente.

Al decir esto, Xu Lao también dejó escapar un suspiro, cada vez más confundido sobre si debería llorar o reír. 

—Al mencionar esto, parecía ser una relación desafortunada. Mi discípula, ¿sabes que todavía tienes tres aprendices mayores? Entre esos tres, su primer hermano mayor tenía el temperamento más estable y también tenía el mayor talento innato. Pero, obviamente, discípula, no eres peor que él de ninguna manera. Tu primer hermano mayor comenzó a seguirme, viajando por el mundo, cuando era un adolescente. Mirando hacia atrás, fueron unos buenos 7, 8 años. Siempre me preocupé por él, quién hubiera pensado … 

—¿Qué?

Xu Lao se secó la nariz con lágrimas en los ojos: 

—Era mi hijo.

—Pfff… —Xia Yuqing estaba bebiendo té cuando escuchó este chisme inesperado. Inmediatamente, salió el té.

—Tos tos… ¿Mi primer hermano mayor es el hijo de Xu Ge? ¡Oh Dios mío! Maestro, ¡no me diga que acaba de descubrir esto recientemente! 

—Eh… se parece más a su madre.

—¡Pero has visto a su madre!

—Tu propio hijo estuvo a tu lado durante 7-8 años. ¿Cómo pudiste no saberlo? Maestro, ¿está seguro de que una puerta no le ha apretado la cabeza antes?

Xu Lao volvió a tener una cara alargada: 

—¿Cómo puedes culparme? Yo también estaba…

Xia Yuqing negó con la cabeza. Ella era plenamente consciente de que el coeficiente intelectual y el coeficiente emocional de una determinada persona eran dos extremos completamente diferentes. Ella dejó escapar un suspiro: 

—Entonces, Xu Ge, ¿cómo se enteró de su identidad e incluso se encontró con Shi Niang?

Xu Lao se tocó su larga barba blanca, sintiéndose un poco culpable: 

—Esta vez, cuando me fui para hacerme cargo del trabajo, en el camino pasé por la casa de tu primer hermano mayor. Originalmente, quería visitarlo, quien sabía que me encontraría con… 

—¡Yuan Jia Lu Zhai![4] —Xia Yuqing jadeó. Entonces, sus ojos destellaron hacia Xu Lao: —¿Cuándo saliste a trabajar esta vez? En otras palabras, Xu Ge, no estabas ardiendo de ansiedad por tu discípulo, ¡solo querías esconderte de tu amante! 

El rostro de Xu Lao estaba rígido, pero no podía decir nada para explicarse. Xia Yuqing sintió como si la hubiera golpeado un rayo, su cuerpo sufrió daños. Wahhh, finalmente sabiendo la verdad, ¡tengo muchas ganas de llorar!

—¡Sabía que nadie se preocuparía por mí! Incluso me mentiste, el Maestro es un mentiroso. ¡Eres un gran mentiroso! Nunca volveré a creer en Shifu. Bebé, asegúrate de no copiar a tu abuelo maestro al dar aires. Dos caras, impredecible, que enfurecen a la gente y a Dios… 

Xu Lao miró a la pequeña figura sentada en la esquina dibujando círculos en el suelo como un disco rayado. No pudo evitar preocuparse de que está Ya Tou recibió una gran conmoción y no estaba bien de la mente.

Realmente, no podía entender, ¿por qué su discípula, que siempre parecía falta de cerebro, podría reaccionar tan rápido en este momento? Esto fue un error…

—Discípula…

Al escuchar a Xu Lao llamarla, Xia Yuqing volvió la cabeza para mirar con tristeza a Xu Lao. De repente, Xu Lao sintió una sensación de culpa: 

—Tos, discípula, por favor, no te enojes. Esta vez, fue culpa del Maestro. En el futuro, no lo haré… 

—¿Solo así?

Xu Lao aún no había terminado, pero Xia Yuqing ya lo interrumpió.

Xu Lao hizo una pausa: 

—¿Qué está pensando está discípula?

—Xu Ge, ¿cómo puede esta simple disculpa mostrar buena fe…?

La boca de Xia Yuqing se arrugó, su rostro se preparó para abrir las compuertas.

—Maestro no puede soportar esto. ¿Qué quiere la discípula? —Xu Lao miró el rostro de Xia Yuqing y arrojó la bandera blanca.

Tan pronto como salió su voz, las lágrimas que caían de los ojos de Xia Yuqing regresaron en un instante. Sus ojos se iluminaron. Fijando su atención en Xu Lao: 

—¡El Maestro lo dijo para que no pueda retractarte de sus palabras!

—… —Discípula, ¿tienes un interruptor de encendido dentro de ti? ¿Cómo pueden salir tus lágrimas cuando quieras e incluso volver a entrar? ¿Por qué también tengo la sensación de que acabo de caer en una trampa?

—Ji Guan Niao[5], quiero al recién creado Ji Guan Niao del Maestro. Dos de ellos. —Xia Yuqing gritó como era de esperar.

Las cejas de Xu Lao temblaron: 

—¿Para qué quieres el Ji Guan Niao?

Xia Yuqing hizo una pausa. Luego, torciendo su pañuelo, dijo en voz baja: 

—Xiang Er tiene que casarse con el Reino Xia. En el futuro, ¿no será difícil para nosotras vernos? Está discipula quiere regalarle un Ji Guan Niao como regalo de bodas. De vez en cuando, podríamos enviarnos cartas para comprender su vida en el reino Xia. Esto me haría sentir mucho más a gusto.

¡El punto más importante es que podemos chismear! ¡Los asuntos secretos en el palacio del Reino Xia, el amor y el odio, solo pensar en eso me hace sonrojar!

Xu Lao parecía distraído: 

—Liu Ya Tou se va a casar con el reino Xia. ¿Con quién?

—Ma… Maestro, ¿no lo sabe? Xiang Er se va a casar con mi hermano real mayor. Ya está decidido. Después de tres días, ella regresará con mi hermano real mayor al reino Xia.

—¿Qué? ¿Ese idiota? Snob, esto es como poner una flor encima de un montón de estiércol.

Hermano real mayor, realmente no eres bien recibido. ¡Incluso cuando estás escondido, todavía te disparan!

—No, una chica frágil como Xiang Er se casa con tierras extranjeras, ¿qué pasa si otros la intimidan?

—Maestro, estás pensando demasiado las cosas. Incluso si hay acoso, es más probable que Xiang Er sea el matón. ¿Quién se atrevería a intimidarla?

—Sin embargo, mi discípula es la más considerada. Bien, el Maestro irá por el Ji Guan Niao. Si esa alma débil se atrevió a intimidar a Xiang Er, ¡míranos desollarlo vivo! 

—Haremos lo que dice el Maestro. —Si Xia Yuqing supiera que llorar lo haría tan fácil, no habría desperdiciado toda esa energía antes. ¡Qué desperdicio de sus habilidades de actuación!

Perfectamente contenta con los chismes que reunió, el Ji Guan Niao y algún equipo extra para defenderse de cierto lobo, salió alegre del patio. Colocando con cuidado el Ji Guan Niao en una caja, se preparó para entregar personalmente el regalo a Liu Yixiang el día de su partida.

En cuanto al equipo para defenderse del lobo, jejejeje. Con las artes marciales de Xiang Er tan altas, ¿de qué servirían? ¿Por qué desperdiciarlo y dárselo a ella? ¿Por qué no quedarselo para poder usarlo para cuidar del Ultra Seme? 

Era medianoche, cuando las criadas del palacio, los eunucos y los guardias que patrullaban alrededor del palacio de Xie Fan escucharon una carcajada maligna escalofriante. Todos y cada uno de ellos maldijeron. Con estrépito, todos echaron a correr. Waah, Consorte Qing se ha vuelto loca… ¡Loca!

Sin embargo, Xia Yuqing, demasiado arrogante, nunca pensó que este supuesto equipo de prevención sería descubierto por Feng Tingye al día siguiente. Además, se llevaría todos esos artículos… ¡lejos!

Cuando Xia Yuqing trató de encontrarlo, no se encontraba por ningún lado. Aunque fue un poco triste, llegó el día de la partida de Liu Yixiang. Con todo el bullicio, Xia Yuqing tiró esto al fondo de su mente rápidamente.

Ese día el cielo estaba claro y brillante, sin nubes a la vista. Todo el lugar rebosaba energía. Fue un buen día, pero las puertas del palacio imperial del Reino Ye eran miserables y tristes.

—Xiang Er ah, cuando llegues asegúrate de cuidarte bien. ¡Gu Mu realmente no quiere separarse de ti! 

Zhang Sunshi tenía lágrimas colgando de sus pestañas. Tirando de la mano de Liu Yixiang, continuó dando consejos repetidamente; completamente reacia a separarse de ella.

Mu Hou, por favor, no tengas el corazón roto. Aunque Xiang Er se va a una tierra extranjera, el reino Xia no está muy lejos del reino Ye. Está al otro lado de la frontera. En el futuro, si Mu Hou extraña a Xiang Er, puede simplemente enviarle un mensaje a Xiang Er. Chen Qie está segura de que mi hermano real mayor y el rey real no serían irracionales.

—Sí, emperatriz viuda. Hoy es el gran día de la boda de Xiang Er. Si eres así, Xiang Er también se emocionará. 

Liu Chengsi, que estaba al lado, comentó. Su par de ojos también se llenaron de lágrimas, pero la emoción que se puede ver debajo hizo que Xia Yuqing se sintiera un poco sospechosa. El padre de Liu Yixiang debe estar tan conmovido de poder casar a cierta persona…

Xiang Er, ¡cuántas personas estaban preocupadas por tu boda!

En la habitación de Liu Yixiang, todos se apresuraron a aprovechar el poco tiempo para intercambiar las palabras de salida. Mientras estaba en la otra habitación, el ambiente no era mucho mejor.

—Xiang Er dependerá del príncipe real mayor para que la cuide cuando se vaya. 

Feng Tingye miró a Xia Mingyuan y sonrió.

Con una sonrisa falsa, Xia Mingyuan respondió: 

—Esa Ya… cuando Xiang Er llega al reino Xia y cumple nuestros votos matrimoniales se convertirá en la concubina imperial de este príncipe. Este príncipe, naturalmente, la tratará bien. Su Majestad puede estar tranquilo. Dado que Su Majestad tiene tiempo para preocuparse por la futura concubina imperial de este príncipe, ¿por qué no pensar detenidamente en cómo atar a su propio animalito? Asegúrese de que ella no ande causando problemas.

Dándole otra sonrisa a Xia Mingyuan, Feng Tingye objetó: 

—Si ella quiere causar problemas, entonces puede seguir adelante y hacerlo. Zhen tiene la capacidad de ayudar a limpiar después de ella y protegerla. Mientras ella sea feliz, estará bien.

—Jajaja, Su Majestad dice grandes palabras. Dispuesto a renunciar a un imperio por una sonrisa de la belleza, esto no es algo que cualquiera pueda hacer. Sin embargo, este príncipe todavía tiene que dar un consejo de advertencia a Su Majestad. Si las mascotas no son domesticadas, es muy fácil para ellas morder a su amo.

Feng Tingye enarcó las cejas y sonrió levemente: 

Zhen también envía estas palabras a este príncipe. Espero que este príncipe se cuide solo.

Justo cuando el sol estaba justo encima de sus cabezas, las dos personas se miraron cara a cara. El olor a fuegos artificiales comenzaba a extenderse. Incluso el aire circundante se estaba volviendo lo suficientemente rígido como para hacer que una persona sintiera una brisa fría en la calurosa tarde.

Yan Ran y algunas personas miraban en silencio a las dos personas que se enfrentaban. Todos se miraron el uno al otro. Todos y cada uno de ellos pudieron ver un hilo de sondeo dentro de sus ojos. Si los dos reinos aún pudieran mantener la paz entre sí, entonces, eso sería ideal. Si se opusieran, sin duda habría una pelea feroz. En ese momento, quién sabe quién sería el vencedor final.

Justo cuando la atmósfera estaba a punto de caer a cero grados, la persona principal de la conversación entró tambaleándose. Al ver las caras extrañas de todos, preguntó: 

—Ustedes son…

Al escuchar la voz de Xia Yuqing, de inmediato, Feng Tingye retuvo la frialdad dentro de sus ojos. Dándose la vuelta, le sonrió levemente y la sujetó por la cintura. Luego, le preguntó de una manera mimada: 

—¿Has terminado de despedirte de Xiang Er?

El extraño acto de gentileza de Feng Tingye hizo que Xia Yuqing se congelara. Estaba tan congelada que ni siquiera se dio cuenta de que alguien le había puesto la mano en la cintura.

¿El Ultra Seme Lord comió la medicina equivocada? A pesar de que siempre dice estas cosas cursis, generalmente agrega algunas bromas. No como… la ternura de hoy.

El corazón de Xia Yuqing dio un vuelco. Sus mejillas también se sonrojaron un poco. Justo cuando no sabía qué hacer, la mano de alguien comenzó a bajar lentamente por su cintura…

—… —La ceja de Xia Yuqing tembló. Luego, inmediatamente pellizcó el dorso de la mano de Feng Tingye para evitar que hiciera más movimientos.

Ella debe estar ciega para haber sido sacudida por las palabras de esta bestia. No importa a dónde vaya esta bestia, seguirá siendo una bestia. ¡No hay ninguna duda!

Xia Mingyuan no vio las pequeñas acciones entre los dos, en cambio, solo los vio presumir con sus demostraciones públicas de afecto. Su rostro se puso pesado, hizo un rostro que era como una sonrisa, pero no una sonrisa: 

—La hermana real y Su Majestad están realmente profundamente enamorados. Esto realmente hace que todos lo vean con admiración.

Feng Tingye levantó la cabeza para mirarlo y reír: 

—Príncipe real mayor, no tienes que envidiar a Zhen y Ai Fei. Una vez que el príncipe real mayor y Xiang Er lleguen al reino Xia, seguramente será un día trascendental. Ambos definitivamente serán objeto de envidia.

Ambos tenían sus dagas desenvainadas, Xia Yuqing, que estaba atrapada en su propio mundo, no parecía ser consciente de ello en absoluto. Incluso añadió con alegría: 

—Sí, sí. Mi hermano real mayor definitivamente hará que todos sientan envidia, ¿verdad? 

Por fin, Xia Yuqing recordó de repente su propósito de venir. Gritando alarmada: 

—Príncipe real mayor ya que rara vez vienes y Xiang Er es la hermana mayor de la hermana pequeña, además éste es el hermano real mayor y el gran matrimonio de Xiang Er, la hermana pequeña no podía venir con las manos vacías. Es por eso que escribí personalmente un DuiLian para presentárselo al hermano real mayor para mostrar las bendiciones de la hermana pequeña. Espero que al hermano real mayor no le importe y, por favor, lo acepte.

—¿DuiLian?

Ante esto, no solo Xia Mingyuan se sorprendió, incluso Feng Tingye y el resto miraron a Xia Yuqing.

El brillo en los ojos de Xia Yuqing parecía estar emocionado por algo. Saltando de los brazos de Feng Tingye, aplaudió. Luego, posteriormente, Lu Rui salió con un estuche bordado.

—¿Quién hubiera pensado que la hermana real era tan considerada? Este príncipe está muy conmovido. 

Xia Mingyuan miró cuidadosamente a Xia Yuqing, sus ojos mostraban claramente que estaba en guardia. 

—Este príncipe siente curiosidad por saber qué podría haber escrito la hermana real a este príncipe como una bendición. ¿Es posible abrirlo aquí para permitirle a este príncipe el placer de verlo por primera vez?

Xia Mingyuan estaba tratando de estar alerta, asustado de que Xia Yuqing le hubiera hecho algo a la caja bordada. Por lo tanto, para protegerse de lo inesperado, decidió abrir la caja de inmediato. Poco imaginaba que este sería uno de sus mayores arrepentimientos en la vida. Obviamente, esto era algo en el futuro, por lo que en este momento lo único en lo que estaba pensando era en tratar de averiguar qué había planeado Xia Yuqing.

—Dado que este es un regalo para el hermano real mayor, por supuesto, el hermano real mayor puede elegir cómo manejarlo. 

Al escuchar las palabras de Xia Mingyuan, ni siquiera mostró la más mínima vacilación. En cambio, se emocionó aún más, lo que hizo que Xia Mingyuan tomara aún más precauciones.

—Lu Rui… 

Justo cuando Xia Yuqing quería que Lu Rui abriera la caja, Xia Mingyuan bloqueó el paso: —No hay necesidad de molestar a Lady Lu Rui. Hei Ying.

Con una llamada, todos pudieron ver a un joven erudito vestido de negro salir detrás de Xia Mingyuan. El rostro de ese joven erudito era grave y severo. Con un temperamento extraordinario, estaba claro que no era una persona promedio.

Esta vez, fue el lado de Feng Tingye quien tomó las precauciones, levantando sus guardias.

—Dime, ¿qué crees que podría haber escrito está Ya Tou para dárselo al príncipe real mayor? ¡Te garantizo que no es nada bueno! —Yan Ran estaba de muy buen humor mientras se regocijaba por la calamidad de otro.

Shao Zitong miró con desaprobación la expresión de Yan Ran de querer que todo fuera un caos. Luego le puso los ojos en blanco: —Comparado con eso, tengo más curiosidad por el hecho de que Consorte Qing pueda escribir. ¿Alguien la ha visto escribir algo?

—No.

—…

 ¡¿Por qué hay una premonición ominosa tan intensa?!

Al ver aparecer al joven erudito de negro, se quedó mirando fijamente durante un minuto. Fue entonces cuando finalmente se dio cuenta de que Xia Mingyuan estaba tomando algunas precauciones con ella. Ella no pudo evitar sentirse agraviada.

Ella solo quería darle un regalo de despedida, pero la están malinterpretando. ¡Realmente está siendo castigada por sus buenas intenciones! Hmph…

Mira, mira, mira, ¿qué estás mirando? ¿Crees que esta hermana mayor está jugando y pondrá dagas y cosas así dentro? Xia Yuqing miró al joven erudito que estaba abriendo cautelosamente el artículo con pequeños movimientos. Ella realmente quería apuñalar algunos agujeros en esa cosa.

El rollo de caligrafía no parecía esconder ninguna arma y no parecía que saliera ningún incienso venenoso. Sin embargo, Xia Mingyuan deseaba que el pergamino hubiera contenido esas cosas. Al menos él no sería como lo estaría en un minuto… ¡loco de furia!

En el pergamino blanco, había un olor espeso y concentrado de tinta. Adornado con polvo dorado sobre el estilo de escritura esbelto, delicado y bonito de caligrafía, originalmente, debería haber sido una vista magnífica. Desafortunadamente, el contenido del pergamino…

Desde que Feng Tingye vio desplegarse el pergamino, se había vuelto como una piedra y su tez era cenicienta. Avanzando, se había petrificado en el acto. Después de un tiempo, sus cejas se animaron, luego sonrió profundamente y leyó las palabras: 

—Todos los oficiales civiles y militares deben ser homosexuales.

—Pfffttt… ¿Qué?

Al escuchar hablar a Feng Tingye, Yan Ran y el resto se quedaron estupefactos. Luego, mirándose, todos y cada uno de ellos lucharon por verlo.

—Esta es la primera parte —Para ver claramente el pergamino, Yan Ran corrió hacia la caja bordada y tomó los otros dos pergaminos y los desdobló.

Con las manos temblorosas, leyó un pergamino: 

—La siguiente parte: La gente común da prioridad a los homosexuales.

—…

Todo el mundo estaba sin vida. Entonces, todos, al mismo tiempo, se volvieron hacia el último pergamino en la mano de Leng Ruofeng. Como resultado, todos tuvieron la suerte de ver cómo se rompía este iceberg.

—La última parte: Tian Xia Da Yong[6]…

—… 

Fue un silencio mortal cuando una brisa fría barrió los pies de todos. El lugar estaba indescriptiblemente desolado.

—AHAHAHAHA, no… Eres demasiado talentosa. Niang Niang, tienes demasiado talento. Para regalar este DuiLiang al príncipe real mayor. Estás pensando… Mmmmm… 

—Antes de que Yan Ran pudiera terminar de hablar, su boca fue cubierta por Leng Ruofeng. 

Shao Zitong lo miró de reojo. Su amigo realmente era como un cerdo. A pesar de que también pensó que era gracioso, ¿no puede decir que cierta persona estaba a punto de escupir sangre? Reírse en este punto es como ofrecerte a estar a punta de pistola: ¡estás buscando que te maten!

La cara de Xia Mingyuan estaba completamente negra. Naturalmente, sabía cuáles serían las últimas palabras de Yan Ran. Para entregar este pergamino con la esperanza de que todos los funcionarios civiles y militares y la gente común sean todos homosexuales, ¿definitivamente quiere que su reino Xia no tenga más descendientes?

¿Una victoria sin esfuerzo rompiendo las raíces de su reino Xia? ¡Bien, bien, bien! Xia Yuqing, ¡este príncipe te ha despreciado!

Xia Mingyuan estaba tan enojado que tenía sangre alojada en la garganta y su rostro estaba increíblemente pálido. Sin embargo, Xia Yuqing todavía se atrevía a preguntar inocentemente: 

—¿Al príncipe real mayor no le gusta el regalo de la hermana pequeña?

Al ver el rostro aterrador de Xia Mingyuan, su último comentario salió como un chillido: 

—Lo pensé durante muchos días antes de poder pensar en esto.

—Este príncipe… —realmente quiere abrir tu cabeza para ver qué hay dentro de ese cerebro tuyo.

Xia Mingyuan estaba pensando en qué decir cuando Feng Tingye lo reprendió: 

Ai Fei, estás pensando demasiado. Este increíble DuiLian, ¿cómo podría no gustarle al príncipe real mayor? ¿Estás de acuerdo, príncipe?

Al recibir la mirada de advertencia de Feng Tingye, Xia Mingyuan de repente recordó las palabras anteriores de Feng Tingye. Su rostro, por un tiempo, estuvo errático y la sangre en su garganta fue ahogada a la fuerza. Conteniendo sus heridas internas, con gran dificultad sonrió: 

—Sí… este príncipe…  

Una vez más, antes de que sus palabras pudieran terminar, fue interrumpido nuevamente: —Ai Fei, dado que el príncipe real mayor ya ha estado de acuerdo, Ai Fei no tiene que preocuparse por eso. Zhen puede ver los esfuerzos que ha realizado en este DuiLian. Las palabras están escritas con fuerza. Con este raro regalo, no puede haber nada mejor.

El rostro de Xia Yuqing se iluminó de felicidad: 

—¿En serio? Si es tan bueno, ¿qué tal la próxima vez Chen Qie escribirá uno para Su majestad?

—… ¡No!

Yan Ran soltó una carcajada y rápidamente ejerció todas sus fuerzas para taparse la boca. ¡Cubriéndose la cara, pronto iba a recibir una lesión interna!

Ahogándose con las palabras de Xia Yuqing, las cejas de Feng Tingye comenzaron a temblar. ¡Ahora finalmente entendió el significado de Xi Zuo Nie Bu Ke Huo[7]!

—Tos, tos… no debería recibir una recompensa si no la merezco. El DuiLian de Ai Fei es tan precioso que Zhen estaría avergonzado, es mejor que… 

—¿De qué hay que avergonzarse? Chen Qie y Su Majestad es tan… cerca. ¿Cómo podría ser un gran problema regalar un DuiLian a Su Majestad? Su Majestad no necesita declinar 

—…

Con estas palabras, Feng Tingye no sabía si debía llorar o reír. Quería llorar porque no podía negarse a recibir esta maldición de no tener hijos. Quería reír porque finalmente escuchó de la propia boca de está Ya Tou sobre lo íntimos que eran. ¿Podría finalmente ser capaz de considerar que está Ya Tou está empezando a entender las cosas correctamente?

Después de estar en un punto muerto por un tiempo, Feng Tingye bajo los ojos esperanzados de Xia Yuqing, respondió con rigidez: 

—La gran amabilidad de Ai Fei, Zhen sería irrespetuoso si se negara.

—… —Su Majestad, ¿es esto realmente lo que piensa?

Todos miraron a Feng Tingye con simpatía y respeto. Solo Xia Mingyuan se alegraba de su desgracia. Sin embargo, cuando vio la caja bordada con el DuiLian, su rostro lucía como si estuviera estreñido nuevamente. 

Shao Zitong parecía estar sumido en una profunda reflexión. Justo ahora, los dos, que estaban en un punto muerto habían sido derrotados uno por uno por Xia Yuqing. La comisura de su boca no pudo evitar levantarse, hablando en su mente: No es seguro, ¡pero tal vez está Ya Tou es la más fuerte!

Después de resolver su deseo, Xia Yuqing, perfectamente contenta, caminó en dirección a Liu Yixiang.

—¡Qing Jiejie! —Liu Yixiang acababa de separarse a regañadientes de Zhang Sunshi. Justo cuando se dio la vuelta, vio a Xia Yuqing acercándose. De inmediato se abalanzó sobre ella y dijo con tristeza: —Xiang Er ya no puede quedarse a tu lado. Debes asegurarte de cuidarte y no dejar que te intimiden.

—… —¿Por qué estas palabras parecen las de cierta persona…? ¿Últimas palabras?

—En el futuro, no podré quedarme a tu lado para protegerte. Debes tener mucho cuidado. No mimes a mi primo real y dejes que te haga lo que sea. Estos hombres no deberían ser mimados. De lo contrario, avanzarán una milla cuando les des una pulgada.

—Xiang Er… 

De inmediato, Xia Yuqing se sintió conmovida. A pesar de que no recordaba ningún momento en que Xiang Er la había protegido, ya que cada vez que aparecía Feng Tingye, cierta persona huía más rápido que un conejito; al menos estas palabras le habían permitido saber que había encontrado a su mejor amiga. Wuuu ~~

No era que quisiera mimar a cierta persona. Es que no tuvo más remedio que rendirse al poder de cierta persona. ¿No sabes que las bestias son las mejores para jugar malas pasadas y obligarse en las personas? Todos los días, básicamente, no podía moverse en la cama. ¡Quería rebelarse, pero es tan difícil! 

¡Aaaghhh, esta persona no es una sardina o ese tipo de artículos!

Antes de que Xia Yuqing terminara de ser trasladada, escuchó a Liu Yixiang agregar con tristeza otro comentario: 

—Qing Jiejie, esta vez, realmente tengo que irme. Probablemente, no podré ver personalmente a mi sobrino obediente venir a este mundo. Debe recordar decirle en cada desayuno, almuerzo y cena que tiene una tía amable y gentil. Que, por el bien del reino, había dado su propia vida y se había arrojado a la cueva de un tigre. ¡Ahora ella está en aguas profundas y fuego abrasador, esperando que él salve a su tía de este peligro! 

—…

En realidad, la última parte fue la más importante. ¿Gentil y amable? Por el bien del reino, ¿había dado su propia vida y se había arrojado a la cueva de un tigre? ¿Ahora ella está esperando ser salvada? Xiang Er, ¿crees que eres una guionista? ¿También repitiendo esto tres veces al día? ¿Crees que esto es como comer? De hecho, Xiang Er, lo has olvidado. En mi estómago, tu sobrino podría ser el futuro emperador del reino Ye. Si lo educo así, ¿no habrá problemas internacionales?

—Qing Jiejie… 

El corazón de Xia Yuqing la estaba asando todo el tiempo. Fue solo cuando Liu Yixiang la llamó que levantó la cabeza para mirar directamente a su miserable mirada. Sintiéndose un poco incómoda, tosió levemente: 

—Yo… lo sé. No dejaré que el bebé real olvide a esta tía.

Los ojos de Liu Yixiang se iluminaron. Sus ojos deslumbrantes parecían reflectores. Casi cegaron los ojos de Xia Yuqing. Avergonzada, Xia Yuqing cambió rápidamente el tema: —Xiang Er, ven a ver mi regalo de despedida para ti.

—¿Regalo de partida?

Tal como se esperaba, la atención de Liu Yixiang se desvió rápidamente.

—Lu Rui, sácalo. 

Xia Yuqing, misteriosamente, hizo que Lu Rui trajera una pequeña caja y susurró en voz baja: —Ábrela y mira.

Liu Yixiang la miró con recelo y luego abrió la caja con cuidado. Al ver lo que había dentro, su rostro se asombró: 

—¿Esto es…?

—Le pedí especialmente a Shifu este Ji Guan Niao. Estas aves son capaces de diferenciar direcciones y son como palomas mensajeras, pero son diez veces más rápidas que ellas. Con esto, si algo sucede en el reino Xia, podrías escribir una carta y usar este Ji Guan Niao para notificarme. Si me pasa algo, también puedo avisarte rápidamente. De esta forma, podremos cuidarnos una a la otra.

Este Ji Guan Niao estaba destinado a ser utilizado por personas en el mundo marcial. Cuando Feng Tingye tuvo un encuentro accidental con él, solicitó que se hicieran algunos para una comunicación rápida y distante. 

En ese entonces, Xu Lao había jurado frente a su Maestro, que no permitiría que el Ji Guan Niao que había hecho se usara para la guerra. 

Por lo tanto, había seguido rechazando a Feng Tingye. Hasta el día de hoy, Feng Tingye aún no había cumplido su deseo. Quién hubiera pensado que ahora estos artículos caerían en manos de estas dos mujeres para usarlos… 

Tos, para comunicar chismes. Sí Feng Tingye supiera esto, ¿qué pensaría? 

Mirando a la distancia 

—Qing Jiejie, me tratas demasiado bien. 

Liu Yixiang después de ser sorprendida agarró la mano de Xia Yuqing y estaba llena de lágrimas en los ojos.

—De qué estás hablando, somos hermanas. Si no te trato bien, ¿quién más lo hará? —Sin vergüenza, Xia Yuqing aceptó la gratitud de Liu Yixiang. Dentro de su corazón, ella estaba sonriendo silenciosamente. Siempre que puedas ayudarme a desenterrar todos esos chismes secretos de aventuras dentro del palacio del reino Xia, entonces esa sería tu mayor recompensa.

—Así es, somos buenas hermanas. Así… La hermana pequeña definitivamente ayudará a Qing Jiejie a desahogar su ira. Qing Jiejie, no te preocupes. 

Liu Yixiang miró a cierta persona no muy lejos y se enfureció con frialdad.

—¿Eh?

Xia Yuqing no entendió e inclinó la cabeza. Algo no parecía estar bien. ¿Por qué estos días hablar con Xiang Er no tenía ningún sentido? ¿Fue su idea errónea? ¿O el matrimonio hizo que Xiang Er fuera…? ¿Un poco extraña?

Xia Yuqing se resistió a dar un paso adelante para acariciar la frente de Liu Yixiang. Justo cuando estaba a punto de abrir la boca para preguntar, vio a Liu Yixiang levantar la pequeña caja y, rebosante de energía, se fue.

—Hmph…

Al pasar junto a Xia Mingyuan, Xia Yuqing vio claramente a Liu Yixiang darle un gruñido frío.

Para no quedarse atrás, Xia Mingyuan también dio una mueca de desprecio. En un instante, se encendió otro fuego sin humo. 

—… —Xia Yuqing tenía una expresión 囧 mirando a los dos interactuar, ambos a punto de volar la parte superior. Si ustedes regresan así, ¿cómo vivirán en paz? Como era de esperar, la idea de ‘ser la envidia de los transeúntes’ se fue flotando, ¡es más probable que se amen y se maten uno al otro!


Army
Holis Esta vez me inspire mucho para los memes, espero que sean aprobados *pasa galleta como soborno*


[1]Duilian = pareado antitético; par de líneas de poesía que generalmente se ven en el costado de las puertas

[2]Buena Hermana = no hermanas reales; amigo cercano

[3]Shi Niang = Esposa del maestro

[4]Yuan Jia Lu Zhai = un choque inevitable entre facciones opuestas

[5]Ji Guan Niao = Mecanismo de aves (ni yo tengo idea de lo que significa) 

[6]Tian Xia Da Yong = pensamiento filosófico de que todos deberían ser como una familia y tener los mismos sentimientos[7]Xi Zuo Nie Bu Ke Huo = no puedes escapar de tus malos pecados

| Índice |

2 comentarios en “Escapó otra vez – Capítulo 90: Un caso de asesinato causado por un Duilian [1]

  1. sara says:

    jjajajajajajajajajja me rei todo el capitulo y los memes son el toque personal que hace falta jamas los olvides, aprte esa mujer es la reina del desastre y muerte social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.