La Princesa derriba banderas – Capítulo 106: La gira de la princesa reencarnada (2)

Traducido por Ichigo

Editado por Sakuya


—¿Es esto lo suficientemente bueno? —dijo Lily mientras inclinaba la olla, mostrándome los ingredientes que había dentro.

Me asomé a ella. Las cebollas brillaban como caramelos y se veían muy deliciosas.

—Mhm. Eso es genial. Muchas gracias.

—¿Siguiente?

—Por favor, pon esto y empieza a mezclarlo todo.

Le di ajo aplastado y jengibre picado. La verdad es que quería molerlo, pero no teníamos las herramientas a mano.

Dejando a Lily con su trabajo, empecé a dosificar las especias.

El chile, la cúrcuma, el comino y el cilantro son las cuatro especias que usaríamos. Todas se secaron al sol antes de ser finalmente trituradas en polvo.

—Aumentemos el comino y el cilantro, y sólo agreguemos un poco de chile rojo en polvo.

—Tú… ¿eso es realmente cocinar?

Rolf me miró las manos y me dio una cara de asco.

Probablemente pensó que estaba formulando una nueva medicina de algún tipo.

—Si va a ser deliciosa o no, tendrás que decidir por ti mismo. Pero deberías ser capaz de comerlo sin problemas.

—Me pregunto sobre eso.

Con una respuesta sarcástica, Rolf volvió a amasar el pan.

Su boca necesita jabón, pero aun así creía que era una buena persona ya que me estaba ayudando, después de todo.

—Eso es bueno. Ahora amásalo hasta que se vuelva consistente.

Recibí la masa de pan de Rolf.

Como no hay polvo de hornear, tuvimos que conformarnos con un pan sin fermentar, añadiendo sólo harina, sal, agua y un poco de aceite para mantener las cosas simples. En lugar de pan Naan, esto era más como un Chapati.

—Gracias por su ayuda.

—Me apetecía. Esta será la última vez que te ayudaré.

¡Hmph! Rolf lo dijo y rápidamente se dio la vuelta. A pesar de eso, no era la primera vez que me ayudaba en la cocina. Él es básicamente el típico tsundere, pero también es un mocoso.

—Será mejor que recuerde sus tareas domésticas. Estoy segura de que tu futura esposa apreciará que ayudes en la casa.

—No puedo casarme de todos modos —respondió Rolf mientras se limpiaba las manos sucias en un paño húmedo.

Mis ojos se abrieron de par en par con sorpresa y parpadeé unas cuantas veces. En lo que respecta a Rolf, no parecía que estuviera bromeando.

—Es cierto que a veces eres un poco insensible, pero no tienes que castigarte por ello, ¿de acuerdo?

—Eso no es lo que quería decir. Para ser honesto, sé exactamente lo que piensas de mí —escupió Rolf detestablemente mientras me daba una mirada cargada de odio.

¿Eh…? Siento que he dicho algo que no debería haber dicho. 

—Para ser franco, no hay nadie disponible. Todas las chicas jóvenes ya están casadas con chicos mayores para “equilibrar su edad”.

—¿Eh?

—Marie, ¿puedo poner los tomates pronto?

Mientras me recuperaba del shock, Lily me hizo una pregunta. Como me lo preguntó con franqueza, empecé a dudar de mí misma, sobre si yo era la rara aquí.

—Sí, por favor, hazlo.

Resolvamos esta información de uno en uno. Si lo que dijo Rolf es cierto, entonces, ¿Lily también está casada?

—Lily es diferente.

Rolf leyó fácilmente mis pensamientos una vez que me vio mirándola.

—Lily es la prometida potencial de Wolf.

—¡¿Lily es…?!

Accidentalmente grité en voz alta, completamente aturdida.

Pero eso es porque nunca dijiste lo joven que una persona debe ser para “equilibrar sus edades”. ¿Qué edad tenían Wolf y Lily? ¿No tenía él la última mitad de sus veinte años mientras que Lily sólo tenía doce o trece?

Están separados por unos quince años… No, está es una buena edad. ¡No hay mejor diferencia de edad que esta!

—Normalmente toleramos una diferencia de edad de diez años. Es difícil ver a Lily como una mujer a su edad, pero con el próximo jefe aún soltero, no se puede evitar.

—Cállate, Rolf.

—Sí, sí. Lo siento mucho.

Esperé al margen a que la conversación se acabara. Mi cerebro no podía seguir el ritmo de la situación que se desarrollaba.

—¿Diferencia de diez años?

Había muchas cosas que quería preguntar, pero primero dirijámonos al elefante de la habitación.

Lily entonces inclinó su cabeza en la confusión.

—Cómo Wolf tiene 27 años, entonces estamos a unos once años de diferencia. Acabo de cumplir dieciséis no hace mucho tiempo.

¡¿Lily tiene dieciséis años?!

¡¿Qué demonios?!

Es más delgada y baja que yo, lo que hace que el hecho de que sea mayor sea más molesto. Fue bueno que no expresara mis pensamientos en voz alta. El tema del crecimiento físico era normalmente delicado, después de todo. Incluso a mí no me gustaba que seguía siendo plana como una tabla.

¿Quizás la forma en que el Clan Kua contaba la edad era diferente? Por otro lado, Wolf parecía adecuado para su edad.

Mi mente se agitaba a toda velocidad.

Dejando de lado la edad de Lily, ¿qué quería decir Rolf con que no había mujeres disponibles para él? Si una diferencia de diez años se consideraba aceptable, entonces ¿qué pasa con las chicas que no sean Lily o incluso con los niños más pequeños?

Aunque no he visto muchos niños desde que llegué aquí, puede ser una precaución extra debido al hecho de que soy una extraña. Parecía que se abstenían de dejar salir a sus hijos de sus casas. Me pregunto cómo es cuando no estaba fuera. Siento haber causado tantos problemas al pueblo. 

No dejaré que me lleven a la destrucción de esa manera. 

Las palabras de Wolf cruzaron mi mente una vez más.

Sentí algo frío arrastrándose por mi columna vertebral.

¿No nacen los niños? ¿O no están siendo criados? 

¿Por qué?

Ciertamente, el entorno no era tan conveniente como una pradera plana. Pero Flamme era originalmente un país tropical, por lo tanto la nieve no debería ser un problema. El área no era ni muy caliente ni muy fría, y el suministro de agua ya había sido asegurado adecuadamente.

¿Era un enemigo del otro lado de la valla?

He estado aquí solo por un corto período, pero no podría decir que he visto ninguna bestia salvaje acechando. Había trampas que fueron colocadas, pero no parecía que fueran levantadas para la autodefensa. Además, los cultivos nunca fueron destruidos en primer lugar.

La posibilidad de que los bandidos y ladrones tropezaran con la aldea no era cero, pero esa posibilidad era extremadamente pequeña. Salir vivo de este bosque sin un guía ya había demostrado ser increíblemente difícil.

Basándome en los aldeanos que me miraban fijamente, pude concluir que los forasteros no venían muy a menudo.

—¿Hm…?

Me di cuenta de algo y ladeé la cabeza.

Así que, si no había forasteros aquí, eso significa que los aldeanos tendrían que casarse entre sí, ¿verdad?

Cuando me malinterpretaron por primera vez como la prometida de Wolf, dijeron algo como “mezclarse con sangre extranjera” también. Incluso el color de su piel era el mismo, aunque con algunos matices diferentes.

Espera un segundo…

No conocía la población exacta del Clan Kua, pero podía decir con confianza que su número no llegaba a mil.

¿No se oscurecerá la piel cada generación por la continua mezcla y combinación? ¿Eran todos parientes de los demás?

La palabra incesto apareció inmediatamente en mi mente.

Según la ley japonesa, los matrimonios dentro del tercer grado de parentesco estaban prohibidos, y en muchos países del mundo, los matrimonios entre primos también se consideraban ilegales.

Dejando de lado la ética, el tema principal aquí serían los problemas genéticos.

Es algo de lo que había oído hablar antes, donde los genes latentes eran más fáciles de manifestar en estos casos. Por supuesto, no había motivación si tienes suerte, pero los informes de enfermedades y trastornos congénitos eran prueba suficiente.

El sudor rodó silenciosamente por mi mejilla mientras permanecía inmóvil.

Si tengo razón, entonces puedo entender por qué Wolf estaba tan desesperado. Si estoy en lo cierto, eso es. 

¿Era esto algo en lo que una chica como yo debería meter la nariz?

¡La carga es demasiado pesada!

Murmuré en silencio en mi corazón.

| Índice |

2 comentarios en “La Princesa derriba banderas – Capítulo 106: La gira de la princesa reencarnada (2)

Responder a Deia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.