¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 95: Ella y el baño (2)

Traducido por Lucy

Editado por Ayanami


—¿A… aquí?

Hablando de anticipación, mi voz delataba que había prevenido este acontecimiento.

Freed asintió a tal afirmación.

—Ya que he despejado a la gente, nadie vendrá, así que podemos usar el amplio baño del Palacio Real abiertamente, ¿verdad? Algo inusual como esto está bien de vez en cuando, ¿no?

—No lo está… al menos, vayamos a una cama.

Recuerdo haber prometido hacerlo más tarde. Así que no me importa que me abrace.

Pero, en el baño… estoy un poco indecisa.

—No. Lidi no lo odia, ¿verdad? Si no, Lidi lo rechazaría desde el principio, ¿no?

—Ugh.

La frase que demostraba que entendía por completo mi carácter me dejó sin palabras.

«Es cierto.»

Tal vez, me anticipé a que ocurriera. Por eso, si de verdad lo odiara, debería haber puesto fin a ello antes. Con esto expuesto, no tenía ninguna posibilidad de ganar.

Convencido de su victoria, Freed sonrió feliz.

«Maldita sea, estoy un poco molesta.»

—Oye, si lo entiendes, no digas nada más…

—Nn…

Freed, que había estado hablando a una distancia casi de contacto, cubrió el último hueco.

Con nosotros todavía abrazados, nuestros labios se tocaron. Tras unos suaves besos de picoteo, su lengua lamió mis labios. Abiertamente, le sentí apelar en silencio y, con nerviosismo, abrí la boca. En ese momento, sentí que su lengua se introducía infatuamente en mi boca.

—Fuh… uh… haah. —Los sonidos lascivos de nuestras mucosas enredándose resonaron en el baño.

Para seguir abrazados en el agua caliente, algo incómoda rodeé su cuello con ambos brazos.

El interior del cuarto de baño era más luminoso que la habitación. No pude evitar sentirme de manera extraña, avergonzada al tener mi imprudencia visible con claridad ante él.

—Lidi… te amo.

—Nn… nn.

La voz de Freed resonó muchas veces entre los besos. Solo con escucharla sentí el calor dentro de mi cuerpo.

Mis labios se bloquearon como para decirlo una vez más.

Introdujo su lengua y violó mi boca con fervor. Con la parte posterior de mis dientes trazada, una voz se filtró.

—Nffu.

Complacido por esa reacción, arrastró su mano hasta mi pecho. La otra mano acarició mi cintura. Su gran mano amasó mi pecho.

Al haber jugado con ellos en el vestuario hace un rato, las puntas de mis pechos ya se habían vuelto puntiagudas.

Conmigo por completo sin fuerzas, reaccionando de manera obediente y a su merced, Freed estaba encantado por completo.

Sus dedos tocaron con suavidad el capullo de mi pecho. Con el capullo, que ya se había levantado por la excitación, dejé salir una voz exagerada.

—¡Hya!

—¿Nn? ¿Se siente bien?

Lo acarició con suavidad como si dibujara un círculo, antes de que notara que mis caderas se agitaran. Cada vez que el pene caliente de Freed tocaba mi piel, el estímulo calentaba mi cuerpo.

Al notar eso, Freed sonrió con los ojos entrecerrados. Los ojos azules como el mar estaban teñidos de inmensa lujuria. Esos ojos brillantes me miraban sin apartar la vista.

Tener la punta de mi pecho pellizcada mientras lo miraba fascinado se sintió tan bien que se me salieron las lágrimas.

—Haan.

Mi cuerpo se estremeció de placer ante el fuerte estímulo ya esperado. Esta vez, Freed deslizó con alegría su lengua sobre el otro pecho. Lamida de manera viscosa, una descarga me recorrió. Embriagada por el estímulo recibido, le sujeté la cabeza.

El sonido húmedo de su lengua arrastrándose resonó en el interior del cuarto de baño. Cuando Freed acabó levantando su rostro, empezamos a besarnos con profundidad con nuestras lenguas entrelazadas con lentitud.

La mano que me acariciaba la cintura y la espalda pasó por mi abdomen y, al final, se dirigió a mí parte inferior.

Con nosotros pegados en lo que era básicamente una posición sentada cara a cara, mis piernas estaban muy abiertas.

Cuando su dedo tocó allí, mi cuerpo se estremeció.

—Ah… el interior de Lidi es increíblemente caliente.

El dedo de Freed se movió alrededor de la entrada como si quisiera barrer el néctar.

Al tener mis pechos acariciados sin descanso durante mucho tiempo es inevitable que me duela por dentro.

«Debe ser como él dice, mi interior seguramente se está derritiendo.»

Sintiéndome bien al ser tocada, inconscientemente levanté una dulce voz nasal. Sonaba como si suplicara por más.

—FuaAnN.

—¿Nn? ¿Se siente bien? Ya estás así. ¿Es tan excitante hacerlo en el baño?

A pesar de decirlo con una voz de burla, el otro brazo me atrajo con fuerza.

«Este hombre lo está haciendo a propósito sabiendo que soy débil al abuso verbal.»

—Eso…

—Fufu, Lidi se excita siempre que el lugar cambia. También era así en la habitación de Lidi. Mira, el néctar se desborda de nuevo. Esto no es agua caliente, ¿verdad?

Como si estuviera investigando, el dedo de Freed invadió el interior de mi cuerpo. La mezcla almibarada que había allí engulló fácilmente su dedo.

Su largo dedo corazón se movió explorando. Con el hinchado capullo floral estimulado por otro dedo, el interior de mi estómago se tensó.

—Nnn.

Incapaz de aguantar, levanté la voz. Incluso yo entendí que su dedo presionaba con fuerza.

—Qué lindo. Quiero hacerte llorar más. Pero, me molestaría que te marearas debido al baño caliente, lamentablemente terminaré antes de lo habitual.

—Aaah.

Con un sonido de chapoteo, Freed introdujo un segundo dedo y tocó mi punto sensible.

Al ser tocada así me perdí. La sensación de agua caliente, entrando de vez en cuando, me hizo sentir extraña.

Cuando acerqué mi cara queriendo un beso, recibí un beso parecido a un mordisco. Un acto tan forzado que también me hizo sentir algo.

Mientras tanto, el número de dedos en mi interior que se movían como para extenderlo aumentó a tres. Mi interior, que se había aflojado completamente, se retorcía lascivamente buscando algo aún más grande.

«No tengo suficiente con los dedos de Freed.» Incapaz de aguantar, le supliqué.

—Eh… nnn… ¡Freed! Más… por favor.

—Sí, entraré pronto.

No importa cuántas veces frote mis puntos placenteros, los dedos no pueden llegar al punto más dulce. Deseando la estimulación en un lugar al que sus largos dedos no llegan, lo miré suplicante.

Tal vez, Freed también estaba en su límite, ya que asintió con fuerza a mi mirada. Esos ojos apelan a que me desean. Al comprender que me desean, todo mi cuerpo se encendió.

Freed sacó sus dedos de forma precipitada, y su miembro, que ya estaba caliente y duro, golpeó mi boca de miel mientras tanteaba. Me sentí encantada por la sensación de su espada caliente.

Con la sensación de esperar que finalmente se introduzca, sentí que el néctar se desbordaba desde el interior de mi cuerpo.

Para facilitar la inserción de Freed, hice flotar un poco mi cuerpo.

No puedo evitar desearlo rápidamente.

Sí, aquí está bien, todos los pensamientos además de ese desaparecieron.

—Oye, por favor, date prisa… entra.

Mientras suplicaba una vez más, sentí que mis caderas eran empujadas con fuerza. Mi cuerpo se estremeció de repente por la sensación deseada.

—Apretado…

—Ha… Ah, grande.

Tal como él está excitado, su miembro es más duro y grueso que de costumbre. Mientras forzaba lentamente su entrada, contuve la respiración.

Todavía en una posición cara a cara, Freed avanzó tranquilamente con sus caderas.

Mi interior, completamente aflojado, recibió con alegría su polla caliente. Cada vez que su pene, más grueso de lo habitual, se movía dentro de mi cuerpo, mi cuerpo se llenaba de placer.

—Ah… Nn uu, se siente bien.

Mientras lloraba dulcemente, mientras me abrazaba a su espalda, él levantó mi cara con una mano y me besó.

Mientras tanto, sus movimientos hacia mi parte más profunda no paraban. Los movimientos mientras empujaba lentamente hacia arriba, poco a poco se sentían frustrantes y dulces.

—Hah… Aah, Freed.

Después de pasar un tiempo introduciéndose hasta el fondo, las caderas de Freed, que habían estado conteniéndose, empezaron a moverse lentamente.

Mi cuerpo se retorcía de placer por los suaves movimientos que le pinchaban en lo más profundo.

Cada vez que mi cuerpo se agitaba, el agua de la bañera emitía sonidos de chapoteo. «Qué sensación tan extraña.»

Con nuestros labios unidos, mis caderas fueron empujadas hacia arriba. Al sentir el roce del punto de placer, mi voz se volvió fuerte de manera espontánea.

—¡Ah, yah!

—El lugar favorito de Lidi está aquí, ¿verdad?

Como estamos en un baño, Freed no se movió de manera violenta, y en cambio pareció concentrarse en frotar mi parte más profunda mientras asaltaba mi punto débil.

Al ver mi respuesta al ser rozada una y otra vez en el mismo lugar, entrecerró los ojos con alegría.

—Si froto aquí, Lidi se siente bien, eh.

—Hah… ah. AAaa.

Como él estaba en lo cierto, no pude decir nada.

Mientras abrazaba a Freed, sentí que el placer era, en cierto modo, excesivo. Aun así, mientras continuaba el dulce estímulo sin prisas, levanté la voz una y otra vez.

—Apretado… Lidi, estás apretando demasiado.

—Fuaaah… Se siente… ¡Muy bien!

Freed se pegó a la punta de mi pecho con un sorbo y lo mordisqueó ligeramente, una y otra vez.

Cada vez que sentía que el clímax llegaba, cuando solté las palabras al final ya que era demasiado para soportar, mientras seguía sujetándome, Freed se levantó con un chapoteo y se sentó en el borde de la bañera.

Sujetándome para mantenerme estable, comenzó a mover de manera intensa sus caderas.

—¡Lidi! ¡Lidi!

—¡Ah! ¡Ah! ¡Freed! In… intenso.

Cada vez que decía mi nombre, yo me apretaba alrededor de su miembro.

Se siente insoportablemente bien.

—¡AAAh…! Ah, ah… No es bueno… ¡Viene!

—Kh…

El momento del clímax llegó de repente, de forma inconsciente, mi interior se apretó aún más alrededor de Freed. Tal vez, el repentino apretón fue demasiado para él, ya que de inmediato dejó salir su semen dentro de mí.

Su calor se extendió de forma gradual en mi interior.

—Fu… nn… haah.

Cuando la larga eyaculación terminó, las fuerzas abandonaron mi cuerpo.

Por un momento estuve a punto de caerme, pero con Freed apuntalándome no mostré esa vergonzosa visión.

—Lidi reaccionó tan adorablemente que no pude soportar más.

Con su polla aún enterrada en mi cuerpo, Freed me abrazó con fuerza.

Con un besuqueo, dejó caer besos por toda mi cara y sonrió con ternura.

—Te vas a marear con el agua caliente si nos quedamos aquí por más tiempo. ¿Vamos y nos relajamos en mi habitación?

Al decir esto, levantó de forma brusca su mano derecha y chasqueó los dedos.

Oí un extraño ruido en lo alto.

Preguntándome qué pasaba, me aferré a Freed y miré al techo, para ver allí una formación mágica blanca. La formación mágica estaba proyectando una luz pálida. Eso significaba que estaba haciendo una invocación.

Sin tiempo para preguntar qué estaba pasando, el escenario cambió.

—¿Él?

Mis ojos se abrieron de par en par ante la situación similar a la de la teletransportación con Caín.

Cuando volví en sí, ya estábamos en la cama de su habitación privada.

—¿Qué… qué?

«No entiendo.»

Mientras mis ojos daban vueltas por la confusión, Freed agitó un poco su mano. Nuestros cuerpos mojados se secaron en un instante. Y entonces, Freed me explicó la situación, que me puso rígida por la sorpresa.

—He utilizado el arte mágico de retorno. Como Lidi sabe, tengo una cantidad excesiva de poder mágico. Normalmente no lo uso, pero en caso de que ocurra algo he puesto varios puntos de retorno dentro del castillo. Acabo de saltar usando el punto de retorno que hice en mi habitación.

—¿Es la primera vez que ves el arte mágico de retorno? —Cuando Freed preguntó eso, asentí en silencio.

Por supuesto que lo conocía, pero era la primera vez que lo experimento. Saltar conmigo significaba que la cantidad de poder mágico debería ser directamente el doble.

Incluso para no mostrar eso, el poder mágico de Freed era de verdad algo increíble. O mejor dicho, no importaba lo despistada que estuviera sobre las artes mágicas o la magia, incluso yo sabía una cosa o dos.

Seguramente, no debería tener solo una ubicación de punto de retorno del arte mágico. Esa debería ser una de las razones por las que se llama inconveniente.

«Después de todo Freed es un tramposo… Se sale de la norma en demasiados aspectos.»

—El arte mágico de retorno debería ser también el fuerte del Comandante de la División Mágica Will. ¿No lo has visto usarlo?

Sacudí la cabeza ante la duda natural de Freed.

—Will apenas utiliza las artes mágicas delante de mí. Probablemente sea por consideración hacia mí que no puedo usarlas.

«Esa consideración es por completo innecesaria.»

«Pero, aunque no es que me lo hayan dicho cara a cara, no puedo decir algo como “Tal consideración no hace falta”. No es más que mi propio egoísmo.»

Mientras respondía con seriedad, Freed preguntó como si estuviera convencido.

—Hmph. ¿Lidi odia las artes mágicas?

—No, nada de eso. Como he dicho antes, quiero usarlas si puedo. Por el contrario, me preocupa lo que debo hacer.

—Ya veo. ¿Entonces no te disgustó saltar así? —Al preguntar eso, asentí con franqueza.

Es cierto que me sorprendió, pero eso es todo. Más bien, recibí una experiencia interesante.

Se sentía diferente a la teletransportación de Caín.

Cuando asentí con la cabeza, la boca de Freed se aflojó en señal de alivio.

Luego fijó sus ojos en mí.

—Entonces Lidi, ahora que entiendes lo que ha pasado, ¿deberíamos continuar lo de antes?

—¿Eh? Hyah… ¡Aaah!

—Heh… Qué voz tan dulce.

En el momento en que pensé en lo que significaba su declaración de continuar, mi cuerpo se estremeció. Entonces, al final recordé. Saltamos inmediatamente después de hacerlo en el cuarto de baño. Es decir, todavía estoy conectada con Freed.

—Hey… espera… aaan.

—No voy a esperar. Lo dejé salir ahora mismo. Entonces, ¿deberíamos disfrutar durante un largo tiempo a continuación?

—¡Aah!

Sin tiempo para resistirme, me empujó hacia abajo en la cama.

Mientras su miembro insertado se movía de forma rítmica dentro y fuera, yo solo podía gemir. Con él centrándose en mis puntos débiles, no pude hacer nada más que rodear de forma obediente su cuello con mis brazos.

Freed comenzó un beso apasionado.

Con mis labios tomados y ambas piernas sujetas, mis pensamientos se derritieron con dulzura al instante.

Es decir, me dejé llevar con facilidad, después de todo no me desagradaba.

Luego, en las siguientes horas.

Sin detenerse, el sexo salvaje con la inserción sin parar continuó sin pausas hasta que su monstruoso deseo sexual se calmó un poco.


Lucy
Bueno, Freed sin duda va a matarla xD. En otras noticias, me pregunto cómo se sentirá Maximiliano cuando descubra lo que le están haciendo a Lidi mientras él está pensando en tenerla para sí xDD.

| Índice |

2 comentarios en “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 95: Ella y el baño (2)

  1. Mer1991 says:

    Definitivamente a Maximiliano le gustaría más nuestra prota si supiera q en la intimidad es diferente a otras mujeres de esa época 🤣🤣🤣

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.