Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 26: Los 3 hermanos

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


—¡Definitivamente te haré feliz! ¡Por favor, cásate conmigo!

Es repentino, pero ahora mismo, por alguna razón, me acababan de proponer matrimonio.

Una propuesta, eh… era la segunda vez en esta vida. ¡La primera fue realmente horrible! Viendo las memorias de Amalie, recuerdo que ella fue muy lastimada, creo que incluso puedo sentir el golpe del recuerdo.

¡Esa berenjena! Perdón mi vocabulario, pero… No, no debo disculparme, de verdad ese tipo era una berenjena.

No había necesidad de decir algo como “Si no hay de otra, no me importaría casarme contigo” En serio, ¿cómo alguien puede ser tan descarado? ¡De verdad merece morir! ¡Muerte! ¡Aunque él siga sin saber por qué! ¡La cachetada de Amalie fue muy acertada!

—¡He-ermano A-ar! ¿Qué estás diciendo? —soltó Wirbel con los ojos muy abiertos, levantando la voz por la sorpresa, sin embargo, solo fue recibido por la seria mirada del joven Arthur y un —¡Hablo en serio!

—Aunque sea el hermano Ar, no entregaré a mamá. ¡El que hará feliz a mamá seré yo!

—¿Qué estás diciendo, Wi? ¡Dije que yo sería quien lo hiciera!

—Anne también lo hará~~

La señorita Anneliese se une a la contienda entre Wirbel y el joven Arthur.

¡Tan lindo que eres Wirbel! ¡No, todos son demasiado lindos!

Las criadas miraban a los tres niños con sonrisas en sus rostros, un agradable humor empezó a rodearnos.

El joven Arthur era el hijo de madame Bianca y el hijo mayor de nuestra casa de Flaksburb. Hoy me reuní por primera vez con él, bueno, tampoco llevo mucho de conocer a la señorita Anneliesse, así que no lo considero raro. Después de todo, lo más probable es que todos tuvieran mucha precaución cuando se tratará de mí, la mujer histérica del edificio.

Pero, aun con todas esas precauciones, el joven Arthur por alguna razón llegó de repente a la mansión sunlight.

Bueno, la razón era muy obvia, no era nada más y nada menos que la fragancia que nos rodeaba. El dulce y delicioso aroma que llenaba la mansión en estos momentos debió de haber llegado al edificio principal. Al final, cualquier niño se vería atraído por el delicado aroma ¿no es así?

Cuando me lo encontré vagando por la mansión, el me saludó muy educadamente, así que al final lo invité a tomar el té con nosotros. Pero tan pronto como se llenó la boca de Baumkuchen, soltó esa declaración.

Más que para mí, creo que el que recibió la propuesta fue el Baumkuchen ¿no?

—¡Hermano Ar! ¡Mi mamá ya está casada con nuestro padre! ¡Por lo tanto, mi mamá no puede casarse contigo!

Al escuchar el argumento de Wirbel, el joven Arthur casi se atraganta y se calla.

—Es así… —un aura depresiva rodeó al descorazonado joven Arthur. ¿Era acaso un cabeza de chorlito? Bueno, recordemos que sólo tiene cuatro años, puede que sus pensamientos sean simples, pero de alguna forma, no me gusta verlo tan decaído. ¡Me dan ganas de darle una palmadita en la cabeza!

—¡¿Uh?!

Inconscientemente, le di varias palmaditas en la cabeza al niño, el cual tornó toda su cara roja y se quedó completamente rígido cual roca. ¡Ah! ¡¿Es esto lo que llaman Moe?!

El humor a nuestro alrededor cambió, y junto a mí, todas las criadas se agitaron por la ternura del joven Arthur.

Continúe los mimos, pasando luego estos a la cabeza de Wirbel. Mientras le daba palmaditas, Wirbel dijo “No hice nada” alejándose, sonrojado.

—¡Kyaa!

No pudiendo soportar demasiada ternura seguida, las criadas soltaron varios gritos de alegría. Solo Berta se mantuvo impasible, dirigiendo una mirada severa a las chicas, sin embargo, si la veías detenidamente, podrías notar como sus labios se mueven sutilmente, intentando ocultar una sonrisa. De seguro siente lo mismo que nosotras, ¡bueno, no se puede evitar! ¡Mi hijo es demasiado lindo, cierto!

—¡Delishioso!

—¿Mmh? ¡Anneliese! ¿Qué estás haciendo, comiendo mi porción!?

—¡El hemano Ar no eshtaba comiendo!

—¡Lo estoy!

Devany
Demasiado lindos, creo que desarrollé diabetes alfuhad

Mientras todos eran aplastados por aquel ataque masivo de ternura, la señorita Anneliese solo se concentró en la comida. Después de terminarse la suya, incluso se comió parte del Baumkuchen del joven Arthur.

Pero, sospecho que fue un crimen premeditado, ya que no tocó ni un poco de la comida de Wirbel, aun cuando tuvo la oportunidad. ¡Estaba planeado!

Cuando el joven Arthur estaba casi al borde del llanto, le preparamos rápidamente otro plato con Baumkuchen. En el instante en que lo vio se lo llevó a la boca de una sola mordida.

Ah, ¿estás bien? ¡Más bien, señorita Anneliese! ¡Por favor, deja de mirar de esa manera el plato del joven Arthur! ¡Lo está poniendo aún más nervioso!

Por otro lado, Wirbel comía su porción de Baumkuchen lentamente, saboreando cada mordida que daba a su propio ritmo.

¡Ver las tres diferentes, pero equilibradas personalidades, era realmente intrigante! Podía sentir cuán cercana era la relación entre ellos tres.

—¡Ah! Eso me recuerda, ¡Mamá, hoy ha ocurrido algo increíble!

—Mmm, ¿qué pasó? ¿El joven Christhard mostró algún movimiento “asombroso” de nuevo? ¡Esa persona realmente odia perder después de todo!

—¡Es este chaleco! —Wirbel señala el chaleco que llevaba puesto mientras lo decía.

Ah, el chaleco que bordé con poder mágico. No estaba satisfecha con hacer una sola pieza, así que recientemente empecé a tejer mucha más ropa para Wirbel. Gracias a eso, he mejorado mucho el control sobre mi poder mágico.

El bordado no era visible a los ojos de la gente, así que el aspecto visual de este no difería de cualquier otro.

Sin embargo, ahora que me he acostumbrado más a mi magia, no solo he bordado con poder mágico, sino que también aprendí a infundirle efectos mágicos a lo que teja.

El primero que hice fueron los efectos de sanación, muy necesario, después pasé a infundir escudos. Pero no cualquier escudo, ¡sino que incluso puedo ponerles condiciones a los efectos de este!

Esto último fue gracias al jefe de la unión de cooperación.

El otro día le preguntaba respecto a las barreras y su uso, después de todo, quería aprenderlo lo más rápido posible para poder proteger a Wirbel.

Al parecer, cada vez que se abre un espacio dimensional, había consecuencias terribles, tal como imaginaba. No obstante, el jefe me dijo que había otras formas de proteger y me enseñó sobre la magia de escudo junto con la de barrera.

La magia de barrera era bastante difícil, pero la magia de escudo era relativamente simple. Según me explicó, la dificultad de la primera dependerá el rango de alcance que se le dará.

Cuando repasamos ese tema, el libro de introducción a la magia decía que la barrera no era una magia que algún principiante fuera capaz de usar. Cuando escuché eso, traté de apelar, tratando de ocultar el hecho de que yo lo había hecho antes, ¡¿después de todo era secreto?! Sin embargo, él solo me miró asombrado y dijo:

—No es posible para un principiante hacer eso, después de todo, hace poco que fue creada este tipo de magia, aún no hay mucho de ella en el libro, ¿verdad?

Me quedé callada, conflictuada, después de todo, no podía decirle: Un, de hecho, tuve una experiencia que demostró muy claramente lo contrario de lo que dices, pero, bueno…

—¡Ah! ¡Eso fue increíble!

—¡Estaba espumoso!

Después de que la batalla de Baumkuchen terminó, los dos niños se unieron a la conversación.

—Un pajarito cayó cerca de un árbol. ¡El pájaro no se sentía bien!

—Mmm, parecía que otro animal lo atacó, estaba cerca de la muerte, debilitado por su herida.

Cuando salí de mi ensoñación, los tres me explicaron qué era aquello tan “asombroso” de lo que hablaban. En pocas palabras, habían rescatado un pájaro.

Aparentemente, en el momento en que el pájaro entró en el bolsillo del pecho de Wirbel, el chaleco empezó a brillar y las heridas del pájaro se curaron al instante. No solo eso, sino que salió volando todo lleno de vida.

U~mm, ¿en serio? ¡Eso verdaderamente era asombroso! ¡Mi magia ha mejorado! ¿Estaría bien simplemente regocijarse? ¿Me regañarán de nuevo? ¡No, no debería ser así! ¿Verdad? ¿Cierto?

Ignorando la palabra “exagerado” que pasó por mi mente, decidí ver únicamente el lado bueno de la situación. En primer lugar, ¿estaría bien pensar que ha sido útil para la seguridad de Wirbel? Si la magia de curación resultó efectiva, la magia de escudo también debería mostrar su efecto y protegería a Wirbel del peligro.

¡Creo que la mirada penetrante que siento detrás de mí es sólo mi imaginación! ¡No me daré la vuelta, pase lo que pase! Si me doy la vuelta, ¡será mi fin!

—Madame, tendremos una charla más tarde…

—Sí, lo entiendo.

Me di la vuelta mientras respondía con falsa frialdad a Berta. La verdad es que estaba empapada de sudor frío, ¡pero tenía que mantener mi dignidad delante de los niños! ¡No estoy temblando! ¡No miento!

| Índice |

3 thoughts on “Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 26: Los 3 hermanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *