Vida en el campo – Capítulo 15: ¡Eso es porque soy un hombre!

Traducido por Jenei

Editado por Sakuya

Corregido por Bee


[Aine]

Han pasado cuatro días desde que Leichel vino a hablar conmigo. Parece estar ocupado con la selección de la futura esposa de ambos, porque desde entonces no volvió.

¡Este es un día tranquilo para mí! Hubiera sido genial tener una fiesta.

Me despierto por la mañana, riego las plantas de fresa y vigilo el crecimiento de las berenjenas. Ya que es verano, las malas hierbas crecen mucho, así que debo sacarlas con frecuencia. Y luego, cuando me duele la espalda, voy a la terraza a disfrutar un poco de té de cebada mientras tomo un descanso antes de reanudar lo que estaba haciendo.

Ha pasado un tiempo desde que he tenido una actividad agrícola apropiada, pensé mientras bebía mi té.

Como de costumbre, puedo escuchar el sonido de los tambores durante la noche. Las noticias sobre la fiesta probablemente se están extendiendo.

Traté de dormir hasta tarde, pero el sonido de la fiesta era tan ruidoso que no pude. Últimamente he estado yendo a la cama antes de que comience la fiesta.

Ese mismo día, me acosté temprano. Mientras dormía, me desperté con un leve sonido en medio de la noche.

Escuché el sonido de la puerta que se abría.

Cuando me levanté y miré hacia la puerta…

 —¿Yuan… ?

—Sí, Aine… ¿Te desperté? Aine, he alcanzado mi límite…  —dijo Yuan mientras caminaba hasta mi cama y me abrazaba fuertemente. Su cuerpo temblaba un poco. Envolví mis brazos a su alrededor y le devolví el abrazo.

Trad. Inglés
*Respiración pesada*

Jenei
¡Jajaja! Esa traductora es una loquilla XD Y Aine va a ser violado por pendejo.

—¿Qué pasa?

—Cada noche tengo que hablar con muchas mujeres diferentes, no puedo acostumbrarme. Con su maquillaje grueso y perfume fuerte, todo acerca de ellas sólo me molesta… —se descargó Yuan. Ciertamente, puedo oler el perfume. Si él fuera un perro, sus orejas se habrían doblado.

—Yuan, lo has hecho bien. Ya, ya —dije mientras acariciaba su cabeza. Él aflojó su abrazo y apoyó su cabeza en mi hombro.

Yuan es tan dulce, ¿eh?

Como estaba mirando su enorme cuerpo que parecía un poco lamentable, me preguntaba si en realidad no tengo un complejo de hermano.

—Sentía que mi corazón estaba por estallar porque no pudimos reunirnos aunque estuviéramos en el mismo lugar.

—¿Estabas tan ocupado?

—¡Por supuesto! Desde conferencias, hasta inspecciones, incluso visitando las distintas Divisiones. Mi espíritu y mi cuerpo están agotados.

—Qué sobresaliente de ti, Yuan.

Acaricié ligeramente su pelo. Mientras lo hacía, de repente levantó la cabeza y agarró mis hombros. Su cara cubierta por la sombra me dio un mal presentimiento. [1]

—Aine, ¿puedo recibir mi recompensa…?

Selló mis labios antes de que pudiera responder.

—¡Nn…!

Su lengua entró en mi boca. Retraje mi lengua, pero Yuan la persiguió.

¡De nuevo, este tipo! ¡Ni siquiera soy una mujer!

—Haa… Ngh… Nnn…

¡Además, es más persistente que antes!

Su respiración sonaba pesada y emocionada. Yuan me besó una y otra vez. Después de estar entrelazados por un tiempo, no sabía quién era el dueño de la saliva fluyendo por mi barbilla.

—Yua… Espe… Nngh… ¡Nn…!

—Haa… Aine…

En el momento en que me liberó, un hilo de saliva se extendió entre nosotros, conectando nuestras bocas.

¡Tan vergonzoso!

Mis ojos comenzaron a humedecerse mientras las lágrimas amenazaban con salir.

—Dios… Detente… ¡No puedes…!

—Esto no es suficiente, Aine… Más…

—¡¿Hyaa?! Au… ¡No, mi oreja…!

Respiró en mi oído derecho, y lo lamió. Podía oír los sonidos lascivos y húmedos que se transmitían mientras cerraba firmemente mis ojos.

—Eres tan lindo, Aine… Por favor, suplica más —dijo, mirándome.

—¡¿Hyau?! ¡Par…! ¡Ah! ¡Ahnn~!

—Haah… Aine… Te quiero…

Al decir esto, apartó mi ropa de dormir y rodó su lengua sobre mi pezón derecho mientras pellizcaba y frotaba el izquierdo.

¡Así que… ¿por qué diablos estás jugando con mis pezones a pesar de que soy un hombre?!

Me estremecí cuando sentí el placer expandirse. Entonces, como por instinto, Yuan comenzó a chupar mis pezones endurecidos, aunque leche no fuera a salir.

—Ah… Aa… Realmente no puedes… Hhnn… Nhaa…

—Tus pezones se han vuelto tan rojos… Se ven tan obscenos… Aquí…

—¡Hya~!

—Relucen con mi saliva… Ahh… ¡Qué irresistible!

—Nna… Haa… Nn…

Me empujó hacia abajo mientras me besaba de nuevo. Y así, Yuan se colocó entre mis piernas. Sentí algo duro frotando detrás mío.

—¡Y-Yuan! Soy… ¡Soy un hombre! —le dije cuando intentó quitarme los pantalones.

Sus ojos se abrieron y sus movimientos se detuvieron, pero pronto se rió y se acercó a mi oído.

—Lo sé. Tienes estos jugos obscenos saliendo de aquí, mostrándome que eres un hombre auténtico.

—Eh… Aaah… Pa… ra… Aaaahn…

Habiendo dicho eso, comenzó a acariciar mi erección.

¿Está haciendo esto sabiendo que soy un hombre? ¡¿Por qué?! 

Yuan nunca dejó de mover su mano mientras contemplaba mi ser.

Semen goteó hacia fuera acompañado por un sonido sucio.

—¡Y-Yuan…! No quiero… Par… Hii…

—Aine, no luches. No quiero hacerte daño.

—¡Tú…! ¡No puedes! No… Auu… ¡Hyahn…! So… mos… hermanos… ¡hya!

—Ser hermanos no tiene nada que ver con esto. Por favor, mírame como un hombre.

¡Lo que yo diga no llega al Yuan actual! ¡Aunque no deberíamos hacer esto porque somos hermanos!

Traté de luchar, torcer mi cuerpo de alguna manera, pero estaba agarrando a mi pequeño con fuerza.

Jenei
Para los que no entendieron, se está refiriendo a su pen* xD

—Aa… hn…

—Eres un chico malo, Aine.

—Yaa… No lamas… ¡Aa~!

¡Yuan lo puso en su boca!

Mientras estoy siendo atendido por esta llamada felación, mi mente comenzó a nublarse.

Una chica podría haberme hecho esto. ¡¿Por qué es mi hermano?!

Yuan lamió la parte trasera de mi erección. Mi cuerpo tembló inconscientemente. Creo que me estoy volviendo extraño sintiendo el calor de su boca.

—Yua~  No… ¡Aa…! ¡Ah ah!

—Aine, por favor, dame todo de ti.

Después de decirlo, su lengua se movió más rápido mientras hacía ruidos sofocantes. No pude soportarlo más y me corrí dentro de la boca de Yuan. Mi cuerpo se estremeció convulsivamente.

—Haa. ¡Increíble! La esencia de Aine… Realmente delicioso —dijo mientras se acercaba a mi debilitado ser con una sonrisa.

De repente sentí escalofríos y se me puso la piel de gallina por todas partes.

Yuan, sin ninguna consideración a mi situación, insertó su dedo en mi trasero.

¡Duele! ¿Por qué está haciendo esto? ¿No somos hermanos?

—¡No! ¡Para! ¡Duele!

—No saldrá como esperaba, ¿eh? Lo lameré para aliviarlo.

—¡Yaa…! ¡No! ¡Estoy asustado! ¡Para!

¡¿Por qué mi culo debe ser lamido por mi hermano menor?!

Lloré desesperadamente, diciendo que no quería y que tenía miedo. Pero sin preocuparse, Yuan me lamió con determinación.

—Deja ya… Te lo ruego…

—Aine, si haces esa cara…

—¡Idiota!  ¡¿Qué estás haciendo?!

De repente, un puño aterrizó en la cabeza de Yuan. Allí estaba Leichel, que parecía estar sin aliento con los ojos bien abiertos.

¿Por qué Leichel…?

Él agarró a Yuan por el cuello y lo arrastró de la cama.

—Marius, lleva a este tipo al Castillo.

—¡A-Aine! ¡Aine~! —llamó Yuan mientras era llevado por Marius. No sabía qué hacer, pero cuando vi sus ojos vacíos, sólo pude bajar la cabeza. Cuando levanté la vista, comprendí que Leichel me estaba prestando su ropa exterior.

—H-Hermano, se va a ensuciar.

—Está bien. No me importa.

—Hermano…

El silencio impregnaba el aire. Como el olor distintivo aumentó dentro de la habitación, ambos permanecimos inmóviles.

Seguramente piensa que yo lo seduje. Si es así, seré la puta que sedujo al Gran General y luego seré exiliado del Reino.

Al pensarlo, me sentí abrumado por la tristeza mientras las lágrimas empezaban a fluir. A pesar de que sólo quería llevarme bien con mis hermanos…

—No llores.

Leichel me abrazó, y al recordar el calvario por el que pasé hace un rato, me petrifiqué. Él me envolvió suavemente y me acarició la cabeza.

—U… Uuu…

—Lo siento por dejarte experimentar tal cosa.

—Uwaa…

—Vamos a llevarte al baño.

—Hiku… Uuu…

Fui llevado al baño mientras era cargado por Leichel.

Después de eso, me limpió con la toalla, luego me llevó de nuevo hasta la cama.

Me metió en el futón y me envolvió con una manta, luego me besó en la frente.

—Ten una buena noche de sueño por ahora.

Sentí que decía que se encargaría de todo mientras dormía.


[1] “Sombra sobre el rostro” es una referencia a una expresión en el anime/manga donde al personaje se le oscurece el rostro con el cabello, por ejemplo.

| Índice |

3 comentarios en “Vida en el campo – Capítulo 15: ¡Eso es porque soy un hombre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.