Esta Villana quiere mantener al Jefe Final – Tomo I – Capítulo 25

Traducido por Mochi

Editado por Yuusuke


Pronto, el prototipo de la loción será completado. Considerando la confidencialidad del proyecto, el resultado de monitorear a la dama rica seleccionada por Isaac que mostraba que el producto obtendría excelente reputación, era suficiente. El problema era el método para venderlo.

Aun si lo fuera a promover yo misma, justo ahora, con solo mencionar mi nombre cualquiera no dudaría en cerrarme la puerta. Antes, para ganar confianza era suficiente usar el nombre D’Austriche, parece que nunca he pensado mucho sobre como hacer publicidad….

Aileen miró la lista de posibles invitados para el banquete que le pidió a Jasper.

Era una ocasión especial ya que sería el primer banquete nocturno que el príncipe heredero organizaría personalmente. En la lista había nombres de grandes familias nobles comparables al ducado de D’Austriche. Hasta ahora, si todo en la producción salía bien, todo indicaba que estaban en el camino correcto.

Fuimos capaces de crear un excelente producto, si logramos convencer a la gente de usarlo, conseguiremos una reputación de ser confiables. El problema es cómo convencerlos. ¿Debería inclinar la cabeza y rogar? No, si hago eso definitivamente tomarán esa oportunidad para aprovecharse de mí.

Se escuchó un sonido. Aileen, quien estaba sentada en su escritorio iluminada por una lámpara, habló primero aun con su pluma en mano.

—Almendra ¿no? Le diré al rey Claude. Por todos los cielos, tú no aprendes la lección, eh…

Girando la cabeza, los ojos de Aileen quedaron abiertos.

Quien estaba parado ahí no era el cuervo que vestía una corbata, sino Beelzebub.

Es cierto, él es un monstruo después de todo. Puede usar mi sombra también.

Termino pensando algo extrañamente estúpido. Él se escabulló en el cuarto de una señorita en medio de la noche. Aún si es un monstruo, era algo imperdonable para alguien con la apariencia de un joven humano como él. En primer lugar, no hay razón por la que escabullirse ni en el medio del día.

—Niña. Tengo algo que preguntarte.

—Vaya, ¿que te trae aquí?

Ante su confusión, Beelzebub continuó frunciendo sus cejas, pero no de manera sarcástica sino genuinamente perplejo.

—No quería preguntarte tampoco, pero escuche del mocoso que eras una persona calificada  para hablar sobre esto.

—¿Estás hablando de Donny? Santo cielo, no soy experta en todo. Pero, está bien, supongo. Pregunta.

—El rey va a ir al banquete nocturno, ¿no? Yo también quiero acompañarlo.

Aileen parpadeó rápidamente. Beelzebub suspira profundo.

—Sé que Keith lo acompañará, pero me siento inquieto si es solo él.

—Aun si puedes venir al banquete, el asistente solo puede quedarse en la esquina ¿sabes?

—Aún así, en el banquete se van a reunir los humanos que desterraron al rey. Para él ese lugar es un campo de batalla. El rey es fuerte. No perderá. —Con una confianza inquebrantable hacia su rey reflejándose en sus ojos, Beelzebub continuó—: Pero, eso no significa que no saldrá lastimado.

Aileen no pudo decir nada ante eso.

—Escuché que necesitas un poder llamado “modales” en ese lugar para no avergonzar al rey. Quiero ese poder.

Para poder quedarse al lado del rey. Cuando la miró con ese par de ojos, Aileen soltó una risa tensa, este era un favor que no podía rechazar.

—Entiendo.

—¿Me otorgaras este poder llamado “modales”?

—Sí, te lo daré. Aún nos queda un mes. Primero que todo, te voy a decir la manera. Ya que eres la mano derecha del rey Claude, eres inevitablemente su caballero.

En un segundo, la cara de Beelzebub se llenó de felicidad. Su sinceridad era real.

—El rey Claude es alguien afortunado, además de misterioso.

Beelzebub inclinó la cabeza a un lado.

Brillante y envidiable, Aileen expuso lo que sentía con unas pocas palabras.

—Ser capaz de influenciar su entorno hasta este punto, terminé teniendo curiosidad de qué clase de persona es.

—¿Es un Rey Demonio?

—Es cierto. Tal vez es por eso, que él es el Rey Demonio. Es peligroso, misterioso y nadie sabe lo que pasará cuando está cerca. Es por eso que nadie puede ignorarlo. ¡Eso es!

Era una epifanía. Parada, miró la lista de posibles invitados una vez más.

—El objetivo es esto y esto, si no me equivoco, ¡estos dos tienen una relación muy mala, si lo utilizamos…!

—Hey, niña, quiero que rápidamente me des el poder de “modales”.

—Sí, por supuesto, ocuparé convertirte en un caballero que haga volar los corazones de todas las damas.

Debería ser posible. Con una sonrisa de un mercader corrupto en su cara, Aileen inmediatamente volteó hacia Beelzebub. Aileen sonrió elegantemente con ambos brazos cruzados ligeramente. 

—Entonces, primero, aprende a arrodillarte ante mí, ¿está bien?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *