La Tierra está en línea – Capítulo 38: Por alguna razón, Tang Mo miró a esta persona durante más de dos segundos

Traducido por Shisai

Editado por Shiro


Después de la maliciosa bendición de «Feliz Navidad», el sol se hundió por completo bajo el horizonte del oeste y los últimos rayos luminosos desaparecieron en el cielo.

Comenzó la víspera de Navidad.

Tang Mo revisó de inmediato las cosas que llevaba con él, confirmando que la pequeña sombrilla y el fósforo gigante estaban donde se suponía. Luego corrió deprisa a una tienda a cincuenta metros de distancia. Esta había sido puesta patas arriba durante mucho tiempo por la gente. Y aunque robado toda la comida y el agua de los estantes, encontró un cuchillo para afilar lápices en un cajón junto a dos baterías.

Había estado usando la linterna de Li Bin durante mucho tiempo y no sabía cuándo se quedaría sin energía. En caso de que la nueva instancia fuera tan oscura como la cueva del topo, era mejor tomar precauciones y estar preparado.

Una vez que todo esto estuvo listo, miró el reloj que colgaba de la pared de la tienda de conveniencia.

El segundero se deslizaba hacia la posición «12». Una vez que pasaron tres minutos, Tang Mo contuvo la respiración; estaba listo para ser arrastrado a la instancia. Pero, al momento siguiente, la manecilla de los segundos se movió a la siguiente posición.

Su corazón se encogió. Estaba de pie en la tienda oscura y vacía, sus ojos enfocados en el reloj de la pared.

La manecilla de los segundos seguía funcionando.

Repasó lo sucedido en su mente. Había comenzado la cuenta regresiva en el momento en que la torre negra anunció que todos los jugadores de Huaxia ingresarían a la instancia tres minutos después. Le tomó un minuto y medio entrar a la tienda de conveniencia y otro minuto y medio para encontrar las cosas.

Hasta ahora pasado cuatro minutos.

Seguía fuera de la instancia del juego.

Tang Mo se quedó en el mismo lugar por un tiempo. Pasó un minuto y todavía no entró en la instancia. Sacó la pequeña sombrilla de su mochila y salió de la tienda.

Comenzó a regresar. Estaba a solo dos kilómetros del centro comercial donde se encontró «Ataque». Quería saber si ellos también se encontraban fuera de la instancia como él o si solo él había quedado por fuera por alguna razón.

Caminó muy rápido. Una de sus manos sostenía la pequeña sombrilla, y se mantuvo atento frente a posibles enemigos.

Justo cuando llegaba a una encrucijada, escuchó el sonido de fuegos artificiales en el cielo y miró hacia arriba.

Fuegos artificiales de colores explotaron en el cielo negro.

Los fuegos artificiales parecían cinco meteoros que volaban desde el suelo hasta lo alto del cielo. Volaron lentamente hasta que estuvieron a casi diez km del suelo. Entonces los cinco explotaron de repente.

Brillantes fuegos artificiales brotaron sobre la cortina de la noche, dibujando un gran retrato.

Una espesa barba blanca y un sombrero de cachemira rojo con una bola blanca en la parte superior. Los fuegos artificiales formaron la imagen de la cabeza de Santa Claus. La escena se reflejó en los ojos de todos los jugadores del área de Shanghái. Una vez que la imagen de los fuegos artificiales se disipó gradualmente, se escucharon carcajadas desde el cielo.

El corazón de Tang Mo latió con fuerza.

De repente comprendió lo que significaba este sonido.

Cuatro renos emergieron de la cabeza de Santa Claus de fuegos artificiales, aplastándola.

—Jo, jo, jo. Niños, ¡feliz Navidad!

Cuatro renos tiraron de un trineo rojo brillante, sus cascos desplazándose por el cielo nocturno. Corrieron por la ciudad con un anciano de barba blanca y con un traje rojo parado en el trineo. Tiró de las riendas con las manos y se rio. Mientras reía, agitó las manos, esparciendo muchas estrellas hacia el suelo.

El trineo fue muy rápido. Pronto pasó por todo Pudong, cruzó el puente Nanpu y se dirigió a Puxi.

En el cielo, decenas de miles de estrellas brillantes flotaban como copos de nieve hacia el suelo. La luz deslumbrante inundó todo, conectando el suelo y el cielo.

Al mismo tiempo, la voz de un niño nítido se escuchó en todo Shanghái:

¡Ding, dong! Se ha activado la primera tarea secundaria. Encuentra las ramas del árbol de Navidad que dejó Santa Claus y entra en la instancia sorpresa de Nochebuena en treinta minutos.

Estas palabras se escucharon en todo el territorio del país al mismo tiempo. Un Santa apareció cerca de cada torre negra en China y las estrellas blancas se esparcieron por el suelo.

Después de escuchar la tarea, Tang Mo se dio la vuelta y corrió deprisa hacia el punto en el que cayó la estrella más cercana. Pero no fue lo suficientemente rápido. Para cuando llegó al lugar, un chico de diecisiete años con gafas estaba recogiendo la estrella blanca que había caído al suelo.

Una vez que su mano tocó la pequeña estrella, la luz blanca se disipó y se convirtió en una pequeña rama de árbol.

El niño vio a Tang Mo y una expresión cautelosa apareció en su rostro. Pero no es necesario hacer nada. Después de obtener la rama, su cuerpo se fue desvaneciendo hasta desaparecer en el aire.

Esto probablemente significaba que había entrado con éxito en la instancia.

Tang Mo dejó de mirar y se dirigió corriendo hacia donde había caído otra estrella.

Lo derrotaron de nuevo.

Corrió a más de diez lugares seguidos. A veces, estaba a medio camino cuando la luz blanca desaparecía. Esto significaba que alguien más tomó la rama y entró con éxito en la instancia. Otras, llegaba solo para ver a otro jugador ingresar a la instancia.

Cuando quedaban cinco minutos, Tang Mo se está trabajando hacia una fábrica. Una pequeña estrella yacía en el suelo frente a la fábrica sin jugadores alrededor.

Sus ojos se iluminaron y aceleró. Su mano estaba a punto de tocar la estrella cuando de repente se retrajo. Un bumerang de hierro afilado apareció en la posición que estaba a punto de alcanzar. Si no hubiera detenido su mano, ese bumerang la habría cortado.

Volvió la cabeza hacia la izquierda. Una mujer joven con una gabardina color camel lo miraba con frialdad. Levantó la mano derecha y el bumerang incrustado en el suelo flotó y regresó a la mano de la mujer.

Las dos personas, separadas por una distancia de diez metros, se mantuvieron la mirada.

Al segundo siguiente, se movieron al mismo tiempo. Tang Mo gritó un encantamiento y abrió la pequeña sombrilla, usándola para bloquear frente a él. La mujer hizo un gesto y el afilado bumerang se movió en un arco de 180 grados, atacando la espalda de Tang Mo.

Él, moviendo la pequeña sombrilla, bloqueó detrás de él. El bumerang se estrelló con fuerza contra él y Tang Mo dio un paso atrás, alejándose de la rama del árbol de Navidad.

La mujer agitó el bumerang y corrió con rapidez hacia la pequeña estrella.

El joven, con la pequeña sombrilla en mano, detuvo una y otra vez los ataques del bumerang. Los impactos emitían un ruido sordo. Tang Mo apoyó una mano en el suelo para escapar del ataque y, al mismo tiempo, golpeó con la sombrilla la nuca de la mujer.

Esta estaba a punto de tocar la pequeña estrella. No esperaba que pudiera atacarla mientras se enfrentaba al bumerang. No pudo esquivar y la punta de la sombrilla le atravesó el hombro. Entonces, enojada al extremo, se concentró en usar su habilidad para dirigir el bumerang y así atacar a Tang Mo.

Sin embargo, él se olvidó de su imagen y rodó por el suelo, apoderándose finalmente de la pequeña estrella.

—¡Tú …! —Gritó con urgencia la mujer ..

Tang Mo abrió la pequeña sombrilla y bloqueó el bumerang que volaba hacia él. Acto seguido, guardó la sombrilla con serenidad y miró a la mujer de la gabardina no muy lejos. Esta última, aunque estaba furiosa, no podía quedarse a mirarlo, y salió corriendo hacia el siguiente punto donde recordaba que había caído una estrella.

El cuerpo del exbibliotecario se desvaneció gradualmente y escuchó la voz de la torre negra en su mente:

¡Ding, dong! Se ha completado con éxito la tarea secundaria y ha ingresado en la instancia sorpresa de Nochebuena del Distrito 2 de China Nro. 419.

Se completó la carga de datos del jugador …

La información de la instancia ha cargado por completo …

Una deslumbrante luz blanca brilló frente a él, y aunque mantuvo los ojos abiertos, no pudo ver más nada. Sostuvo el mango de la pequeña sombrilla mientras parpadeaba, atento por si algún monstruo intentaba atacar de repente. Pero, gradualmente, después de que la luz blanca se disipó, Tang Mo vio la apariencia de la instancia.

El mundo blanco tenía alrededor de 10 metros de largo y 5 metros de ancho. El suelo se encuentra dividido de manera uniforme en 4 áreas, formando 4 cuadrados en blanco de 5 metros de profundidad y 2,5 metros de ancho. La posición de Tang Mo era la cuadrícula blanca del extremo derecho. Miró a su alrededor y vio a tres personas a su izquierda.

Los cuatro estaban de pie en fila, y Tang Mo se encontraron en el extremo derecho. A su izquierda había un joven de su edad y una estudiante de secundaria a su lado. En la cuadrícula más a la izquierda había un hombre de mediana edad.

Las cuatro personas miraron a las otras tres de manera vigilante y tomaron sus armas.

En ese momento, se escuchó un sonido retumbante, y los cuatro buscaron el origen con la mirada.

Frente a ellos, se levantó una pared blanca, la cual Tang Mo elevado elevarse cuidadosamente, y en concreto la escena del opuesto.

—Este no es un mundo en blanco. Es un mundo dividido. En el lado opuesto de esta pared … oferta Tang Mo mirando al lado opuesto.

Efectivamente, había cuatro personas de pie en cuatro cuadrículas frente a él.

El mundo blanco finalmente se estaba mostrando a los ojos de ocho jugadores.

Frente a ellos había otro mapa blanco de 10 metros de largo y 5 metros de ancho. Cuatro jugadores se encontraban de pie a cada lado, los cuales, a su vez, estaban divididos en 4 cuadrículas. Había un área de 5 metros de ancho en el medio de ambos lados, entre las cuales se pudieron suspender en el aire una estrella dorada que salpicaba luz dorada.

Tang Mo miró a las cuatro personas frente a él. No había tenido oportunidad de verlos claramente cuando escuchó …

Parecía haber un terremoto en el blanco, el cual temblaba. Usando la pequeña sombrilla, consiguió estabilizar su cuerpo. Miró hacia arriba y vio ocho enormes placas de hierro descender del cielo y estrellarse frente a cada jugador, pegándose al borde de las rejillas blancas.

Las planchas de hierro blanco plateado hicieron temblar el suelo. Después de un tiempo, las ocho personas pudieron mantenerse firmes.

Tang Mo ya había mirado la gran tarjeta de hierro frente a él, pero, antes de desviar la mirada, estudió con cuidado cada esquina; entonces se volvió para mirar la tarjeta de hierro del hombre que estaba a su lado.

¡La imagen de esa tarjeta de hierro no era la misma que la suya!

Llegó a esta conclusión mientras las otras personas aún no han reaccionado. Tang Mo vivo en silencio la tarjeta de hierro de la siguiente persona. Después de ver las tres cartas de los otros jugadores junto a él, miró al otro lado.

El lado opuesto también tenía cuatro personas. De pie frente a Tang Mo había una mujer de mediana edad, a su izquierda había una mujer joven y luego un anciano de pelo blanco.

Desde la perspectiva de Tang Mo, no podía ver el contenido de sus tarjetas, solo el patrón de la parte posterior. Era un Santa conduciendo un trineo con renos, agitando una bolsa roja y volando feliz a través de las nubes.

Las tres personas del lado opuesto también estaban mirando el contenido de las tarjetas de hierro. El joven los resultados por un tiempo antes de que sus ojos se volvieran hacia el último hombre parado en diagonal a él.

Miró a la otra persona en silencio.

Había una distancia de 10 metros entre ambos, y el hombre estaba mirando el contenido de la tarjeta de hierro. La mitad de su cuerpo estaba bloqueado por la tarjeta de hierro, por lo que Tang Mo solo pudo ver que llevaba un abrigo negro. Se quedó allí en silencio, su postura extremadamente erguida.

Por alguna razón, miró a esta persona durante más de dos segundos.

Al momento siguiente, unos ojos de águila se clavaron en él.

♦ ♦ ♦

La autora tiene algo que decir:

Tang Tang: ¡Tan … tan feroz! ¿Por qué me estás mirando? T ^ T

Viejo Fu: … [¡¡¡No sabía que era mi esposa !!!]


Shisai
Hice un dibujo con las posiciones.

| Índice |

One thought on “La Tierra está en línea – Capítulo 38: Por alguna razón, Tang Mo miró a esta persona durante más de dos segundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.