Villana sanadora – Capítulo 40

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Me sentí aliviada luego de saber que Bella estaba a salvo y estaba con Lookz en estos momentos. Supe de esto cuando fui a visitarlos después de las clases de la tarde. Ella no tenía ninguna ropa para cambiarse así que se las presté. Sus prendas estaban empapadas.

Por lo que estaba más curiosa era… ¿Por qué sus ropas se empaparon de esa manera?

Ah, ellos solo tienen trece años por lo que no deben hacer algo como eso. Aunque debo de estar pensando demasiado. Continue reading

Villana sanadora – Capítulo 39: Especial Akane y Teo

Traducido por Den

Editado por Nemoné


No pensé que pasaría un momento como este en la escuela. Un momento en el que no tuviera que estar preocupada. Comía, estudiaba o jugaba en el taller de Shiwa, incluso cuando su habitación estaba dentro de la habitación de Luler.

¿Por qué tenía que ser la habitación de Luler? Tenía muchas ganas de hacerle esta pregunta a Shiwa.

Bueno, están prometidos así que no era tan raro, ¿verdad? Continue reading

Villana sanadora – Capítulo 38: Historia de Lookz

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Ser más fuerte y grácil que nadie más. Ese es el orgullo de un ángel.

Mis alas no son solo una decoración en mi espalda, sino un deber y una dignidad que debo cargar. Alguien que es hijo del Dios de la guerra como yo no se podría atrever a actuar tontamente.

Cuando era joven, recogí a una chica de la calle llamada Bella. Busqué un poco en sus antecedentes y descubrí que había sido vendida a un noble de bajo rango. Continue reading

Villana sanadora – Capítulo 35

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


No recuerdo lo que he hecho durante mi niñez en mi vida pasada. Tampoco sé por qué, pero estoy cansada de ser una niña. Ya saben que hay muchos problemas rodeándome en estos momentos. Bien, mis problemas y los problemas de los demás. Mi champú y acondicionador son realmente populares pero no puedo suministrarlos lo suficientemente rápido como para cumplir con la demanda. Es una muy buena oportunidad, ya que mi padre vino a visitar a mi madre a su oficina la noche anterior, así que me quedé hablando con él.

Lo que no esperaba era que él luciera tan calmado sobre esto. Al final, me dijo que ya sabía sobre esto y me había estado observando todo este tiempo. Creo que nada puede escapar de los ojos de mi padre.

Un niño realmente no puede mentirle a sus padres. Él me dijo que me ayudaría y que tendríamos que discutir sobre esto en el futuro.

Cuando regresé a mi habitación, usé toda mi energía para tomar un baño y caí en mi cama cuando solo eran las 7 PM.

Dejé caer mi guardia por completo.

—Umm…

Un rayo de luz del sol estaba brillando sobre mis párpados. Normalmente, me gusta la hora de la mañana pero no cuando estoy muerta de cansancio de esta manera…

Abrazo fuertemente mi almohada de apoyo. ¿Por qué mi almohada de apoyo se siente tan cálida hoy?

Espera un minuto… ¡¡No tengo ninguna almohada de apoyo en mi habitación!!

*Sacudirse*

—Umm… Shiwa… ¿Por qué te despertaste tan temprano? —Luler frota sus ojos y bosteza.

¡¡¡Lo sabía!!!

Rápidamente me siento luego de pensar en mi situación.

Ah… Inconscientemente lo abracé en mi sueño. Normalmente, me doy cuenta de inmediato  cuando él se cuela en mi habitación, e intento no tocarlo de ser posible. Supongo que la noche pasada fue demasiado para mí.

—N-No, deberías dormir más.

Cálmate, Shiwa. ¿¡Por qué tienes que sorprenderte por algo tan pequeño como esto!?

—Umm… Tú también…

Él envuelve mi cuello y nos empuja juntos hacia mi cama. Luce extrañamente feliz hoy.

—No, puedes dormir en mi cama. Me iré primero…

—No dejaré que me dejes solo hoy.

— ¿Qué?

—Incluso cuando anoche me abrazaste fuertemente.

—Solo estaba cansada, además, esto y aquello son asuntos diferentes.

— ¿Qué?

Luler mira hacia arriba para encontrarse con mis ojos. Esos ojos inocentes lucen sospechosos para mí.

— ¿Por qué no dormimos juntos un poco más? De esa manera podemos irnos juntos, por favor.

*Suspiro*

—De acuerdo, me rindo…

La verdad es que aún estoy cansada por los eventos de la noche anterior, y quiero seguir durmiendo. Además, tampoco me siento disgustada por esto.

Creo que es porque normalmente hacemos estas cosas que nos hemos acostumbrado a ello.

♦ ♦ ♦

Al final dormimos hasta las 8 AM…

—Es extraño que te hayas levantado a esta hora.

—Solo estoy cansada…

Akane me dice esto como su primera pregunta al verme caminando junto a Luler.

Normalmente, me despierto alrededor de las 6 y las 7 AM. Debería llegar a la cafetería antes que Akane, pero hoy fue un día especial.

—Ah… ¿Dónde está Bella? —Le pregunto luego de un intento de buscar a Bella

— ¡Oh! Ella le estaba llevando el desayuno a su señor cuando yo llegué. Me dijo que iba a regresar rápido. Hoy está brillando de alegría.

— ¿Es cierto?

Parece que se han reconciliado. Eso pone mi corazón en paz.

— ¿En dónde está Teo?

—Está enfermo con la gripe de los lobos.

— ¿Gripe de los lobos?

¿Qué es eso? Esta es la primera vez que he escuchado sobre esa enfermedad. ¿Siquiera tienen una enfermedad como esa existe? Puede ser que debido a que no soy una veterinaria no conozco sobre ella.

—Ellos siempre se enferman de esta forma un día antes de luna llena.

—Hmm… ¿Cómo lo sabes?

—Es normal porque yo…

— ¿Me refiero a cómo sabías que hoy Teo estaba enfermo?

—Umm…

— ¿Hmm?

—Él no lucía muy bien anoche. Vino tambaleando hasta mi habitación y me pidió que lo dejara quedarse esa noche.

—Oh… Es así…

Eres bastante bueno, Teo…

— ¡¡Pero no hicimos nada más que dormir en la misma cama!! ¡Además también cuidé de él toda la noche!

—Esa es la razón por la que te despertaste temprano, ¿cierto? Si quieres dormir más, puedes ir a la enfermería.

— ¡Está bien! ¡Ahora estoy bien!

Akane lo demuestra flexionando su músculo. Se sentirá bien en este momento. Luego de terminar su desayuno, es claramente visible para mí que ella parece cansada.

Luler regresa con dos platos de bistec: uno para él y otro para mí. No le dije que me lo trajera. Pero bueno, no importa, no soy exigente con la comida.

Cuando terminamos de comer y nos preparábamos para caminar hacia nuestra clase, Bella viene corriendo a vernos. Nos dice que acababa de acompañar a su señor a su habitación.

Pienso que ella no tenía que regresar porque de todos modos nos veremos en el aula.

Aquí viene lo inesperado…

—Bell, ven aquí.

—S-Sí.

Lookz, quien había estado de pie frente a la puerta, llamó a Bella, pero lo que más nos sorprendió fue…

*¡Pang!*

—Sonríe…

— ¿Qué? Sí…

Lookz de repente le hace un Kabe-Don.

¡Este es el movimiento legendario que conquistaba el corazón de las chicas en mi mundo anterior! ¡Incluso te atreves a hacerlo en frente del aula! Y Bella, ¡¡¡no tienes que hacer eso!!!

— ¡Sonríe más que eso!

— ¡Sí!

— ¡Más que eso!

Lookz, quien parecía como si le hubiese olvidado tomarse su botella de medicina, fuerza a la frágil Bella a sonreír locamente.

¡Detén esto ya! ¡Ahora su sonrisa casi llega a sus ojos!

— ¿A qué están jugando?

Esa es una buena pregunta, pero no tengo una respuesta para ti, Luler.

— ¿Esa es su forma de saludar en el Reino de los Ángeles?

No lo creo, Akane.

Las personas a nuestro alrededor están comenzando a reunirse alrededor de ellos. De seguro es porque están haciendo una escena como esa.

Creo que… En estos momentos pretenderé que no nos conocemos. Si ustedes dos terminan sus asuntos, no olviden regresar a sus aulas.

Villana sanadora – Capítulo 34

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Umm… Es más incómodo de lo que pensé…

Nosotros, incluyendo a Bella y a Lookz, estamos almorzando en la cafetería. Tuvimos que unir dos mesas juntas para que todos nosotros cupiéramos. Además, nos dividimos en tres personas por mesa. También me las arreglé para que Bella se sentara frente a Lookz, pero, tengo la sensación de que los presiono demasiado.

— ¿L-Lookz-sama, no quieres comer nada? Continue reading

Villana sanadora – Capítulo 33

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


— ¿Quieres que lo elija…? Cualquier cosa está bien para mí. —Sus mejillas están lentamente ardiendo.

¿Hmm…? ¿En qué está pensando? No pienso usarlo para castigarlo.

—Compré como regalo para ti una vara de entrenar y un látigo. ¿Todos los chicos no tienen que aprender a montar a caballo? No sabía cuál te gustaría, así que compré los dos. Continue reading