Modo Automático Apagado – Capítulo 70: Alborotador

Traducido por Kiara

Editado por Raine


De acuerdo con el mapa, debería haber un campo de flores frente a los árboles, pero no había ni maleza creciendo, mucho menos flores. El suelo estaba abombado de las raíces de los árboles circundantes, lo que dificultaba la marcha y no había rastro de dicho campo de flores, sino que la atmósfera en sí se sentía extraña.

—¿Por qué…? El mapa…

¿Cometimos un error?

Pensando eso, me apresuré a revisar el mapa, pero la ruta hasta este punto es prácticamente única, por lo que no debería haber errores. La única parte confusa es el giro a la izquierda que hicimos, deberíamos haber estado progresando exactamente de acuerdo con el mapa.

—¿Tal vez es el mapa incorrecto?

No es una cosa imposible. A juzgar por la apariencia, el mapa fue hecho a mano, probablemente por los estudiantes de mi grado, en otras palabras, simples niños que recién comenzaron a asistir a la escuela secundaria. Incluso si un profesor revisara el mapa, podría haber pensado que todos los otros mapas fueron copiados del que él marcó.

—Sashia, este mapa…

—Eh, ah… ¿qué?

En respuesta a mi voz, los hombros de Sashia comenzaron a temblar y su expresión era rígida hasta el punto en que ya no podía ocultarlo. Incluso las comisuras de su boca apenas sonreían y sus ojos se ensanchaban.

El miedo ya no se podía ocultar.

—Volvamos, la ruta, o tal vez el mapa está equivocado… pero creo que debería estar bien si regresamos por el camino que vinimos.

—Ah…sí, eso es correcto. —Exhaló un suspiro de alivio ante mis palabras.

Por otra parte, como alguien que sabía su confusión interna, me sentía preocupada.

Lo siento, pero realmente no puedo hacer nada al respecto, así que no hay mucho en lo que pueda hacer para consolarte. Ahora mismo, lo mejor sería regresar al hotel lo antes posible. Sería bueno si él también pudiera recuperar la compostura antes de que regresemos, pero… 

Le di la espalda a los árboles con forma extraña y comencé a caminar de regreso por donde llegamos… o debería haberlo hecho.

—¿Eh? —Antes de que pudiera comenzar a caminar, escuché un sonido detrás de mí.

Delante de mí, Sashia parecía sorprendido y sus ojos se abrieron aún más y, por reflejo, miré detrás de mí… e instantáneamente lo lamenté.

Una figura oscura. Tenía brazos y piernas, pero solo tres dedos en cada mano. El cuerpo estaba cubierto de algo parecido a una piel y fluía a pesar de que no había viento. No tenía ojos ni nariz, pero sí tenía una boca ligeramente abierta con afilados colmillos blancos dentro de ella. Si tuviera que compararlo con algo, diría que se veía como una especie de lagarto enorme.

La cara de tono negro con sólo una boca estaba mirando directamente hacia mí. Incluso sin tener ningún ojo, mis instintos me advirtieron que todavía podía verme claramente.

No era un humano. Me pregunto si incluso podría llamarlo un animal. No podía asegurarlo ya que es la primera vez que lo veía en mi vida, pero animal es un término demasiado general.

—¿Demonio…?

Hay partes que son ligeramente diferentes de la descripción típica de un libro de texto, pero me di cuenta de que definitivamente no es una mascota. No era lindo ni hermoso, su presencia dominante era también muy diferente de la de un león. Como si respirara o palpitara, su cuerpo palpitaba a intervalos regulares y brillaba oscuro, la sensación ominosa produjo una atmósfera escalofriante.

—¡¿Por qué está aquí?!

Este lugar está dentro del campo de entrenamiento, y como el bosque se usaba para la prueba de coraje, debería ser un área donde la seguridad estuviera garantizada. Pero también estábamos fuera de nuestra ruta planeada original. No quería reconocer que habíamos salido de esa seguridad garantizada sin saberlo, no quería volver a reconocer la importancia de una seguridad tan garantizada en un lugar como éste.

—Maria-san, por aquí…

La mirada del demonio… bueno es difícil de decir ya que no había ojos, pero al ver la trayectoria del movimiento de su rostro no hay error, puede vernos de alguna forma.

“No le des la espalda, no hagas movimientos bruscos y retrocede lentamente mientras mantienes el contacto visual”, son los pasos que uno debe dar cuando se encuentra con un oso. Independientemente de si funcionaría en esta situación, sabía que huir imprudentemente a toda velocidad no era una buena idea.

La barrera defensiva aún debería estar funcionando correctamente, pero es probable que hayamos salido de ella por error, esto no fue un asunto de risa.

Comencé a retroceder lenta y gradualmente hacia atrás mientras mantenía el contacto visual. Pero en ese momento tenso, inconscientemente recordé algo. ALgo de hace mucho tiempo, algo que dijo mi madre:

“Mira hacia adelante correctamente mientras caminas. No mires a tu alrededor…”

—¡Ah!

“…porque tropiezas bastante a menudo.”

Cada vez que corría jugando con Keito, me caía o terminaba con un moretón, y mi madre siempre me decía esto con ansiedad. Pensé que sería más relajante jugar como un niño, pero el plan terminó siendo contraproducente, así que comencé a actuar más cuidadosamente como me dijeron. Pero terminé olvidándolo hasta este momento… ¿Es el momento bueno o malo? 

Estaba caminando hacia atrás sin confirmar lo que había debajo de mí y en el momento en que recordé todo esto, mi pie fue atrapado por una raíz de árbol desenterrada. El hecho de que instintivamente lancé mi mano para detenerme significaba que mis reflejos parecían funcionar correctamente.

El problema era que no había nada debajo de mi mano extendida.

—¡¿Uh?!

Mientras que una mano sintió correctamente el suelo debajo de mí, la otra se encontró con el aire vacío. Mi cuerpo, que había perdido su equilibrio, no pudo resistir la fuerza de la gravedad y fácilmente cayó hacia atrás a través de los árboles y al aire libre antes de que me diera cuenta.

—Espera, ¡¡no!!

¿Qué está pasando? ¿Cómo sucedió?

Inconscientemente extendí mi mano para agarrar algo y antes de que pudiera comprender completamente lo que estaba pasando, mis pensamientos se habían detenido por completo.


Raine
Cuando vi todo tranquilo, supe que se venía el cliché de perderse por el bosque... pero nunca me esperé que se llagara esos extremos.

| Índice |

5 thoughts on “Modo Automático Apagado – Capítulo 70: Alborotador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *