Modo Automático Apagado – Capítulo 79: Todavía es demasiado pronto para hablar de chicos

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Han pasado varios meses desde que ingresé a la escuela y comencé a vivir en los dormitorios. El tiempo pasó en un abrir y cerrar de ojos, pero de cierta manera me siento preparada para lo que sea.

—Como era de esperar, mi hogar es el mejor —murmuré. Me tendí en mi cama y perdí el conocimiento tan pronto como llegué a casa.

Los dormitorios son muy convenientes y no dejan nada que desear. Tampoco tengo ninguna queja sobre la comida: son deliciosas y el balance nutricional es perfecto. Puedo considerar que la vida en un dormitorio es bastante buena pero aun así no es rival para mi propia casa.

Mis amables padres están aquí y los sirvientes que son como familia también. La cocina con la que estoy familiarizada desde que era joven me da una sensación de comodidad, a diferencia de la comida del dormitorio.

♦ ♦ ♦

Justo como Keito había predecido antes de que comenzaran las vacaciones, su casa era un desastre, como si hubiera pasado una tormenta, y trabajó arduamente para arreglarla con su papá mientras se quejaba de la situación.

Han pasado 10 días desde que empezaron mis vacaciones, pero los días fueron pacíficos, igual que antes de ingresar a la academia y conocer a los objetivos de captura.

Si tengo una queja, es la frecuencia con la que tengo que asistir a las fiestas, pero Primera suele estar conmigo, por lo que no es un gran problema por el momento. Justo ayer en una reunión de la nobleza, disfruté charlando con ella. En ese momento, se hizo una cita para mi mayor deseo.

—Maria, son tus amigas.

—Sí, por favor déjalas entrar.

Al escuchar a mi madre desde mi habitación, comprobé mi apariencia y luego abrí la puerta. Normalmente me veo bien… Bueno, tuve ayuda para arreglar mi apariencia, así que sabía que no era un problema, pero no podía dejar de estar nerviosa.

—Bienvenidas. Me alegro de que hayan venido.

—Buenos días a ti, Maria.

—Disculpa la intrusión.

Después de todo, hoy fue el primer día que invité a amigas a mi casa. Casi nunca invito a Keito a mi habitación, ¿debería incluso agruparlo con mis amigas nuevas? “Amigos de la infancia” es una categoría superior a los amigos después de todo.

—Para nada, por favor relájense y disfruten.

—Gracias, Madre.

—Gracias.

—Gracias.

Después de despedirme de mi madre, Primera y Eru entraron en mi habitación y reaccionaron tal como se esperaba.

—¡¡Es enorme!! —El comentario brusco de Eru me puso de un humor nostálgico.

También pensé lo mismo en el pasado… Incluso ahora a menudo me pregunto si mi habitación es demasiado grande. Aunque, en comparación con el tamaño de mi casa, he llegado a pensar que la proporción es adecuada o quizas me estoy dejando influenciar.

—Preparé un poco de té negro, por favor siéntate.

Hace poco, Anne había preparado un juego de té. Tal vez sea por el interior de mi habitación, pero en lugar de una fiesta de chicas, parecía que estábamos teniendo una fiesta de té. Bueno, eso no está mal, pero… solo quería jugar con mis amigas, pero ahora se siente como si fuera una pretenciosa.

—Aún así, esta es una casa increíble. Superó mi imaginación. O, mejor dicho, la mandó a volar..

—Pero le queda a Maria.

—Ah, yo también lo pensé. Encaja perfectamente con su hermosa imagen.

—N-no en absoluto, aunque no parece que me estén elogiando.

Sé muy bien que mi rostro llamativo se adapta a una mansión señorial como esta. Después de todo, cuando regresé, inmediatamente me dijeron que me había “vuelto más parecida a padre”. ¡Aunque solo han pasado algunos meses desde que me fui!

El desarrollo de un niño es asombroso. Amo a mi padre, por lo que mi reacción fue un poco confusa. No es que lo odie, pero cuanto más me acerco a esa forma perfecta, más sentimientos encontrados tengo.

—¡Ya sabes, la habitación de Maria es tal como lo imaginé! Es simple y no es llamativa, pero se siente bien.

—Simple es lindo.

Es debido al mal ejemplo de “Mariabell” que nunca tuvo gusto por las cosas simples, por lo tanto ahora mi habitación y mi ropa priorizan la funcionalidad.

La gente entra y sale de lugares como el pasillo, la sala de estar y el estudio de mi padre regularmente, por lo que están decorados con un aspecto adecuado a la dignidad de un noble pero mi habitación solo es vista por los sirvientes y mis amigos.

—Pensé que visitar la casa de Maria me haría ver su nobleza desde una nueva perspectiva, pero… Sí, Maria es Maria.

—Al contrario, ella se esfuerza por parecer una dama en la escuela.

Al menos déjame relajarme en mi propia casa, o me cansaré.

—Pero, en las fiestas, Maria se ve muy digna y bonita, ¿sabes? Es un sentimiento diferente al de ella en la escuela, ella inmediatamente se convierte en el centro de atención.

—Eh, lo siento, no tengo memoria de tal cosa.

¿Centro de atención? ¿Qué quieres decir con eso? No sé si algo así está pasando. ¿Estás hablando de una persona diferente?

Primera parecía estar disfrutando de mi ferviente confusión. ¿Qué era diferente? Se suponía que estábamos en el mismo lugar, pero ¿tal vez la dimensión se distorsionó? Los ojos de Primera estaban brillantes y un poco vacíos.

Oh no, por favor regresa con nosotros…

—Maria es una belleza, no actúa arrogante, y sus modales y saludos son perfectos… Cuando está de pie en silencio, parece la imagen de un cuadro.

—Ah… Eso es cierto, su cara y sus gestos también son hermosos.

Esto es una tortura. Elogiándome tanto… ¿Cuánto dinero recibiste? No, espera, el elogio de Eru fue un poco cuestionable con la forma en que enfatizó mi rostro y mis gestos… La forma en que dijo que suena como si mi interior no fuera bueno, no es que lo niegue.

—Sus saludos son tan formales y reservados que hace que sea difícil hablar con ella.

—¡Qué grosera!

Elevándome y luego dejándome caer así, ¿cuándo tus declaraciones se volvieron así? ¿Quién las ha adoctrinado? ¿Quién le hizo esto a mi oasis personal?

—Es porque tus modales son demasiado perfectos, por lo que pareces un par de zapatos perfectos.

—Eso… no puedo negarlo.

Mis modales, habilidades y conocimientos son todas las cosas que aprendí de mi observación constante a la Mariabell original, si bien su conducta era horrible, era un modelo a seguir en cuanto a la etiqueta y el protocolo. No tengo mucha experiencia, pero uso mi estatus para hacer que parezca que lo tengo. Dependiendo de dónde o cómo use mis conocimientos, podría parecer que no tengo suficiente experiencia.

—Honestamente, es agotador por lo que no me gusta dar aires. Estoy feliz de que Primera converse conmigo.

—Yo también. Ese tipo de eventos vistosos… te cansan mentalmente.

Aunque a Mariabell le encantaban las fiestas y demás, no se adaptan a alguien como yo. Asistir a ese tipo de eventos es responsabilidad de una dama noble, así que no puedo decir que no quiero ir, pero no tengo la menor intención de salir de mi camino para participar.

—Tendremos que soportar hasta que la escuela comience de nuevo.

Bueno, para mí, las fiestas son mucho más seguras que la escuela. Hay demasiados objetivos de captura allí.

Mis demonios personales.

Existe la posibilidad de encontrarme con los tres en una fiesta, pero tengo el escudo definitivo llamado mi padre. Por ejemplo, incluso si intentan hablar conmigo, mientras mi padre esté allí, no pueden hacer comentarios descuidados. Al menos, ese chico que siempre trata de mostrar su posición no puede hacerlo.

—Ahora que lo pienso, Maria, Heine dijo gracias.

—¿Heine…?

¿Quién? Alguien a quien Primera y yo conocemos sería un compañero de clase, pero lamento decir que he tenido muy pocas interacciones con mis compañeros de clase. No quiero saber por qué, pero me imagino que probablemente se deba a que mi rostro da miedo.

—Ella dijo que si mencionara la prueba de los pares de coraje durante la excursión escolar, lo sabrías, pero…

—Aaah, esa chica… Entiendo.

—Gracias a ti, se dirigen hacia un buen curso. Ella estaba muy feliz. Parece que ella era demasiado tímida para decirlo directamente.

—Eso es bueno. ¿Le dirías que fue un placer para mí?

—Claro, sin problemas.

Ya veo, salió bien. Su estrategia de efecto puente colgante. Envidio su dulce adolescencia, pero estoy feliz de que ella haya tenido buenos resultados.

Heine, que seas feliz con tu prometido durante muchos años.

—¿Se trata de su progreso con Towa?

—Parece que es porque ha estado meditando sobre varias cosas.

—¿Ustedes dos sabían?

—Heine está en el club de artesanías, después de todo.

—Y, su novio está en el club de atletismo. Heine siempre está preocupada por Towa.

“¡Mi Dios! Pero qué pequeño es el mundo”, es lo que me gustaría decir, pero si eres un estudiante en la escuela tal vez sea normal. Soy la única con un mundo extremadamente pequeño. Primera y Eru están en clubes, así que estoy segura de que tienen muchos amigos.

—No me puedo imaginar tener algo como un novio.

—Yo también. No soy una noble, así que no hay planes para organizar un noviazgo.

—No sé nada acerca de un novio, y mucho menos amor.

¿Qué es esto? Es una conversación de chicas. ¡Esta es una charla de chicas! Desafortunadamente, parece que ninguno de nosotras tiene algo de sustancia que decir.

Si hubiera una chica que tuviera un novio o un primer amor aquí… A nuestra edad, podría ser una cosa normal, no lo sé. Para ser honesta, no puedo imaginarme que me guste alguien de esa manera. He presenciado personalmente los fracasos de Mariabell. Ella veía el amor como un trampolín hacia la felicidad, por lo que no puedo pensar que sea algo que traerá felicidad.

—Yo tampoco, no tengo ni idea.

—Claro… Ahora mismo, hablar con Maria y Eru, solo nosotras tres es más divertido.

—No tenemos ningún interés en los chicos, eh.

Las dos riendo lucían deslumbrantes.

Ahora, tengo amigas. Eso ya es un milagro para mí. Algo como el amor es solo un sueño dentro de un sueño y tener un novio es una cuestión para el futuro lejano. Anhelo por un amor feliz, pero si deseo algo más, siento que todo desaparecerá.

Sentí que si este momento, ahora, continuara para siempre, sería agradable.

♦ ♦ ♦

Fue el momento en que el cielo se tiñó de rojo por la puesta de sol, que Madre nos llamó. Si no lo hubiera hecho ni siquiera habríamos notado el color de la luz que entraba por la ventana de mi habitación porque estábamos tan absortas en nuestra conversación.

A pesar de que tomamos las mismas lecciones en el mismo salón de clases y de vez en cuando pasamos tiempo juntas durante los descansos y los días de descanso, no nos quedamos sin cosas de qué hablar. Cuando nos dimos cuenta, los dulces y el té se habían acabado.

—Me divertí hoy, por favor vuelvan de nuevo.

—Gracias por invitarnos. Los dulces y el té estaban deliciosos.

—Gracias por recibirnos hasta tan tarde.

—Me pondré en contacto con ustedes dos de nuevo.

—¡Sí! Ah, te enviaré un recuerdo.

—Yo también.

—Está bien, lo esperaré con ansias.

Las acompañe a la puerta donde vino un carruaje para recogerlas. Luego recordé distraídamente mi completa falta de planes en el futuro.

Las dos tienen planes de viajar, mientras que yo no tengo nada especial planeado. A este ritmo, lo más probable es que mis vacaciones terminen conmigo jugando con Keito como de costumbre. No estoy particularmente descontenta con eso y estoy esperando los recuerdos prometidos.

—Bienvenida de vuelta, Maria.

—Madre, ¿sucedió algo?

Solo fui a la puerta, pero nuestros terrenos son tan grandes que se necesita una buena cantidad de tiempo para hacer eso. Después de dejar a Primera y Eru en la entrada, estaba pensando en volver a mi habitación.

Me estabas esperando… lo siento, madre. 

Ah, tengo una mala premonición.

—Hay una carta para ti, Maria.

—¿Una carta?

Con el poco tiempo que había pasado, era imposible que la carta fuera de Primera o Eru. Estábamos juntas justo ahora, después de todo. Es un poco triste decirlo, pero además de ellas dos, no tengo ni idea de quién podría ser. Bueno, Keito y yo estamos lo suficientemente cerca para intercambiar cartas, pero vivimos en la misma propiedad, así que sería un desperdicio de recursos, ¿no?

¿Entonces quién? Solo pude pensar en alguien a quien odio.

Con el corazón palpitando, tomé la carta y comprobé el remitente. Escrito en letras hermosas, era un nombre más allá de mis expectativas.

—¿Niel…?


Raine
¿Es en serio? Esta autora me está volviendo loca con estos nombres... Y, bueno, lo entiendo. La autora se está tardando con la parte romántica porque aún son jóvenes y no han llegado a la parte del juego otome... ¡¡espero que todo esto valga la pena, autora!!

| Índice |

6 thoughts on “Modo Automático Apagado – Capítulo 79: Todavía es demasiado pronto para hablar de chicos

  1. Nadia says:

    Justo iba a preguntar qué no ha aparecido niel y en este caps lo mencionaron, dónde estaba? Espero que haya cambiado, ya quiero verlo

  2. Khrystal MeL says:

    Jaja lo se está se esta volviendo en una introducción muy larga, y se que quizá es muy temprano para la temática de romance, pero jamás perderé la fe en que el elegido será Keito y será lo más bello y hermoso que pueda imaginar jeje

    • Jennifer says:

      Lo veo muy complicado, las relaciones en la aristocracia y mas entre mujeres es muy mal vista, la mujer toma el nombre y posición de su marido así que si la prota se casa con keita sería degradada a plebeya

  3. Yinett says:

    Niel no era el amigo más joven de ella y Keito? Que tenía pelo verde? Que era muy tímido? No sé a lo mejor lo que estoy diciendo es una locura pero me parece….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *