Matrimonio Oculto – Capítulo 99: Golpeando ventanas temprano en la mañana

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


En el medio de la noche, en el departamento de relaciones públicas en el equipo de “Glory World Entertainment*”.

Liang Feixing, actualmente, estaba presionado con el escándalo de Su Yimo, quien chocó con alguien mientras conducía borracha. En ese momento, su teléfono sonó.

Estaba preparado para arrojarlo contra la pared impaciente, pero después de ver la pantalla, comenzó a sudar frío. Se sentó derecho de inmediato y tomó la llamada.

—¡Hola, CEO Lu, lo lamento! ¡Actualmente nos estamos encargando del asunto, estará listo para mañana por la noche!

—¿Qué asunto? —La fría y distante voz del hombre resonó desde el teléfono.

—¿Ah? Eso es… El incidente de Su Yimo… ¿No me está buscando por eso? —Liang Feixing estaba confundido. ¿Así que el jefe no le había llamado tan tarde por la noche para interrogarlo sobre el asunto?

—No.

Liang Feixing suspiró de alivio. Su cerebro estaba quemado por trabajar tan duro. El CEO Lu nunca había interferido con los asuntos de Glory World. A pesar de que este incidente involucraba a la mejor actriz de la empresa, Su Yimo, y era una situación de gran importancia, lo más probable es que no fuera nada ante los ojos de Lu Tingxiao.

¿Entonces por qué el jefe lo buscaba en un momento así?

Liang Feixing comenzó a sentirse cada vez más inseguro.

—¿Entonces por qué me busca?

—Consigue que Jia Qingqing se retire del círculo del entretenimiento en las próximas 24 horas —ordenó.

—¿Jia Qingqing? CEO Lu, ¿a quién se refiere?

Starlight Entertainment.

El rostro de Liang Feixing se llenó de sorpresa. ¿Estaba refiriéndose a la Jia Qingqing cuya apariencia era solo un poco mejor que el promedio, pero que fue etiquetada como la “Belleza #1 del círculo del entretenimiento” por Starlight Entertainment?

¡Y eso que se estaba preguntando a qué tipo de persona importante podría referirse su jefe!

Estaba sorprendido, pero no se atrevió a decir una palabra más.

—Lo entiendo, CEO Lu. ¡Lo entiendo! Tanto como sé, Jia Qingqing está en medio de una pelea de gatas con una de las artistas femeninas de su compañía. Su oponente no es alguien sencillo con quien lidiar y ya había juntado un montón de pruebas contra Jia Qingqing. Incluso sabe cómo hacer que otros hagan su trabajo sucio, ya que envió todo su material a nuestra compañía para crear un video escandaloso. Jia Qingqing ha ofendido a demasiadas personas, hay muchos esperando golpearla cuando caiga, por lo que estimo que no podrá escapar con facilidad. Sin embargo, necesitamos un fuego más grande para sacarla del círculo del entretenimiento.

—Hazlo en secreto —le advirtió Lu Tingxiao.

—¡Sí, no se preocupe, CEO Lu!

Una vez que colgó, Liang Feixing le entregó todas sus otras tareas al vicedirector, y se encargó de ese asunto personalmente, a pesar de que no era ningún desafío. Hacerlo trabajar en él era como usar una guillotina para matar un pollo. La artista peleando contra Jia Qingqing ya había hecho el 80% del trabajo, así que sólo necesitaba dar el empujón final.

Sin embargo, Jia Qingqing sólo era una artista de segundo rango. ¿Qué había hecho para que el gran jefe diera la orden personalmente para eliminarla?

Sin importar cuánto adivinara, era probable que nunca podría suponer que el verdadero objetivo de Lu Tingxiao no era bloquear a Jia Qingqing del círculo del entretenimiento, sino apoyar a una pequeña artista cuyo nombre ni siquiera sabía, Ning Xi.

♦ ♦ ♦

A la mañana siguiente.

Cuando Ning Xi despertó, estaba estupefacta. ¿Por qué estaba durmiendo en la residencia Lu?

Recordaba haber jugado videojuegos con Pequeño Tesoro por dos horas seguidas, para luego caer dormida en el sofá de la casa de Jiang Muye por la fatiga.

Mientras seguía aturdida, un golpe resonó desde la ventana junto a su cama. Ning Xi dio un salto del susto, y se apresuró a acercarse para ver lo que sucedía.

Cuando abrió la ventana, vio una cabeza de cabello dorado…

—Jiang Muye, ¿qué estás haciendo aquí? —Preguntó confundida.

Jiang Muye, que siempre se preocupaba por su imagen, estaba usando las mismas ropas de la noche anterior. En este momento, su traje estaba todo arrugado, y su cabello desordenado.

—¡Ning Xi, baja ahora mismo! ¡Tengo algo que decirte! ¡Rápido!

Ning Xi suspiró, sintiendo un dolor de cabeza en aumento. Sabía que no habría nada bueno con Jiang Muye sabiendo dónde vivía. Como se esperaba, él terminó tirando piedras a su ventana a una hora tan temprana…


Ayanami
Hola chicos como habrán notado desde hace unos capítulos se ha cambiado el título de Golden Age a Glory World, esto porque en unos capítulos más, por alguna razón que desconocemos, el autor de la novela decidió cambiar el nombre de la empresa que maneja Lu Jingli, por ello para evitar confusiones futuras se utilizará el nuevo nombre Glory World, gracias por leer esta gran novela y acompañarnos en el recorrido 😉

| Índice |

3 comentarios en “Matrimonio Oculto – Capítulo 99: Golpeando ventanas temprano en la mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.