Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 27: Mi arrebato de ira

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


Miré inmóvil la vista debajo mío.

Desde el día que perdí con Donaldy y lloré, por alguna razón, empezó a gustarme el escenario que se podía ver desde esta torre y a menudo venía aquí después de entrenar.

—Tienes una atmósfera espinosa hoy también.

—¿Es así?

Pensé que había sentido una presencia humana. ¿Así que era Louis?

Pensaba que quizás sería capaz de volverlo a ver, pero no imaginé que nos encontraríamos tan rápido.

—Eso debe ser porque me he vuelto honesta conmigo misma.

—Heh… —dijo, y sentó a mi lado.

—Dime, ¿tienes algo que quieras lograr? —le pregunté, curiosa.

—¿Qué hay con eso tan de repente?

—Es porque la última vez era solo yo hablando de mí misma. Quiero escuchar sobre ti. Tú también lo has tenido difícil por haber nacido en un ambiente afortunado, ¿verdad? Incluso así, tú no te has roto… pensé que quizás era porque tenías algo que querías lograr.

—¿Sientes que es natural que un mañana no sea diferente al día de hoy?

—¿Qué hay con esa pregunta? Bueno… la respuesta es no.

Ante mi respuesta, Louis hizo una expresión de sorpresa momentáneamente.

—Mi madre fue asesinada. Tengo a mi familia, y hoy es como ayer. Antes de su muerte, no dude de que el día de mañana sería como el día de hoy. Y todos los días de la vida son algo que nunca sabes cuándo o cómo algo va a cambiar.

—Ya veo. Mi error.

—No. No es como si lo estuviera ocultando. Así que, ¿a dónde estabas tratando de ir con eso?

—Me han llevado con mi padre a visitar las tumbas de las víctimas de la campaña militar de Towair. Era una tumba con muchos nombres en lista en ella. Los nombres de los ciudadanos, al igual que los nombres de los soldados que pelearon para proteger a los ciudadanos, estaban ahí.

—Ya veo.

Antes de que el héroe, que es mi padre, apareciera, estábamos en una posición desfavorable en la guerra.

Significando que un gran número de sacrificios aparecieron entre los ciudadanos y soldados.

—También me reuní con los soldados heridos que habían sido enviados en la campaña… incluso aunque fueron heridos por el bien del país, vi que se encontraban en una situación donde no estaban recibiendo el tratamiento adecuado. Justo ahora, gracias a las órdenes de mi padre, la situación se está aliviando poco a poco… este país pagó muchas personas como sacrificio para poder preservar este día a día. Incluso ahora, en algún lado, alguien continúa pagando. ¿Es en orden para proteger el país? No, probablemente nadie está mirando la escala en grande. Ellos probablemente pelearon para poder proteger las cosas que ellos querían proteger.

Tranquilamente Louis apunto fuera de la ventana.

—El chico que está ahí, tiene personas importantes para él, y esas personas también tienen personas importantes para ellos. Quienes están por ahí, como los de ese lugar, son lo mismo… y cuando un grupo de personas se une, un país es formado. Es difícil escuchar las historias de cada uno de ellos, pero yo quiero proteger un país en el cual todos ellos pueden vivir pacíficamente. Sin olvidar el respeto a quienes fueron sacrificados, quiero heredar sus voluntades. Eso es lo que pensé.

—Para poder proteger, huh…

No entiendo ese sentimiento.

Más bien, me hace querer vomitar.

—¿Entonces porque no tomaste una espada?

Esas palabras eran mis verdaderos sentimientos.

Realmente no hay una necesidad de proteger otras personas.

La fuerza es todo.

Solo ser débil es un pecado.

Y yo odio a esos ciudadanos que usan su debilidad como un escudo.

Usando su debilidad como escudo, ellos tienen a padre que los protege. Sin embargo, después de haberlos protegido, al final, la… nuestra persona más importante había sido robada, ¿verdad?

¿No te lastimaras si eres fuerte?

¿No derramarás lágrimas si eres fuerte?

¿No estarás bien sin importar lo que ellos te hagan sino eres fuerte?

Como el infierno, eso es verdad.

¿Por qué las personas fuertes deben proteger a las personas débiles?

¿No está bien si las personas débiles se vuelven fuertes?

Entonces ellos pueden protegerse a sí mismos.

¿Por qué las personas fuertes tienen que llevar la culpa por ellos?

No lo entiendo.

Ese es el porqué, estaba genuinamente sorprendida, cuando Kuroitsu-san se disculpó conmigo.

No entiendo la razón del porque se está disculpando conmigo.

Me gustan las personas de la Armada porque son fuertes, pero porque tratan de proteger a otros a pesar de haber pulido sus habilidades hasta ese punto… no lo podía comprender.

—No estoy solo hablando de mantener el orden público, pero también del ambiente necesario que se necesita para que las personas vivan pacíficamente. Todo eso es una entidad. Dependiendo de cómo lo haces, es posible incluso proteger a los soldados. Ese es el por qué quiero seguir los pasos de mi padre… aunque es verdad que yo sinceramente no poseo ningún talento con la espada.

No había manera de que él pudiera escuchar los murmullos de mi corazón mientras continuaba su discurso.

—¿Qué hay sobre ti? ¿Por qué tomaste la espada?

—Porque mi madre fue asesinada. Así podría con mis propias manos, enviar a quienes asesinaron a mi madre directo al infierno.

—Venganza, ¿no es así?

—Sí, eso es correcto.

—Ya veo…

Diciendo eso, él asintió y se quedó en silencio, mientras continuaba mirando hacia fuera.

—Realmente no entiendo esa sensación de querer proteger.

Yo también seguí su mirada y miré hacia fuera.

—¿Por qué piensas eso? Después de todo, esa persona y esa persona… todos son desconocidos, ¿no lo son? ¿Por qué razón estás trabajando duro para ellos incluso si no son tus personas importantes?

—No quiero ver ese tipo de escena nunca. Es solo eso. En resumen, es solo por satisfacción propia.

Mientras dijo eso, él hizo una pequeña sonrisa.

—¿Qué hay sobre ti? ¿Qué vas a hacer después de eso?

—¿Después de que?

Sin ser capaz de entender el significado detrás de su pregunta, le respondí.

—Después de que tu venganza sea completada.

—No entiendo el significado de tu pregunta. Mi meta es tomar venganza. Es por esa razón que he pulido mi espada, y por la que estoy viviendo.

En el momento en que dije eso, él dejó salir un largo suspiro.

—Ese es un desperdicio.

—¿A qué te refieres?

Con una mirada fulminante, le fruncí el ceño.

Sin ser capaz de suprimirlo, la irritación de mi corazón estaba fácilmente mostrándose en mi cara.

—Tú eres… Si la venganza es tu meta, entonces ¿cuál es tu plan después de eso? El momento en que la consigues, quizás sientas una sensación de logro. Sin embargo, si ofreces todo por solo eso… entonces no queda nada para el futuro, ¿no? Así, nada quedará.

—Incluso si solo quedan cosas que perder, incluso si no hay nada que ganar, no me importa ese tipo de cosas. Este camino es el único que he podido tomar. Aunque puede que no lo entiendas, sin haber perdido nunca nada antes.

Cuando empezó… no estoy segura. Sin embargo, antes de que lo supiera, mi visión estaba llena de rojo.

Miré una escena donde todo era monocromo, y cuando balanceé mi espada, todo se tiñó de rojo.

Aunque en la realidad, ni una sola gota de sangre había sido derramada.

Ese único color que pintaba mi visión, me hizo sentir que era hermoso.

Mi corazón puede que esté roto. Sin embargo, aun así.

El acto de la venganza es lo único que soportaba mi corazón.

—Si, no lo entiendo. Porque a diferencia de ti, nunca me han robado algo importante que sea mío.

—¡Entonces no niegues mi venganza!

—No tengo la intención de negarlo. Solo… emociones fuertes, hasta el punto de derramar lágrimas de disgusto mientras buscas fuerza, y gritar como ahora para defenderlos. Eso es lo fuerte que te sientes al respecto, ¿verdad? No soy tú, y sin haber experimentado la fuente de ese tipo de emociones, no puedo negarlas fácilmente. Incluso si los niego, esas palabras no tendrían sentido. Para alguien que solo mira la superficie, para decirte ese tipo de cosas, quien tiene esas fuertes emociones, es inútil… más importante, es irrespetuoso para ti.

Cuando dijo eso, me miró fijamente.

Sus ojos eran tan claros.

Era como si proyectaran la calma de su corazón.

—Sin embargo, el futuro que estás pintando no tiene más que venganza. Incluso si no tengo talento en las artes militares, lo entiendo. Eso, para ti que has estudiado con tanta resolución hasta ahora, es un desperdicio de tu talento. Después de que completes tu venganza, ¿qué harás? Al menos al final, siento que es un desperdicio que no mires al futuro.

—¡Para lo que quiera usar mi espada, está en mí, ¿no es así?!

Louis suspiró una vez más y se levantó.

Y luego, se fue rápidamente.

—Sí…

¿Qué he hecho?

Las pocas palabras que habló, antes de irse, hicieron que la sangre que se había subido hasta mi cabeza, bajara, regresando a la normalidad. No obstante, solo podía ver su espalda mientras se alejaba.

| Índice |

One thought on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 27: Mi arrebato de ira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *