Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 37: Problemas de Rey Hada

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


—Umm…

Grail, el Rey de las Hadas del Cielo, lucía muy triste y deprimido una vez que Pearl, Reina de las Hadas del Mar, se desvaneció. La anterior agradable fiesta del té ahora estaba envuelta por un silencio incómodo, haciendo que Tiararose se sintiera desconcertada.

¿Grail aprecia a Pearl entonces?

Se vistió como una mujer porque ella odiaba a los hombres… Tiararose sintió que esto no era algo que se hiciera fácilmente. Aunque algunas veces pareciera que lo hacía por diversión personal.

—En serio, eres realmente problemático.

—Aquasteed…

Aquasteed suspiró exasperado antes de pedirle a Aishira que se fuera. Ella podría ser la hija de un Duque, pero este no era el tipo de asunto que debería escuchar.

Y de cualquier forma, Aishira no podría ayudar. Aquasteed llegó a esta conclusión, y decidió que no había necesidad de seguir hablando.

Le agradeció y esperó a que se fuera antes de volver a sentarse en el sofá. Entonces giró su mirada hacia Grail, que tomó un sorbo de té antes de comenzar.

—Bueno, como todos pueden ver, soy un hombre.

—Si la apariencia fuera lo único que importara, entonces serías una mujer.

—Oh…

Grail se rio levemente mientras jugaba con su cabello. Hablaba como si hubiera olvidado por completo que estaba vestido como mujer.

Por el contrario, quizás estaba tan acostumbrado a vestirse de esa forma que ni siquiera pensaba en ello.

Continuó diciendo que no planeaba ocultárselo a Tiararose… Mientras se servía algo de té.

—No, por favor no tienes que preocuparte por mí. Después de todo, es un gran placer hablar contigo Grail.

—Gracias. Eres muy amable.

—Ella es una gran mujer, ¿verdad?

—Mucho.

Keith se rio mientras bebía su té. Aquasteed tiró de Tiararose más cerca de él. Le dio al Rey Hada una mirada que le instaba a atreverse a intentar llevarse a su esposa.

—Príncipe Aqua…

—Eres muy generosa con tus afectos, Tiara.

—Haha. Será mejor que la agarres con fuerza, o podría robártela.

— ¡Keith!

¡Qué está diciendo este Rey Hada!

Por supuesto, Tiararose se preocupaba por Aquasteed. Lo mejor para ella era vivir de tal forma que él no tuviera que preocuparse por ella.

Debía pedirle a Keith que dejara de hacer cosas innecesarias.

—Bueno, suficiente de eso. Entonces, ¿qué es lo que harás Grail? ¿Te gusta Pearl?

—…

Tiararose contuvo sus palabras cuando Keith habló. No era algo que la involucrara, así que sentía que no debía interferir en el asunto entre Grail y Pearl.

¿El afecto de Grail no es recíproco?

Pero juzgando por lo que acababa de ver, ¿no se sentían ambos del mismo modo? Aunque quizás les fuera difícil encontrarse regularmente al ser los gobernadores del cielo y del mar.

Esperaba que no hubiera muchos malentendidos entre ellos… Casi le hacía sentir mal por estar tan cerca de Aquasteed todo el tiempo.

—No me mires así, Tiararose. Estoy bien.

— ¡! Grail…

Él había notado su expresión sombría, y se forzó frenéticamente a esbozar una sonrisa.

—No hay nada de qué preocuparse. —le aseguró Aquasteed mientras le acariciaba el cabello.

Aun así, Tiararose no podía evitar estar preocupada. Aquasteed se apresuró a darle algunos dulces antes de que pudiera decir algo.

— ¡Mmm!

—Hehe. Tiararose, sólo disfruta la comida y báñate en tu felicidad —rio Grail, entonces agregó: —Sí, me gusta Pearl. Pero como acabas de observar, ella no aprecia a los hombres. Por eso, no le gusto.

¡Eso claramente es un error!, gritó Tiararose en su corazón, pero su boca estaba demasiado llena para decirlo en voz alta.

Por cómo lucían, Aquasteed y Keith compartían su opinión.

Ella podía ver que ambos se reían en silencio.

—Bueno, ella tiene un odio incondicional hacia los hombres. No creo que vestirse de mujer vaya a cambiar algo.

— ¿Cierto? Pero, yo lo intenté muy duro, ¿sabes?

—…Mm.

Tiararose tragó los dulces rápidamente, y cuando estaba a punto de objetar… Los dedos de Aquasteed tocaron sus labios levemente.

— ¡!

—Silencio, Tiara.

— ¿Príncipe Aqua? Pero, estoy segura de que Grail está…

Bajó la voz sin pensarlo mucho. No podía entender por qué ella no le decía.

Las personas como esos dos a veces necesitaban un empujón de alguien de afuera. Pero, aparentemente, Aquasteed pensaba diferente.

—No sería sabio que nosotros los humanos nos involucremos descuidadamente en los asuntos de los Reyes Hada.

—Sí… Pero aun así…

Pero, ¿eso no sería demasiado triste para Grail y Pearl?

Tiararose se sintió algo deprimida mientras miraba a Grail y Keith discutir. Si sólo él pudiera darse cuenta que no era odiado.

… Mejor dicho, ¡Keith debería decirles!

Tiararose descargó su frustración en el Rey Hada del Bosque, y suspiró. Pero al mismo tiempo, observando a los dos amigos de esta forma, le hacía pensar que probablemente fuera mejor que ella no interfiriera.

—En serio. Eres demasiado despreocupado, Keith.

—Hmph. Tengo mis propios problemas.

—Me gusta eso, me refiero a tu personalidad.

Grail dejó escapar un suspiro profundo y vacío su taza de té. Entonces tomó un mordisco al pastel favorito de Tiararose y apretó sus labios encantado.

—Está bien. Pearl y yo continuaremos cerrando la brecha lentamente, como antes.

—En efecto. Bueno, esfuérzate entonces.

Grail sacudió la cabeza, como si dijera “Suficiente de esta conversación”.

Keith lo ignoró, ya que era el tipo de intercambios que sucedía a menudo entre ellos.

—Ahora, creo que esto es todo por hoy. Vámonos, Keith.

— ¿Yo también?

—Sí. Estos dos son recién casados. ¿No crees que estaría mal importunarlos demasiado?

—…Y sin embargo, tú nos visitas bastante. —dijo Aquasteed mirándolo mal. Grail se rio agradablemente.

—Ahh, eso es todo. Debería hacerle un regalo a Pearl, ¿no crees, Tiararose? ¿Te gustaría ir de compras conmigo en algún momento?

—Tienes bastante cora-

—Felizmente, si estás bien conmigo.

Tiararose accedió con un movimiento de su cabeza antes de que Aquasteed pudiera responder.

—Iré también. —suspiró él.

♦ ♦ ♦

Y así, la fiesta de té más extraña con los tres Reyes Hadas llegó a su final. Tiararose ahora estaba dándose un baño caliente, lavándose el cansancio del día.

—Haah…

La mitad de su rostro estaba sumergida en el agua caliente mientras cerraba sus ojos y suspiraba.

Estaba pensando en Grail y Pearl.

Si esos dos pudieran ser más honestos con sus pensamientos… pensó. No, ¿quizás Grail fue demasiado honesto?

Además, él quería ser su amigo con tantas ganas que llegó a vestirse como mujer.

—El amor ciertamente es algo difícil…

Ella misma se había sentido preocupada por Aquasteed en cierto momento. Grail debía sentirse del mismo modo por Pearl, incluso ella.

—Aun así, es sorprendente que sea un hombre. Lucía como la mujer perfecta y hermosa…

Como mujer, se sentía bastante sorprendida por esto. ¿Cómo podía un hombre ser tan hermoso? Pero estaban en el mundo de un juego otome, no era extraño que tanto los hombres como las mujeres fueran tan apuestos.

Y entonces un cierto pensamiento entró en su cabeza.

— ¿La Reina Pearl se enojó porque Grail y yo tuvimos una fiesta de té agradable juntos?

— ¡Es cierto!

— ¡Ahhh!

Justo cuando Tiararose se hizo una pregunta en voz alta, una voz que no era la suya le respondió.

No tuvo que preguntarse de dónde salía, porque la expresión irritada de Pearl apareció dentro de la bañera.

¡Oh, la Reina Hada de las Hadas misma apareció!

La voz de Aquasteed llamando su nombre acompañó a su sorpresa por este inesperado desarrollo. También pudo escuchar sus pisadas acercándose, sin lugar a dudas para asegurarse que estuviera bien.

—No es nada, estoy bien. —dijo rápidamente para detenerlo.

— ¡Hmph! Un pequeño grito y tienes a un hombre viniendo por ti. Qué afortunada.

—…

Pearl claramente lo decía como insulto, pero en sus ojos podía verse los celos.

Tiararose se preguntaba qué debería hacer, hasta que decidió hablar tranquilamente.

—Reina Pearl, ¿le gustaría tener el té conmigo?

— ¡¿D-De qué estás hablando? ¡Como si quisiera tener el té con una persona como tú!

—Llamaré al Rey Grail también. Estoy segura de que será una ocasión encantadora. ¿Sabes que Grail siempre se está muriendo por verte?

—Hmph.

Decidió un acercamiento directo y la invitó a tomar el té. Sin embargo, fue rechazada. Aparentemente, no tendría el té con una mera humana.

Esto es desafortunado, pensó Tiararose. Pero si Pearl se mostró ahí, entonces debería sentirse curiosa por ella.

—Vine aquí para decirte que no deberías invitar a los Reyes Hadas a tomar el té con tanta normalidad. ¡Recuerda tu lugar!

—Oh, ah…

Ambos, Keith y Grail, vinieron a conocer a Tiararose por su propia cuenta. Ella no invitó a ninguno…

No obstante, a Pearl no le importaban esos detalles. Tanto como ella creyera eso como la Reina Hada del Mar, entonces sería la verdad para todo el océano.

—Lo dejaré así por hoy. ¡Sin embargo, si las cosas aumentan más, tendré que lidiar con ello!

—Reina Pearl, yo…

— ¡Silencio! ¡No irás contra la Reina Hada del Mar! ¡No te acercarás más al Rey, a Grail! —dijo Pearl rápidamente antes de desvanecerse de nuevo.

— ¡…!

Pero Tiararose ya le había prometido a Grail que iría de compras con él… Esto era un gran problema para ella.

—Aun así, la Reina Pearl es mucho más linda de lo que pensaba.

Al principio habló de los Reyes Hadas, pero, al final sólo dijo el nombre de Grail.

—Si sólo supiera que no tengo intenciones de robarle a Grail… Pero quizás el día en que ambos puedan amarse no está tan lejos.

Pensando de esta forma, Tiararose ya no se preocupó por el incidente del ladrón de dulces. Sólo tenía el puro deseo que esos dos un día pudieran unirse.

Estaba pensando en contarle a Aquasteed sobre Pearl y cancelar el viaje de compras, cuando, quizás después de escuchar la furiosa voz de Pearl, la cabeza de Aquasteed apareció en la puerta.

—Tiara, ¿estás-?

— ¡¡¿¿??!!

Tiara gritó palabras sin sentido y le arrojó agua caliente. Estaba tan avergonzada que su rostro se volvió rojo en un instante.

| Índice |

10 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 37: Problemas de Rey Hada

  1. Yuki says:

    Al principio pensé, de que te avergüenzas niña si estan casados, pero luego recuerdo a mi novio y aunque hemos hecho de todo aun se avergüenza si entro al baño y se esta bañando, así que no es tan raro XD

  2. Marllen says:

    A rainha fada do mar é um tsundere, e o Rei fada do céu é um lindo apaixonado 😆😆😆😆 obrigada pelo seu trabalho duro SS do Reino de Kovel 😘

  3. martin says:

    Espera no estan ya casados? entonces porque se averguenza por verla desnuda? o acaso todavia no lo han hecho?
    con lo apasionado que es aqua me sorprende que no la haya atacado todavia.

    • Resa Rin says:

      Quizás sólo lo hacen en misionero con las luces apagadas y los sonidos controlados, sin desvestirse completamente. A la antigua porque aparentemente hay que preservar la pureza de Tiara….
      Bah, creo que probablemente por preservar el moe al autor se le olvidó completamente para qué se casa la gente.

      • martin says:

        Oh vamos tienen cuanto ya casados? he me van a decir que la principal tarea de la reina no la esta haciendo(Crear un heredero), aunque aqua todavia no este coronado deberia ya haberle dicho que tuviera un heredero por cualquier suceso extraño que pueda pasar

        • Resa Rin says:

          Meses. Y yo sé y tú sabes y todos los lectores sabemos qué deberían estar haciendo como conejos porque fuera de que Aqua parece ser un pervertido, sí les urge un heredero para ir entrenándolo en casi de que está pinche reina loca decida matarlos.
          Y que es el principal deber de la reina. Pero no, el autor quiere que Tiara sea pura cual doncella y por ello trata al matrimonio como a un noviazgo.
          Supongo que después tendrán un hijo por obra y gracia del espíritu Santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *