Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 47: Un antiguo dicho

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Tiararose tenía un pequeño jardín privado que Aquasteed le había regalado. Este estaba lleno de rosas de diferentes colores, y se le habían agregado las flores que ella ha creado, así que el lugar se veía cada vez más hermoso.

El lugar era cuidado no sólo por el jardinero, sino por las Hadas del Bosque, que venían a jugar todos los días.

Tarmo se paró en guardia en la entrada, y Philliane detrás de Tiararose, mientras ella se sentaba en la mesa.

Aquí, la Princesa bebía té a la vez que observaba un antiguo mapa de Marineforest que Tarmo le había traído. A su lado, estaba extendido un mapa reciente para buscar las diferencias entre ambos.

—Como pensé, la ciudad ha crecido mucho comparada con la del pasado.

Su tamaño se ha multiplicado por dos, y podías ver la forma en que la población creció. Además, había muchas más ciudades en los alrededores de la capital.

Viendo cómo el Reino se había desarrollado pacíficamente, se hacía aparente que la Familia Real lo estaba haciendo bien.

Y a partir de ahora, yo seré uno de ellos.

Eso la hacía sentirse algo vacilante. Pero sabía que no tenía nada de qué preocuparse mientras Aquasteed estuviera cerca.

Mientras miraba el mapa, notó que el área montañosa detrás del Castillo no había cambiado demasiado. Era el lugar donde Keith, el Rey Hada del Bosque vivía, así que era comprensible que los humanos lo hubieran dejado solo.

—Pero usualmente nadie sabría que era el territorio de Keith.

¿Quizás había otra razón por la que no cambió?

También era posible que la tierra le perteneciera a la Familia Real, y por eso la dejaron así.

Además, a diferencia de su Rey, las Hadas se mostraban bastante a menudo, por lo que era probable que les hayan advertido a las personas antes de hacer algo.

Tiararose consideró ir al primer lugar que captó su interés.

Pero, ¿dónde ir primero…? se preguntó. Entonces escuchó la voz de Philliane llamándola.

Se dio la vuelta para ver qué decía, y se encontró con Aquasteed, quien terminó sus deberes y había ido a verla.

— ¡Príncipe Aqua! Debes estar cansado después de tanto trabajo.

—Gracias, Tiara. Escuché que estabas mirando mapas viejos. ¿Encontraste algo interesante?

—No, nada en particular…

Se rio incómodamente, y Aquasteed le devolvió la sonrisa. Tomó asiento y miró los mapas, con nostalgia brillando en sus ojos.

—El área alrededor del Castillo no cambió demasiado. Es un lugar conectado con el Rey Hada, el bosque de Keith, así que las personas no se acercan. Además, se supone que es propiedad de la Realeza.

—Propiedad… ¿Eso significa que la Familia Real maneja la tierra donde vive el Rey Hada?

La suposición de Tiararose era correcta, Aquasteed asintió.

—Respecto a la tierra donde vivía el Rey Hada, estaba prohibido construir no sólo ciudades o villas, sino cualquier tipo de edificio. Por eso es controlado por la Familia Real —le dijo Aquasteed.

¿Eso significa que la Familia Real sabe dónde vive el Rey Hada?

En efecto, cuando ella fue secuestrada por Keith, Aquasteed pudo encontrarla y traerla de regreso. Considerando, debe haber algún documento que hable al respecto.

Pero en la biblioteca no había nada interesante. Además, no era probable que un documento tan importante estuviera en un lugar como ese.

—No sé si pueda arreglármelas. Pero nos aseguramos que vivan en paz. Es una regla antigua no permitir que nadie cambie esa área.

Aquasteed tomó un sorbo de té y asintió. Entonces, con una risa infantil, las Hadas del Bosque aparecieron en el jardín.

『 ¡Es tiara! 』

『 ¡Ah, yo conozco esto! ¡Es un mapa! 』

—Hola. ¿Entonces conocen los mapas? Son muy listas.

 Las Hadas miraron al mapa extendido con placer. Tiararose se sorprendió de cuánto sabían. Intentó señalando a su actual ubicación, y ellas respondieron:

『 ¡Lo conocemos! El Rey nos dijo todo sobre los mapas. 』

— ¿Keith? Así que no es tan descuidado como luce…

Tiararose estaba muy interesada en esto, así que les preguntó a las Hadas qué otras cosas sabían. Aquasteed también tenía interés sobre su educación, por lo que escuchó en silencio.

『También aprendimos… 』dijeron mientras volaban con sus pequeñas alas, intentando recordar. 『 ¡Oh, sí! ¡También aprendimos sobre el primer Anillo! 』

— ¿Anillo?

『Sí. ¡Es un anillo importante! ¡Un anillo es como eso que estás usando, Tiara! 』

Señalaron al dedo de Tiararose, orgullosas de saber cómo lucía. El gesto fue tan lindo que ella no pudo contener su risa.

Pero este anillo parece interesante.

El juego trataba sobre el ‘anillo’ de Lapis Lazuli, así que claramente era un objeto importante. Y los hombres les daban anillos a las mujeres en las bodas.

Debe haber algo importante sobre este objeto para que el Rey se los mencionara… pensó Tiararose emocionada.

— ¿Qué clase de anillo es?

『Mm, no sabemos… ¡Pero es importante para el Rey! 』

— ¿Keith…?

Era claro que era de importancia, sin embargo, lo que quería saber era para qué se usaba. No obstante, las Hadas no habían escuchado nada más, así que Tiararose se rindió en seguir preguntándoles.

Supongo que tendré que buscar en el mapa el lugar más probable.

Volvió a observar el mapa por lugares en la montaña y el mar. Desafortunadamente, no podía hacer lo mismo en el cielo.

—…Tiara, ¿es probable que estés pensando en algo?

—Huh…

Aquasteed miró su concentración con curiosidad.

— ¿Hay algún lugar al que quieras ir? —le preguntó.

Ella sintió su corazón dar un salto, pero tuvo cuidado de que no se viera en su rostro cuando negó.

『Tiara, ¿quieres ir a alguna parte? ¡Hay un cuarto donde sólo el Rey puede entrar! 』

— ¿Entonces hay varias habitaciones en el Castillo del Rey Hada?

『 ¡Sí! 』

Tiararose se rindió en conseguir información sobre el Anillo, pero esta conversación llamó su atención. Sintió que era probable que se tratase del escenario oculto.

—En serio. Hadas, no las perdonaré la próxima vez si llevan a mi Tiara con el Rey Hada.

『Aqua es aterrador~』

『No la llevaremos~』

Como para mostrarles que era su esposa, Aquasteed tomó la mano de Tiara y la besó suavemente. Ella escuchó el sonido de sus labios besándola, y supo que se había sonrojado.

—Oh, Príncipe Aqua…

—Es porque eres demasiado linda. Quiero tocarte todo el tiempo. —dijo, y esta vez besó su mejilla. Tiararose se sonrojó hasta las orejas.

♦ ♦ ♦

En la noche, después de la fiesta de té, Tiararose se escabulló fuera del Castillo.

Le pidió a Philliane que la dejara sola, que estaba cansada y quería descansar.

Se cambió a un vestido simple de una pieza, y botas en lugar de sus vestidos usuales. Probablemente sea la primera vez desde que llegó aquí que usaba una falda con un corte en las rodillas, lo que la llenó de emoción.

Como su cabello rosado atraería la atención, lo ató para contener su tamaño. Además, un disfraz siempre necesitaba un par de anteojos falsos, los cuales se puso.

—Sí, sí. ¡Ahora no será tan fácil que me reconozcan!

Cualquiera podría señalar que se veía como una Noble escabulléndose, pero ella misma estaba satisfecha con su apariencia. Asintió para sí y salió por la ventana para que Tarmo no la notara.

—El primer lugar al que debo ir es al mar…

Podría caminar cerca del bosque, pero era probable que Keith fuera a descubrirla. Y Tiararose intentaba ir al lugar a donde la heroína original debía llegar, así que quería evitar que alguien la viera.

No era un evento para ella, la villana, por lo que prefería ser discreta.

—…Me pregunto si Pearl está bien.

Como le dio su bendición a Tiararose y Aquasteed, la Reina Hada ahora estaba dormida. Y como parecía que no despertaría pronto, Tiararose decidió buscar el escenario oculto por el mar primero.

Sentía que siempre y cuando la Reina estuviera dormida, no tendría problemas en ir, aunque fuera la villana. Si fuera Aishira, la Heroína, quien fuera, quizás podrían activar el evento que despertaría a la Reina.

—Puedo viajar ligero, como soy la villana…

Usualmente, ella tendría que ir en carruaje hacia el mar, pero ahora no podía hacerlo porque se había escapado. Por eso Tiararose tomó un carruaje público para viajar.

El hermoso mar se extendía ante sus ojos como siempre. Pero ahora las flores que habían crecido de su poder, también estaban ahí. Como fueron nombradas en su honor, las personas las llamaban Flores de Tiararose.

Observó las saludables flores, notando a un hombre en uniforme de mayordomo de pie a un lado del mar.

¿Quién será?

La mansión de Aishira estaba cerca del mar, pero no era su mayordomo. Tenía cabello negro y ojos rojos. Lucía como si estuviera a punto de saltar al mar en cualquier momento, lo que la preocupó.

Se sentía confundida, pero no quería arriesgarse a ser reconocida, por lo que decidió ignorarlo.

Y justo cuando pasaba a su lado para seguir buscando, el hombre se dio la vuelta y sus ojos se abrieron. Su boca se abrió y la observó fijamente.

Tiararose se sintió incómoda, pero sabía que, como una dama, no podía demostrarlo. Se forzó a sonreír y a darle una ligera inclinación. Sentía que no era alguien con el que debería involucrarse, por lo que intentó alejarse rápidamente… pero las palabras que escuchó la hicieron detenerse.

— ¿La villana de Lapis Lazuli…?

— ¿Qué…?

¡¿Cómo sabe eso?!

Lo más probable es que fuera un error que saltara sorprendida. Ahora el hombre estaba seguro de ello, y se acercó. Intentó huir, pero él era más rápido. Sabiendo que estaba en peligro, elevó su voz.

— ¿Q-Quién eres tú?

— ¡! Le he causado problemas, Señorita. Soy el mayordomo de Olivia, Levi. Estoy buscando el anillo de la Reina Hada. ¿Podría ayudarme? Usted es la villana bendita por la Reina Hada…

¿Cómo sabe del anillo de Pearl?

Esta Olivia de la que hablaba, ¿quién era ella? Conocía a todos los nobles del país, así que sólo había una persona que coincidía.

Olivia Ariadale. La hija del Duque, pero no tenía ninguna conexión con alguien que conociera…

| Índice |

10 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 47: Un antiguo dicho

  1. 021 says:

    me muero de curiosidad. recuerden que Tiara es una villana. aunque en ningun aspecto lo paresca. Conosco a otra bastante tonta y despreocupada, pero al menos ella tiene magia oscura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *