Guerras Primordiales – Capítulo 21: Estás ardiendo

Traducido por Lioi

Editado por Tanuki


Este fue el primer viaje de Shao Xuan a la cima de la montaña.

En la tribu, las personas con una posición más alta también vivirían más cerca de la cima.

A medida que se acercaban a la cima de la montaña, Shao Xuan se dio cuenta de que los niños y los guerreros que iban adelante, incluido Ge, habían perdido ante la muerte a medida que avanzaban y se volvieron mucho más serios y reservados.

Cuando Shao Xuan y sus compañeros llegaron, ya había mucha gente reunida alrededor del pozo de fuego. La gente que vivía en el distrito de pie de montaña estaba relativamente lejos del pozo de fuego. De hecho, estaban parados según sus posiciones de vida. Cuanto más alto vivían en la montaña, más cerca estaban de la hoguera.

Afortunadamente, a pesar de que estaban lejos del centro, el lugar en el que se encontraban era un terreno alto, por lo que uno apenas podía ver la situación junto al pozo de fuego.

¿Cuántas personas tenía la tribu en total?

En el pasado no estaba seguro, pero ahora, Shao Xuan tenía una estimación.

La ceremonia de hoy requirió que todas las personas de la tribu asistieran. Tenías que venir incluso si estabas enfermo en la cama o si tenías problemas para caminar. Shao Xuan calculó aproximadamente y descubrió que la población de la tribu no debería ser inferior a mil, probablemente alrededor de mil quinientos.

Más de mil personas no parecían estar muy a los ojos de Shao Xuan, pero desde que llegó a la tribu, era la primera vez que veía a tanta gente, por lo que fue un día inolvidable para él.

En la cima de la montaña, había un terreno vacío, en el centro del cual había un cráter. Y en el centro del cráter, había una llama meciéndose en el viento.

El pozo de fuego.

Esta fue también la primera vez que Shao Xuan vio el pozo de fuego de la tribu, que ni siquiera estaba cerca de la imagen que tenía en mente.

Shao Xuan había cuestionado por qué el pozo de fuego de la tribu estaría ubicado en la cima de la montaña. Después de todo, era el lugar más frío de toda la montaña. Lo que, es más, ya había un fabricante de fuego bien desarrollado. ¿Por qué molestarse en mantener un pozo de fuego? Todos hablaban con extrema reverencia cuando hablaron sobre el pozo de fuego. Y la forma en que miraban la cima de la montaña era con una devoción inquebrantable.

Había oído de la gente de la tribu que el pozo de fuego estaba conectado con la prosperidad de la tribu. En cuanto a cómo estaban conectados, Shao Xuan nunca había escuchado una palabra. Ahora, puede encontrar una respuesta con sus propios ojos.

El gran espacio vacío en la cima de la montaña fue suficiente para que todos en la tribu se pararan.

El cráter tenía un radio de cuatro o cinco metros, pero la llama que ardía en el centro era como la luz de una vela normal. No era brillante, y parecía que podía ser soplado fácilmente por el viento. Además, dentro del pozo de fuego, Shao Xuan no vio madera ni nada quemable. Bajo la llama, no había materiales de apoyo a la combustión.

Este era un fuego eterno en el pozo de fuego.

Alrededor del pozo de fuego, hay un círculo de gruesas pilas de madera a la altura del hombre. Un tazón de piedra fue colocado encima de cada pila de madera. Carne fresca, frutas y huevos de aves fueron apilados en cada tazón de piedra como ofrendas de sacrificio.

Al lado de las pilas de madera había multitudes de personas paradas allí. De la discusión alrededor, Shao Xuan aprendió que esos eran los guerreros más fuertes de diferentes equipos de caza. Algunos de ellos eran todavía jóvenes, mientras que los otros eran de mediana edad. En total había cincuenta guerreros.

Sus caras estaban pintadas con las mismas líneas que las de la cara de Ge. Sin embargo, lo que difería era que el tótem en su cara ya no era de un solo color oscuro. El blanco y el rojo estaban mezclados en esas líneas, y estaban vestidos con un estilo más grandioso. Alguien llevaba un par de astas gigantes en la cabeza, que eran mucho más grandes en tamaño que cualquiera de las astas que Shao Xuan había visto a otros usando. Casi cubrieron el cuerpo del guerrero por dentro.

Aparte del guerrero con las astas súper gigantes, los otros guerreros también llevaban decoraciones exageradas. Al principio, Shao Xuan asumió que los guerreros que vio en su camino ya estaban sobresaliendo en sus decoraciones, pero inesperadamente había algunos con decoraciones más llamativas.

De repente, la multitud se calmó. Shao Xuan levantó la vista.

Eran el jefe y el chamán. La gente automáticamente les abrió camino, siendo extremadamente respetuosos.

También había cuernos gigantes en la cabeza del Jefe, mientras que el Chamán no tenía decoraciones exageradas. Sostenía un bastón, con la espalda algo doblada, y llevaba una capa de piel de animal gris.

Esta fue la segunda vez que Shao Xuan vio al Chamán, y sintió que el Chamán no había cambiado mucho desde el año pasado, cuando le dijo que se quedase con César.

Los que siguieron al Jefe y al Chamán fueron los que recibieron mayor atención durante esta ceremonia.

Cerca de ochenta niños de entre diez y catorce años siguieron de cerca al Jefe y al Chamán, y luego se pusieron en fila junto al pozo de fuego.

Shao Xuan vio a los cuatro niños de la cueva huérfana, incluido Mo-Er.

Cuando regresaron a la cueva, tenían muy mal genio. Sin embargo, ahora estaban callados y tranquilos, de pie allí, en camisetas sin mangas hechas de piel de animal, con el pelo peinado y decorado con algunos adornos de huesos. Desde que Shao Xuan los conocía, nunca habían estado más ordenados y limpios.

—¡Tantos niños este año! —alguien susurró a su lado.

—Si, estoy de acuerdo. El año pasado fueron solo treinta, a lo sumo cuarenta. Pero este año, el número se duplicó.

—¡Esta es una buena señal! Con tanta sangre fresca uniéndose, nuestra tribu será mucho más fuerte y más poderosa que antes.

—…

La gente discutía, y los niños alrededor de Shao Xuan también murmuraban porque todos sentían envidia. Casi todos se preguntaban cuándo podrían pararse en el lugar junto a la hoguera.

Después de algún tiempo de espera, el trabajo de preparación se había terminado y comenzó la ceremonia.

El Jefe era un guerrero fuerte llamado Ao, y la gente decía que su fuerza estaba entre los tres primeros de la tribu.

Ao dio un breve discurso primero, sobre la cosecha del año pasado y su esperanza para el próximo año, para aumentar la moral. Shao Xuan había escuchado muchas de esas charlas similares durante su última vida, por lo que no sintió ninguna emoción adicional. Pero la gente alrededor no podría estar más emocionada, y algunos de ellos incluso gritaron con los brazos abiertos después del discurso del Jefe. Todos los mocosos también siguieron los gritos con sus caras sonrojadas.

Después del discurso del jefe, el chamán se hizo cargo. Después de todo, se suponía que el Chamán serviría como el personaje principal durante esta ceremonia.

Cerca de ochenta niños rodearon el pozo de fuego, y estaban parados más cerca del centro que aquellos guerreros feroces que estaban junto a esas pilas de madera.

El chamán llevó su bastón y se paró a un lado del pozo de fuego con la espalda doblada. Abrió los brazos y comenzó a cantar.

La atmósfera de la escena cambió repentinamente, de la emoción anterior a estar tensa. Todos y cada uno mantuvieron la boca cerrada e incluso su respiración se volvió muy cuidadosa, como si temieran afectar el canto.

Shao Xuan no reconoció lo que el chamán cantaba, no parecía ser el lenguaje que la gente solía usar para comunicarse en toda la tribu. Y el tono sonaba raro.

No obstante, lo más extraño aún estaba por venir.

Junto con el canto del chamán, la llama bailaba y rodaba una y otra vez. Sin ningún tipo de material de combustión, la llama se hizo más y más grande. A medida que se extendía alrededor, la llama se hizo más alta, hasta que la llama se extendió hasta el borde del pozo de fuego y cubría todo el cráter. La llama en sí creció al menos hasta tres metros de altura, y mientras tanto, en la parte superior de la llama, gradualmente apareció una imagen delineada por las llamas. Se hizo cada vez más claro, y se combinó gradualmente con la llama gigante allí abajo. La parte superior se curvó simétricamente y finalmente se formó en dos cuernos, envueltos en llamas danzantes.

¡Ese era exactamente el tótem de la Tribu de Cuernos Llameantes!

Había tres llamas en el pozo de fuego. La primera llama: ¡Llama altísima!

¡La Llama Altísima se convirtió en el tótem!

A medida que el tótem aparecía por encima del pozo de fuego, los patrones de tótem en los cuerpos de los guerreros comenzaron a ser más obvios.

Todos miraban hacia la dirección del pozo de fuego, y sus ojos se llenaron de reverencia.

Estaba completamente oscuro y las dos lunas colgaban en los dos extremos del cielo. Sin embargo, en la cima de la montaña, era bastante brillante y cubierto de un color rojo debido a las llamas danzantes en el pozo de fuego.

El canto del chamán no se detuvo, pero se hizo mucho más fuerte y más sonoro. Luego, los sonidos de los tambores se unieron al canto con cierto ritmo. La percusión de huesos y piedras también se podía escuchar a lo largo del canto.

Algunas personas aplauden, los tambores resonando alto y bajo. Sin embargo, el timbre era totalmente diferente del sonido del tambor que Shao Xuan había escuchado durante su vida anterior.

El chasquido de los huesos, el golpe de las piedras y los golpes del tambor se fundieron juntos.

Los guerreros masculinos y femeninos de pie junto a las pilas de madera comenzaron a moverse y se unieron al canto del chamán. Uno por uno, mantuvieron cierta distancia y dieron vueltas alrededor del pozo de fuego, mientras bailaban con sus brazos y piernas.

Esa fue la danza ritual que se transmitió desde el comienzo del establecimiento de la tribu.

Shao Xuan recordó las palabras de su compañero de escuela, cuya especialidad era la arqueología:

Muchas tribus tienen sus propios estilos de bailes rituales. Esa es una parte muy importante en el ritual de cada tribu. Lleva consigo el decoro único de cierta época, y transmite el culto que tienen hacia sus antepasados ​​tribales. No se supone que la danza antigua sea entregada o aprendida por cualquier persona normal. Las tradiciones antiguas deben ser seguidas y respetadas.

Y ahora, aquellos que estaban bailando alrededor del pozo de fuego eran todas las élites de la tribu, y aquellos que se habían ganado la calificación para bailar la danza ritual en las actividades rituales.

Aunque algunos movimientos parecían ridículos a los ojos de Shao Xuan, fue un gran honor que todos desearan adquirirlo. Cuando regresó a la cueva, Shao Xuan a menudo escuchaba el sueño de algunos niños acerca de convertirse en uno de esos bailarines rituales algún día y bailar durante una ceremonia ritual.

La melodía tocada en la ceremonia fue incomparablemente extraña, ya que cada sílaba individual sonaba áspera o aburrida cuando se destacaba. Sin embargo, cuando se combinaban, era perfectamente adecuado para ese cierto tiempo determinado, bajo esas determinadas circunstancias. La gente sintió que era natural escuchar esa melodía aquí y ahora. Durante esta ceremonia, se suponía que la melodía y el ritmo eran así.

Pero, en comparación con la danza ritual y el ritmo extraño, Shao Xuan se preocupaba más por los niños que estaban junto a la hoguera.

Mientras los guerreros elegidos bailaban la danza ritual que rodeaba el pozo de fuego, las llamas en el pozo de fuego se hicieron cada vez más grandes, y luego salieron muchas llamas de allí.

Sí, volaron.

Una tras otra, chispas y llamas salieron del pozo de fuego y flotaron en el aire.

La segunda llama del pozo de fuego: ¡Llama voladora!

Sin embargo, los niños que estaban cerca del pozo de fuego no intentaron evitarlo, sino que permanecieron allí respetuosamente y dejaron que esas chispas y llamas flotaran sobre sus cuerpos.

Shao Xuan miró en esa dirección con los ojos bien abiertos. Las chispas y las llamas no los quemaron mientras flotaban sobre los cuerpos de los niños, y ni siquiera quemaron sus ropas. Era como las llamas y chispas se integrarán directamente en sus cuerpos.

Con más llamas y chispas integradas en sus cuerpos, algunos niños comenzaron a mostrar los patrones especiales de guerreros totémicos en sus cuerpos. Cuanto más contactaban con las llamas y las chispas, más claros y completos se volvían sus patrones de tótem.

Las llamas voladoras no se detuvieron después de hacer contacto con los niños elegidos por el Chamán, que estaba de pie alrededor del pozo de fuego. Muchas llamas y chispas también volaban de un lado a otro. Algunas llamas y destellos también volaron al lugar donde Shao Xuan estaba sentado.

Al ver las llamas y chispas que se acercaban, Shao Xuan quiso hacerse a un lado naturalmente. Sin embargo, se obligó a calmarse y se quedó quieto. Como otros no se movieron, no debería ser tan dañino como él imaginó.

De hecho, Shao Xuan solo sintió una sensación cómoda de calor cuando fue contactado por la llama, sin dolor de ardor.

En ese momento, Shao Xuan estaba completamente aliviado, por lo que siguió mirando el pozo de fuego, independientemente del hecho de que cada vez más llamas y chispas volaban hacia él. Los niños alrededor de la fogata fueron los más afortunados de todo el año. Ellos adquirirían fuerza y ​​poder a través del pozo de fuego, y despertarían su poder totémico. Se preguntó si los tres niños de la cueva huérfana y Mo-Er podrían con éxito despertar sus poderes totémicos este año.

Mientras miraba el estanque, Tu, que estaba justo al lado de Shao Xuan, de repente gritó su nombre en voz baja.

—Ah … Ah-Xuan! ¡Ah-Xuan!

—¿Qué? —Shao Xuan volvió a sí mismo y apartó la vista del pozo de fuego, solo para darse cuenta de que todos los niños que lo rodeaban lo miraban como si fuera un fantasma.

—¿Qué pasa? —Shao Xuan se preguntó. Estaba demasiado cautivado por el pozo de fuego y no se dio cuenta de su entorno.

Los pocos niños retrocedieron apresuradamente, pero aún miraban a Shao Xuan en estado de shock.

Tu tragó saliva y dijo: —Tú… te estás quemando…

—¿Quemar qué? —Shao Xuan todavía estaba confundido. ¿Qué estaba diciendo? No me estaba quemando…

—Tú… te estás quemando… con fuego…

| Índice |

Un comentario en “Guerras Primordiales – Capítulo 21: Estás ardiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *