Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 209

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Baili Hongzhuang colocó a Baishi dentro del Anillo del Caos Primordial. El anillo era muy diferente de las herramientas de almacenamiento ordinarias como las bolsas espaciales.

Las bolsas espaciales solo podían almacenar objetos inanimados, pero el Anillo del Caos Primordial también era capaz de llevar seres vivos.

En este momento, Baishi era demasiado pequeño. No era bueno traerlo mientras tenían prisa.

Pero en los últimos días, Baili Hongzhuang, Little Black y Little White descubrieron que Baishi crecía muy rápidamente. Especialmente después de comer los núcleos demoníacos, Baishi creció aún más rápido. Cuando Baili Hongzhuang se dio cuenta de esto, comenzó a alimentarlo con un núcleo demoníaco todos los días.

Ella creía que Baishi crecería muy rápido.

En cuanto la plaza del doctor divino, se lo entregó a Di Tianshuo y Dong Sirou para que lo manejaran.

Los dos tenían un don innato para la medicina y Baili Hongzhuang había escrito personalmente un libro médico como regalo para los dos y creía que, mientras lo estudiaran con diligencia, enfrentarse a pacientes normales no sería nada difícil para ellos.

Antes de irse, también había hablado con Ji Wenbin. Fue el primer amigo que tuvo desde que llegó al Continente Shengxuan.

Y así, Baili Hongzhuang ensilló un buen caballo y abandonó la Ciudad Imperial, dirigiéndose a su nueva vida escolar.

♦ ♦ ♦

El tiempo pasó lentamente. En su camino, inevitablemente se encontraron con algunos problemas, pero la mayoría de las disputas se resolvieron fácilmente con la fuerza de Baili Hongzhuang.

Cuando llegó a la frontera de la ciudad de Fenglin, ya estaba empezando a quedarse sin raciones, así que quería pasar por ahí y conseguir más.

La siguiente parte de la carretera de montaña estaba desolada y deshabitada. Parecía que conseguir suministros no sería muy fácil.

Pero justo después de que Baili Hongzhuang terminó de comprar sus raciones, un grupo de hombres la rodearon.

—¡Saca todo tu dinero! —Gritó uno de ellos.

Al escucharlo, Baili Hongzhuang levantó una ceja. Las fronteras de la ciudad siempre fueron un poco peligrosas, pero no esperaba que hoy la estuvieran robando.

Giró lentamente su cuerpo, mirando a los cinco hombres que la rodeaban.

—¿Un robo?

Los ojos de Huang Zhiqing se llenaron de lujuria cuando vio su cara.

—Hey, no esperaba que fuera una belleza, ¡ah!

Los otros cuatro hombres también miraron fijamente el cuerpo de Baili Hongzhuang. ¡Esta fue la primera vez que vieron a alguien tan hermosa! ¡Su apariencia era aún más impresionante que Xi Shi!

( Xi Shi- Una de las 4 bellezas legendarias de China)

—Belleza, ir sola a las partes exteriores de la ciudad es muy peligroso. Es mejor venir a casa conmigo. ¡Te garantizo que nunca serás infeliz! ¿Qué te parece?

Huang Zhiqing se echó a reír maliciosamente, extendiendo la mano para sentir el cuerpo de Baili Hongzhuang.

Los ojos de Baili Hongzhuang, negros como la tinta, se llenaron de disgusto cuando ella dio un paso atrás y habó fríamente.

—Les daré tres segundos para que se vayan. ¡De lo contrario, serán responsables de las consecuencias!

Al escuchar su amenaza, Huang Zhiqing quedó desconcertado por una fracción de segundo antes de estallar en carcajadas.

—¡Jaja! ¿Qué acabo de escuchar? ¿Esta pequeña belleza dijo que seremos responsables de las consecuencias?

—Correcto, la belleza parece un pimiento picante. Huang Zhiqing, será mejor que seas un poco más cuidadoso. —Bromeó el otro hombre.

La sonrisa de Huang Zhiqing se desvaneció lentamente cuando miró a Baili Hong Zhuang y refutó—: En realidad, soy muy curioso, ¿cómo vas a hacerme responsable de las consecuencias?

Cuando la gente de los alrededores vio que Huang Zhiqing y su grupo de cinco rodeaban a Baili Hongzhuang, sus rostros se volvieron un poco empáticos.

—Qué lamentable, otra chica será la víctima del grupo de canallas de Huang Zhiqing.

—Esta chica solo va pasando, eso es todo. ¿Quién hubiera pensado que todavía no podía escapar de la desgracia?

—Baja tu voz, no dejes que Huang Zhiqing te escuche. ¿Todavía quieres continuar con tu negocio?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *