Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 210

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Aunque todos simpatizaron con Baili Hongzhuang, nadie se atrevió a salir y ayudarla. Ese sinvergüenza era simplemente demasiado fuerte para que pudieran hacer algo.

Los labios de Baili Hongzhuang se curvaron en una sonrisa fría, gritando con indiferencia.

—¡Tres!

Al verla comenzar a contar, Huang Zhiqing y las caras de sus amigos se pusieron un poco feas.

¡Esta mujer claramente no les estaba dando ninguna cara!

—¡Dos! ¡Uno! ¡Lárguense!

La voz de Baili Hongzhuang se volvió fría cuando sus ojos comenzaron a cubrirse de escarcha.

Al escuchar su voz, por alguna razón inexplicable, todos sintieron que sus corazones se tensaban con terror.

Huang Zhiqing estaba algo asombrado. ¡La forma en que actuó esta mujer era realmente diferente de las demás!

¡Pero, este era su territorio, de Huang Zhiqing!

Agarró las manos de Baili Hongzhuang, con una sonrisa descarada en su cara.

—No me voy a ir, ¿por qué no me abrazas en su lugar?

—¡Estás cortejando a la muerte!

¡Baili Hongzhuang se aferró a la muñeca de Huang Zhiqing, la fuerza espiritual surgió de su cuerpo y atacó como un rayo!

Lo que más odiaba eran los matones que no hacían más que hostigar a otros para ganarse la vida.

¡Por las caras de la multitud, sabía que definitivamente no era la primera vez que una chica caía en sus malvados planes!

¡Ka cha!

Un sonido agudo y nítido hizo eco. ¡La mano de Huang Zhiqing fue directamente cortada por Baili Hongzhuang!

La sangre goteaba en el suelo, seguida instantáneamente por el grito de Huang Zhiqing parecido al de un cerdo muerto.

—¡¡Ahhhh!!

Huang Zhiqing miró a Baili Hongzhuang aterrorizado. No había esperado que esta mujer actuara tan despiadadamente. ¡Esta era la primera vez que tuvo una lesión tan grave!

—¡Sálvenme!

¡Los cuatro hombres finalmente reaccionaron, atacando a Baili Hongzhuang!

Baili Hongzhuang pateó a Huang Zhiqing a un lado, ¡iba moviéndose para encontrarse con ellos!

Los cuatro estaban solo en la etapa inicial de la Tierra Misteriosa. ¡Aunque era algo poderoso contra la gente común, no era nada frente a un cultivador como Baili Hongzhuang!

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!

Los sonidos de los golpes y las patadas fueron seguidos por gritos espeluznantes. Los cinco hombres fueron arrojados a una pila por Baili Hongzhuang, pareciendo una pirámide humana.

Ahora luchaban como una tortuga, y ya no mostraban nada de su antigua arrogancia.

Todos estaban estupefactos.

Hasta ahora, todos estaban obligados a actuar como cómplices del tigre. Su sufrimiento era terriblemente difícil de soportar, pero no había nada más que pudieran hacer.

¡Nadie esperaba que esta chica delicada, que parecía que ni siquiera tenía la fuerza suficiente para atar un pollo, venciera a Huang Zhiqing y a sus hombres hasta el punto en que ni siquiera podían defenderse!

—¡Piérdanse!

Baili Hongzhuang gritó fríamente. ¡Matar a esta escoria sólo ensuciaría sus manos!

Al escuchar su orden, Huang Zhiqing y sus hombres parecían como si les hubieran salvado la vida, arrastrándose e inmediatamente y huyendo.

Miraron por última vez a Baili Hongzhuang mientras huían, asegurándose de que no los estuviera persiguiendo. Su terror hacia ella era ya extremo.

—¡Tan débil y con ganas de aprovecharse de la maestra, hmph! ¡Qué descarado! —Little Black maldijo enojado.

Little White frunció sus labios.

—Ese tipo de hombre solo puede intimidar a otros, simplemente ignóralo.

Baili Hongzhuang sonrió lentamente. Este tipo de gente no era algo que ella necesitara preocuparse.

De repente, una tía se acercó a Baili Hongzhuang y le advirtió—: Señorita, Huang Zhiqing tiene una persona muy fuerte detrás de él. ¡Ahora que lo has golpeado, esa persona no te dejará ir! ¡Tienes que irte rápido!

El resto de la multitud asintió.

—¡Señorita, vete rápido! ¡Pase lo que pase, no debes quedarte aquí!

Al escuchar esto, Baili Hongzhuang no se sorprendió en lo más mínimo.

Para que un debilucho como Huang Zhiqing se atreva a acosar a las chicas a plena luz del día, debe haber tenido un fuerte historial o familiar detrás de él. De lo contrario, nadie querría ser empujado.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *