Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 21: Bebé, ¿te gusto?

Traducido por Shisai

Editado por Anissina


Aunque Song Dao estaba peleando con Ling Gang, todavía prestó atención a las acciones de Shao Qian y al verlo hacer una finta hacia el este y atacar por el oeste, aplaudió con fuerza. — ¡Bebé es tan increíble!

Ling Gang realmente odiaba a Song Dao. Obviamente estaban peleando, pero él todavía estaba distraído mientras prestaba atención a lo suyo. Esto… Este… Realmente el tío podía soportarlo, pero la tía no.

Ling Gang, cuyo coeficiente intelectual no alcanzaría el promedio hasta dentro de unos cientos de años, finalmente se volvió normal esta vez. Lanzó algunos amuletos, aprovechándose de que Song Dao no prestaba atención y mezcló un talismán dentro de ellos. Esquivando los amuletos, Song Dao de repente sintió que no podía moverse. Moviendo los ojos ligeramente hacia abajo, vio que había pisado un talismán amarillo. Presumiblemente, debería ser este trozo de papel lo que provocó que se quedara clavado en el suelo.

— ¡Jaja! —Ling Gang se rió horriblemente al ver que Song Dao estaba restringido. —A ver si yo, tu padre, no te mato.

Cuando Shao Qian fue testigo de cómo Ling Gang lograba restringir a Song Dao, sin saberlo, sintió una oleada de irritación indescriptible desde el interior de su corazón. Fue hasta el punto en que cuando pensó en Ling Gang atreviéndose a dañar a Song Dao nuevamente, hizo que no pudiera permitirle tener una muerte pacífica.

—Distraerse no es bueno —Al ver el rostro ansioso de Shao Qian mientras miraba a Song Dao, el espíritu maligno Yao Yao reveló una mueca antes de atacar inmediatamente a Shao Qian, con la intención de estrangularlo.

En ese momento, Shao Qian ya estaba extremadamente agitado, sin embargo, ese espíritu maligno seguía cargando imprudentemente hace él. En el instante en que el espíritu maligno se acercó, giró su puño con brusquedad e inmediatamente lo golpeó. Además, debido a que usó demasiada fuerza, ese fantasma se pegó por completo a la pared.

Ling Gang no podía preocuparse por las heridas que había sufrido el espíritu maligno Yao Yao. En este momento, solo la idea de matar a Song Dao, eliminar su alma y refinarla en un fantasma para servirlo, ocupaba su mente.

—Después de que mueras, me llevaré ese pequeño fantasma a casa y con cuidado □□□□ —Ling Gang agarró una daga envuelta en talismanes en su mano, caminando frente a Song Dao y mirándolo ferozmente a los ojos. —Tomaré tu apariencia y lo probaré con cuidado.

Con un brillo feroz y firme en sus ojos, Song Dao le miró. — ¿Cómo puede mi bebé dejar que un sucio cerdo como tú lo toque? Incluso si hubiese sido tu mano la que lo mató, no permitiré que otros le toquen un solo cabello.

—… —Shao Qian se frotó la cabeza, antes de hacer circular la energía de su alma en sus piernas, inmediatamente volando y pateando a Ling Gang, sin importarle si la daga en sus manos dañaría a Song Dao o no.

Al final, la daga envuelta en talismanes se partió junto a la esquina del ojo de Song Dao, antes de salir volando junto con Ling Gang. Inmediatamente después de eso, Song Dao fue golpeado y el talismán pegado a sus pies también perdió su efecto.

Al mirar la expresión de Shao Qian, el taoista se frotó la nariz y caminó junto a Ling Gang, a quien habían pateado hasta que voló y no pudo levantarse. Recogiendo la daga que cayó a un lado, lo apuñaló en el hombro izquierdo. —Ling Gang, no te voy a matar ahora no porque no me atreva, sino porque eres el único hijo de mi maestro. Lárgate rápido ahora, antes de que decida cambiar de opinión.

El cielo sabía cuánto deseaba matar a este bastardo.

—El espíritu maligno escapó —Shao Qian se había estado preguntando por qué ese espíritu maligno que había sido golpeado todavía no había causado ningún alboroto, pero parece que cuando vio a Ling Gang herido, se había retirado. Esa velocidad en serio no era lenta.

—No hay necesidad de preocuparse por ella. —Dentro de esta habitación, había principalmente energía Yin. Simplemente tomar una hebra les permitiría encontrar fácilmente el paradero de ese fantasma femenino.

—Mmm. —Shao Qian asintió. —Esta estación de policía…

—Es una matriz —A Song Dao no le importaba Ling Gang, quien estaba rodando por el suelo mientras se agarraba el hombro, tiró de Shao Qian para que se fuera. —Cuando nos vayamos, la romperé.

Shao Qian asintió con la cabeza y no habló. Efectivamente, al salir, Song Dao ayudó a romper la matriz y el lugar que originalmente parecía espantoso se volvió gradualmente más brillante, las luces en el pasillo también aparecieron.

Fue solo después de que se fueron que Ling Gang tuvo la fuerza para levantarse lentamente. Agarrando el mango de la daga en su hombro, la sacó. Se limpió con odio las manchas de sangre de la comisura de la boca antes de alejarse tambaleándose de la comisaría.

Cuando Ling Gang regresó a casa, vio un retrato que había caído al suelo. Ese retrato estaba algo viejo, los bordes estaban deshilachados y se habían vuelto amarillos. Las cejas de la mujer ágil y elegante del retrato, que vestía magníficas ropas rojas, caían mientras miraba las flores. Si supuestamente fuera así, sin duda haría que otros se quedaran boquiabiertos de admiración por este excelente trabajo. ¡Qué cuadro tan tierno de una mujer hermosa!

Sin embargo, era solo que la mente de la mujer en esta pintura estaba, sin excepción, llena de tendencias malignas. Sus párpados caídos estaban presionados para ocultar el destello vicioso de sus ojos. No obstante, fue esta apariencia la que permitió a los demás comprender que la mujer del cuadro no era una buena persona.

—Huyes muy rápido —Ling Gang se sujetó el hombro mientras caminaba frente a la pintura y pisó a la mujer que estaba dentro. —Es todo porque eres inútil. Si no, ¿cómo no podría competir contra Song Dao?

—Lárgate. —Como si volviera a la vida, la mujer de la imagen giró la cabeza y miró a Ling Gang, gritando enojada: — ¡Tú mismo eres un inútil! ¡No trates de encontrar excusas!

— ¿Dices que soy un inútil? —Las palabras de la mujer dentro de la pintura apuñalaron directamente el nervio de Ling Gang. Levantó los pies y pisoteó el rostro de la mujer, aplastándolo varias veces. —Si no te hubiera recogido en ese momento, tu alma ya se habría dispersado. ¿Y todavía te atreves a gritarme?

La mujer del cuadro, a quien pisaron muchas veces, solo escuchó un estallido de su ojo, antes de sentir algo fluir inmediatamente después de eso…

— ¡Te voy a matar! —La mujer del cuadro no pudo soportar perder el ojo una vez más. Ella dejó la imagen y derribó a Ling Gang, con la intención de absorber su energía Yang. Sin embargo, justo después de que este se cayó, ella fue golpeada por los eternos Ocho Trigramas en su pecho. El espíritu maligno, que originalmente ya había sido gravemente herido, lanzó un grito y regresó a la pintura. Inmediatamente después de eso, la pintura se quemó espontáneamente hasta que no quedó nada en un breve momento.

Ling Gang vio como la pintura se reducía a cenizas y escupió: — ¿Quieres pelear conmigo? Todavía eres demasiado inexperta.

Song Dao colocó un disfraz en un títere de madera y lo puso para sentarse dentro de la sala de interrogatorios. Mañana, la comisaría no tendría las pruebas adecuadas y lo liberaría. El títere podría manejar esto. Su máxima prioridad en este momento era llevarse a su bebé a casa rápidamente.

Al volver, Shao Qian escuchó que el sistema le indicaba que la energía estaba llena. Como si estuviera poseído, se congeló y comenzó a reflexionar a qué hora sería mejor que se fuera. Y cuando se fuera, ¿debería despedirse de Song Dao?

—Coff… coff… Chu Liang. Tengo algo que decirte —Las manos de Song Dao se tensaron nerviosamente detrás de su espalda, apretándose. Su rostro podía parecer tranquilo, pero en realidad, su corazón nervioso realmente deseaba poder saltar.

— ¿Qué cosa? —Shao Qian estaba algo perdido cuando miró a Song Dao. Cuando escuchó el nombre de Chu Liang en ese momento, honestamente no tuvo ninguna reacción al respecto. Song Dao siempre fue “¡Bebé!” “¡Bebé!”. Fue hasta el punto en que rápidamente olvidó que el nombre del original era Chu Liang.

—Yo, yo… —Song Dao se sonrojó, incapaz de decir otras palabras que ‘yo’. Justo cuando Shao Qian estaba a punto de decirle que no estuviera tan tenso, lo vio de repente estirar la mano antes de darse una bofetada. Después de eso, finalmente pudo decir las siguientes palabras: —Me gustas. Nonono, no es ‘me gusta’. Es… es ese deseo de estar juntos, de nunca separarse por la eternidad. Ese tipo de ‘me gusta’… Eso está mal, no es ‘me gusta’. Es… E-Es…

Shao Qian miró a Song Dao, quien se sonrojó hasta que todo su rostro se puso rojo y se sintió confundido. En días normales, esta persona hablaba muy bien. ¿Cómo es que ahora tartamudeaba tanto?

— ¿Y, y tú? —Con la huella de la palma en su rostro, Song Dao miró ansiosamente a Shao Qian. — ¿Te gusto?

Shao Qian guardó silencio. Nunca antes había tenido contacto con el amor romántico, incluso creyendo que era una especie de emoción puramente imaginaria. Había visto muchas parejas que se convertían en enemigas por el afán de lucrarse. También había visto a un hombre hacer una promesa de amor un día y apuñalar al otro por la espalda al día siguiente. Por eso, hacia eso llamado amor romántico, sintió que era algo muy distante.

Song Dao esperó a que Shao Qian hablara. Sin embargo, de principio a fin, no hubo respuesta. El otro incluso había bajado la cabeza lentamente y apartó la mirada de él. El corazón ardiente de Song Dao se enfrió de inmediato, tanto que comenzó a pensar. ¿Se sentiría asqueado? ¿Pensó en dejarlo? ¿Escaparía sin hacer ruido?

No, absolutamente no permitirá que eso suceda. Su bebé definitivamente no podía dejarlo. Si no, entonces realmente no sabía qué tipo de medidas tomaría. Incluso si tuviera que refinarlo hasta convertirlo en un fantasma para servirlo, no le permitirá irse.

Absolutamente no lo dejaré.

—Bebé, ¿qué piensas? —Dilo. Di rápidamente que quieres irte. De esta manera, puedo darme una razón para atarte.

Shao Qian levantó la cabeza y miró solemnemente a Song Dao. Al mirar los ojos del otro, que parecían estar a punto de emitir un aura oscura, su corazón se sobresaltó. Sin saberlo, cuando vio la expresión de Song Dao en este momento, sintió como si se superpusiera con el Zhang Zi Xuan. Su rostro parecía tranquilo, cuando en realidad, ya había preparado un plan perfectamente sólido dentro de su corazón. Al final, no importa lo que elija, definitivamente no aceptará el rechazo como respuesta.

Shao Qian actualmente podía salir de este lugar cuando quisiera. Incluso si Song Dao le amenazara una vez más, no sería de ninguna utilidad. Suspirando, tuvo la intención de negarse cuando vio la mancha de sangre en el hombro de Song Dao. Por una razón desconocida, no pudo escupir las palabras que quería decir, era como si estuvieran atascadas en su garganta.

Esta persona no era la misma que Zhang Zi Xuan. Aunque el aura oscura en gran parte floreciente dentro de sus ojos ya había hecho otros planes, la mano derecha que colgaba a un lado de su cuerpo todavía estaba apretada con nerviosismo.

| Índice |

Un comentario en “Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 21: Bebé, ¿te gusto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.