Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 89: La coronación

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Al finalizar el Festival de Estrellas de las Hadas, los ciudadanos recibieron una notificación del país.

Las noticias eran repentinas, pero todos las aceptaron y se emocionaron ante el nacimiento de la nueva Marineforest.

El informe era sobre la coronación del rey Aquasteed Marineforest.

—Haa, todo está avanzando tan rápido que no puedo ponerme al día.

Olivia levantó la voz en el cuarto del té que Tiararose había diseñado especialmente para hablar.

El hecho de que se las había arreglado para reencarnar en su juego favorito era una gran bendición, pero observar de primera mano la coronación de su personaje favorito sin duda la hacía tan feliz que estaba en las nubes.

Ahora mismo estaba con Tiararose y Akari. La temporada había cambiado a Otoño, y los bosques de Marineforest lucían fantásticos con las hojas doradas.

Se decidió la coronación de Aquasteed, por lo que Akari había llegado de Lapis Lazuli para atenderla. También la acompañaron Hartnight y Sirius, pero ellos estaban discutiendo con Aquasteed y otros en un cuarto diferente.

—Bueno~ Me estaba preguntando lo que sucedería al principio, pero, al parecer, todo resultó bien al final.

—Señorita Akari, está demasiado tranquila…

Akari, que estaba comiendo galletas y riendo, estaba relajándose ahora que la situación estaba controlada.

—Sin embargo, después de la coronación tendré que irme a Lapis Lazuli. ¡Es solitario, demasiado solitario, que no podamos vernos más!

—Bueno, eso es porque somos parte de familias reales de diferentes países.

—Es cierto. No puedo venir a verte libremente. Es difícil ser parte de la realeza.

¿De qué estás hablando? Tú fuiste quien vino tan pronto como pudo a caballo, pensó Tiararose con una sonrisa irónica.

Viéndolas a ambas, Olivia asintió con energía para mostrar su acuerdo. Había muchos, muchos lugares en Marineforest y Lapis Lazuli que quería visitar.

—Por supuesto, ser la segunda hija de un conde es lo mejor —dijo, asintiendo.

—El ideal de la señorita Olivia es demasiado bajo~ ¿Deberíamos planear capturar a algún personaje? —Dijo Akari con una risa, pero Olivia sacudió su cabeza varias veces.

—¡Si hiciera eso, moriría por sangrado de nariz!

Sería divertido si planeaban capturar personajes, pero, para Olivia, era algo demasiado problemático. Después de todo, el objetivo resultaría ser la persona que ella amara.

Le dio una mirada al reloj, y se dio cuenta de que pronto sería la coronación de Aquasteed. Tiararose se puso de pie y las llamó a ambas.

—¿Deberíamos irnos pronto?

—Sí, tengo que imprimir la imagen de Aquasteed en lo profundo de mi mente. Le pedí a Levy que haga un dibujo de él.

—¡Yo quiero uno!

—¡¡Yo también!

Ante las palabras de Olivia, Akari levantó la mano con ímpetu. Por supuesto, Tiararose no dejaría pasar esta oportunidad y también levantó la mano. Nadie se preocupó por comentar que Levy también podía dibujar.

Ese mayordomo era una persona demasiado talentosa, y probablemente podría cumplir cualquier petición de Olivia, sin importar la dificultad.

♦ ♦ ♦

La coronación estaba por comenzar. En el cuarto donde se estaba preparando, estaban los tres miembros de la familia real: Aquasteed, Sotiris y Lavina. Viendo a su hijo nervioso, su padre le llamó.

—Lamento que la coronación haya salido de la nada, Aquasteed.

—No.

Sotiris siempre pensaba en lo que era mejor para Marineforest. Sin embargo, después de escuchar sobre el incidente, decidió que lo mejor sería que abdicara.

Estaba pensando que había demasiadas situaciones misteriosas sucediendo alrededor de su hijo. La interacción con el primer rey, quien se suponía que no debían conocer, las bendiciones de los Reyes Hada y, sobre todo, la existencia de la flor misteriosa que curó su enfermedad.

Sin importar que, no eran logros que una persona normal pudiera conseguir.

Ese pensamiento siempre había estado en la mente de Sotiris. Sin embargo, no podía dejar que el joven Aquasteed fuera el rey, por lo que había estado juzgando el tiempo correcto mirando las reacciones de los civiles, hadas y otros países.

—Siempre pensé que eras digno de ser un rey. Parece ser que mi juicio era el correcto.

—Sigo siendo inexperto… Aun así, si tienes tal opinión de mí, me esforzaré para ser un rey que no traiga vergüenza a los Reyes Hada que me bendijeron.

Al parecer, sus nervios se habían calmado un poco. El rostro de Aquasteed se suavizó, e incluso llegó a sonreir.

Poniéndose de pie, Aquasteed miró el reloj.

—Es tiempo, ¿verdad?

—Sí. Mi hijo se ha vuelto maravilloso. Me has hecho sentir muy orgullosa.

—Gracias. Ah, es cierto, estaba pensando en invitarte, madre, a tomar el té con Tiara, pero he estado tan ocupado con tantas urgencias que no pude tomarme el tiempo para hacerlo. Fue muy frustrante.

—Algo como eso puede hacerse en cualquier momento.

Siempre y cuando Tiararose estuviera alrededor, parecía que las cosas resultarían bien, así que Aquasteed mostró una sonrisa.

Lavina pensó en el tiempo en que su esposo estuvo en cama enfermo. Teniendo un hijo tan exitoso, que les daba a los demás el coraje para ser la mejor versión de uno mismo, la llenaba de orgullo.

Un golpe sonó en el cuarto, y una voz llegó desde el otro lado de la puerta, anunciando que el momento había llegado. Cuando dieron el permiso, vieron aparecer el rostro nervioso de Elliot.

Parecía que en lugar de Aquasteed, el personaje principal, era Elliot el que estaba más ansioso. Cuando lo vio, el futuro rey no pudo evitar reírse.

—¿Qué es lo que me toca si tú eres el que está más nervioso?

—No, no, no hay nadie que no se sienta inquieto en mi posición… Probablemente eres la única excepción —dijo Elliot, sosteniendo su estómago que comenzaba a doler. Sotiris y Lavina estallaron en carcajadas junto con su hijo.

♦ ♦ ♦

El Sol poniente tiñó las calles de Marineforest de naranja.

Hoy, muchas hadas salieron a las calles. Esto se debe a que era el día en que el rey del Cielo Estrellado, que tenía su poder, sería coronado como el rey de Marineforest, aumentando su importancia.

También era la primera vez desde la fundación de Marineforest que los humanos y las hadas estaban tan cerca.

La coronación de Aquasteed se realizaría en la plaza donde realizó su discurso antes. Grandes construcciones se realizaron para asegurarse de que no hubiera problemas durante la ceremonia.

Para asegurarse de que Aquasteed fuera visto con claridad, una alfombra de un rojo carmesí cubría el balcón y las escaleras del escenario. A un lado, la corona ya estaba preparada.

—¡El príncipe Aquasteed Marineforest está haciendo su entrada!

Al escuchar esto, los ciudadanos estallaron en vítores con tanta fuerza que la plaza vibró. Todos gritaron felicitaciones e intentaron mirarlo con claridad.

Aquasteed entró por la entrada cerca del fondo de las escaleras, y subió lentamente al escenario. Enderezó la espalda y subió el mentón, de forma que sus ojos dorados miraban hacia el frente sin vacilar. Su vestimenta oficial tenía un color blanco de base con costuras doradas y de un azul profundo. Hacía que Aquasteed fuera más atractivo que nunca.

Era el epítome de un rey.

Él caminó hasta la cima y se arrodilló.

—Aquasteed Marineforest. Haz que este país, el cual has construido con tus propias manos, sea feliz.

Después de decir eso, la corona fue ubicada en su cabeza.

En ese momento, fuertes aplausos resonaron por todo Marineforest. Mezclados con ellos estaban los gritos de “¡Larga vida al rey Aquasteed!” y cantos con su nombre siendo repetido una y otra vez.

Aquasteed ondeó sus manos hacia los civiles y reveló una sonrisa.

—Estoy tan feliz por el príncipe Aqua.

—Es todo gracias al duro trabajo de Tiararose, ¿verdad?

—Todo fue gracias al apoyo de Su Majestad Pheles y Lady Lilia.

Sentada en sus lugares preparados, Tiararose miraba la coronación junto con los primeros reyes. Fue la petición de Aquasteed preparar los asientos para ellos junto con la familia real.

Los otros nobles o miembros de la realeza de otros países no sabían quién era, y no planeaban revelar su existencia en el futuro. Lo más probable es que pensaran en él como un amigo importante de Aquasteed y Tiararose.

—Ha, estoy conmovida. Es una maravillosa coronación, Pheles, Tiara.

—La vista de las hadas dispersando flores desde el cielo es hermosa.

Liliarge estaba en los brazos de Pheles, las lágrimas caían y mojaban sus rodillas. Sentían que Aquasteed era como un hijo para ellos, así que no podía evitar llorar.

Pheles limpió las lágrimas con un pañuelo, pero parecía que, sin importar la cantidad que secara, no sería suficiente, así que sonrió con ironía.

Había asientos para los invitados: todos los Reyes Hada, y varios miembros de la realeza de varios países.

Debía ser la primera coronación en la historia en ser tan grande y espléndida… No, probablemente era la primera ceremonia tan magnífica desde que el rey de la primera generación fue bendecido por todos los Reyes Hada.

La coronación de Aquasteed pasaría a la historia como una leyenda por la eternidad.

La ceremonia terminó sin problemas, por lo que procedieron a la fiesta que se realizaría para los distintos invitados.

Los vínculos amistosos con el reino de Lapis Lazuli existían desde hace mucho tiempo, y había charlas sobre intercambios escolares en el futuro para ayudar al desarrollo de Marineforest.

La persona que jugaba un papel principal en tal conversación regresó a su cuarto exhausto. Tomó un baño rápidamente y se cambió a sus ropas de noche. Tiararose estaba leyendo en la cama, por lo que Aquasteed se dirigió a ella.

—Bienvenido de regreso, príncipe Aqua.

—Estoy de vuelta.

Secó el pelo mojado de Aquasteed con una toalla y le advirtió que atraparía un resfriado de esa manera.

Él en verdad amaba ser mimado por Tiararose… Por supuesto, no podía decirlo en voz alta. Aquasteed pensaba que siempre debía actuar genial frente de su esposa.

Después de secar su maravilloso cabello, Tiararose respiró profundo y corrigió su postura. Sus acciones indicaban que algo había pasado, por lo que Aquasteed se sintió algo inseguro. Sin embargo, parecía que sus preocupaciones no tenían fundamentos.

—Felicidades por tu coronación… Aqua.

—Gracias, Tiara. Realmente amo cuando me llamas así.

Sólo se estaba preparando para decir su nombre sin ningún honorífico, algo a lo que todavía no estaba acostumbrada. Sus acciones eran tan adorables que Aquasteed no pudo contenerse y la abrazó. Con su fuerza, perdieron el equilibrio y Tiararose cayó sobre su esposo.

—¡Kya! ¡Es peligroso si me jalas de repente!

—Está bien, te entrenaré para que te acostumbres.

—Tsk, Aqua…

Aquasteed besó con gentileza su frente, luego bajó por sus ojos y mejillas.

—Umm, esto es vergonzoso, pero me gusta llamarte “Aqua”. Cuando lo hago, aunque seas el rey… me hace sentir que eres sólo mío, y me hace muy feliz… ¿A-Aqua?

Escuchando a Tiararose hablar sin reservas, Aquasteed dejó escapar un suspiro.

Esto la hizo preocuparse, ya que pensó que podría haber dicho algo mal. Además, él seguía cansado por la coronación y la fiesta posterior.

El rey abrazó a su esposa con gentileza, tirando de ella hacia abajo hasta que quedó encerrada entre sus brazos.

—Ah, ¿por qué dices algo tan lindo, Tiara…? No seré capaz de contenerme, ¿sabes?

—¡¿Eh…?!

Los labios de Aquasteed tocaron su cuello y dejaron una marca.

—Aqua, um…

—No, no escucharé ninguna de tus excusas.

La besó una vez más para evitar que Tiararose, que estaba a punto de recomendarle ir a dormir temprano, pudiera seguir hablando.

| Índice |

3 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 89: La coronación

  1. Estefania1982 says:

    Lo primero en comentar es que es decepcionante que no narraran en toda la historia ningún lemon. Con lo apasionado que es Aqua nos perdimos mucho.
    Lo segundo es que no me gusta la idea de coronar a Aqua solo, que pasa no existe la reina? No sirve para nada? Solo será reina si tiene un heredero? No le encuentro lógica.

  2. Nohe says:

    AL FIN ESTOS DOS HARAN EL DELICIOSO?!?! ALELUYA!!!
    Aqua, tienes mis respetos… yo no creo que podría resistir tanto en esa situación xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *