Caballeros y magia – Capítulo 2: Juguemos con amigos

Traducido por Army

Editado por Lucy


La Academia de Pilotos Laihiala tenía un dormitorio, varios restaurantes y todo tipo de tiendas. Varios talleres de reparación de los Caballeros Silhouette se reunían allí también, incluyendo el alojamiento para el personal relacionado, formando una gran ciudad educacional. Debido a que la Academia de Pilotos Laihiala era la mejor institución académica de la nación, el tamaño de la ciudad no estaba lejos de la propia capital. La ciudad adoptó su nombre de la academia y era conocida como “Ciudad de la Academia Laihiala”, Ernesti residía en tal lugar.

El sol se puso más allá de las murallas que rodeaban la ciudad, y la noche se sumergió en la ciudad de la academia. Aparte de unos pocos seleccionados, la mayoría de las tiendas habían cerrado durante el día, y sólo un puñado de personas seguía vagando por las calles. Toda la ciudad cayó en un silencio pacífico. Una pequeña figura corrió a lo largo de un camino formado por los tejados de los edificios. La figura estaba vestida de negro, lo cual era difícil de ver en la oscuridad, moviéndose como el viento a lo largo del tejado. Y, por supuesto, era el niño de 8 años Ernesti Echevarría. Con el paso del tiempo, su entrenamiento había evolucionado de un simple trote a lo largo de los techos de los edificios de la ciudad. Según Eru, el amplio campo de visión y la altura ondulante de los edificios eran perfectos para… el entrenamiento.

Aprendió de su fracaso en el uso del hechizo de impulso físico en el pasado, y mejoró aún más, convirtiéndolo en un hechizo con bajo coste de maná, enfatizando sólo las piernas para correr. Se había acostumbrado a ello, incluso el movimiento vigoroso no afectaría la secuencia de comandos. Sus piernas mejoradas permitieron  que corra a un ritmo muy rápido.

Mientras corría, Eru llegó al borde de una línea de edificios conectados; el borde era parecido a un acantilado con la carretera que asomándose a continuación. Respiró hondo, aumentando su producción de maná. Con la feroz reacción, aceleró como una flecha disparada desde un arco, cerrando la brecha al borde en un instante. En el momento en que dio el último paso y saltó al aire, activó otro hechizo — comprimiendo el aire delante de él, creó una densa bala de aire. Este era originalmente la magia de viento básica, [bala de aire]. Eru explotó la bala de aire detrás de él, usando el estallido de energía para empujarlo hacia adelante.

La aceleración instantánea arrojó el cuerpo de Eru al aire, formando un hermoso arco en el cielo. Activó su magia fortaleciendo su cuerpo en el aire y lanzó otro hechizo justo antes de aterrizar. Otro hechizo de [bala de aire] — pero el área de aire comprimido era mucho más grande. No disparó la bala de aire como antes. En lugar de eso, la usó como un cojín, aterrizando bien en el otro techo. Eru rodó para reducir el impacto, corriendo con la misma velocidad que antes.

Era el año 1273 C.E.

Habían pasado 3 años desde que Eru comenzó su entrenamiento de magia. Practicaba diariamente sin descanso, acumulando una gran cantidad de maná dentro de su pequeño cuerpo. Normalmente, un niño no entrenaría tan intensamente en la magia a una edad tan temprana, por lo que no era sorprendente que Eru hubiera crecido tan fuerte. El régimen también entrenó sus atributos físicos, los cuales aumentaron dramáticamente, pero fue una lástima que no pudiera usar los hechizos de fortalecimiento en todo su cuerpo por un tiempo prolongado. Por eso inventó hechizos de bajo costo de maná dirigidos a partes específicas del cuerpo,  usando toda su fuerza sólo cuando sea necesario. También había encontrado una manera de usar otros hechizos mientras se movía a altas velocidades. Este entrenamiento permitió a Eru mejorar su extraordinaria capacidad de procesamiento, aumentando su reserva de maná mientras disminuía el gasto del mismo.

Había una razón por la que Eru enfocó su magia en el movimiento. No gastaba todo su tiempo en el entrenamiento, haciendo tiempo para jugar con otros niños de su edad, por lo que sus padres no se preocupaban. A pesar de sus razones, no podía negar que jugar como un niño otra vez era divertido. Eru lentamente se dio cuenta de que su cuerpo era más pequeño que el de los demás, pero le preocupaba demasiado. Sin embargo, si su crecimiento permanecía estancado, la falta de peso de Eru podría convertirse en su punto débil.

Naturalmente, Eru planea continuar entrenando su magia, negándose a fallar debido a su falta de habilidades. Aun así, su cuerpo siendo tan ligero significaba que tenía que poner más consideración en cuanto al poder de ataque. Esta fue la razón por la que decidió fortalecer su movilidad. La velocidad podría perturbar tanto enemigos como aumentar el poder de ataque.

Así es, al igual que Ushi Wakamaru superando la fuerza con sus habilidades, a la forma japonesa. Eh, aunque yo no tenía muchas opciones de todos modos.

Eru pensó en estas cosas serviles mientras corría en la calle oscura durante la noche. Una ruta de entrenamiento normal, la rutina diaria de correr, pero algo inesperado sucedió.

—¿Eh? Alguien viene.

Una voz femenina venía de arriba. Una voz severa le siguió.

—¿Quién es usted?

—¿Hay alguien…?

Las preguntas de ambas partes se superponían. Eru nunca ha tropezado con nadie durante su entrenamiento en la azotea, esta fue la primera vez que lo hizo.

Permanecieron en silencio por un tiempo. Se habían conocido en un lugar que normalmente carecía de gente, así que era comprensible ser cauteloso. Uno de ellos estaba vestido de negro con capucha, un atuendo sospechoso.

Eru observó a la otra parte. La débil luz de las estrellas hacía que la visibilidad fuera baja, pero podía distinguir vagamente que eran una pareja de chico y chica de su edad. Eru era más bajo que el promedio, mientras que los dos eran relativamente altos y delgados. A simple vista, no parecían más jóvenes que Eru, pero tampoco mucho mayores.

No pudo avanzar con ese silencio, así que Eru se presentó.

—Buenas tardes, soy Ernesti, estaba en medio de un paseo. ¿Y ustedes son?

Los dos que desconfiaban de este joven de negro quedaron atónitos ante la repentina introducción. Eru no podía distinguir los delicados cambios en su expresión facial, pero por el reflejo de la luz de la luna, supo que el joven muchacho entrecerró los ojos.

—Yo soy Archid, esta es mi hermana menor…

—Adeltrud… Eh, estábamos mirando las estrellas… eso.

Eru miró la ventana del techo detrás de ellos; la pareja probablemente subió de allí. El repentino encuentro los sorprendió, pero fue simplemente una coincidencia. Eru decidió seguir corriendo.

—Ya veo, siento molestarlos. Me despido…

—Es… espera, no te vayas todavía. ¿Un paseo, dices? ¿En la parte superior del techo?

—¿No crees que es extraño?

—Hm, eso es verdad.

Eru podía darse cuenta de que estaban desconcertados por su tono. Incluso él habría sospechado si estuviera en sus zapatos.

—Dije que era un paseo, pero es más como un entrenamiento especial. Por eso escogí un lugar donde es difícil correr.

—Eh… ¿De verdad necesitas correr en el tejado? Eso es extraño.

Un simple asunto para Eru era impensablemente extraño para ellos. Se miraron con caras escépticas y preguntaron mientras inclinaban sus cabeza.

—Hmmm… olvídalo. Eso significa que estamos interrumpiendo su entrenamiento.

—Por favor, no te preocupes por mí. Bueno, yo debería…

—¡Eh, eh, espera! Dijiste que esto es un entrenamiento especial, ¿así que corres por aquí todos los días?

Adeltrud detuvo a Eru que estaba listo para irse. Eru tropezó un poco y respondió “Sí”, y se fue de nuevo. Los dos siguieron a Eru con sus ojos mientras desaparecía entre las sombras… Su extraordinaria velocidad los sorprendió, mientras observaban a Eru acelerar y saltar del borde del tejado. El gran arco de su salto los dejó atónitos otra vez.

—¡Increíble, realmente increíble…! ¿Qué es eso? ¡Parece divertido!

—Wah, ¡está corriendo de verdad! Increíble, ¡salió volando desde el tejado!

Archid y Adeltrud estaban emocionados después de que Eru se fuera.

Estaban observando las estrellas en el tejado por algunos eventos desafortunados y tuvieron un encuentro increíble. Sus vidas cambiaron drásticamente debido a esta reunión.

Eru, Archid y Adeltrud se reunieron de nuevo al día siguiente, en el mismo lugar.

A diferencia del encuentro anterior, los dos parecían estar esperando a Eru. Eru renunció a cualquier pensamiento de tratar de evitarlos y los saludó.

—Buenas tardes. ¿Mirando las estrellas otra vez?

—Buenas. No, estamos aquí para verte.

—Sí…

La pareja sonrió feliz, visible incluso bajo la tenue luz de las estrellas. Eru no estaba seguro de sus intenciones, pero decidió seguirles la corriente. Podría huir si las cosas salen mal y escoger otra ruta en el futuro.

—Eh, ¿tienes que cubrirte la cabeza?

Archid señaló. Eru pensó que era grosero también, así que se quitó la capucha y se sentó en el techo como lo hicieron ellos.

—¿De qué se trata esto?

Eru los presionó. Se dio cuenta de que los dos se ponían rígidos con expresiones incómodas en sus rostros.

—Eh, sus nombres son Archid y Adeltrud, ¿verdad? ¿Por qué la extraña reacción?

—¿Eh? Oh, nada. Tú… ¡¿eres una niña?!

—Te moviste tan rápido que pensé que eras un niño…

Eru, cuya imagen se parecía a la de su madre, se había vuelto aún más adorable con la edad y ahora era una “niña bonita”. El pelo púrpura plateado que le llegaba hasta la barbilla estaba cortado a la altura del hombro, balanceándose con en el viento. La tenue luz de la luna no pudo ocultar su rostro. De hecho, la débil luz en suave piel le daba a su rostro un aire mágico. La cara bonita no coincidía con los increíbles movimientos que vieron el día anterior, confundiendo a la pareja. Eru miró a los dos niños con los ojos inclinados y les dijo:

—No, me parezco a mi madre, pero en realidad soy un niño.

—No, hay un límite para cuanto te puedes parecer a tu madre… ¿Eres realmente un niño?

—Es cierto, no tengo nada que ganar con una mentira así.

—Oh… Qué… Qué lindo, Ernesti…

Adeltrud se acercó con sus manos por alguna razón, y Eru retrocedió cuando sintió el peligro. Archid agarró el cuello de Adeltrud y la tiró de inmediato.

—Eh… Ah, mi nombre es difícil de decir, sólo llámame Eru.

—Ah, puedes llamarme Chid.

—¡Por lo tanto, me dirigiré a ti como Eru! ¡Soy Ady!

Después de la ronda de presentaciones, Eru fue cauteloso con Ady, que parecía lista para abalanzarse sobre él mientras decía:

—¿Y entonces? ¿De qué querían hablar?

—Bien, después de que te fuiste ayer, ¿no saltaste muy alto desde el tejado? ¿Cómo lo hiciste?

—Ah, eso…

—También, ¡por favor enséñanos la técnica!

¿A dónde se fue su cautela de ayer? Chid estaba charlando con él como si fueran viejos amigos. Eru no entendía por qué estaba tan emocionado.

—Puedo mostrártelo, pero llevará mucho tiempo, ¿de acuerdo?

—No te preocupes. Si entrenamos contigo, podremos volar como lo hiciste algún día, ¿verdad?

—Pero puede que te quedes atascado en un cuello de botella antes de que eso suceda también…

Eru advirtió y comenzó a explicar su entrenamiento en términos simples… el contenido sobre la magia. Chid y Ady eran muy inteligentes, recogiendo el contenido difícil a buen ritmo. Debido a que entendieron el contenido, fruncieron el ceño ante la tarea que se les avecinaba.

—¿No es agotador?

—Eru es tan increíble…

—¿No te lo dije desde el principio?

El dúo aturdido gimió, y luego levantó la cabeza como si acabaran de pensar en algo.

—Por cierto, ¿por qué tu magia es tan poderosa?

—Esto es debido a la compatibilidad… y he estado entrenando desde hace algunos años.

—Algunos años… ¿Qué edad tienes?

—Ocho.

—¡¿Eh?! ¡¿Es lo mismo que nosotros?!

Ady estaba impresionada. Comparado con la explicación anterior, esto fue más impresionante. Chid y Ady parecían ser gemelos, ambos tenían ocho años como Eru. Chid estaba de buen humor después de escuchar esto, deshaciéndose de todas sus preocupaciones. Tenía un rostro que decía “bien, tenemos que hacer esto” y estaba entusiasmado, como si una llama dentro de él se hubiera prendido. Eru le advirtió a Chid que estaba ansioso por irse:

—El estímulo físico es un hechizo de alto nivel; no puedes usarlo sin empezar desde lo básico.

—Entonces, solo enséñanos la magia.

—¿Hmm…?

—Eres fuerte, ¿verdad? ¡Conoces muchos hechizos avanzados!

—¡Puede que seas lindo, pero también eres confiable!

El rostro de Eru comenzó a acalambrarse. Este desarrollo fue más allá de sus expectativas y no tenía nada que ver con la lindura. Su petición era preocupante; quería escapar si era posible. Pero cuando vio a Chid y Ady hablando con entusiasmo sobre el régimen de entrenamiento, su conciencia no podía permitirle ignorarlos.

—Ah… Esto… Eh, lo entiendo. Les… enseñaré a ambos magia.

—Genial, ¡sabía que lo harías hermano!

—Maravilloso, ¡no es de extrañar que seas tan lindo!

—Me están sobreestimando, y esto ¡no tiene nada que ver con ser lindo! Esperen, como dije, la magia no se puede aprender inmediatamente. Tienes que empezar desde lo básico, ¿entienden?

—Lo sé, lo sé, no te preocupes. ¡Te alcanzaremos en un instante!

Se sintió incómodo con Chid, que aceptó tan fácilmente, pero Eru aún  así confirmó los detalles del entrenamiento con ellos antes de que se separaran.

♦️ ♦️ ♦️

Al día siguiente, los gemelos visitaron la casa de Eru. No por la noche, sino durante el día.

Debido a que sólo se habían encontrado bajo la luz de la luna, finalmente vio sus hermosos cabellos negros y ojos de color avellana. Los morenos gemelos le recordaron a Japón, y sintió una sensación de parentesco con ellos. El pelo desordenado de Chid era corto, mientras que el pelo ligeramente ondulado de Ady llegaba a sus hombros. Realmente eran gemelos, tenían físicos similares y ojos fuertes.

—Bienvenidos a mi humilde morada, por favor, entren.

Eru renunció a cualquier resistencia y los introdujo. La residencia de los Echevarría era un poco más grande que la de sus vecinos debido a sus relaciones con el decano y con el instructor en la Escuela Piloto Laihiala. Chid y Ady miraron a su alrededor con curiosidad mientras seguían a Eru.

La madre de Eru, Celestina, les dio la bienvenida. Su hijo, que rara vez traía amigos a casa, ahora tenía dos invitados al mismo tiempo. Ella era una gran cocinera, y mostró su habilidad, haciendo que sus invitados se sintieran como en casa con sus aperitivos y bebidas. Ady estaba realmente encantada, y se llevó bien con Tina, estaba a punto de seguirla hasta la cocina para hacer bocadillos, pero fue arrastrada con fuerza por Chid.

Después de la interrupción, fueron a la habitación de Eru para aprender magia básica. La habitación de Eru estaba muy ordenada. Sólo había una mesa, una cama y varios estantes a lo largo de la pared. Los estantes tenían libros de texto relacionados con la magia, junto con algunos libros de cuentos para su exhibición. Para los niños en edad preescolar, esta habitación era demasiado práctica. Los gemelos, especialmente Ady, planeaban husmear por la habitación, pero fueron detenidos por Eru. Después de este episodio, la lección de magia finalmente comenzó. Eru utilizó el libro de texto de magia que más le gustaba como material de enseñanza, empezando por los fundamentos. Pensó que la pareja era demasiado confiada y creyó que por tener 8 años se cansarían de ello y renunciarían inmediatamente. Pero Chid y Ady eran sorprendentemente apasionados con los estudios. Cuando comenzaron su sesión práctica de los sellos Arquitecto, mostraron un admirable control, dando en el blanco después de unos pocos intentos.

Eru recordó su conversación ayer. ¿Entendieron inmediatamente la explicación sobre la magia? Eso significa que los gemelos eran excelentes. Eru reflexionó sobre la subestimación de ellos mientras retroalimentación al dúo que se derrumbó después de agotar su maná.

—Lo que están sintiendo es el agotamiento de su maná, debido a que su reserva de maná es demasiado pequeña. Deben comenzar por aumentar su capacidad de maná a través del entrenamiento.

—Huff, huff, esto es agotador. Así que… ¿Cómo hacemos este entrenamiento especial?

—Agota tu maná todos los días. Tu reserva de maná crecerá más rápido que si no haces nada. Y será mejor hacer algo de ejercicio, puedes entrenar tu cuerpo y magia al mismo tiempo, es más eficiente de esa manera.

—Oh… ¿por eso estabas corriendo en el tejado?

—Sí. Te dije que no es sencillo.

—Así es, ¡pero todavía quiero hacerlo! ¡Sólo tengo que seguir con esto todos los días! ¿No es eso “simple”?

Eru se sorprendió. Se dio la vuelta para ver a Ady, que había recuperado el aliento con ambas manos en sus caderas, sin miedo. Sus ojos estaban llenos de determinación y confianza, y una leve sonrisa apareció en su rostro. Miró a Ady, pensando despreocupadamente:  Ella es alta y se convertirá en una belleza en el futuro, pero es difícil de manejar.

—Ya veo…, por favor, trabaja en los sellos Arquitecto por ahora. Podrás hacer un entrenamiento especial conmigo después de que tu maná crezca.

—No sé cuándo podremos alcanzarte… ¡Pero definitivamente será antes de lo que piensas!

—¡Claro!. Sólo míranos; ¡llegaremos a tu nivel en poco tiempo!

La impresión de Eru de sus primeros “buenos amigos” fue mejorando gradualmente.

Son más resistentes de lo que pensaba. Hice algunos amigos bastante interesantes.

Y así, el entrenamiento de Eru incluía ahora a los gemelos, Archid Olter y Adeltrud Olter. Su vida se había vuelto más animada.

♦️ ♦️ ♦️

Eru no sólo estaba aprendiendo magia. Cuando tenía tiempo libre de su entrenamiento mágico y físico, también estaba aprendiendo esgrima como prometió su padre, Mathias. Ésta era el estándar del programa de estudios de la Academia de Pilotos Laihiala. Chid y Ady también se unieron.

De los tres, Chid era el más talentoso en la espada. Su contextura era grande para su edad, lo que le permitió superar a Eru en muy poco tiempo. Su postura era correcta y nunca perdería ante cualquier persona en una batalla de simulación.

Practicaban la espada junto con su magia. Comparado con otros niños de su edad, el trío estaba increíblemente ocupado. Eru hizo el entrenamiento necesario con el fin de lograr su objetivo. Se había acostumbrado a esto después de tanto tiempo, así que no lo encontró intolerable. Sentía que no se había esforzado lo suficiente en su vida anterior, lo que le motivaba a esforzarse más. Se dio cuenta de que la mayor motivación para los seres humanos se manifestaba en su deseo.

Pero ¿qué hay de Chid y Ady? Ellos albergan la misma pasión que Eru, viviendo cada día al máximo. El entrenamiento ya superaba los estándares normales; no había necesidad de cargar a los niños normales con esto. Si ellos aspiraban a ser caballeros, no había necesidad de trabajar tan duro. Pero nunca se quejaron de ello.

¿Qué motiva a los gemelos? No podía pensar en ninguna razón para que trabajaran tan duro.

Incluso con su apretada agenda, no sólo entrenaban. Hicieron tiempo para estar con sus padres o jugar con otros niños de su edad. Con la academia más grande en la nación, los niños tenían muchos compañeros de juego.

El Reino de Fremmevira tenía un problema único, que era la existencia de las bestias demoníacas. La situación aquí es diferente de la región al oeste de las montañas de Aubigne, el reino de Fremmevira compartía una frontera con el bosque Bocuse gobernado por las bestias demoníacas. Las bestias demoníacas a menudo atacaban, amenazando las vidas y la propiedad de los ciudadanos, haciendo que las personas vivan con miedo. Por lo tanto, las ciudades de Fremmevira tenían fuertes muros levantados a su alrededor, protegiendo a los pueblos y a los ciudadanos.

Todos en Fremmevira estuvieron de acuerdo con la construcción de los muros, pero los niños juguetones encontraron la vida dentro de las paredes aburrida y sofocante. Para gastar su energía, trataron a toda la ciudad como su patio de recreo, jugando ruidosamente. El sonido de la risa de los niños se podía oír en las calles todos los días.

No fue diferente este día, un grupo de niños corrió a lo largo de la acera. Pero al mirar más de cerca, un niño se había quedado muy atrás.

—¿Qué estás haciendo…? Tortuga lenta…

Cuando escuchó las burlas de los niños, el chico que se había quedado atrás se detuvo, jadeando, agitó sus brazos mientras protestaba:

—Huff, huff…. No… ¡No se puede evitar! ¡Los enanos no podemos correr tan rápido!

Este niño que protestaba era más bajo que el resto; tenía un cuerpo fuerte y robusto junto con piernas cortas, una estructura robusta pero lenta.

—Ah… Batson es lento…

—¿Qué ha dicho? ¡Maldita sea…!

—¡Lento Batson está enojado! ¡Nos dolerá si nos alcanza…! ¡Corran…!

El niño llamado Batson estaba rojo de ira, corriendo con pasos pesados, pero no podía compensar sus cortos pasos. Los niños se dispersaban con una risa cada vez que se acercaba, dejando atrás al solitario Batson.

—Ku, maldita sea…

Apretó los puños con frustración. No podía hacer nada al respecto, ser lento era un defecto racial de los enanos.

Enanos… una raza procedente de las montañas del norte.

Vivían entre los picos nevados y traicioneros, residiendo dentro las cuevas. Con el paso del tiempo, comenzaron a excavar más profundamente y se convirtieron en hábiles mineros. Mientras refinaban y procesaban los minerales ricos de las colinas del norte, los enanos se convirtieron en expertos en todo tipo de recursos minerales, avanzando sus habilidades en la elaboración con ellos. Eran reconocidos como la “raza de la artesanía”.

Debido a su entorno, los enanos habían evolucionado con el tiempo, para moverse ágilmente en estrechas cuevas. Su baja pero robusta estatura era su rasgo físico más prominente. También estaban cubiertos de músculos, teniendo el doble de fuerza en los brazos que los humanos normales. Eran de aspecto robusto; los hombres tenían el pelo largo y barbas que empezaban a crecer a la edad de diez años. Por cierto, su cultura enfatizaba lo espectacular de sus barbas y todos los hombres se enorgullecían de ellas.

Pero los enanos aislados no pasaron toda su historia escondidos en el norte. Hubo muchos enanos que usaron sus habilidades para establecer herrerías por todo el país.

El niño mencionado hace un momento… Batson Termonen era uno de esos enanos. Sus padres tenían una herrería en la Ciudad Academia Laihiala. Los juegos de los niños giraban en torno a perseguirse entre sí o a las escondidas, especialmente en una ciudad rodeada de murallas. Batson no sabía lo difícil que era vivir en un ambiente tan cerrado con su paso corto. Los niños del barrio también se burlaban de él por su apariencia.

Los niños que se burlaban de Batson se habían ido hace mucho tiempo. Él se dio por vencido, y se dirigió a casa con disgusto.

—¿Estás solo? ¿Dónde están los demás?

El humeante Batson escuchó a alguien hablando con él y vio al trío cuando volvió la cabeza. El que estaba en el centro era especialmente pequeño, como un valle entre dos montañas. Era el trío Ernesti, Archid y Adeltrud.

—Probablemente también se burlaran de mi por ser demasiado lento.

Los tres estaban desconcertados por la respuesta de Batson, pero rápidamente entendieron la situación. Los enanos podían ser lentos, pero también son fuertes y poderosos. Esto significa que sería increíblemente fuerte en una pelea. No perdería contra múltiples enemigos si se trataba de una pelea de perros. Batson discutió con alguien y logró una victoria abrumadora en la lucha que siguió, que fue la razón de la situación actual.

Mientras Eru observaba cómo Batson se alejaba, sintió ganas de hacer una broma y rió maliciosamente:

—Ah, él fue intimidado de nuevo… Muy bien, vamos a por esos chicos, todos.

Los gemelos escucharon la sugerencia de Eru y respondieron con indiferencia:

—Estoy bien con eso, pero ¿cómo? Estamos bien, pero Batson no puede seguir el ritmo.

—Bien, por eso lo traeremos. Sólo piensen en eso como un entrenamiento normal con Batson como peso de entrenamiento.

—¡Oh! ¡Ya entiendo!

—¡Vamos, vamos!

Chid y Ady comprendieron lo que Eru estaba diciendo, y se pusieron a ambos lados de Batson. No consideraron cómo se sentía Batson y le agarraron los brazos.

—¿Eh? Hey… ¡Hey!. ¿Qué estás…?

—Bueno, ¡vamos a empezar nuestro ejercicio de correr para el día!

Chid y Ady comenzaron a moverse por orden de Eru, ignorando al confundido Batson. Trataron a Batson como una carga y lo llevaron. Esta técnica sólo podía ser usada después de aprender “Potencia Física Limitada”, permitiéndoles usar la fuerza por encima de su límite físico. Batson estaba aturdido por su increíble velocidad, incapaz de resistirse.

—¡Deben estar en la plaza central! ¡Ataquemos!

—¡Ora!

—¡Sí!

—Como dije, ¿qué está pasando…?

La Ciudad Academia Laihiala estaba dividida aproximadamente entre el campus de la escuela y la zona urbana. En el corazón de la zona urbana, había un espacio abierto conocido como la Plaza Central para todos. Estaba lleno de puestos durante el día y era el punto de reunión para todos los niños.

—Oye, ¿ese tipo te alcanzará?

—No hay manera, es demasiado lento…

—Así es, ¡te dolerá mucho si te golpea!

—Relájate, solo huye si se aparece. Él es lento, puedes escapar fácilmente.

Fueron los chicos que se burlaban de Batson antes. El grupo usó algunas cajas como asientos, mordiendo las frutas que compraron en un puesto. Estaban alegres por su exitosa venganza. De repente, oyeron un fuerte grito desde muy lejos.

—Ahhhhh… ¡Woah…!

—¡Quítense del camino!

—¿A dónde vas? ¡Más vale que…!

Notaron una voz familiar, que les sorprendió. ¿No era ese Batson, del que sólo se burlaban? ¿La única persona que querían evitar? El grupo buscó el origen de la voz y vio a Chid y Ady llevando a Batson por los brazos y acercándose rápidamente. Ellos entraron en pánico y gritaron:

—Woah, ¡¿qué… qué estás…?!”

—Ah, los encontré. Ahora, Batson … ¡lanza!

Eru señaló el objetivo, mientras Chid y Ady lanzaban a Batson con unas sonrisas traviesas sin reducir la velocidad. Con un comienzo de carrera y un poderoso lanzamiento, el corto pero pequeño Batson voló por el cielo. El grupo de niños reaccionó con lentitud, viendo a Batson mientras se arqueaba por el aire, con la boca abierta. Cuando se dieron cuenta de que eran el punto de aterrizaje, los niños se apresuraron a escapar en pánico.

—¡Eh! ¡Wah, idiota, no vengas aquí!

—Woahhh, rápido… escóndanse…

Pero ya era demasiado tarde para correr. Fueron golpeados directamente por la cabeza dura de Batson, como una roca, la fuerza rompiendo las cajas en trozos. Cayeron por todas partes bajo una nube de polvo. Era tan caótico que las mentes maestras, Eru y sus amigos, se sintieron culpables al mirarse.

—¿Hemos… ido demasiado lejos?

—Sí… Justo en el blanco.

—Hey… tengo una idea, creo que deberíamos salir de aquí.

—¡Ustedes tres! ¡No corran!

Batson se encogió de hombros y se levantó entre los escombros. Como era de esperar, el primero en recuperarse fue él, el resto de los niños seguían abajo. Batson estaba furioso, corriendo hacia el trío con una velocidad más allá de cualquier enano. Los tres idiotas corrieron inmediatamente.

—¡Adiós, hasta luego!

—¡Cállate! ¡Quédate donde estás!

Por cierto, los niños, que fueron dejados atrás fueron capturados por los adultos, y fueron regañados por romper las cajas.

A cierta distancia de la plaza central y la zona residencial había un centro comercial. Había un edificio del doble del tamaño de los que lo rodeaban. Enfatizaba más la solidez que la apariencia. Este era el taller de herrería “Termonen”.

Batson persiguió a Eru ya los demás por todas las calles, y finalmente terminó aquí. Comparado con Eru y compañía, Batson estaba al borde de morir de agotamiento después de la persecución.

—Tú… Ustedes.. son demasiado rápidos ..

—Gracias a nuestro entrenamiento diario.

—Huff… ¿Cómo te entrenaste para ser tan bueno…?

Eru sonrió casualmente. En términos de resistencia, Batson tenía la ventaja, pero no pudo igualar a Eru y su magia.

—Ah … olvídalo, ya no me importa.

Batson estaba exhausto y sentía que todo esto era una tontería. Se rindió y se acostó en el suelo con sus miembros extendidos y, finalmente, recuperó el aliento después de un largo rato. Sonrió con satisfacción y rió suavemente.

—Pero fue divertido aplastarles la cabeza primero.

—Oye, oye, podemos hacerlo de nuevo si quieres.

—De ninguna manera.

Después de un rato, Batson se levantó con calma y señaló su casa.

—Eh, bien, ¿quieren visitar mi casa? Tengo sed.

Tal vez sea porque estaban cerca del taller, pero podía sentir el calor incluso desde fuera. Los padres artesanos de Batson probablemente estaban trabajando allí.

—Oh, nunca he estado en tu casa.

—Sí… Te golpearán si los molestas. No sean demasiado ruidosos.

El trío entró en la casa de Batson y vio a su padre y a unos cuantos artesanos trabajando en silencio. El padre de Batson tenía una larga barba y un cuerpo ancho; era fácil decir que era un enano. Sus golpes no eran una broma.

Frente a las mesas de trabajo estaba el frente de la tienda con la mercancía terminada en exhibición. Batson explicó con orgullo cada uno de ellos.

—Mira, todos estos están hechos por mi padre.

Se podía ver todo tipo de equipamiento metálico, desde espadas, lanzas, escudos y armaduras hasta woks y ollas. Como se esperaba de un herrero enano, estaban hechos con delicadeza. Cada uno de ellos era una obra maestra hecha al tamaño y color perfectos.

—Woah… Tu casa está vendiendo muchas cosas.

Eru hojeó la mercancía mientras Ady lo seguía. Chid se emocionó cuando vio las armas, como espadas y lanzas. Batson estaba muy contento cuando alabaron el trabajo de su padre.

—Oye Bat, ¿tú también haces artesanías?

—Ah… mi papá rara vez me deja tocar el metal, pero puedo hacer carpintería. Después de todo soy un enano, ¡incluso mi padre elogia mi trabajo!

Después de escuchar la caprichosa pregunta de Ady, Batson señaló un artículo en la esquina de la tienda. Había algunos artículos domésticos de madera allí. Parecían sencillos, pero la mano de obra era buena y duradera. La habilidad de Batson era evidente, y el trío estaba impresionado. En este punto, algo en la esquina atrajo la atención de Eru.

—¿Puedes hacer “bastones mágicos”?

—¿Bastones mágicos…? Puedo hacerlos si hay materiales suficientes. Los hice para ganar algo de dinero.

Para usar la magia, los humanos tienen que usar “catalizadores de cristal” externos para convertir el maná en fenómenos físicos, y un bastón mágico era el ejemplo más común de eso. En pocas palabras, el catalizador de cristal se fija al extremo de la vara para facilitar su uso.

La mayoría de los bastones están hechos de árboles llamados “niebla blanca”. Debido a que la madera de estos árboles era un excelente conductor de maná, es un ingrediente mágico popular. El bastón plano, hecho a mano por Batson, también fue hecho de eso.

—Al practicar la magia, siempre sentí que…

Eru dirigió su mirada hacia el bastón en su cintura. Era el objeto mágico que había estado usando desde el principio. Era más corto que la mayoría de los bastones y se ajustaba bien con su pequeña estatura.

—¿Qué es? ¿Hay algo malo con tu bastón?

Eru giró el corto bastón del báculo en su mano y sonrió al confundido Batson.

—¿No crees que un bastón mágico es difícil de manejar?

Además de Batson, Chid y Ady estaban desconcertados por el comentario de Eru. Se habían acostumbrado a usar el bastón como una herramienta para usar magia y no tenían quejas. No entendían lo que quería decir.

Eru pensó que no se sentía bien debido a los recuerdos de su vida anterior. Debido a que recordaba el mundo mundo donde la ciencia era el rey, sentía que esto era incómodo y primitivo. Estrictamente hablando, los pentagramas mágicos son elementos usados para lanzar hechizos. Aparte de “fortalecer” la magia, los hechizos humanos suelen ser “disparados”, liberando poderosos efectos. Eru asumió que un bastón mágico era una especie de “arma de proyectiles”.

Eru recordó una escena de su pasado en Japón… una habitación llena de modelos. Entre estas colecciones, él tomó un arma de aire comprimido, un rifle “Winchester M1894”, lo que le dejó una profunda impresión. Las armas de fuego, especialmente rifles, se asemejan a los pentagramas mágicos. La similitud le hizo pensar que había una manera de poner en práctica la forma del rifle sobre un bastón mágico.

—Por ejemplo, los caballeros luchan con una espada y un bastón en cada mano…

Incluso los caballeros, cuya principal arma eran las espadas, sabían la importancia de la magia. Los caballeros diestros tendrían la espada larga en su mano dominante y el bastón con la otra. Si se equipaba un escudo en la mano izquierda, normalmente sostenían el bastón detrás del escudo.

—Creo que es una molestia mantenerlos por separado, por eso he estado pensando en combinarlos.

—No lo entiendo… Pero incluso si se puede hacer, ¿cómo quieres hacerlo?

Mientras pensaba, Eru tuvo un golpe de inspiración. Pistolas y espadas… Estos dos sencillos términos lo hicieron pensar en las bayonetas de los rifles. Era simplemente atar un cuchillo a la punta de un cañón del arma, usando el rifle como un arma de combate. Este concepto fue llevado a este mundo alternativo por Eru.

—Sí, se me acaba de ocurrir una idea interesante.

Eru sonrió suavemente, haciendo que Batson sintiera un escalofrío por su espalda.

Más tarde, Eru regresó a casa, se sentó frente a una mesa, y dibujó el diseño que tenía en mente. Su concentración sorprendió a Chid y Ady que le acompañaron.

—¿Qué es eso? Qué baston tan extraño.

Eso fue lo primero que dijo Ady después de mirar el diagrama terminado.

“Bayoneta”… un rifle que dispara hechizos con una hoja montada sobre él, el primer “bastón mágico” de su tipo. Para Ady, que sólo había visto bastones mágicos normales, era muy exótico.

Al día siguiente, Eru visitó de nuevo la casa de Batson con el diseño en la mano.

—Como mencioné ayer, ¿puedes hacer un bastón como éste?

Batson estaba perdido mientras miraba al invitado inesperado, que había aparecido con un diseño en la mano después de un solo día. Decidió mirar el plano primero y comenzó a confirmar los detalles. Hizo una cara extraña.

—Eru, ¿qué… es esto?

—Rifle Winchester.

—Nunca he oído hablar de un bastón con ese nombre y la forma… es extraña… ¿Por qué la parte inferior es tan ancha? Y, ¿qué hay de esta pieza que sobresale aquí?

—Bueno, esto se conoce como la culata…

Algunas cosas no podían explicarse con sólo un dibujo de diseño. Eru respondió a las preguntas de Batson y le explicó en detalle.

—Eh, lo intentaré.

Batson no lo entendió realmente, pero aceptó el trabajo de todos modos. Le prometió a Eru que fabricaría este extraño bastón mágico. El niño se sintió aliviado, y sintió que esta era una buena oportunidad para ver el trabajo artesanal del duende.

Varios días después, Eru visitó la casa de Batson por tercera vez con invitación. El arma única diseñada por él se presentó en forma física.

El mango se parecía a la culata de un rifle, grueso y ligeramente doblado, pero no tenía gatillos. Un catalizador de cristal se fijó en la punta, donde debería estar la mira del arma. En lugar del cañón había una espada corta fija en su lugar. Esta era la bayoneta diseñada en este mundo alternativo, el “Báculo de pistola”.

—La carpintería la hago yo, mi padre me ayudó con los trozos metálicos.

—¿Te dio un sermón? Si fue demasiado problema, hacer todo de madera también habría estado bien.

Cuando Eru lo visitó hace unos días, se enteró de que el padre de Batson estaba muy ocupado. Eru no quiso presionarlo y le pidió a Batson que hiciera lo que pudiera.

—Eh, por alguna razón estaba muy interesado cuando lo estaba haciendo y me echó una mano.

Eru asintió con la cabeza. Le dio las gracias a Batson y tomó “eso” en su mano rápidamente. Probó el tamaño, el peso y el equilibrio, el producto final no era diferente del diseño. Los enanos eran increíbles, sus habilidades eran realmente asombrosas.

—Muy bien, lo completé como lo has pedido… resultó raro, ¿qué piensas hacer?

—Será más rápido mostrarte.

Eru intentó empuñar el “bastón” y le pidió a Batson un lugar para probar la magia. Los dos se dirigieron al patio detrás de la herrería, donde se erigieron unas cuantas tablas de objetivos para probar las espadas. Eru apuntó a uno y la cortó, lanzando un hechizo de viento intermedio justo antes de que golpeara [Espada sónica]. Usó el catalizador de cristal del bastón para convertir el maná en forma física, emitiendo una onda de choque en la hoja y dividiendo el blanco a la mitad. Eru apuntó a la mitad superior que estaba cayendo y lanzó un hechizo de fuego intermedio – [Bola de fuego]. Se conectó con el objetivo y explotó, dejando una nube de polvo a su paso. El increíble desempeño del bastón hizo sonreír a Eru, pero Batson quedó atónito.

—¿Cómo debería decir esto? Es demasiado extraño y fuera de este mundo.

—Eh, dejémoslo así. Batson, ¡lo hiciste genial! ¡Parece que usar magia en el futuro será interesante!

—Eh, mientras seas feliz.

—Por cierto, ¿puedes hacer otro para mí?

—No seas tan desvergonzado con tus peticiones.

Eru recibió el segundo equipo de bayoneta que él quería. Estos dos bastones de bayoneta oficialmente nombrados “Winchester” fueron guardados en una envoltura especialmente hecha llevada alrededor de su cintura. Eru los mantuvo con él en todo momento.

La finalización del bastón de la bayoneta, que era adecuado para la lucha cuerpo a cuerpo y combates a distancia, fueron la clave para mejorar su movilidad y potencia de fuego, influyendo en su estilo de lucha en gran medida.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *