Apaga las Luces – Extra 1 (II)

Traducido por Shiro

Editado por Sakuya


Mason pensó: Considero que este preciso momento es el más estúpido de toda mi vida. 

¿Qué debería decir? ¿Qué expresión debería hacer? ¿Qué debería hacer? No conseguía pensar en nada.

Noah, de pie en la entrada y con móvil en mano, miró fijamente el rostro de Mason con expresión indescifrable. Entonces, bajó la mirada con lentitud pasando por su pene desnudo y colgante, sus piernas y los pantalones atorados alrededor de los tobillos, tras lo que la volvió a subir para mirar con intensidad su ingle húmeda. Leer más…

Ya no te amo – Capítulo 51

Traducido por Melin Ithil

Editado por Sakuya


La triste noche de todos pasó en algún momento. El tiempo pasó rápido y pronto fue el día en que tendrían que partir, así como el día en que su matrimonio se haría oficial.

Por lo tanto, Niveia no estaba de buen humor. La primera razón es que, debido al anuncio de la boda nacional, no pudo moverse en todo el día y tuvo que estar de pie organizando las decoraciones.

—¿Qué tela es mejor? Leer más…

Ya no te amo – Capítulo 50

Traducido por Melin Ithil

Editado por Sakuya


Sus ojos se encontraron.

Ella tenía tal expresión en su rostro que parecía que estaba a punto de llorar. ¿Sería consciente del tono de piel que se elevaba sobre sus hermosas facciones? Parecía un niño al que se le había caído al barro su caramelo del que solo había tenido un bocado.

—Está bien si amas a otra persona, está bien que solo tú tengas el poder del gobierno, e incluso está bien si reclutas a un hijo fuera del matrimonio, lo criaras bien, entonces…

—¿Ante tus ojos me veo como un desgraciado bastardo? —Al final, no pudo evitar reír. Fue entonces cuando comprendió su petición. Leer más…

Consorte experta en venenos – Capítulo 156: El sabor del sufrimiento en silencio

Traducido por Selena

Editado por Ayanami


Tras la reprimenda de Han Yunxi, Murong Wanru dio un respingo, antes de ponerse en pie. Se cubrió la cara, empujó a Han Yunxi con dureza y salió corriendo por la puerta. Asustada, la princesa Changping gritó: —¡Alguien, rápido! ¡Persíganla y asegúrense de que no se tome las cosas demasiado a pecho!

—Princesa Changping, ¿qué clase de trabajo está haciendo su gente? ¡Ni siquiera pueden cuidar a un borracho. Ahora que ha ocurrido esto, será mejor que acompañes personalmente a Zhangsun Che para que le explique las cosas a la Gran Concubina Yi! —Han Yunxi la reprendió. No le preocupaba que Murong Wanru se suicidara con su personalidad. Después de hablar, Han Yunxi se sacudió las mangas y se marchó. Leer más…