El Perseguido – Capítulo 108: Cosas extrañas

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Al principio, Ye Ying Zhi estaba disfrutando de la dulzura de Chi Yan jugando solo, dejándolo tratar de “calentarlo” con sus propios labios y lengua a su manera. Después de aguantar por un tiempo, no pudo resistirlo más. Se dio la vuelta, lo presionó debajo de él y lo besó. Estuvieron así un largo rato hasta que logró reunir fuerzas para separarse, soltándolo de mala gana.

—… Mi Ah Yan es tan dulce —susurró jadeante.

La cara del joven se puso roja en un instante, lo miraba sin saber cómo reaccionar. Leer más…

El Perseguido – Capítulo 107: Calentarlo

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


La familia Xu había preparado alojamiento para los maestros taoístas que venían de otras partes del mundo para participar en el ritual de oración, pero Ye Ying Zhi se llevó a Chi Yan. No al jardín donde se habían conocido, sino a la casa principal de la familia Ye. La casa de la familia Ye y la de la familia Xu no estaban muy cerca y tampoco muy lejos. Ambos estaban en la misma zona, pero se tardaba media hora en ir de un punto al otro.

Como Ye Ying Zhi no vivió ahí en el pasado, Chi Yan recordó que rara vez había estado ahí, unas pocas veces para participar en algunas actividades con la familia Chi. Leer más…

El contrato de la Princesa y la Duquesa Monstruosa – Capítulo 25

Traducido por Ichigo

Editado por Lucy


Golpeó la mesa, y sonó un ruido más fuerte de lo que pensó. Incluso los oídos de Luenti cosquillearon, y hasta los sirvientes que caminaban por el pasillo parpadearon, asombrados.

Por fortuna, su rostro tenía expresiones parecidas a las de su madre, pero Luenti era muy consciente de que daba un poco más de miedo a la niña que el rostro de su padre.

Si alguien que tuviera una expresión tan terrorífica como él vendría y te miraría de forma tan fija, gruñiría e incluso golpearía la mesa, seguro que haría a una niña llorar. Leer más…

Hogar Zerg – Capítulo 17: Los amigos de Xi Ran.

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Xi Ran fue a preguntar y descubrió que su amigo se iría poco después de que él regresara en unos días, por lo que tuvo que fijar una hora para la reunión rápidamente. De hecho, la otra parte quería visitarlo, pero como Xi Ran se “volvió a casar” rápidamente, temía que a Huan Xiu no le gustara, por lo que no quiso tomar la iniciativa.

De regreso a casa, Huan Ye miró hacia arriba y le preguntó a Xi Ran: —¿Es el tío Lan?

—Sí, es él. Lo recuerdas. Leer más…