Mi prometido ama a mi hermana – Arco 8 – Capítulo 1

Traducido por Ichigo

Editado por Lucy


Sentí que escuché la voz de Crow. Sin embargo, caí en un espacio oscuro. Aunque me sentí aliviada de que esta vez fuera de verdad “el fin”, mi conciencia no se desvaneció. Era claro que no era la misma sensación de “muerte” que había experimentado muchas veces antes. Pensando que era extraño, me entregué a esta “voluntad desconocida” que no podía ser resistida. Entonces, al final comenzó.

Era como si estuviera experimentando de forma indirecta “su” vida.

El comienzo comenzó ese día. El día en que me suicidé. Sólo lo recuerdo hasta que salté de la silla después de haberme puesto una cuerda alrededor del cuello. El mundo que se tiñó de blanco por un momento se volvió oscuro y luego terminó. Eso era de esperar desde que morí. Sin embargo, a pesar de que yo había desaparecido, el mundo en sí no se desvaneció. Las vidas de otras personas continuaron y el tiempo no se detuvo. Leer más…

La Villana Revierte el Reloj de Arena – Capítulo 126: No hay piedad (5)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Hasta hace apenas un año, había sido una niña alegre que había estado cubierta de pecas, pero ahora estaba lejos del pasado, luciendo como una verdadera baronesa.

Por supuesto, algunas sirvientas envidiosas le mostraron su lealtad a Aria en busca de una vida mejor como la de Annie, pero Aria ya no tenía intención de hacerse cargo de las sirvientas que habían ayudado a Mielle en el pasado, mientras se reía del comportamiento de las plebeyas que no se habían dado cuenta de esto. Leer más…

La Villana Revierte el Reloj de Arena – Capítulo 125: No hay piedad (4)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—Lo entiendo, señorita. Por cierto, ¿por qué la convertirá en sirvienta? No creo que sea muy útil, y también me pregunto por qué debería haber una niña tan arrogante como sirvienta. No me diga que tengo que sacarla, ¿verdad? —dijo Annie, ya que Mielle debía quedarse a su lado. 

Aria respondió con una sonrisa inesperada a la preocupada Annie.

—No te preocupes. Eso no va a suceder. Leer más…