Al límite – Capítulo 114: Extrañas emociones

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Era finales de mayo y el rodaje del drama de Han Dong estaba llegando a su fin.

Las pocas escenas restantes eran, en su mayoría, nocturnas y se centraban en Han Dong y Yu Ming, por lo que ambos volvían a vivir en blanco y negro.

Hoy era el metraje de Yu Ming, y aunque no había ningún Han Dong involucrado, todavía iba con él.

Eran más de las once de la noche, antes de que el coche saliera de la empresa, Han Dong miró a través de la ventanilla del coche hacia el edificio de oficinas y no pudo evitar murmurar:

—Wang Zhong Ding no parece haberse quedado mucho tiempo despierto esta vez.

Yu Ming respondió casualmente.

—¿Debe ser que ya no está tan ocupado con el trabajo?

—¿Cómo es eso? Con tantas películas en la agenda para el verano, reuniones y promociones, ¡debe estar más ocupado que de costumbre!

Han Dong acababa de terminar de hablar cuando Shen Chuhua, que había estado bostezando, se animó de repente.

—Sí, el gerente Wang está muy ocupado esta vez. Asistió a una ceremonia de apertura a las 10:28 de la mañana, y en cuanto terminó tomó un avión a Hangzhou para asistir a un evento de la asociación de directores. Regresó a las 17:11 y ha vuelto a salir …

—¡Eh! ¡Oye! —Han Dong interrumpió a Shen Chuhua—: ¿Eres mi asistente o su asistente?

Shen Chuhua sonrió tímidamente:

—Cotillear sobre el señor Wang es sólo una afición mía.

—Entonces, por favor, no seas poco profesional, ¿de acuerdo? No te pido que recuerdes mi horario tan claramente, sólo espero que la próxima vez que te pida que compres dos bollos de carne, ¡no me compres dos libras!

Shen Chuhua se enfureció:

—No es que no quiera hacer nada por ti, pero no tienes nada que hacer por mí. No tienes ni un solo anuncio, ¡y no te gusta que lo haga por ti por cuestiones personales!

Han Dong se sintió bastante humillado:

—¿Cómo que no hay ni un solo anuncio? ¿No es porque tengo tareas de filmación?

—¡Pero Li Tian Gang estaba corriendo por la publicidad durante el rodaje! Incluso Zhang Xing Hu aparece de vez en cuando en la televisión. Los conductores están ansiosos por ti. Según la razón, debería haber muchos anuncios y medios de comunicación impresos contactando contigo después de que terminaras de rodar la portada, ¿cómo es que todo está tan tranquilo?

De hecho, Han Dong no podía entenderlo, en ese momento, después del rodaje, Mr. Nick también le mencionó sobre trabajar juntos de nuevo, pero luego no hubo noticias.

En cuanto a los anunciantes o los medios de comunicación impresos, por grandes o pequeños que sean, nadie parecía haberse dirigido a él.

—Normalmente, ¿a quién iría ese número de contacto? —Preguntó Han Dong.

Los demás dijeron al unísono:

—El agente, por supuesto.

Han Dong intentó llamar a Wang Zhong Ding, pero el resultado fue otra transferencia automática al buzón de voz, lo que ya había ocurrido varias veces.

Malvado, ¿en qué demonios estaba ocupado? Al final, Han Dong escuchó al director Lu hablando por teléfono.

—De acuerdo, no se preocupe, Señor Wang, me mantendré firme en los días restantes.

El director Lu acababa de colgar cuando la voz interrogativa de Han Dong se acercó.

—¿Por qué Wang Zhong Ding responde a tus llamadas pero no a las mías?

En cuanto las palabras salieron de su boca, todos le lanzaron miradas incomprensibles: tenía que preguntar esto ¿No era algo obvio? El director Lu acarició el hombro de Han Dong y lo consoló.

—El señor Wang no te quiere sólo temporalmente, piénsalo, ya tienes una parte de los artículos que envió. Aunque esté ocupado, demuestra que estás lejos de ser tratado con igualdad. Si te esfuerzas, en un futuro próximo el señor Wang debería responder a tu llamada.

♦ ♦ ♦

Después de un rato, Yu Ming se maquilló, el equipo estaba listo y se empezó a rodar esta toma.

La persona frente a Yu Ming, conocido como el protagonista masculino, Ma Bin.

Ma Bin estaba tumbado en su cama, con las cejas cerradas, obviamente sufriendo una pesadilla.

En la investigación existente sobre la “cama prensada de fantasmas”, muchas personas han visto “cosas impuras”.

Este “algo” puede no ser real, pero la mayoría de las veces es una realidad formada por la proyección de la conciencia interior.

En otras palabras, cuanto más miedo tengas de ver algo, más verás algo.

Cuando el héroe se acostó por primera vez, ya se sintió “presionado”.

Todo tipo de pensamientos horribles comenzaron a entrar en su mente, y cualquier cosa en la habitación puede ser distorsionada en una escena de horror.

Por ejemplo, la sábana frente al héroe está seriamente rota con un agujero del tamaño de una raqueta de tenis.

Era imposible que una persona normal saliera de este agujero, pero Yu Ming sí podía.

Además de sus propias fuerzas, también se lo debe a su duro entrenamiento durante estos días.

Porque la flexibilidad podría crear un efecto de distorsión que también mostraría su belleza visual.

Para lograr el terror absoluto, había que esforzarse en la postura y la velocidad. Por eso se dejó esta toma para el final.

Por no hablar de que el protagonista masculino, tumbado en la cama estaba asustado, todo el mundo alrededor lo estaba.

Lo único que se ve es una cabeza que se levanta lentamente y una peluca suelta que se extiende por la cama.

Entonces, ¡un espantoso rostro blanco apareció en la toma! Junto a él apareció el brazo retorcido con fuerza hacia la nuca, sacando la mitad del brazo en el proceso. Le sigue la parte superior del cuerpo manchada de sangre, ambos brazos danzando hacia adelante y hacia atrás todo el tiempo mientras escarban.

Cualquiera que tenga una fobia retorcida sin duda sufriría un subidón al cielo si viera esta imagen.

Justo cuando todos se sentían intensamente incómodos, Han Dong estaba bebiendo “sangre” a su lado. Nunca falta sangre en las películas de terror, y hoy en día, se hace, sobre todo, con miel y colorante, y a veces con algunas especias en casa.

Por ello, Han Dong, a menudo le pedía al maestro de utilería que preparara dos cuencos más, no sólo para combatir la fatiga sino también para curar el estreñimiento.

Yu Ming se había metido en la cama y se había colgado sobre Ma Bin.

De repente, su cintura giró ciento ochenta grados, con una gran rotación, originalmente giró hacia Ma Bin, quien se retorció al instante, pero su parte inferior del cuerpo permaneció igual.

Todos se taparon la boca y el ambiente se tensó

Sólo Han Dong se escondió en la oscuridad y grabó en secreto.

Era demasiado impresionante, ¿el sexo no sería tan flexible como ellos querían? De repente, la silenciosa sala dejó escapar un trágico rugido de conmoción.

—Ah.

Cualquiera podía oír que el rugido era producto de un miedo sincero.

—¡Corte!

¡Y pasó! Cuando se encendieron las luces, todo el personal aplaudió en ese momento.

—Trabajaron duro, trabajaron duro.

El director Lu se acercó y ayudó a Yu Ming a salir de la cama.

—Eso fue genial, totalmente inesperado.

Han Dong se apresuró a enviar las imágenes grabadas en secreto a Xia Hongwei, antes de guardar su teléfono en el bolsillo y caminar hacia Yu Ming.

Zhang Xinghu se apresuró desde otro lado a visitar el set y se sorprendió al ver a un hombre con la boca llena de sangre saliendo con un hombre de rostro lúgubre.

—Ustedes dos son realmente…

Han Dong se rió. —¿También acaban de terminar el trabajo?

—Sí. —Zhang Xinghu se frotó los brazos. —Ustedes tienen una atmósfera muy pesada aquí, acabo de llegar y se me puso la piel de gallina.

—¿De verdad? —Han Dong no lo sintió.

Por ello, una actriz que estaba a su lado también dijo:

—¿Cómo no? Llevo varios días seguidos presionada en mi cama. Especialmente cuando actuaba frente a ti, tuve pesadillas durante varios días.

Al oírla decir eso, mucha gente se hizo eco.

—Han Daxian’er, haz un ritual.

—Así es, sintámonos más seguros.

Los equipos de las películas de terror siempre han tenido un tabú con los espíritus, y la razón por la que El Exorcista se convirtió en el rey de las películas de terror fue que, además de la trama y los efectos especiales, la otra razón importante fue la extraña muerte de varios miembros del personal y actores durante el rodaje, y que el director sufriera de esquizofrenia.

Aunque no hay pruebas de una relación causal con el rodaje, es un hecho que filmar películas de terror duele.

Han Dong se acercó a buscar el consejo del director Lu.

El director Lu dijo:

—Todo lo demás es fácil de manejar, pero tengo miedo del presidente Wang.

—Ya son más de las dos, el señor Wang no debería estar.

El camarógrafo se metió.

El director Lu se quedó pensativo durante un momento, pero, aun así, asintió con la cabeza y aceptó.

Han Dong hizo que se sentasen en fila todas las personas que habían estado de mal humor últimamente, especialmente las que habían experimentado las camas prensadas de los fantasmas.

Debía hacer amuletos para todos ellos a mano y deshacerse de la energía hostil en sus cuerpos.

El ambiente se estaba poniendo serio cuando sonó un repentino empujón en la puerta.

Todos volvieron la vista hacia la puerta.

El rostro frío de Wang Zhong Ding apareció ante la multitud.

La sala estaba tan silenciosa que hasta la caspa se oía caer al suelo, y muchos no se atrevían ni a exhalar.

Han Dong también parecía avergonzado, no vino temprano ni tarde, pero llegó a esta hora.

En el centro de la sala había un quemador de incienso, Han Dong sostenía una “espada preciosa” en su mano, y todos tenían un talismán espiritual en la cabeza… era una escena tan grandiosa que no podían ocultarla.

El director Lu se acercó con una cara avergonzada y trató de explicarle a Wang Zhong Ding, sólo para ser interrumpido por éste con un movimiento de la mano.

—Continúen.

Ante estas palabras, todos se congelaron, incluso Han Daxian’er, que era tan indiferente como un dios, se congeló.

Wang Zhong Ding se sentó en una fila con el grupo de personas que habían sufrido la prensa fantasma y volvió a agitar la mano hacia Han Dong.

—Continúa.

Wang Zhong Ding no lo dijo explícitamente, pero de hecho, su situación era peor que nadie en cuanto a camas siendo presionadas por fantasmas, y había estado follando con Han Dong durante varias noches seguidas.

Con el permiso de Wang Zhong Ding, Han Dong lo hizo aún más fuerte.

Balbuceando y bailando como si estuviera en una obra de teatro, Wang Zhong Ding realmente aguantó sosteniendo la mirada.

—Todo lo que les moleste perecerá bajo mi espada.

La “espada” en la mano de Han Dong se agitaba fervientemente ante los ojos de todos, y seguía avanzando sin problemas.

Pero cuando llegó a Wang Zhong Ding, su brazo, de repente, pareció tener un calambre y no pudo levantarlo.

Los ojos de Wang Zhong Ding cambiaron, ¿es realmente cierto? ¿Podría ser un acto? Justo cuando estaba pensando, Han Dong cayó de repente hacia atrás y se dio un gran taconazo.

La sala resonó al instante con un estruendo de risas.

—Digo, Daxian’er, ¿quién te impulsó a limpiar el suelo?

Han Dong se levantó apresuradamente del suelo y miró fijamente a Wang Zhong Ding, preguntando:

—¿Tú también fuiste presionado en tu cama por un fantasma?

El rostro de Wang Zhong Ding era frío.

—Sólo te estoy tomando el pelo.

—La presión de los fantasmas en la cama suele ser un sueño sexual —recordó Han Dong deliberadamente.

—No tiene nada que ver contigo.

Wang Zhong Ding todavía tenía esa cara fría y dura.

Han Dong dio un suspiro fantasmal de alivio:

—Entonces, ¿ah? Pensé que soñabas conmigo.

La justa mirada de Wang Zhong Ding se dirigió repentinamente a otra parte.

Han Dong estaba a punto de seguir preguntando, pero entonces, una persona intervino al otro lado de la habitación, poniendo una dura distancia entre él y Wang Zhong Ding.

Más tarde, cuando Han Dong quiso echar un vistazo a Wang Zhong Ding, alguien se lo impidió deliberadamente.

—Eh, ¿qué quieren todos?

Han Dong no pudo evitar preguntar.

Una actriz dijo:

—Tememos que una vez que el Señor Wang te vea, no querrá quedarse aquí.

El director Lu, apoyándose en el hecho de que Wang Zhong Ding estaba feliz hoy, tuvo la audacia de decirle:

—Ya que puedes adivinar la fortuna, ¿por qué no dices si nuestra película será un éxito de ventas?

Wang Zhong Ding tampoco mostró ninguna objeción o disgusto, e igualmente dirigió su mirada hacia Han Dong.

Han Dong pellizcó sus dedos y, al instante, le mostró una expresión de excitación hacia el director Lu.

—¡Será muy vendida! Si no se vende bien en la taquilla, me echas.

Pero Wang Zhong Ding pudo ver claramente, una extraña emoción mezclada en los ojos de Han Dong.

El director Lu se rió a carcajadas:

—Señor Wang, ¿ha oído eso? Incluso Han Daxian’er lo dijo.

Wang Zhong Ding no expresó nada, sólo dijo:

—Todo el mundo ha trabajado mucho, así que no los acompañaré.

Justo cuando salió, Han Dong lo persiguió.

—Oye, ¿has pospuesto todos mis anuncios?

Wang Zhong Ding no lo negó.

Han Dong preguntó:

—¿Por qué?

—Para mantener tu misterio.

Después de decir eso, Wang Zhong Ding se dio la vuelta y se alejó.

Han Dong resopló fríamente, ¿mantener mi misterio o tu misterio?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.