El Perseguido – Capítulo 74: Inquieto

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Chi Yan no pudo predecir por lo que Alex y los demás pasarían. Más allá de eso, Ye Ying Zhi le había traído buenas noticias. Con suerte, esos vampiros serían castigados y él no tendría que volver a verlos o preocuparse más por ellos.

Pero ahora tiene otro problema.

El dormitorio de un solo ocupante no era grande y como solo se quedaría un semestre, sería inconveniente para él manejar cuando se fuera. Entonces Chi Yan no tenía ningún mueble adicional para sentarse además de la cama y una silla de computadora que venía con el dormitorio.

Chi Yan le pidió a su amigo cazador de vampiros que se sentara en su cama mientras él se sentaba en la silla de la computadora.

—¿Qué pasa con los hombres lobo que aparecieron de repente? No recuerdo haberlos provocado.

—Tampoco estoy muy seguro. Solo puedo hacer una suposición —Ye Ying Zhi dijo con cautela—. Esa chica de al lado salvó antes al líder del clan de hombres lobo… En ese momento, probablemente lo consideraba un lobo ordinario herido o un perro grande. Ese líder hombre lobo le había advertido que no se asocie con esos vampiros, pero aparentemente ella no hizo caso de su consejo. Y ahora está infectada, por lo que ese hombre lobo debe estar tratando de encontrar una manera de salvarla y aprovechar esta oportunidad para devolverle su amabilidad.

Alguna vez había investigado a todos los humanos y no humanos que habían tenido contacto con Chi Yan antes, por lo que no fue sorprendente saber todo esto.

Chi Yan recordó la herida de Emily que derramó mucha sangre, pero se curó rápidamente. No fue una herida fatal. ¿Fue una advertencia del hombre lobo?

—Pero ¿qué tiene esto que ver conmigo? —No pudo evitar preguntar. Salvar a Emily y que lo ataquen, eran dos cosas diferentes y no relacionadas.

—Quizás esos hombres lobo no pudieron salvarla, pero saben que el Príncipe Eymer está aquí y que él debe tener una forma de ayudarla. Pero como todo el mundo sabe, es muy difícil conseguir que el príncipe Eymer ayude. Por lo general, en tales circunstancias, no hay necesidad de tener ninguna esperanza al respecto. Es aún más imposible intentar obligarlo a hacer algo. —Ye Ying Zhi miró a Chi Yan, y luego se volvió un poco incómodo— …Esos hombres lobo deben haber obtenido algo de información sobre tu conexión con el Príncipe Eymer, por lo que habrán intentado secuestrarte para amenazar al Príncipe. Quiero decir, es posible que hayan pensado que eres solo un ser humano común y que sería lo más fácil, por lo que vinieron a buscar problemas contigo.

—¿De dónde sacaron este tipo de información que ni siquiera es confiable en absoluto? —Chi Yan no pudo evitar abrazar su cabeza y suspirar. Miró a Ye Ying Zhi—. Afortunadamente, estás aquí, de lo contrario definitivamente hubiera terminado de forma trágica. No creo que el Príncipe Eymer se moleste en ayudarme, después de todo es parte de la realeza del clan de sangre y nunca será coaccionado por otros. Además, no soy especial para él en absoluto. En el mejor de los casos, le gustó beber mi sangre.

Chi Yan podía imaginarse su trágico destino. Ese hombre lobo esperaba usarlo como moneda de cambio, pero al descubrir que no valía nada para ellos, seguramente no terminaría bien para él.

—No te preocupes, también reportaré a esos hombres lobo. No deberían atreverse a molestar en el futuro —le prometió Ye Ying Zhi, aunque no estaba de acuerdo con lo que decía Chi Yan.

Lo que no le dijo fue que el talento inherente del clan de los hombres lobo era recopilar información y analizarla, y por lo general eran precisos. Pero no tenían que ser solo los hombres lobo. Cualquiera que fuera lo suficientemente observador habría notado el comportamiento anormal de Su Alteza Real, quien recientemente llevaba con frecuencia a un humano a su lado. No fue difícil adivinar que tenía que haber algo especial en Chi Yan. Bueno, fue así al menos para él.

—¿También puedes denunciar al clan de hombres lobo? —Chi Yan se sorprendió un poco.

—Sí —respondió Ye Ying Zhi sin cambiar su expresión, haciéndolo sonar razonable y como si fuera un hecho—. Aunque monitorear a los hombres lobo no es mi responsabilidad principal, tengo algunos contactos.

Chi Yan miró a su amigo con admiración. Aunque Ying Zhi podría tener habilidades limitadas, tenía una vasta red. Se sentía como si estuviera totalmente informado y lo estuviera haciendo muy bien.

♦ ♦ ♦

Era tarde y pronto sería más de medianoche. Todo el edificio de dormitorios gradualmente se volvió silencioso. Chi Yan se lavó y se preparó para ir a la cama después de despedirse de Ye Ying Zhi.

Tuvo un sueño después de apagar las luces.

En este sueño volvió a soñar con esa mano. Sonrió, jadeó y persiguió el movimiento de esa mano, no queriendo dejar que la otra persona se fuera… El sueño era oscuro, dulce y enredado. No pudo evitar darse el gusto de hacerlo. Pero no pudo distinguir la apariencia de esa persona.

Al final del sueño, finalmente tomó la mano en su pecho. Jadeó y sonrió triunfante y contento, poniendo esa mano en su pecho, impidiendo que hiciera más trucos y sin dejar que se vaya. Luego bajó la cabeza y, por primera vez, tuvo una mirada clara de esa mano pálida, esbelta y fuerte. Había un amplio anillo de plata en el dedo anular de esa mano izquierda. La superficie del anillo estaba grabada con un diseño exquisito y misterioso: arbustos de espinas apuntando al cielo y una delicada rosa rodeada de espinas…

¡Chi Yan se despertó repentinamente de su sueño!

Molesto, se levantó, bebió un poco de agua y se cambió de ropa. Se secó el sudor con una toalla y luego volvió a la cama, cubriéndose con una colcha. El clima actual en Sophus era fresco por la noche y el dormitorio aún no se había calentado. A veces incluso sentía frío, pero debido a este sueño, sudaba por todas partes.

Cerró los ojos y se maldijo a sí mismo con desdén. ¿Cómo podía volver a tener un sueño así? ¡Realmente soñó con Ye Ying Zhi! Como decía un dicho en chino, no intimides ni codicies a la esposa de un amigo, y mucho menos a ese amigo. Eso, ni siquiera debería pensarlo, de lo contrario, ¿no sería muy desleal con él? En su sueño anterior, era solo una vaga mirada de la mano del príncipe vampiro. Esta vez, se convirtió en la mano de Ye Ying Zhi. Había otro dicho chino: ni siquiera los conejos se comerían la hierba en el borde de su nido. Sin embargo, deliberadamente tuvo tales sueños sobre las personas con las que estaba familiarizado y en estrecho contacto.

Chi Yan miró al techo sin comprender. Si esto continuaba, ¿no estaría soñando con Jiang Tian o Gray después? Se estremeció al pensar en esto. Sintió un poco de pena por Jiang Tian, ​​pero como no podía controlar su sueño, era mejor tener este tipo de sueño con Ye Ying Zhi que con Jiang Tian.

Se acostó de lado en la cama y descansó un rato. Ajustó su respiración y se volvió a dormir. Esta vez durmió plácidamente. No volvió a soñar con nada extraño y no despertó hasta el amanecer.

Tenía clase el lunes por la mañana. Cuando regresó a su dormitorio al mediodía, vio a algunas personas sacar cosas de la habitación de Alex.

Chi Yan estaba un poco preocupado. Dejó caer su bolso dentro de su habitación y corrió a la recepción para buscar a la señorita Julia para preguntarle sobre Alex.

La señorita Julia le dijo que algo había sucedido en la familia de Alex y que su familia se iba a mudar a Europa. Se irían dentro de estos dos días, y también, los procedimientos de transferencia escolar de Alex se habían completado. También agregó que Alex se enfermó repentinamente anoche y no pudo presentarse para despedirse de todos. Iría a Europa una vez que se recuperara. Como Simon y Judy no vivían en este dormitorio, Chi Yan no pudo encontrar noticias sobre ellos, pero su situación debería ser similar a la de Alex.

¿Se hicieron realidad las palabras de Ye Ying Zhi? ¿Fueron esos vampiros realmente llevados y castigados? Chi Yan se quedó ahí un rato después de escucharlo, sin saber cómo responder.

La señorita Julia pensó que estaba sintiendo pena por no tener la oportunidad de despedirse de su vecino, así que lo consoló.

Chi Yan aprovechó la oportunidad para preguntar sobre la situación de Emily.

—No está muy bien. Cuando fui ayer, estaba aislada y bajo estrecha observación. Solo se calmó después de recibir una gran dosis de sedante. El médico no pudo averiguar qué le pasa. Y nadie sabe la razón por la que de repente se volvió loca —La señorita Julia respondió. Miró con simpatía al joven de cabello negro cuyos vecinos tenían accidentes uno tras otro—. No te preocupes, su familia está con ella, no pasará nada.

Esta fue la primera vez que Chi Yan sintió verdaderamente la conexión entre el mundo oscuro y el mundo real.

Según Ye Ying Zhi, Alex fue llevado por el equipo de aplicación de la ley del clan de sangre para su investigación. Sin embargo, como ser humano, los trámites se realizaron de manera ordenada y a la perfección. Todos los humanos que conocían a Alex podían obtener una explicación razonable sobre su desaparición. Nadie se sorprendería por este asunto y parecía tan normal que nadie prestaría atención. A excepción de alguien como él, que conocía la historia interna, nadie adivinará que Alex era un vampiro que podría haber vivido durante cientos de años.

Estas criaturas de la noche ya eran muy hábiles para adaptarse y hacer uso de las reglas y organizaciones humanas para disfrazarse.

Emily regresó a la escuela y al dormitorio cinco días después. Se veía normal y parecía estar bien. Sin embargo, todavía se estaba complaciendo en lo que Chi Yan llamaría “compañía oscura”, con sus amigos. No expresó sus sorpresas por la desaparición de Alex y sus amigos.

Ye Ying Zhi le dijo a Chi Yan que esos hombres lobo usaron algunos métodos para invitar a otro príncipe del clan de sangre llamado Pedro a salvar a Emily. El príncipe Pedro no solo salvó a Emily, también borró todos sus recuerdos del clan de sangre y los hombres lobo.

Chi Yan pensó que esto también era bueno y esperaba que la vida de Emily volviera a la normalidad. Aunque los hombres lobo intentaron secuestrarlo, la percepción de Chi Yan de ellos mejoró ligeramente después de este incidente. Aun así, todavía no le gustaba que hubieran intentado usarlo para lograr sus objetivos. Sus métodos e ideas realmente no eran meritorios, pero al menos eran agradecidos con quienes los ayudaban.

El día que Emily regresó, Chi Yan encontró una perla, del tamaño de la mitad del puño de un bebé, en el alféizar de la ventana de su habitación.

Ye Ying Zhi dijo que era una disculpa de la tribu de hombres lobo por lo que sucedió ese día. Usarlo en contacto con su cuerpo sería ventajoso para él, por lo que Chi Yan podría quedárselo.

Aparte de eso, Su Alteza Real ni siquiera habría aceptado permitir que el Príncipe Pedro ayudara a los hombres lobo si no le hubieran dado una explicación satisfactoria. Esta perla era solo una parte de la compensación. Pensó que era muy adecuado para Chi Yan y no lo asustaría, por lo que les permitió enviar la perla directamente.

Sin embargo, la atención que Chi Yan podía dedicar a estos clanes de sangre o de hombres lobo, era limitada. Por lo tanto, cuando Ye Ying Zhi le pidió que guardara el regalo, lo hizo sin preguntar. Ni siquiera se tomó en serio que Gray lo recogiera para que el príncipe Eymer le chupara la sangre hace dos días.

Eso era porque ahora estaba preocupado por otra cosa: su sueño.

No solo estaba preocupado, ni siquiera podía discutir este asunto con nadie. Sería vergonzoso si Jiang Tian, ​​sus otros amigos o parientes supieran al respecto y mucho menos se lo contaran a Ye Ying Zhi. Ese día, después de conocer a Ye Ying Zhi en persona, soñaba con él todas las noches.

| Índice |

One thought on “El Perseguido – Capítulo 74: Inquieto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *