Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 144: Una plática posterior

Traducido por Lugiia

Editado por Sakuya


Mientras cerraba los ojos y me sumergía en el pasado nostálgico, un golpe resonó en la habitación.

—Disculpe la intromisión, señora Mellice. El general Gazelle…

—Buenos días, Mellice. No te he visto en mucho tiempo —dijo mi padre mientras entraba en la habitación e interrumpía las palabras de la sirvienta.

—Oh, Dios, padre… Al parecer, hoy he tenido bastantes invitados.

—¿Hm? Ah, ¿es Iris? Ahora que lo pienso, ¿dónde está?

—Dean y Elpis vinieron, así que Iris y Luce están con ellos en este momento.

Como estaba llegando la temporada de las reuniones sociales, Iris dejó el territorio con Luce y se alojó en nuestra villa en la capital.

Como para perseguirlas, hoy también vinieron Dean y Elpis.

—Oh… Ha pasado un tiempo desde que los vi, así que espero con ansias poder verlos de nuevo.

—Fu, fu, no creo que se encuentren hoy, así que tómate tu tiempo después. Por supuesto, eso es solo si tienes tiempo para eso, padre…

—Ah, ¿sabes? No hay muchas personas con tanto tiempo libre como yo.

—Para un soldado, tener tiempo libre es un signo de paz. Es algo bueno, ¿no lo crees?

—Estoy de acuerdo —respondió mi padre mientras se sentaba en el asiento frente a mí.

—Ahora mismo, estaba pensando un poco en el pasado…

—¿Hm…?

—Cuando veo a Iris pensando en su feudo y tratando de proteger a su gente, siento que mi deseo, y el de los que cayeron en el camino, ha sido heredado… —Mientras decía eso, mi padre cerró sus ojos y escuchó mis palabras en silencio—. Me pregunto si ellos se sintieron de la misma manera… Ya sabes, cuando dijeron que me dejarían a mí el cumplimiento de su deseo.

—Estoy seguro que se sintieron así cuando nos confiaron sin preocupaciones el cumplimiento de sus deseos… —respondió mi padre con una sonrisa.

—De verdad, espero que ese haya sido el caso…

—¿No es maravilloso? Tienes una excelente sucesora.

—Sí, así es… Soy muy afortunada.

Mientras decía eso, una sirvienta trajo un poco de té.

Mi padre tomó la taza que tenía delante de él, y lentamente bebió su contenido.

—Hablando de historias del pasado… ¿Le has hablado de Divan?

—No. Desafortunadamente, antes de que pudiera hacerlo, llegaron Dean y Elpis.

—Ya veo… Espero ver la reacción de Iris cuando se entere.

—Estoy segura de que se sorprenderá mucho. No puedo creer que Divan fuera el hijo de Nord…

Divan… fue el que una vez manipuló a Yuri desde las sombras para convertirla en espía de Towair.

El hombre que constantemente apuntó contra la casa ducal Armelia y la casa del marqués Anderson y el que usó a Yuri, a quien rápidamente descartó tan pronto como la situación empeoró.

—Estaba muy sorprendido cuando lo encontré en el campo de batalla…

Eso fue durante el incidente en el que Towair rompió el armisticio y marchó con su ejército hacia el reino de Tasmeria.

Cuando mi padre cooperó con el barón Messi para interceptarlos con el ejército en el territorio del barón… se encontró casualmente con él en la ciudad.

Divan, quien debería haber escapado, se había infiltrado en el territorio del barón Messi.

—A la hora de la verdad, tu intuición es realmente maravillosa, padre… No tenías ninguna información previa, ¿verdad? Incluso sin eso, fuiste capaz de localizarlo a simple vista. Como se espera de ti.

—No te daré nada aunque me elogies, ¿sabes? —respondió, sonriendo por un momento y luego dejando escapar un leve suspiro.

—Aunque debo admitir que fue muy persistente al respecto… Todo para vengar a su padre Nord, ¿no es así?

—Sí. Nord fue utilizado por Cordis debido a su desgracia. Y… el que impidió ese plan, y lo mató, fui yo.

—Solo eliminaste las chispas que cayeron sobre ti, padre. Creo que el principal culpable fue Cordis.

—Y ese culpable ya está muerto por tus manos. Ese es… probablemente el por qué. —Fruncí el ceño ante sus palabras. Mi padre se aclaró la garganta y continuó—: Bueno, supongo que se las arregló para escabullirse con toda la confusión después de la guerra… Durante ese tiempo, había brechas por todas partes, incluso dentro del ejército del reino de Tasmeria. La habilidad de Alf era ciertamente inigualable… Fue capaz de dar con todas ellas.

—Pero, es increíble que Divan fuera capaz de abrirse camino desde cero en un país completamente diferente… Aunque esto puede sonar insolente de mi parte, su pérdida es lamentable —respondí mientras mi padre cerraba los ojos ante mis palabras.

—Todavía puedo recordar las palabras que dijo antes de que muriera: “¡No fue porque mi padre fracasara! ¡Todo fue por ese horrible plan que se le ocurrió a la casa ducal Sligar! Quería mostrarles que yo sí podía… Por eso, esta vez empecé en Towair y los usé para salir victorioso contra el Principado de Rinmel. A pesar de eso, ¡¿vas a interponerte en mi camino otra vez, Gazelle?!” Sus palabras contenían mucho resentimiento.

—Realmente es lamentable… Si no hubieras estado tú, mi hermano y mi querido esposo… el odio me habría envuelto y habría llegado al punto en el que no me importaría que personas inocentes fueran quemadas por esas llamas de odio también.

—¿No es esa la mayor diferencia?

—¿Diferencia, dices?

—Sí… En tu caso, tienes personas a tu alrededor, incluyéndome, preocupándose por ti. Pero Divan no. Además, las únicas relaciones que construyó fueron aquellas en las que intentaba usar a la gente. Es por eso que, no había nadie que pudiera detener el crecimiento de sus llamas de odio…

Sonreí ante las palabras de mi padre.

—Sí, es verdad… Soy muy afortunada —murmuré mientras me levantaba en silencio y me acercaba a la ventana.

En el exterior, había un hermoso cielo teñido por el atardecer.

—Hablando de eso, padre, ¿regresarás pronto al territorio del marqués Anderson?

No me gusta mucho el rojo.

Muchas de las personas que me eran importantes y que perdí a lo largo del camino fueron manchadas con ese color…

Y cuando mi propia mano se tiñe de rojo, me guste o no, me veo obligada a recordar ese hecho.

Aunque no pretendo lamentar el camino que yo misma elegí, sigue sin gustarme ese color…

—Oh, por supuesto. Después de todo, pronto será el aniversario de la muerte de Meliruda.

—También me gustaría visitar contigo la tumba de mi madre…

En el momento en que dije eso, para mi sorpresa, me pareció que el cielo teñido con el atardecer era hermoso.

Me recordaba a mi infancia, cuando estaba cansada después de jugar y mi madre terminaba cargándome hasta la casa… El cielo que veía en el camino era el mismo que estaba ahora frente a mis ojos. Aquel cielo carmesí me traía recuerdos tan nostálgicos y felices.

—Ya veo. Estoy seguro de que Meliruda también estará encantada… Invitemos a Parks y visitemos juntos su tumba.

—Sí.

Apartando mi mirada de la ventana, le dirigí una sonrisa a mi padre.

No pensé que sería capaz de enfrentar algún día el aniversario de la muerte de mi madre con tanta calma…

—Soy realmente una persona afortunada… —murmuré de nuevo en una voz casi inaudible.

—¿Hm? ¿Dijiste algo? —preguntó mi padre, reaccionando a mi murmullo.

—No, no es nada. Estoy deseando que toda la familia se reúna por primera vez en mucho tiempo.

—Oh, ya veo.

Y entonces, él también hizo una tierna sonrisa.


Lugiia
Muchas gracias a todos por acompañarnos en esta novela ♥ No se olviden que la historia de Iris, la hija de Mellice, se encuentra en «Sentido comun de la hija del duque»

Sakuya
Y llegamos al final de esta grandiosa historia, como la editora, la disfruté mucho. Muchas gracias por leerla hasta el final con nosotros 🙂 (aunque no me gustó que mataran a tantos T_T)

| Índice |

6 thoughts on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 144: Una plática posterior

  1. Niko Alexia TB says:

    Acabo de leer…y siento que se me hizo pequeña esta historia…PERO FUE ESPECTACULAR!!! Valio cada minuto leerla y no me importo que fuera hasta en la madrugada. AMEN, Amo la historia, amo al reino de Kovel y amo las pastillas para el dolor de cabeza jajjajaja. Chicos del reino si saben mas obras de esta autora o autor porfas pasenme el dato para leerlo no importa si es en japonés porfas, ahi nos vemos.

    • Lugiia says:

      Gracias por leernos! ♥ Entiendo ese sentimiento de leer en la madrugada y luego tener un dolor de cabeza por eso xd pero valió la pena hahahaha Busqué por allí y, aparte de las novelas de Iris y Mellice, tiene una llamada “Los hermoso principios de la malvada reina”. No la tenemos acá, pero en inglés está como “The Evil Queen’s Beautiful Principles”, por si te interesa ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *