Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 16: Mi primera batalla (1)

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


…Después de recibir lecciones apresuradas, de alguna manera conseguí dar la apariencia de haber aprendido modales y me dirigí hacia la capital.

En mis pies había zapatos con pequeños tacones. Mi cabello ya tenía extensiones, y yo estaba, inusualmente, usando una falda.

Me volví capaz de beber té en silencio, y si la conversación es llevada hacia mi lado, de alguna manera logro responderla, pero cualquier práctica que se extienda más allá de eso… más bien, por el tiempo era imposible tener más lecciones.

Los modales de la nobleza eran profundos e intensos. Aunque es un poco tarde para eso, esa es la impresión que tengo.

Mientras pensaba en eso, el carruaje se sacudió.

¿Cuántos años han sido desde que me subí a un carruaje?

Aunque últimamente había estado practicando montar a caballo con el conocimiento de nuestra mansión.

Y mientras tenía ese tipo de vagos pensamientos, antes de que lo supiera, habíamos salido del territorio Anderson.

—…Un paisaje tan pacífico.

Pensando en eso, últimamente no he sido capaz de disfrutar el escenario… murmuraba mientras pensaba.

Las 24 horas del día, todo lo que pensaba era en cómo volverme más fuerte, y en realidad, había pasado cada día prestando atención a nada más que eso. Era como si hubiera sido poseída. Aunque es solo ahora que me siento así.

Si madre estuviera viva, entonces probablemente estaría en un camino completamente diferente.

…Eso es probablemente correcto.

Estoy segura de que me hubiera graduado de ser un marimacho, y aunque no sería rápidamente… una verdadera señorita de la nobleza, no hay duda de que alrededor de este tiempo hubiera estado bajo una constante práctica.

Mientras imaginaba ese tipo de mundo “y si”, me reí.

—… ¿C-cuál parece ser el problema?

Cuando avanzamos un poco más de ese punto, repentinamente, la velocidad del carruaje se aceleró.

Enfrente de mí, Granny pregunto con una voz ansiosa.

—Granny, silencio.

Sintiendo que las auras de nuestros guardias habían cambiado, rápidamente silencie la boca de Granny. Incluso sin preguntar, entendí que algo estaba pasando, porque las auras de nuestros guardias ardían con sed de sangre.

Mientras no sabía quién era el oponente, justo ahora había personas atacándonos. Como prueba, cuando revisé la situación afuera, empecé a escuchar el sonido familiar de espadas chocando a la distancia.

—…Granny, tranquilízate. —Tranquilice a Granny, quien estaba temblando en frente de mí.

…No se podía evitar.

Probablemente no había nadie que no se asustara cuando repentinamente los atacaban. Sin embargo, mi corazón estaba extrañamente calmado. En su lugar, con el fin de calmar mi entusiasmo, sujeté mi espada firmemente. Juzgando por las presencias, el número de enemigos era alto.

Desde el fondo de mi corazón, estaba contenta de haber afirmado que me sentiría incómoda si mi espada no se quedaba cerca, como para agarrarla con la mano.

Abriendo suavemente la cortina, miré hacia fuera por la ventana. Mientras cada guardia estaba peleando con sus respectivos enemigos, un grupo separado de enemigos se estaba dirigiendo directo hacia el carruaje.

Y luego, en el momento en que uno de ellos abrió bruscamente la puerta, instintivamente saqué mi espada a máxima velocidad, y usando ese momento, corté la cabeza del hombre.

Bushuu, un tibio color rojo se derramó.

El olor del hierro envolvió el entorno.

Realmente fue por instinto. Esos movimientos conducidos en mi cuerpo hasta que fueron profundamente arraigados, fueron reproducidos sin ningún cambio mientras balanceaba mi espada sin ninguna onza de duda.

En esta situación donde mi vida estaba en la línea, no tenía el tiempo para dudar. Incluso aunque era mi primera batalla, simplemente tome acciones que robarían la vida de mis oponentes.

Momentáneamente, miré al hombre sin cabeza con asombro. Cuando inspeccione su cabeza solo por si acaso, era alguien a quien nunca había visto.

… ¿Lo maté?

Cuando pensé eso, una sensación de náusea surgió de lo profundo de mi torso. No obstante, rápidamente regresé a mis sentidos, y monté en el caballo del hombre que había matado.

— ¡Que está mal! Si todos ustedes han aprendido del General Gazelle, entonces muéstrenme que incluso si pierden en números, ¡aún pueden vencer al enemigo!

Cuando les inyecte un poco de moral a los guardias que estaban siendo suprimidos por números, ellos me miraron con sorpresa. Sin embargo, ellos pronto hicieron caras serias, y se enfocaron en los oponentes con los que intercambiaban golpes.

Yo también, me saqué las extensiones de cabellos y los aparté mientras preparaba mi espada. Inhalando, me hundí en las profundidades de mi conciencia, puliendo mis sentidos.

Sintiendo la respiración del oponente.

Leyendo la corriente, y golpeando las aberturas.

Y luego, pasando el punto entre la vida y la muerte, ¡encuentra el camino hacia la vida…!

Le hablé al instinto que estaba en las profundidades de mi conciencia. Mi cuerpo se movió de acuerdo a mi imaginación, tan bien, que se sentía correcto.

La espada que había balanceado muchos miles, muchas decenas de miles de veces, se movió como si fuera parte de mi cuerpo, y como signo de eso, continúe robando la vida de mis oponentes con una extrema facilidad.

| Índice |

4 thoughts on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 16: Mi primera batalla (1)

  1. Emiryan says:

    No puedo pensar en la Mellice del futuro como una mujer noble de la mas alta calidad pero lista pa combatir si es necesario.

    Seria emocionante ver una escena como esa en la novela secuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *