Solo soy la hija “normal” de un duque – Capítulo 14: Mofumofu, transformación y príncipe

Traducido por Lugiia

Editado por Yonile


Mi cuerpo está envuelto en un suave mofumofu. Algo grande está respirando contra la parte posterior de mi cuello.

—Eso hace cosquillas…

¿Es un perro? ¿Un gato? No lo sé, pero extiendo mi mano y le doy un masaje al estilo mofumofu.

Un ronroneo resuena en su garganta… ¿Un gato enorme? Después de todo… los perros no ronronean.

¿Allí? ¿Se siente bien allí? Disfruta mucho de mis poderes de mofumofu.

—Te dije que dejaras de masajearme delante de las personas…

La grave voz algo sexy y fascinante me despierta por completo.

Mi postura me dice que he empujado a la bestia sagrada. Estaba medio dormida. No fue a propósito~.

Pero… gracias por la comida. Fue una maravillosa sensación de mofumofu.

—¡¿Eh?!

Mi campo de visión de repente se voltea.

—Lo pagarás.

—¡Jajaja, eso hace cosquillas!

La bestia sagrada se frota contra la parte posterior de mi cuello. Sólo me sujeta ligeramente la barriga con su pata, pero no puedo moverme. ¡¡Ohh, eso hace cosquillas!!

Cuando miro alrededor buscando ayuda…

La boca del Arc está abierta a tal punto que parece parece haberse dislocado la mandíbula.

La expresión de mi padre parece como si estuviera mordiendo un pañuelo. ¿Está celoso? Su poder mágico se está filtrando. Basta, por favor.

Su Majestad se está cubriendo la boca mientras tiembla… ¿Qué es tan divertido? No llevamos mucho tiempo conociéndonos, así que no puedo saberlo.

Mientras tanto, ocurre algo inesperado.

—Quiedo orinar…

Me están apretando la barriga y bebí mucho té antes de llegar al salón de audiencias, así que necesito ir al baño.

La bestia sagrada, que escucha mi murmullo con sus potentes orejas, salta rápidamente… ¿Eh? Su rostro se está transformando en el de un humano…

Antes de darme cuenta, me lanzan al baño. Fue justo cuando no podía aguantarlo más, así que termino de ocuparme del asunto y me lavo las manos. El agua y el sistema de desagüe de este mundo se ha perfeccionado con magia, así que no es incómodo.

—¿Terminaste?

Un hombre apuesto, agitando sus orejas, me está esperando delante del baño.

Sus orejas y su cola no han cambiado. Su altura es similar a la de mi padre. ¿Alrededor de 190 cm? ¿Una melena larga, dorada y tupida? ¿Será cabello? Sus ojos de gato también son los mismos. La bestia sagrada es muy apuesta… Ah, tenía esta forma al final del juego. Sólo me agité porque se transformó de repente delante de mí. Ahora sí entiendo…

—Shí. Graciash po esperarme.

—Tranquila.

Cuando asiento, él me levanta. Es un paseo sobre su hombro~ ¡Y todo se ve tan alto desde aquí!

—¡Shí!

Me alegro por mi punto de vista inusualmente alto. ¡No experimenté tal altura ni siquiera antes de morir! La bestia sagrada parece estar orgullosa.

Cuando la tentación de las orejas agitadas se apodera de mí y comienzo a acariciarlas, él me habla.

—La mayoría de las personas suelen evitar a los hombres bestia, pero pareces estar bien con ello, Rin.

—Shí. Me gustan bastanteh. Te ves genial. Te agradezcoh mucho que me hayas llevadoh al bañoh.

—Tranquila.

Parece sentirse satisfecho. Es el salvador de mi vejiga. Como pensé, a esta edad me gustaría evitar orinarme… aunque Rosalia tenga tres años, por dentro soy una adulta. Estoy agradecida con la bestia sagrada. Ya me ha ayudado muchas veces, así que debo agradecerle apropiadamente la próxima vez…

Mientras tanto, llegamos a la sala de audiencias.

—Rosalia, ¿estás bien?

—Fui al bañoh.

—¿Eh? —dicen Su Majestad y Arc al mismo tiempo. Mi padre solo asiente con la cabeza.

—Sin embargo, es raro que la bestia sagrada se transforme en una persona.

Mi padre, a su propio ritmo, habla con la bestia sagrada.

—No puedo abrir la puerta a menos que esté en esta forma.

—Ya veo.

¿Eh? Padre, ¿estás hablando con él?

¿Eres de la realeza? No, ¿verdad?

—Mi madre es de la sangre real. No es muy conocido, pero Su Majestad es mi primo. También he recibido, más o menos, la protección de la bestia sagrada. Por eso podemos conversar. Sin embargo, pareces poseer visión espiritual, Rosalia.

—¿Eh…?

Mi padre responde mi pregunta con precisión. ¿Leyó mi mente, o vio a través de mi expresión…? Eres increíble. Pero no tenía ni idea de que hubiera tal escenario.

La bestia sagrada regresa rápidamente a su otra forma. ¡Sí! ¡Mofumofu!

—¡¿Tú, qué estás haciendo allí?!

Una voz aguda resuena en el salón de audiencias. Una persona con una fuerte voluntad, aparentemente de mi edad, se encuentra allí.

—Le hago mofumofu a la bestia sagrada.

Aunque le doy una respuesta, me mira disgustado. ¿Lo he visto antes? ¿Quién es él?

—Aldin, detente.

Lo recuerdo con las palabras de Su Majestad.

Aldin Kristya. El segundo príncipe del Reino de Kristya y el que llaman príncipe heredero. El principal objetivo de captura, un personaje egoísta y algo narcisista. El prometido de la villana Rosalia. Aunque todavía no se ha dado el compromiso.

Por cierto, su apodo era “El Joven Estúpido” porque era estúpido en todos los sentidos. Aunque su posición como príncipe heredero y la de su Madre eran altas, tenía un fuerte complejo de inferioridad contra su brillante hermano mayor, así que su mentalidad era la de un tofu. Y por encima de todo, las opciones para progresar en su ruta eran puras adulaciones. Sin embargo, decisiones como esa hicieron al estúpido obviamente aún más estúpido…

—Oye…

Mientras estoy inmersa en mis pensamientos, el estúpido se coloca delante de mí antes de que me dé cuenta.

Después de un ligero sonido, mi mejilla izquierda comienza a sentir dolor. La bestia sagrada y mi padre parecen querer hacer algo, pero los detengo con mi mirada.

—Estás siendo grosera. Arrodíllate.

—¿Su Majeshtad…? ¿Podría po favo darme su permiso?

—Sí.

¡Muy bien, tengo el permiso de su guardián! ¡Y logró entender por completo mi expresión!

¡¡Pero no le prestaré atención a su rostro resignado, Su Majestad!!

—¿Qué…?

Le devuelvo la bofetada antes de que termine de hablar, después de cambiar a la glamorosa forma de la villana Rosalia de dieciséis años. Es difícil transmitir mis pensamientos con mi capacidad actual para hablar.

—¿Quién es el grosero? Los servidores sólo se arrodillan ante el Rey. Aunque seas un pariente de sangre, no mereces que se arrodillen ante ti. Además, eres más bajo que una basura por levantar una mano contra una chica. ¿Dónde te crees merecedor de que me arrodille ante ti?

Comienzan a formarse lágrimas en los ojos del estúpido. Me pregunto si exageré un poco~

No sé si llegó a entenderlo, pero la traducción literal era:

No tienes otro mérito más que tu linaje, aquellos que golpean a las chicas son basura.

Debería seguir un poco más.

—¿Te han golpeado antes?

—¡N-No hay forma de que me hayan golpeado antes!

—¿Fue doloroso?

—¡Claro que sí!

—Fue doloroso para mí también.

—Eso…

—Creo que el Rey y los nobles no pueden vivir sin los ciudadanos. No deberías actuar de forma vergonzosa simplemente porque tienes estatus. ¿No te sientes avergonzado por tus acciones anteriores, Su Alteza Aldin?

—Lo hago… Perdóname. Estaba molesto ya que no soy capaz de tocar a la bestia Sagrada… Perdón.

¿Eh? Qué obediente. Todavía tiene sólo tres años, así que puede que no se convierta en el chico del juego. Debería estar bien ahora, ya que parece estar reflexionando. Con eso, disipo mi magia.

—También lo lamentoh po pegarte.

Lo curo con la magia de recuperación de clase elemental. Ya que estamos en eso, también curo mi rostro.

—Aquellos que lastimesh e intimidesh algún día te lo devolverán. Ten cuidadoh, ¿de acuerdo?

Su Alteza baja la mirada y asiente con la cabeza. ¿De verdad lo entiende?

—¡Al! Lo lamento, vamos.

El primer príncipe parece haber venido a recoger a Aldin. Desconcertado por la obediencia de su hermano pequeño, se va rápidamente.

—Eso… Lo lamento.

Su Majestad se disculpa mientras gotea sudor de su rostro. Los rayos de mi padre que está disparando desde atrás parecen llegar a un aura asesina. La bestia sagrada también está sediento de sangre. Ha estado temblando desde hace un tiempo. Arc parece estar despreocupado pero tiene los ojos llorosos.

Vamos a tolerarlo ya que fue hecho por un niño. A mí tampoco me importa tanto.

—Creo que será mejor pada el joven Aldin el dejar de levantar sus manosh por su propioh bien…

—Tendré una buena charla con él…

Parece que su guardián discutirá con él en secreto. Creo que será mejor el no empezar peleas imprudentes por su propia seguridad.

Mi padre me levanta en sus brazos y salimos de la sala de audiencias. Es bastante difícil calmarlo ya que para de maldecirnos a Arc y a mí.

Contrato con un vampiro – Capítulo 24: Sangre y cuerpo

Traducido por Herijo

Editado por Ayanami


— ¿Acaso creías que eras el único experimento exitoso? Soy el otro humano nacido de la investigación sobre el Antiguo.

Azuza estaba completamente sin palabras, después de la bomba que dejó caer. Tsukiharu sonrió con satisfacción por el aspecto en su rostro.

—Se supone deberían tratarme diferente a ti, ¿sabes? Contrario a las órdenes de capturarte cuando te encuentren, tienen órdenes de matarme a primera vista. Continue reading

Contrato con un vampiro – Capítulo 23: La otra mitad

Traducido por Herijo

Editado por Ayanami


—Bienvenida a mi morada, Azuza. —Dijo un niño de la edad de Azuza, mientras sostenía su mano en un saludo.

No era diferente al típico estudiante masculino que podrías encontrar en cualquier lugar en Japón. Tenía pelo y ojos negros, y media no más de un metro sesenta. Un poco menos que el estándar japonés. Esta persona de aspecto promedio, no se veía diferente a un humano común. Y, aun así, este joven ordinario era el maestro de la iglesia antigua. Continue reading

Mi discípulo murió una vez más – Capítulo 14: El dolor de cabeza del Maestro de la Secta

Traducido por Rencov

Editado por Nemoné


—Tío ancestral marcial, de lo que está hablando, ¿es… un tipo de arte místico?

—Comida.

— ¿Comida? ¿Es un tesoro celestial desconocido?

—No —Yu Yan frunció el ceño. ¿A menos que nunca haya oído hablar de eso también?—. Es un tipo de bebida que usualmente se administra a personas que experimentan una pérdida de sangre. Continue reading