Escapó otra vez – Capítulo 101: ¡Jugado hasta la ruina!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Xia Yuqing miró a Feng Tingye con una expresión de resentimiento y dijo hoscamente:

—El cielo y la tierra lo saben, los dos somos realmente inocentes. Desde que entré a la fortaleza, el segundo maestro no ha tenido la mejor impresión de mí, ¿por qué estaría preocupado por mí? También dijo hace un momento que vino a vernos porque nuestras voces eran fuertes.

Este razonamiento, naturalmente, no pudo persuadir a Feng Tingye. Pero en comparación con la autenticidad de estas palabras, Feng Tingye estaba más interesado en otra cosa revelada en las palabras de Xia Yuqing. Leer más…

La Villana Revierte el Reloj de Arena – Capítulo 118: Autodestrucción (2)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Se decidió castigar públicamente a los pecadores sin informarles del castigo que tendrían. La ejecución se llevaría a cabo al mismo tiempo, para evitar que los demás supieran qué miserable final les esperaba.

A pesar de la cantidad de pecadores, solo se instaló una guillotina en la plaza unos días antes de la ejecución y los rumores decían que Isis sería ejecutada sola. Isis aún no había dormido después de escucharlo en alguna parte, y su mirada se estaba volviendo demacrada a medida que pasaban los días.

—Sal. Muévete. Leer más…

Una generación de militares – Capítulo 24: Una audiencia justa (2)

Traducido por Lucy

Editado por Sharon


La embajada de Hao Yue. 

Era la segunda vez que Gu Yun entraba aquí. La última vez, fue durante el casamiento de Qing, cuando Lou Xi Yan la recogió. En ese momento, estaba decorada con hermosos adornos. Sin embargo, ahora se veía diferente. Los soldados de Su habían cerrado el lugar. El patio interior todavía tenía restos de pólvora y se podía sentir un fuerte olor a ceniza que venía del interior. Los guardias eran del ejército de Su, asi que al verla, no la detuvieron. En cambio, la recibieron. Los Yayis de Xing Bu la habían visto trabajando en un caso con el Ministro Dan, así que al ver que el Ejército Su no la detuvo, tampoco se atrevieron. Leer más…