Crié a un sirviente obsesivo – Capítulo 17: Un paso más cerca (7)

Traducido por Melin Ithil

Editado por Lugiia


No hay persona que llegue a salvarse de una noche de insomnio. Para Raynard, hoy era una de esas noches. Solo se encontraba recostado en su cama, parpadeando y sin ninguna razón en particular para no poder dormir.

No puedo dormir.

Pensó que estaría cansado, después de divertirse jugando con Yurina en el lago. Sin embargo, solo se encontraba tapado hasta la barbilla con las mantas, dando vueltas en la cama sin sentido.

Leer más…

Actor de Reparto Masculino – Capítulo 69 – Arco 7: Sui Yan como Sirena

Traducido por Bee

Editado por Ayanami


En la primera noche después de que Max se llevó a Sui Yuan a casa, Sui Yuan básicamente pasó toda la noche en guardia, aferrándose a Ya.

Como era de esperar, no había juzgado mal la integridad de Max y éste no se sintió agobiado en absoluto por atacarlo por la noche. Sui Yuan y Max se miraron el uno al otro en un punto muerto en medio de la oscuridad durante mucho tiempo. Fue solo porque Sui Yuan dejó en claro su posición, de que protegerá firmemente su castidad, que Max finalmente se retiró temporalmente.

Naturalmente, la verdadera razón de la retirada de Max fue que realmente no podía soportar mirar la apariencia de Sui Yuan. Era evidente que tenía mucho sueño, pero no se atrevía a dormir, como si se enfrentara a una cuestión de vida o muerte. Leer más…

Pronto, utiliza el rostro del demonio – Arco 2 – Capítulo 15 (4)

Traducido por Shiro

Editado por Yugen


Cuando Ning Si Nian se fue a trabajar, en realidad, no fue a la compañía, sino que se escondió en un estacionamiento subterráneo cerca de la casa. Mientras él se quedó en el auto con los audífonos puestos para escuchar todos los movimientos en su hogar, Zhao Jun permaneció en la residencia al oeste de la mansión para mirar los monitores. Una vez Wei Xi Yan intentara ponerle un dedo encima a Ning Wang Shu, correría de vuelta de inmediato y lo evitaría. Tras lo que le enviaría el video a sus padres.

Después de colocarse los audífonos, Ning Si Nian se encontraba muy tenso y nervioso. El rostro aterrorizado de su hijo había quedado grabado en su mente, y ahora temía que volviera a sufrir el más mínimo daño. Concentrando su total atención en los audífonos, se calmó pensando que, apenas hubiese la más pequeña anormalidad, pisaría el acelerador y regresaría a casa. Leer más…