Crié a un dragón negro – Capítulo 54: El enemigo desprevenido

Traducido por Den

Editado por Hime


—Continúe —ordenó Kyle mientras volvía a apuntar al operario con el revólver con su fría mirada. El hombre supo por instinto que él no dudaría en disparar.

—Uh, ¡fue un mago registrado en el Ministerio de Magia! ¡Vi con mis propios ojos una insignia del Departamento de Magia colgando bajo su capa!

—Del Departamento de Magia… Continue reading

Crié a un dragón negro – Capítulo 53: Investigador audaz

Traducido por Den

Editado por Hime


—Saque su identificación de empleado —le ordenó el investigador al operario, presionando el revólver contra su cabeza. Pero este no le respondió ni se movió—. No puede ser. No creo que trabaje en la Compañía Ferroviaria de Laurent —el hombre palideció de inmediato ante su comentario; gotas de sudor se formaron en su frente—. Si no quiere recibir una bala en los brazos y piernas como sus colegas, hágase a un lado y hable —amenazó Kyle.

Extrajo unas esposas de su uniforme y aprisionó rápidamente los brazos del hombre. Cuando el operario se negó a cooperar, sacudiendo la cabeza en respuesta, Kyle le golpeó la nuca con el arma. En un instante, el hombre perdió el conocimiento. Luego, el investigador empujó su cuerpo hacia la esquina y comenzó a examinar los controles en la cabina del conductor: parada automática del tren, velocímetro, manivela, suministro eléctrico, válvula de control de la caldera, válvula del freno. Continue reading

Crié a un dragón negro – Capítulo 52: La bestia

Traducido por Den

Editado por Hime


Cuando las cadenas se rompieron, el tren se sacudió. Noah temió que pudiera volcarse, pero, afortunadamente, no descarriló.

—Creo que tendremos que arrestar a todos esos asesinos y entregarlos al centro de detención —dijo Kyle, incorporándose frente a ella.

El ferrocarril con destino a Battuanu, donde se encontraban actualmente Noah y Muell, comenzó a detenerse. Por otro lado, el tren con destino a Edman Central comenzó a acelerar a lo largo de la vía férrea. Continue reading

Crié a un dragón negre – Capítulo 50: Escape por los pelos

Traducido por Den

Editado por Hime


A la señal del investigador, y después de que Noah le rodeara el brazo con sus dedos, Muell se apresuró a lanzar el hechizo sobre sí mismo y se volvió invisible.

Para subir al tren, debían trepar por el conducto de ventilación o por el empalme del tren con la locomotora. Tras sopesar ambas opciones, Kyle se decidió por la primera y condujo a Noah y al niño a una habitación privada situada en el compartimento más alejado de primera clase. Luego, cerró la puerta con seguro por dentro. Continue reading

Crié a un dragón negro – Capítulo 49: Un oponente formidable

Traducido por Den

Editado por Hime


El cuerpo de Noah se precipitó hacia un lado, esquivando por un centímetro la afilada daga que pasó junto a su cuello. La hoja atravesó su capa, desgarrándola y cortando algunos mechones de su cabello.

Los pasajeros se tranquilizaron, quejándose ante la repentina perturbación. Pronto estallaron murmullos de confusión entre los pasajeros del tren cuando las hebras color albaricoque flotaron en el aire y cayeron sobre ellos. Continue reading

Crié a un dragón negro – Capítulo 48: Hacia adelante

Traducido por Den

Editado por Hime


Durante treinta minutos, el tren viajaría a lo largo de la frontera entre Lunazel y Cezanne. Luego, las dos locomotoras se separarían, bifurcándose hacia el norte y el oeste.

Noah se encontraba entre los viajeros. Sus frágiles manos agarraban con fuerza el dobladillo de su capa. Contuvo la respiración mientras esperaba su turno para abordar el tren.

—Creo que la vida humana es muy complicada —murmuró Muell, tomándola de las manos. Continue reading

Crié a un dragón negro – Capítulo 46: Pareja encubierta

Traducido por Den

Editado por Hime


Después de un momento de contemplación, Noah ordenó sus pensamientos.

—Dije todo lo que sé, pero pueden existir otras posibilidades. Quizás alguien que vivió aquí, escribió la novela por admiración a ti y a Lenia… Ni siquiera estoy completamente segura de si Lenia es o no la ladrona del huevo. Ella era la supuesta maestra del dragón en la novela, por eso traté de enviarle a Muell —dijo, vacilando. Continue reading