Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 115: Francotirador

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Después de despertarse a la tarde siguiente, Shi Jin fue detenido por Gua Dos y obligado a subir a un barco. Los cargueros de Tarántula saldrían del puerto en las primeras horas de la mañana y Gua Dos quería ver la diversión… no, no, todo era para vigilar la situación. Como castigo por quedarse despierto hasta tarde, Shi Jin fue enviado como su subordinado.

Vestidos como trabajadores de carga, ambos se sentaron en la cubierta de un barco de reconocimiento disfrazado de barco de carga, anclado no lejos de la ruta de envío y charlaron mientras esperaban noticias de Tarántula.

—La tarea de hoy es relativamente sencilla. La situación puede desarrollarse de dos maneras: primero, Snake Fang ataca los barcos de Tarántula. En este caso, los seguiremos y observaremos la emoción, rescatando a los miembros de Tarántula si es necesario y ayudando a Tarántula a vencer a Snake Fang. En segundo lugar, Snake Fang no ataca los barcos de Tarántula. Si esto sucede, deambularemos buscando la nave de Snake Fang para emboscarlos. ¿Entendido?

Shi Jin asintió solemnemente. —Sí, en resumen, hagamos lo que hagamos, vamos a golpear a Snake Fang.

—Te muestras prometedor, joven, eres digno de mis enseñanzas —reconoció Gua Dos con sabiduría, acariciando una barba inexistente. —Aquí, te recompensaré con un caramelo. —Sacó un medicamento contra el mareo por movimiento y se lo pasó a Shi Jin.

Shi Jin lo tomó, sin palabras. —¿No crees que es un poco tarde para esto? —Preguntó, agitando la caja a Gua Dos. —En general, los medicamentos para el mareo por movimiento deben tomarse antes de viajar.

—Aguafiestas. De todos modos, no es como si te marearas —dijo Gua Dos con fingida exasperación. Acercó su taburete de campamento y apretó el hombro de Shi Jin. —Bien, ahora sé honesto: ¿qué te pasa? Estos últimos días, has sido tan diferente a ti mismo que casi invito a un sacerdote taoísta para ver si has sido poseído por espíritus malignos.

Shi Jin lo miró. —¿Realmente quieres saber? —Preguntó misteriosamente.

Gua Dos asintió con entusiasmo.

—Lo has adivinado, estoy realmente poseído —confesó Shi Jin, sus grandes ojos inocentes irradiaban sinceridad. —En realidad, hay recuerdos de otra persona en mi cabeza, y esa persona odia profundamente a Rong Zhouzhong. Me afectaron estos recuerdos y me hicieron sentir mal por un tiempo. Ah, ¿por qué mi vida es tan difícil…?

Gua Dos parecía obligado a comer mierda y soltar a Shi Jin con disgusto. —Amigo, tira del otro. No me está diciendo en serio que tiene un trastorno de personalidad múltiple.

Shi Jin lo pensó seriamente. —Sabes, eso en realidad no está fuera del ámbito de lo posible…

Gua Dos sacó apresuradamente una paleta de su bolsillo y se la metió en la boca a Shi Jin. —¡Pooh, pooh, pooh, no seas tonto! Los niños no deberían decir tonterías. Tenga cuidado de no ser enviado al tío Long para recibir electroterapia.

—Lo digo en serio, realmente no es imposible —murmuró Shi Jin, un poco ininteligible debido a la piruleta en su boca. Se volvió para mirar el mar, engañosamente tranquilo y hermoso bajo el cielo nocturno tenuemente iluminado. Un pensamiento cruzó por su mente, le preguntó a Xiao Si. —Justo ahora, Gua Dos me recordó, ¿tal vez, realmente tengo un trastorno de personalidad múltiple? Quizás, al que llamo el “Shi Jin original” soy, de hecho, yo. Lo que sufrió fue tan traumático que no pudo soportarlo, por lo que creó una subpersonalidad fuerte y audaz, yo. Quizás, solo soy alguien mentalmente enfermo que piensa que es una persona normal que ha renacido, y tú y las barras de progreso no son más que mis alucinaciones.

Al escuchar su hipótesis, Xiao Si casi se derrumba. 【¡No!】 negó con vehemencia. 【No, JinJin, no eres un enfermo mental, ¡tu mente está completamente sana! El trastorno de personalidad múltiple no te hará cambiar repentinamente de un joven maestro mimado a un policía entrenado. Y yo, yo realmente existo, no soy una alucinación.】

Hmm, tienes razón. Sé mucho más y tengo más habilidades que el ‘Shi Jin’ original. Y ‘él’ odia comer pepinos, pero yo no, aunque no me gustan mucho. —Shi Jin se hundió en sus pensamientos por un momento, luego asintió. —Sí, la enfermedad mental como explicación no cuadra del todo. Bueno, fue solo una teoría en la que pensé hace un momento.

Xiao Si exhaló un suspiro de alivio y volvió a guardar silencio.

Sabes, me preguntaba por qué estabas tan callado recientemente o fingías no estar aquí. Lo que estás tratando de hacer es dejar que me acostumbre a la vida sin ti lo antes posible para que no me entristezca cuando realmente te vayas algún día, ¿verdad? —Shi Jin preguntó abruptamente.

Sorprendido, Xiao Si dejó escapar un chillido de pato asustado.

Esta reacción… ¡lo sabía! Idiota, realmente planeaste cortar y correr. —La piruleta crujió cuando Shi Jin la mordió con fuerza, aplastándola. Siniestramente, continuó, —“Clemencia con los que confiesan, castigo más severo para los que se resisten”. Si te niegas a decirme la verdad, ¡se lo diré a tu Darling!

【¡N-No! ¡No pensaba correr! ¡Soy inocente!】 Xiao Si refutó a todo pulmón metafórico, su comportamiento prácticamente gritaba “conciencia culpable”.

Shi Jin sacó su teléfono y comenzó a buscar en su lista de contactos el número de Lian Jun.

Xiao Si estaba tan asustado que se atragantó. Fue solo cuando el dedo de Shi Jin estaba a punto de tocar el botón del dial que superó el miedo y gritó: 【¡Yo, yo tampoco quiero dejarte! Todavía no te he visto haciendo monitos con Darling, ¡cómo puedo estar dispuesto a irme! Wah wah waaaaaaah…】

Shi Jin se quedó callado con una mirada vacía.

【Cada vez que me encierras en la pequeña habitación negra, waaaaaah…】

Una vena palpitante apareció en la frente de Shi Jin. —Oh, ¿es por eso que no quieres irte? Está bien, no importa, ¡puedes irte! ¡Adiós, hasta luego, buen viaje!

【¡No! JinJin, no waaaaah… Boohoo, wah wah waaaaaaah…】Xiao Si se disolvió en violentos sollozos, llorando hasta el punto de tener hipo.

Shi Jin escuchó con cara de piedra, pero la expresión de sus ojos se suavizó. Apoyó la barbilla en su mano y cerró los ojos para disfrutar mejor de la brisa del mar con el acompañamiento de los lamentos del sistema. Solo después de que los sollozos comenzaron a debilitarse, continuó: —Realmente eres más lindo cuando eres ruidoso. De todos modos, déjame adivinar: te irás cuando se eliminen las barras de progreso, ¿verdad?

La única respuesta que obtuvo fue sollozos.

Esta parece ser otra de las preguntas que no puedes responder, pero está bien. No importa qué, si no quieres irte, nadie puede obligarte. En el peor de los casos, viviré con la barra de progreso por el resto de mi vida, ¡no es gran cosa! —Shi Jin lo consoló, adoptando el comportamiento de un gran jefe poderoso.

【N-No, no puedes.】Las palabras de Xiao Si fueron interrumpidas por hipo, pero siguió adelante sin mostrar persistencia, 【Deben ser eliminadas lo antes posible, la de Darling y la tuya. Si las barras de progreso no desaparecen, es posible que algún día te arrastren a la oscuridad. Ambos son mis amados Darling’s, no quiero que eso suceda.】

Shi Jin se sorprendió, no esperaba que las barras tuvieran un peligro tan oculto. Echando un vistazo a la barra de progreso de Lian Jun en su mente, que había ido disminuyendo lenta, pero constantemente, dijo: —Necesito eliminar la barra de progreso de Lian Jun, pero la mía debería estar bien, ya que ya es muy baja. Quiero decir, ¿no dijiste que no necesito estar ansioso por deshacerme de ella?

【No es lo mismo… JinJin, no hay garantía de que estés bien. ¿Te has olvidado de tu anomalía estos últimos días?】Contraatacó Xiao Si.

Shi Jin frunció el ceño. —Por supuesto que no, pero en realidad dejé que esto sucediera a propósito.

【No, JinJin,】Xiao Si lo interrumpió, con una voz seria. 【La resonancia entre la mente y la memoria no es algo que puedas hacer que suceda a voluntad. Se desbloqueó la última parte de la barra de progreso. Mientras esas emociones oscuras permanezcan enterradas dentro de ti, seguirán siendo una bomba de tiempo que se activará con los estímulos adecuados. A menos que los elimines, es posible que te traguen en cualquier momento y nunca podrás escapar de ellos. Son un factor letal genuino; realmente pueden matarte.】

Shi Jin reprimió un escalofrío. Recordando el diluvio de emociones fuera de control en la sala de cine, como si los recuerdos originales de ‘Shi Jin’ se hubieran apoderado de su alma, no pudo refutar las palabras de Xiao Si.

Durante el entrenamiento militar, su barra de progreso cayó repentinamente 20 puntos. Después de devanarse los sesos, finalmente se dio cuenta de que debía haber tenido algo que ver con Xiang Aoting y los recuerdos originales de “Shi Jin”.

Para verificar esta conjetura, cuando se encontró con Rong Zhouzhong esta vez, y sintió que la memoria del “Shi Jin” original se agitaba, decidió arriesgarse. Sin apenas dudarlo, eligió dejarse abrumar por los recuerdos de ‘Shi Jin’, formando una especie de resonancia empática, y experimentar para ver si la barra de progreso que bajaba estaba realmente relacionada con los sentimientos originales de ‘Shi Jin’ sobre sus hermanos.

El experimento podría considerarse exitoso, no solo verificó su suposición, y también bajó su barra de progreso, sino que resultó ser mucho más difícil para él de lo que esperaba. Los recuerdos y emociones originales de “Shi Jin” habían tomado el control de su mente en un grado que excedía en gran medida su estimación; realmente no estaba seguro de que si ocurría una situación similar en el futuro, podría liberarse de ellos a tiempo o, de hecho, en absoluto.

No podía negarlo, esos recuerdos realmente podían matarlo.

También había especulado por qué la resonancia era tan profunda. ¿Fue porque ha tenido los recuerdos originales de “Shi Jin” en su mente por demasiado tiempo y llegó a conocerlos demasiado bien? ¿O tal vez “su” obsesión se había grabado en “su” cuerpo? Incluso se preguntó si el alma de “Shi Jin” todavía dormía dentro de este cuerpo, tratando de aprovechar la oportunidad para recuperar el control. Sin embargo, Xiao Si dijo que la resonancia entre la mente y la memoria no era algo que pudiera suceder a voluntad.

Si interpretó esta afirmación correctamente, no era que pudiera elegir algún recuerdo aleatorio metido en su cabeza y dejar que lo controlara; fue porque el recuerdo era “especial” que la inmersión total que experimentó podría suceder.

No una vez, Shi Jin deseaba ser realmente un tonto, porque un tonto no pensaría en demasiadas cosas. Por desgracia, la realidad se negó a someterse a su voluntad.

De repente, recordó el momento en que su barra de progreso bajó la última vez. Fue durante el entrenamiento militar cuando Xiang Aoting y él traían agua para el resto del escuadrón. Mientras caminaban uno al lado del otro, con el sol brillando en lo alto y los cadetes animados por todas partes, de repente se sintió abrumado por la sensación de que su vida finalmente estaba encaminada. En ese momento, incluso el sudor que brotaba de él tenía un olor a esperanza y cada aliento que tomaba era un símbolo de renacimiento.

Se sentía como si un nuevo futuro estuviera frente a él, a su alcance. Fue entonces cuando, de repente, la barra de progreso bajó, y esa misma noche, soñó con esos recuerdos desde la perspectiva del ‘Shi Jin’ original y, gradualmente, se vio afectado por los sentimientos en ellos. Después de examinar el orden de los eventos, quedó claro que la caída de la barra de progreso era el requisito previo para que aparecieran los recuerdos especiales, y no al revés.

Hace un momento, Xiao Si dijo que la última parte de la barra de progreso estaba desbloqueada. “Desbloqueada”, qué peculiar elección de palabras. Esto lo hizo sonar como si la última parte hubiera estado cerrada hasta que un día, la barra de progreso juzgó que se habían cumplido las condiciones, por lo que la cerradura desapareció, dándole acceso a lo que se había escondido.

Al recordar el momento en que bajó la barra de progreso y su estado mental, estaba casi seguro de que la condición de desbloqueo era que él alcanzara un cierto tipo de comprensión iluminadora, y lo que había detrás de la cerradura eran los recuerdos especiales que podrían afectarlo.

En resumen: cuando la barra de progreso determinó que su anfitrión se había embarcado en un camino completamente diferente al del ‘Shi Jin’ original y juzgó que su corazón era lo suficientemente fuerte, abrió la puerta oculta, lo que lo obligó a enfrentarse al final, la mayor crisis que en realidad se originó en su propia alma.

Esto fue “salvarse a sí mismo” en el sentido más literal.

En otras palabras, la fuente de todos mis problemas actuales son los recuerdos originales de ‘Shi Jin’, los recuerdos que metiste en mi cabeza en primer lugar. —dijo mentalmente. Con seriedad, continuó. —Xiao Si, ¿puedes recuperarlos?

Con Shi Jin preguntando esto después de estar en silencio durante mucho tiempo, Xiao Si se dio cuenta de que debió haber adivinado algo. 【No… es imposible】susurró vacilante.

¿Por qué es imposible?

Una vez más, su única respuesta fue el silencio.

Pero Shi Jin ya había aprendido a obtener información de los silencios del sistema. Con calma, preguntó: —Xiao Si, ¿quién soy yo?

Xiao Si todavía guardaba silencio, pero Shi Jin podía sentir su pánico e impotencia.

—La misma cara, el mismo lunar, el mismo nombre, recuerdos que no se pueden recuperar y me hacen perder el control… Es más, la barra de progreso me obliga a revivirlos para salvarme… —Así, Shi Jin relató todos los temas problemáticos, pero en lugar de seguir con la conclusión lógica a la que lo llevaron, preguntó: —¿El ‘Shi Jin’ original es otro yo en un mundo paralelo?

【JinJin…】Xiao Si finalmente susurró, su voz débil por la preocupación y la ansiedad. 【No lo pienses. Eres JinJin, solo JinJin.】

¿Estás teniendo algunas nociones ridículas en tu cabeza de nuevo? No tengas miedo, estoy completamente tranquilo en este momento. —Shi Jin reunió sus pensamientos y miró la tranquila superficie del mar. —El nombre de mi padre es Shi Lei y el de mi madre Lan Xiao. Ya eran bastante mayores cuando me adoptaron. Yo era su único hijo. Estaban orgullosos de mí cuando me gradué de la academia de policía y seguí trabajando como policía. Sus vidas llegaron a su fin sin enfermedades ni dolores. Llevaba el uniforme de policía en sus funerales. Eran gente buena y maravillosa, y lo que más lamento es que no pude encontrar a mi otra mitad antes de que murieran.

Esa fue su última vida, corta pero bendecida, lo suficiente para ayudarlo a superar todas las dificultades. Además, tenía a Lian Jun a su lado, así que no importaba cuál fuera la verdad, seguiría viviendo la vida que tenía ahora: lleno de felicidad, animado y sin odio.

Olvídalo, no tiene sentido seguir con este asunto ahora. Lo importante es encontrar una forma de deshacerse de esta resonancia emocional. Sabes, me gusta más jugar a juegos con una vista en tercera persona, ¡los FPS me marean! —Concluyendo la conversación en su cabeza, escupió el palito de la piruleta, se sentó derecho y miró hacia atrás para ver qué estaba haciendo Gua Dos.

Gua Dos estaba de espaldas a él y estaba hablando por teléfono en un susurro escénico, con voz de pánico: —¡Lo digo en serio! Hay algo mal con Shi Jin. Su expresión cambia todo el tiempo, como si estuviera hablando con alguien, ¡pero yo soy el único aquí! Tío Long, ¿realmente podría tener algún trastorno mental? ¿Se volverá loco si lo interrumpo ahora mismo.?

Shi Jin se quedó en silencio una vez más.

♦ ♦ ♦

A las dos de la mañana, los tres cargueros del Tarántula partieron del puerto y se dirigieron a Formosa. Aproximadamente a la media hora de viaje, más de una docena de rápidos y maniobrables arrastreros se acercaron repentinamente a los cargueros y los rodearon.

Una vez que Tarántula les notificó del ataque, Gua Dos entró en acción inmediatamente.

Diez minutos después, las cuatro naves de Annihilation se acercaron sigilosamente al lugar del ataque, se detuvieron detrás de las líneas de Snake Fang y lanzaron un ataque sorpresa.

Snake Fang y Tarántula se enfrentaron en el centro del campo de batalla, el sonido de los disparos y el bombardeo de artillería llenaron el aire. Shi Jin se quedó al lado de Gua Dos, atacando felizmente a los enemigos con un poco de ayuda de los beneficios de Xiao Si.

Al verlo disparar un tiro tras otro, sin detenerse ni apuntar correctamente, Gua Dos dijo con una mueca de dolor: —No estás disparando a ciegas, ¿verdad? Disparar desde una nave en movimiento es difícil, pero apenas tardas unos segundos en apuntar. ¿Estás seguro de que no estás jugando amistoso? Amigo, sabes cómo identificar objetivos, ¿verdad?

Shi Jin se puso rígido. —Mi puntería es excelente, no te preocupes. —respondió un poco avergonzado.

—¡No te preocupes, mi trasero! —Exasperado, Gua Dos le dio una palmada a Shi Jin en la cabeza. —Controlate un poco, ¿quieres? Si le disparas accidentalmente a nuestros aliados, tu trasero estará tostado y no podré protegerte, ¡Lu Shan no es menos protectora con su gente que Jun-shao!

Shi Jin aceptó dócilmente la reprimenda, incluso mientras el arma en sus manos escupía otra bala. Infaliblemente golpeó a un miembro de Snake Fang que estaba a punto de arrojar sigilosamente un cóctel Molotov en el tablero del carguero de Tarántula.

Gua Dos levantó apresuradamente los binoculares para comprobar el objetivo de Shi Jin, respirando aliviado cuando resultó ser el barco de Snake Fang. Miró la expresión concentrada de Shi Jin y vaciló por un momento, pero al final, eligió confiar en el joven en lugar de obligarlo a bajar el arma.

Después de más de media hora de lucha, Snake Fang decidió que era poco probable que ganaran y trató de retirarse. Sin embargo, los miembros de Tarántula estaban decididos a no dejarlos ir y redoblaron sus esfuerzos, deteniendo con éxito su retirada.

Al ver esto, Gua Dos ordenó inmediatamente a las naves de Annihilation que dejaran de atacar y se retiraran al borde del campo de batalla.

—¿No vamos a golpear más a Snake Fang? —Shi Jin preguntó, decepcionado.

Gua Dos negó con la cabeza. —No. Las fuerzas de seguimiento de Tarántula están llegando: Snake Fang ya no tiene ninguna posibilidad de escapar. El espectáculo aquí ha terminado, la próxima parte se llevará a cabo en Formosa.

Shi Jin asintió con la cabeza para mostrar que entendía y, de mala gana, bajó su arma.

♦ ♦ ♦

Tal como predijo Lian Jun, el robo intencionado de Snake Fang de los bienes de Tarántula fue solo una tapadera. Su verdadero propósito era atraer a las fuerzas de Tarántula y atarlas en el mar, luego lanzar un ataque sorpresa contra las bases de Tarántula en Formosa.

En las primeras horas de la mañana, poco después de la retirada de Gua Dos y la llegada de refuerzos masivos de Tarántula al lugar de la escaramuza naval, varias de las fortalezas y almacenes de Tarántula al otro lado de Formosa fueron atacadas por Snake Fang. Afortunadamente, Lu Shan había estado preparada durante mucho tiempo y, con la ayuda de Gua Tres y Gua Cinco, resistió con éxito el ataque. Por un golpe de suerte, Tarántula incluso capturó a Xi Fan, el líder adjunto de Snake Fang, que estaba al mando del ataque en persona.

Esto hizo muy feliz a Lu Shan. En el momento en que terminó la batalla, sin siquiera esperar a que saliera el sol, llamó a Zhang Zhuo Yang para armar un escándalo por su miserable situación debido al ataque de Snake Fang y el intento de Xi Fang de matarla, y pidió una explicación para el hecho de “Snake Fang apuntando viciosamente a la vida del líder de la organización”.

Zhang Zhuo Yang no esperaba que Snake Fang fuera tan audaz como para apuntar no solo a los productos de Tarántula, sino también a sus bases más indispensables en Formosa e incluso en la vida de Lu Shan. Cuando Lu Shan le exigió una explicación, citando el mismo documento que emitió para usar contra Tarántula no hace mucho, casi se desmayó de furia y comenzó a maldecir en silencio a Snake Fang.

¡Idiotas! ¡Malditos idiotas! ¡No solo estúpido sino también inútil! Ser codicioso es una cosa, ¡pero apuntar imprudentemente al salvavidas de Tarántula es otra muy distinta! Y si no fuera suficiente, ¡fuiste tan malditamente incompetente mientras lo hacías que Lu Shan se ha convertido por completo en el lado correcto!

El líder adjunto fue capturado, ¡esa fue simplemente la broma más grande que Zhang Zhuo Yang escuchó este año! No importa cuáles hayan sido las intenciones reales de Xi Fan, ahora que Lu Shan lo tenía en sus manos, podía hacer girar la verdad para que fuera lo que le convenía, ¡y estaba segura de que él estaba allí para matarla!

Cuando Tarántula hizo lo mismo, para ganarse el favor de Annihilation, tomó medidas enérgicas. Si dejaba escapar a Snake Fang, era simplemente pedirle a Tarántula que levantara un gran odio. Sin embargo, Snake Fang ya carecía de recursos y ahora sufrió grandes pérdidas en manos de Tarántula. Si además de eso estaba sujeto a la represión del gobierno, era probable que colapsara directamente. Entonces, ¿qué pasa con el equilibrio de poder? ¿Qué pasa con la “manzana podrida que estropea todo el grupo”? ¿No se arruinarían todos sus planes?

Zhang Zhuo Yang no tenía idea de cómo proceder. Apretó su teléfono, viendo el tiempo fluir con tortuosa lentitud hasta que juzgó que Lian Jun se había levantado y había terminado de desayunar, luego lo llamó para pedirle consejo.

Cuando Lian Jun recibió la llamada, había estado cuidando cuidadosamente a Shi Jin, que tenía tanto sueño que podía quedarse dormido en cualquier momento, pero aun así insistía en desayunar con él. No estaba de humor para escuchar las divagaciones de Zhang Zhuo Yang.

Soportó hasta que el otro hombre terminó de explicar, luego dijo de manera concisa: —Contacta al líder de Snake Fang y haz que Lu Shan y él hablen cara a cara, con el argumento de que no hay pruebas de que Xi Fan realmente estuviera apuntando a la vida de Lu Shan. Deberías mirar desde el margen y mediar. Tengo algo que hacer ahora, hablaremos más después. —Sin esperar la respuesta, colgó y estiró una mano para evitar que la cabeza de Shi Jin cayera en el tazón de sopa.

Zhang Zhuo Yang se quedó quieto por un momento, aturdido. Después de pensar un rato, se puso de pie de un salto y exclamó con entusiasmo: —¡Sí, es cierto! ¡La verdad no se puede decidir con solo las palabras de Lu Shan como prueba! ¡Qué movimiento tan ingenioso, Lian Jun es brillante!

—¡A-choo! —Shi Jin se despertó con un estornudo. Sintiendo una palma familiar tocando su frente, se frotó instintivamente contra ella, luego luchó por hacer que sus ojos se abrieran. Cuando tuvo éxito, se volvió para mirar a Lian Jun y anunció: —Soñé que alguien te elogiaba por ser brillante.

Lian Jun movió su silla de ruedas hacia él y puso una mano sobre sus ojos abiertos a la fuerza. —El desayuno está terminado, ahora ve a dormir —lo persuadió.

—¿Ya terminaste? —Preguntó Shi Jin, poco convencido. Se sintió como si acabara de sentarse a la mesa. Bajó la mano de Lian Jun y trató de girar la cabeza, queriendo confirmar la situación en la mesa.

Lian Jun se apresuró a sujetar su cabeza, deteniéndolo. —He olvidado un documento en nuestro dormitorio. ¿Podrías ir a buscarlo por mí? Todavía no he terminado de comer.

Shi Jin frunció el ceño y parpadeó, obligándose a despertar. Se puso de pie y dijo: —Está bien, te lo traeré. Deberías terminar tu desayuno correctamente.

Lian Jun esperó hasta que hubo unos pasos de distancia entre ellos, luego se levantó de la silla de ruedas y lo siguió en silencio.

Entraron al dormitorio uno tras otro. Unos minutos más tarde, Lian Jun salió solo, con los labios mucho más rosados ​​que cuando entró.

Dio la casualidad de que Rong Zhouzhong estaba entrando en la sala de estar desde el pasillo exterior en ese mismo momento. Los dos se detuvieron al mismo tiempo y se miraron en silencio. Los ojos de Rong Zhouzhong se abrieron poco a poco, mientras su mirada pasaba del rostro de Lian Jun a sus piernas aparentemente en pleno funcionamiento. Un momento después, su boca se abrió y los paquetes de bocadillos que sostenía cayeron al suelo.

♦ ♦ ♦

Extra:

El grupo de chat de los hermanos:

Silencio.

Silencio.

Silencio de muerte.

Rong Zhouzhong [apareciendo de repente]: ¡Ah ah ah ah aaaaaaaaaah!

Xiang Aoting: ¿Qué pasa?

Shi Weichong: ¿Has terminado tu trabajo, tercero?

Rong Zhouzhong: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Dios mío!!!!!!!!!!!!!!!!

Li Jiuzheng: ¿?

Fei Yujing: ¿Tus seguidores te arrinconaron?

Rong Zhouzhong no respondió.

Unos minutos más tarde.

Rong Zhouzhong [apareciendo de repente de nuevo]: ¡¡¡MALDITO INFIERNO!!!

Shi Weichong [frunciendo el ceño]: No digas groserías.

Rong Zhouzhong: ¡Lian Jun está de pie! ¡Puede caminar!

Xiang Aoting: ¿Eh?

Fei Yujing: ¿Qué?

Shi Weichong: ¿Qué quieres decir?

Li Jiuzheng [comprendiendo de inmediato]: ¿Cómo sabes que Lian Jun puede caminar? ¿Estás con Xiao Jin? ¿No se suponía que estabas ocupado trabajando? ¿Has estado tan callado recientemente porque has estado tratando de escondernos de que tú y Xiao Jin están juntos?

Rong Zhouzhong no respondió.

Unos segundos después.

Aviso del sistema: Rong Zhouzhong ha abandonado el chat grupal.

Los demás: ¿¿¿???

| Índice |

2 thoughts on “Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 115: Francotirador

  1. MissChispasCM says:

    Ya veo a Shi Jin yendo donde el tío Long, ¡tío Long no lo electrocutes por favor! xDDD
    Me imagino al tercer hermano con la cara de pikachu sorprendido y le queda de maravilla xDD

    Gracias por su trabajo, hacen mis días más amenos :’) <3<3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.